Sanidad andaluza: más, pero insuficiente

El Gobierno de coalición PP-CS incrementó en 9.636 efectivos la plantilla del SAS y ahora consolida 12.000 puestos más

Pero la realidad en los centros de salud es que se sigue tardando 14 días para una cita con el médico de familia

Miles de trabajadores del Servicio Andaluz de Salud (SAS) volvieron a manifestarse por las calles de Sevilla y de otras ciudades andaluzas y a concentrarse ante hospitales como el Militar sevillano en protesta por la no renovación de 8.000 contratos realizados de forma excepcional por la  Junta de Andalucía para afrontar la pandemia. Los sindicatos, con los que se han alineado Espadas y el PSOE(A), han calificado esta decisión como “uno de los mayores recortes que la sanidad pública ha sufrido en los últimos tiempos, perpetrado por el Gobierno de Juanma Moreno”.

Por su parte, el presidente de la Junta expuso en el debate sobre el estado de la comunidad, celebrado el 27 de octubre, que en el proyecto de Presupuestos para 2022 se ha hecho un esfuerzo extraordinario para dotar a la sanidad de 1.100 millones de euros más que en 2021.

De este dinero, 600 millones de euros se destinarán a nuevos contratos, de forma que de los 20.000 sanitarios que fueron contratados con motivo del coronavirus, 12.000 permanecerán en el SAS para su consolidación. Se trata de todos los médicos contratados durante la pandemia; de tres de cada dos enfermeras y de todo el personal de atención primaria.

PERSONAL INNECESARIO

Los contratos no renovados, por falta de dinero, serían fundamentalmente los del personal encargado de realizar análisis para determinar infecciones por el Covid, ya que según Juanma Moreno llegó a haber 5.000 pacientes ingresados por coronavirus en los hospitales andaluces (750, en las UCI), pero pasada prácticamente la quinta ola de la enfermedad (en el hospital Militar de Sevilla, por ejemplo, ya se ha dado de alta al último enfermo de estas características a la hora de redactar estas líneas), el SAS no puede mantener a esos 8.000 analistas de laboratorio sin recibir aportaciones extraordinarias del Gobierno de España.

Manifestación de sanitarios frente a la sede del SAS en la Avenida de la Constitución

¿Ha recortado la Junta de Andalucía en la sanidad pública, como sostienen los sindicatos y el PSOE, por la no renovación de 8.000 de esos contratos o, por el contrario, la ha dotado de más personal y de más medios, como afirma el Gobierno andaluz con su presidente al frente, al consolidar 12.000 puestos en el organigrama del SAS?.

EVOLUCIÓN DE LA PLANTILLA

Veamos qué reflejan las estadísticas, a modo de prueba del algodón. Hemos analizado la media anual de los efectivos mensuales de la sanidad pública regional conforme a los datos oficiales publicados por el Sistema de Información de Recursos Humanos del SAS en los tres últimos años completos disponibles, muy significativos además porque corresponden al último año de la socialista Susana Díaz (2018) en San Telmo; al primero del Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos, presidido por Juanma Moreno (2019), y al del estallido de la pandemia (2020).

Sede del Servicio Andaluz de Salud

En el último año (2018) del PSOE(A) gobernando Andalucía, con Susana Díaz de presidenta, el SAS tuvo una plantilla media de 100.304 personas, repartidas entre 25.831 para atención primaria y 74.473 para atención hospitalaria.

En el primer año (2019) de PP y Ciudadanos al frente de la Junta, con Juanma Moreno de presidente, la plantilla media del SAS creció en 3.894 empleados (+3,88%), hasta llegar a un total de 104.198.

El mayor incremento de personal se produjo en atención hospitalaria (+2.714), mientras que a la atención primaria se destinaron 1.180 empleados más. Lo único que bajó en el conjunto de la plantilla fue el número de directivos (-16). Si tomamos como referencia algunas categorías a modo de botón de muestra, salvo en Pediatría (crecimiento nulo), el incremento de personal fue el siguiente: Auxiliares de enfermería, +709 (4,37%); facultativos especialistas, +339 (3,64%); fisioterapeutas, +96 (11,40%); matronas, +66 (6,27%), médicos de familia, +310 (3,92%) y odontólogos, +2 (0,81%).

