La tierra que se excave en Palmera 38 llenaría más de 1.600 camiones

Se trabaja a toda máquina en la construcción de la triple mole universitaria, que alterará el aspecto tradicional de la emblemática vía

Dos grandes máquinas de la empresa Cipan, especializada en el diseño y ejecución de trabajos en el campo de la geotecnia y las cimentaciones especiales, trabajan a plena intensidad desde hace días en la excavación de la parcela existente en el número 38 de la avenida de La Palmera, donde está proyectada la construcción de una triple mole universitaria de gran volumen merced a las facilidades que otorga el PGOU de Monteseirín. De materializarse, la triple mole cambiará el aspecto de esta emblemática vía vinculada a la Gran Exposición Iberoamericana de 1929, cuyo centenario quiere conmemorar el alcalde por todo lo alto.

Cipan es una compañía murciana que trabaja de forma habitual con la empresa Vias, a su vez filial del grupo ACS que preside Florentino Pérez y cuyo logotipo está presente en el material plástico con el que se ha tapado la valla de la finca para tratar así de impedir que se observe desde el exterior lo que se hace allí dentro.

La valla ha sido recubierta con material plástico en el que aparece el logotipo de la constructora Vias

Cabe deducir, pues, que Vias ha sido la empresa principal elegida por los promotores para la ejecución de los inmuebles, los cuales gozarán de un plus de edificabilidad del 80% merced al Plan General de Ordenación Urbana aprobado durante el mandato de Monteseirín como alcalde.

La murciana Cipan ya es conocida en Sevilla, donde construyó 6.319 m2 de muro pantalla e instaló 4.158 metros lineales de anclajes y 3.800 metros lineales de preforos de cimentación en las pantallas en las obras del Hospital de San Juan de Dios, por encargo de otra constructora, FCC.

La maquinaria pesada de Cipan trabajando en el interior de la parcela

Se dedica fundamentalmente a cimentaciones especiales, pilotes, micropilotes, pantallas, arriostramientos y anclajes e inyecciones.

Vecinos del entorno están asistiendo con preocupación a estos trabajos, por temer que la ejecución de los muros-pantalla en el perímetro de la parcela pueda acabar afectando a los cerramientos de las parcelas colindantes e implicar el corte del tejido radicular de árboles de sus jardines.

El denominado ‘Proyecto básico de edificio para residencia de alojamiento estable y aparcamientos’ en Palmera 38 ha sido redactado por los arquitectos Alberto García Martín, Jaime Varela González y J. Ricardo Gómez Teba para el estudio sevillano Novarquia Project & Management, que a su vez recibió el encargo inicialmente de la sociedad ‘Casl Seville Heliopolis Property Owner SLU’, la cual ha ido mutando con el tiempo a base de pases societarios, tal como vimos anteriormente: https://www.manueljesusflorencio.com/2022/01/los-hilos-de-la-futura-triple-mole-universitaria-en-la-palmera-ya-se-mueven-desde-luxemburgo/

Novarquia, que se define como «especialistas en gestión integral de proyectos inmobiliarios e implantación de franquicias y marcas», parece avergonzarse de su propio proyecto en la Palmera y lo oculta en su página web.

Simulación gráfica de cómo podría quedar la triple mole universitaria en Palmera 38

Sin embargo, no tiene reparos en reconocer en la misma la autoría de otras dos residencias universitarias en Sevilla:

-Una de 505 habitaciones en la calle Genaro Parladé Nº 9 (el antiguo club Antares), por encargo de Global Chelovek.

-Y otra de 413 habitaciones en la calle Plácido Fernández Viagas Nº 4, promovida por Iberian Propco I S. L.

Página web de Novarquia, en la que aparecen (a la derecha) otras dos residencias universitarias que ha proyectado en Sevilla pero no la de Palmera 38

Arquitectos que han analizado el proyecto de la triple mole universitaria en Palmera 38 estiman que dado el gran tamaño de la parcela y que se ha proyectado un sótano-garaje y un semisótano, será preciso excavar una zona de 60 x 90 metros y x 6 metros de profundidad.

