Tres cuartas partes de los hoteles sevillanos abrieron ya sus puertas en septiembre

Sólo se recuperó el 64%del empleo existente en el sector antes de la pandemia

Los hoteleros de Sevilla capital reaccionaron por fin durante el pasado mes de septiembre ante el fuerte incremento de la demanda del turismo nacional, que había superado en julio y agosto el nivel previo a la aparición del Covid-19, y abrieron una treintena más de establecimientos que en los meses precedentes. Pudieron así aprovechar la dinámica de crecimiento de visitantes de origen español, aunque aún quedó pendiente de recuperar un tercio del turismo internacional.

Los relativamente buenos datos del turismo en Sevilla capital en julio de 2021, cuando se registraron más viajeros nacionales alojados en los hoteles que en el julio previo al coronavirus (2019), no sirvieron para que se incrementara ni la oferta hotelera ni el empleo en el sector en el siguiente mes, agosto, ya que no abrieron sus puertas más hoteles, sino el mismo número que en julio, y hasta se perdió empleo pese a que la recuperación turística superó a la del mes precedente.

En septiembre, sin embargo, las empresas hoteleras, viendo la tendencia existente sobre todo el el turismo nacional, abrieron veintinueve hoteles más que en julio y agosto, hasta un total de 178. De esta forma la ciudad ya tuvo en servicio tres cuartas partes de los establecimientos que estaban operativos en el mismo mes de 2019, antes del estallido de la pandemia: 235.

Asimismo, en septiembre se recuperó el 93% de las habitaciones a disposición de los turistas y el 92% de las plazas, en comparación con la etapa previa al coronavirus.

Con más hoteles abiertos y más habitaciones en oferta era de esperar un incremento del personal al servicio de los turistas tras el bache de agosto, cuando hubo menos empleados que en julio.

En septiembre el número de empleados ascendió a 2.518, 540 más que en agosto, aunque la cifra quedó aún lejos de los 3.940 que había en el mismo mes previo a la pandemia. En números redondos se ha recuperado el 64% del empleo, por lo que queda pendiente un 36%.

Con el nivel de empleo pendiente aún de recuperación, el personal actual, al igual que ocurrió en los anteriores meses del verano, se ve obligado a una mayor carga de trabajo que antes del coronavirus.

Antes de la pandemia, cada trabajador atendía una media de 65,58 viajeros y 134,52 pernoctaciones.

En septiembre pasado, la media fue de 70,33 viajeros y de 143,65 pernoctaciones.

*SÍGAME EN LINKEDIN:

https://www.linkedin.com/in/manuel-jes%C3%BAs-florencio-caro-919b0225/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.