El Ayuntamiento de Sevilla oculta ahora el objetivo de viajeros de la ampliación del tranvía para no quedar en evidencia

Antes hablaba de duplicar los 3,5 millones, cuando la demanda ha caído hasta 1,8 millones

El gobierno local sevillano, presidido ahora por Antonio Muñoz, ha anunciado la formalización del contrato de obra civil de la ampliación del tranvía hasta El Corte Inglés de Nervión, que obligará a talar decenas de árboles cincuentenarios existentes en la mediana de las avenidas San Francisco Javier y Luis de Morales, pero en esta ocasión ha ocultado, de forma harto significativa, la previsión de viajeros que espera alcanzar con este proyecto a golpe de millones de euros.

En el penúltimo párrafo de la nota oficial del Ayuntamiento hispalense puede leerse lo siguiente: «La previsión es que se puedan duplicar las cifras actuales de uso del tranvía con un recorrido que en total dispone de cuatro paradas, una velocidad comercial de 21 kilómetros hora y un tiempo estimado del recorrido entre San Bernardo y la estación de 5,3 minutos. La velocidad comercial media será de 21,5 kilómetros hora, lo que permitiría un tiempo de 3 minutos 40 segundos entre San Bernardo y Nervión y 5 minutos 36 segundos en todo el trazado hasta Santa Justa».

Juan Carlos Cabrera, el delegado municipal responsable de la ampliación del tranvía

Compárese con lo que decía en otras notas oficiales de, por ejemplo, octubre y noviembre de 2018, cuando celebraba la obtención del informe favorable del Consejo Consultivo y la aprobación por la Junta de Andalucía de la Declaración Ambiental del Plan Especial para la ampliación: «El objetivo de esta ampliación del Metrocentro es duplicar las cifras actuales del tranvía en 3,5 millones de viajeros (alcanzando así los 7,5 millones al año en total) con un recorrido que dispone de cuatro paradas, una velocidad comercial de 21 kilómetros hora y un tiempo estimado del recorrido entre San Bernardo y la estación de 5,3 minutos».

Ha eliminado el dato concreto del número de viajeros para ocultar que, tal como muestran las estadísticas de Tussam https://www.manueljesusflorencio.com/2022/01/el-tranvia-de-monteseirin-perdio-en-2021-la-mitad-de-los-viajeros-que-tenia-antes-del-coronavirus/ , la demanda cae año tras año y en 2021 bajó a 1,84 millones, es decir la mitad de la cifra tomada como punto de partida para hacer la estimación sobre el supuesto efecto de la ampliación de la línea:

La realidad, pues, demuestra que el objetivo de esa duplicación de «las cifras actuales» ya no sería llegar a los 7,5 millones de viajeros, sino alcanzar al menos los 3,5 millones. El punto de partida se ha convertido ahora en la meta, como demostración explícita de la falta de sentido económico de esta arboricida ampliación, con despilfarro del dinero europeo y duplicando, eso sí, en superficie de forma similar el recorrido que, soterrado, ya hacen el Cercanías de Renfe y/o la línea 1 del Metro.

OPOSICIÓN CIUDADANA

En este sentido, Tranvía Verde Sevilla ha emitido el siguiente comunicado:

«Ante el anuncio del Ayuntamiento de Sevilla de que el comienzo de las obras de la ampliación del tranvía es inminente al estar ya licitados todos los contratos previstos, desde la asociación Tranvía Verde y con el apoyo de la Plataformas Salva tus Árboles y Sociedad Civil Sevillana, Ecologistas en Acción, la Red Sevilla por el Clima y las Asociaciones Parque Vivo Guadaíra y Ni un árbol menos, queremos comunicar que como parte de la sociedad civil, sin ningún otro interés que el de proteger la naturaleza y la salud de los sevillanos, continuamos mostrando nuestra oposición a este proyecto que supondrá la tala de 200 árboles adultos y sanos, para evitar restarle espacio al tráfico rodado.

Este polémico proyecto, que supone una inversión de hasta 50 millones de euros (teniendo presente todas las partidas) para un recorrido de apenas 1,4 kilómetros, es un auténtico despilfarro de dinero público y una oportunidad perdida para una verdadera transformación de la ciudad en términos de movilidad. Además, supondrá una incalculable pérdida de masa verde en uno de los barrios que presenta mayores índices de contaminación, pese a las engañosas recreaciones virtuales que publicita el equipo municipal, tal y como ha hecho esta misma semana.

Asimismo recordamos que desde 2018, cuando se anunció la ampliación del tranvía por vez primera, hemos realizado cuantas acciones han estado en nuestra mano restándole tiempo a nuestra dedicación profesional y familiar, y movidos por la firme convicción de querer una Sevilla más verde y resiliente frente al Cambio Climático.

Protesta contra la ampliación del tranvía, que obligará a la tala de árboles sanos en Nervión

De tal forma, hemos presentado proyectos alternativos para el tranvía y respetuosos con el arbolado, intervenido ante el pleno municipal en varias ocasiones, enviado más de 1.200 cartas a los vecinos, redactado alegaciones y recursos de alzada, escrito a instituciones nacionales y europeas, mantenido reuniones con agentes sociales, políticos y económicos, coordinado acciones y campañas de sensibilización y organizado la mayor manifestación medioambiental hasta la fecha en Sevilla.

La maquinaria política y administrativa del Ayuntamiento de Sevilla, liderado por Juan Espadas hasta fecha reciente y ahora por Antonio Muñoz, ha seguido avanzando hacia su propósito, no habiendo contestado a ninguna de nuestras demandas y utilizando el juego político, la burocracia disuasoria o un juego pernicioso de plazos administrativos que han restado valor a la honestidad que se presume de las instituciones públicas, a la transparencia y al diálogo con la sociedad civil.

Si bien nos queda al menos la satisfacción de que gracias al revuelo mediático que creamos cuando empezamos a señalar el impacto ambiental y las numerosas irregularidades del proyecto, el Ayuntamiento de Sevilla decidió realizar un proyecto complementario (errónea y conscientemente llamado “corredores verdes”) incluyendo nuevo arbolado en la avenida de San Francisco Javier, nos produce profundo pesar y frustración la prevista eliminación de estos árboles sanos y adultos sin razón necesaria que la justifique.

Seguiremos luchando contra este proyecto, reservándonos cuantas medidas de movilización social o judiciales estén a nuestro alcance y que serán comunicadas a su debido tiempo. No seremos cómplices de esta barbaridad. No con nuestro silencio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.