Labores en el interior de la parcela

Otra imagen de los trabajos que se realizan en el interior de Palmera 38

De confirmarse esta estimación, el resultado de esta excavación serían 32.400 m3 de tierra, con los que se podrían llenar 9,6 piscinas olímpicas y también 1.620 camiones de 20 m3 de capacidad, comúnmente usados en el sector de la construcción, como los del tipo «bañera» de Renault. Ahora bien, dado el denominado efecto esponjamiento (los cambios de volumen que experimenta el terreno cuando se excava, transporta y compacta), podría llegarse a un movimiento de tierras equivalente a 40.000 m3 y en tal caso necesitarse el concurso de unos 2.000 camiones.

Camión «bañera» tipo de Renault, habitualmente usado en la Construcción

Para facilitar el trasiego de camiones, tanto para su entrada como para su salida de la parcela por la única puerta existente, los responsables de los trabajos se han limitado a colocar dentro de la calzada y al pie de una palmera una señal triangular indicativa de ejecución de obras y un cartel amarillo alertando de la salida de camiones.

Señal de obras y cartel anunciador de salida de camiones, como el del tipo «bañera» que está siendo cargado de tierra dentro de la parcela bajo la mirada del operario situado en la calle

Un operario colocado al borde de la puerta vigila la situación del tráfico por la avenida para, en función de la regulación semafórica, dar aviso a los camioneros en el momento en que puedan salir con su carga de tierra o entrar para recoger más o introducir ferralla o cualquier otro tipo de material.

El operario del exterior espera con la señal en la mano para dar paso a los camiones
Un camión-hormigonera sale de la parcela aprovechando la puesta en rojo de un semáforo cercano
El camión se aleja por la avenida, cuyo asfalto aparece erosionado

Como se recordará, diversos colectivos han denunciado cómo el Ayuntamiento ni siquiera está cobrando a los promotores de las moles universitarias por el uso de los sistemas e infraestructuras generales de la ciudad, como vuelve a poner de manifiesto este continuo trasiego de camiones por la avenida de La Palmera: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/11/asociaciones-conservacionistas-y-profesionales-denuncian-que-el-ayuntamiento-ni-siquiera-ha-cobrado-por-las-plusvalias-urbanisticas-de-las-moles-universitarias-en-la-palmera/

El tráfico intenso provoca efectos en el firme, por lo que estos colectivos entienden que para su reparación una vez acabadas las obras la Gerencia de Urbanismo debería haber impuesto un aval a la hora de la concesión de la licencia y haber tenido en cuenta además la mayor carga de trabajo para Lipasam en toda la zona de influencia de las moles universitarias.

Los proyectos de macroalojamientos estudiantiles en la avenida de La Palmera también han sido objeto de protesta, con pancartas alusivas, durante la manifestación celebrada en la tarde del 2 de marzo (2022) en el barrio de Nervión contra la arboricida ampliación de la línea del tranvía y que fue apoyada por cinco partidos políticos y más de veinte entidades ciudadanas.

Pancarta contra las moles universitarias en La Palmera durante la marcha contra la ampliación del tranvía
Conjunción de protestas en la manifestación convocada contra la ampliación del tranvía

Por otra parte, maquinaria pesada está también actuando en la parcela de Manuel Siurot 58, donde el Ayuntamiento ha autorizado la construcción de otra residencia universitaria, aunque ya sin el plus de edificabilidad del 80% del PGOU de Monteseirín debido a que el permiso ha sido otorgado tras la moratoria de un año en el otorgamiento de ese exceso de edificabilidad, moratoria que fue decretada el pasado verano: https://www.manueljesusflorencio.com/2022/02/la-moratoria-decretada-por-un-ano-habria-impedido-otra-mole-universitaria-tras-la-avenida-de-la-palmera/

Realizando mediciones en la parcela de Manuel Siurot 58 apenas autorizada la residencia universitaria por el Ayuntamiento de Sevilla
Demolición de restos de una antigua edificación en los jardines segregados de Villa Giralda

En Manuel Siurot 58 se está demoliendo los restos de una antigua vivienda que se habría construido en la parte trasera de los jardines, segregados de la propiedad original, Villa Giralda, con fachada a la avenida de La Palmera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.