Las hoteleras Hotusa, Soho, Silken y Vincci, con presencia en Sevilla, piden socorro al Gobierno

Entre los hoteles de las empresas necesitadas de auxilio económico figuran el de la torre Pelli y el Al-Andalus Palace

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha abierto el proceso para la contratación de asesores independientes que se encargarán de analizar las solicitudes de dos nuevas cadenas hoteleras con presencia en Sevilla (Silken y Vincci Hoteles) para acogerse a la ayuda financiera del Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas. Con estas dos solicitudes son ya cuatro las pertenecientes a cadenas turísticas con establecimientos en la capital de Andalucía.

El último Consejo de Ministros del año 2021 autorizó una nueva operación de respaldo público temporal a una cadena hotelera, en este caso el grupo Soho Boutique Hoteles, con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, gestionado por la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI).

El importe total de la ayuda asciende a 30 millones de euros, canalizada a través de un préstamo participativo por importe de 24 millones y un préstamo ordinario de 6 millones de euros.

Esta empresa turística, que gestiona 28 establecimientos hoteleros, está presente en varios puntos de la geografía española como Málaga, Sevilla, Córdoba, Cádiz, Madrid, Cáceres, Salamanca, Asturias y ValenciaEn la capital de Andalucía tiene el Soho Boutique Sevilla, de tres estrellas, ubicado en la calle Javier Lasso de la Vega (Casco Antiguo).

Hotel de la cadena Soho Boutique en Sevilla

Inició su andadura en 2014. Abrió su primer establecimiento en Málaga, y en 2020 ocupaba el puesto número 16 de grandes hoteleras españolas, dando empleo a 600 personas. La crisis sanitaria le obligó a posponer su plan de expansión en EEUU y México, y concentrar sus esfuerzos en el mercado nacional. 

La operación ha sido aprobada por el Consejo Gestor del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas tras un exhaustivo y riguroso proceso de análisis de la situación económica y jurídica de la empresa, del impacto que ha sufrido por el COVID, del plan de viabilidad que ha presentado Grupo Soho, así como de las perspectivas de evolución y de las garantías aportadas para asegurar la devolución del apoyo financiero público temporal que va a recibir.

Durante el periodo de financiación del Fondo de Solvencia, el Grupo Soho tiene como objetivo aplicar medidas de eficiencia energética que le reportarán un ahorro del 17,54% del consumo. Además, su plan de transición ecológica contempla también la instalación de placas fotovoltaicas, sistemas de aerotermia y su inscripción en el Registro de Huella de Carbono, entre otros.

GRUPO HOTUSA

Anteriormente el Gobierno aprobó la concesión de una ayuda de 241 millones de euros al Grupo Hoteles Turísticos Unidos S.A. (Grupo Hotusa). Se canalizará a través de un préstamo participativo por importe de 190 millones de euros y de un préstamo ordinario por un total de 51 millones.

El Grupo Hotusa posee un relevante carácter estratégico dentro del sector turístico. En Sevilla gestiona ocho hoteles, siendo su buque-insignia el situado en la torre Pelli, en la isla de la Cartuja, de cinco estrellas.

Hotel de Hotusa en la torre Pelli

La división hotelera del grupo está presente en 17 países y se compone de 219 establecimientos, el 67% de los cuales se encuentra situado en España, donde actualmente se posiciona como la primera cadena hotelera en número de alojamientos. Su modelo de negocio se basa en la selección de destinos clave y tipología de alojamiento urbano. En el ranking mundial de hoteleras, ocupa el puesto número 41 debido a su estratégica posición internacional.

Su división de servicios turísticos cuenta con más de 4.300 hoteles asociados en todo el mundo, de los cuales 1.567 están en territorio español.

La cifra de negocio del grupo se elevó a finales de 2019 a 1.268 millones de euros y crecía a un ritmo superior al 11% desde el año 2016. En diciembre de 2019 contaba con 4.085 empleados, el 72% en España. La crisis ocasionada por el COVID ha impactado en las cuentas del grupo, que, por primera vez en sus más de 40 años de historia, arrojarían pérdidas.

DOS PENDIENTES

Las otras dos cadenas hoteleras con presencia en Sevilla que han pedido formalmente ayuda al Gobierno son la vasca Silken, propietaria en la capital andaluza del Al-Andalus Palace, de cuatro estrellas y situado en Heliópolis; y la sevillana por origen familiar Vincci, propietaria del hotel Vincci La Rábida, de cuatro estrellas y sito en el barrio del Arenal.

Serán asesores independientes los que examinen, al igual que en los casos anteriores, estas últimas solicitudes y emitan un dictamen al respecto. Según informó la SEPI en un comunicado, estos asesores jurídicos y financieros vinculados al procedimiento del Fondo de Ayuda forman parte de las firmas más prestigiosas del mercado. El asesoramiento que recibe asegura un proceso de análisis de las solicitudes de apoyo recibidas «exhaustivo, profesional y transparente que garantiza el máximo rigor en la resolución que pone fin a cada expediente».

El Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas es uno de los instrumentos de apoyo a la economía que el Gobierno puso en marcha con una dotación de hasta 10.000 millones de euros para ayudar a empresas consideradas estratégicas.

Los servicios de asesoramiento financiero verifican el cumplimiento de todos los requisitos de elegibilidad establecidos y analizan la suficiencia de las medidas planteadas en el plan de viabilidad. El estudio de cada operación incluye también el análisis de la situación precovid de la empresa el impacto de la pandemia.

Interior del hotel Vincci en el barrio sevillano del Arenal

El análisis requiere estudiar el sector al que pertenece la compañía, su posible evolución y las claves de competitividad para evaluar el alcance de la recuperación contrastando las previsiones de la compañía y los posibles escenarios de sensibilidad para determinar la proporcionalidad del apoyo financiero solicitado y su capacidad de devolución de los fondos públicos otorgados.

El asesor jurídico, por su parte, realiza el proceso de ‘due diligence’ que incluye la emisión de informe sobre las condiciones para ser beneficiario, contingencias legales, laborales, y fiscales, así como la revisión de la situación laboral y en materia de recursos humanos del solicitante o beneficiarios.

Por otro lado, los asesores jurídicos redactan y revisan los documentos y términos de los acuerdos y documentos contractuales que gobiernan la eventual concesión del apoyo financiero público temporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.