SEGUNDO EJERCICIO

En el segundo año completo del Gobierno PP-CS liderado por Juanma Moreno y con Juan Marín de vicepresidente se produjo el estallido de la pandemia. La plantilla media del SAS pasó de 104.198 personas a 109.940, es decir 5.742 más (aumento del 5,51%). Así pues, en los dos primeros años de PP y CS al frente de la Junta de Andalucía ya se había registrado un incremento acumulado de 9.636 profesionales en el Servicio Andaluz de Salud.

De nuevo fue la atención hospitalaria la más reforzada, esta vez con 4.571 personas, mientras que plantilla de la atención primaria sólo creció en 1.171. En este segundo ejercicio, lo único que no se reforzó fue la Odontología. En el resto de categorías tomadas como muestra de referencia (repito, no todas, por falta de espacio y para no cansar al lector), la evolución de la plantilla fue la siguiente: Directores, 19 más (5,79%); auxiliares de enfermería, +1.316 (+7,77%); facultativos especialistas, +373 (3,86%); fisioterapeutas, +24 (2,55%); matronas, +31 (+2,77%); médicos de familia, +338 (4,11%); pediatras, +5 (0,43%) y odontólogos, 0.

Conclusión: en los dos primeros años del Gobierno de coalición PP-Ciudadanos, la plantilla media del SAS no sólo no sufrió recortes, sino que se incrementó en 9.636 personas, al pasar de las 100.304 existentes al final del mandato del PSOE (Susana Díaz) a 109.940, un +9,60%.

DÉFICIT DE ATENCIÓN PRIMARIA

Ahora bien, si se analiza la estadística del Ministerio de Sanidad sobre el número de centros de salud y consultorios de atención primaria del Sistema Nacional de Salud. Tasa por 100.000 habitantes según comunidad autónoma en el año 2019 (último completo del que hemos encontrado datos y que coincide con el primero de Juanma Moreno como presidente andaluz) se observa que Andalucía tiene 1.100 consultorios locales y 407 centros de salud para la atención primaria, un total de 1.517, con una tasa de 18 por cada 100.000 habitantes, cuando la media nacional es de 27,8. Por tanto, la atención primaria andaluza está diez puntos en números redondos por debajo de la media española.

Ya hemos visto cómo la mayor parte de los refuerzos de plantilla del SAS en los dos últimos años han sido destinados a la atención hospitalaria, que ha recibido 7.285 nuevos profesionales en total en ese periodo, por tan sólo 2.351 a la atención primaria.

Si anteriormente el cuello de botella en la sanidad andaluza se localizaba en las listas de espera quirúrgicas, ahora el talón de Aquiles parece la atención primaria.

A DOS SEMANAS VISTA

Citaré mi propia experiencia personal al respecto, que creo refleja la de muchos andaluces. Para no recargar el sistema, pedí recientemente una mera cita telefónica, no presencial, con mi centro de salud, con el fin de hacer una simple consulta sobre vacunas/vacunaciones en la temporada de otoño/invierno. Me la dieron a catorce días vista.

Click Salud, aplicación del Servicio Andaluz de Salud para solicitar citas sanitarias

Juanma Moreno puede haber incrementado la plantilla del SAS en 9.636 profesionales en sus dos primeros años de mandato; consolidado en el tercero 12.000 contratados con motivo de la pandemia,  y destinado 1.100 millones de euros más a sanidad en los Presupuestos para el año próximo, pero la percepción que se mantiene entre los andaluces (a los hechos me remito) es que se sigue tardando al menos 14 días en dar número para el médico de cabecera, por lo que no ha cambiado nada a mejor. Frente a los grandes números de la macroeconomía, ésa es la realidad del día a día en los centros de salud.

Susana Díaz y Juanma Moreno durante uno de sus debates en el Parlamento Andaluz

Y no debe olvidar el presidente de la Junta de Andalucía que la socialista Susana Díaz empezó a perder San Telmo por la extendida sensación en la opinión pública durante su último mandato del creciente deterioro de la sanidad pública.

Si anteriormente el objetivo de su Gobierno consistió en rebajar las listas de espera quirúrgica, ahora parece claro que el reto consiste en rebajar esos 14 días de espera para ser atendidos por un médico de familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.