Las plantas fotovoltaicas ocuparán casi 32.000 m2 del término de Sevilla en la isla de la Cartuja

El suelo está calificado en el Plan General como espacio libre para parque metropolitano

Las plantas fotovoltaicas Isla de Tercia y Cartuja XXV que proyecta la empresa Enel Green Power en la banqueta del Guadalquivir, dentro de la isla de la Cartuja, se extenderán por dos fincas propiedad de la Junta de Andalucía. Una de ellas mide 134.415 m2 y se encuentra en el término municipal de Santiponce; la otra, de 31.808 m2, está en el término de Sevilla, según las estimaciones cartográficas. Aunque, como sostiene el Servicio sevillano  de Parques y Jardines, esos suelos no están mayoritariamente en Sevilla la parte hispalense supone el 19% del soporte para las plantas solares, por lo que cabría exigirle una mayor atención a lo que se proyecte y ocurra en los mismos.

El portavoz municipal de Izquierda Unida, Daniel González Rojas, y el Servicio de Parques y Jardines, adscrito al Área de Transición Ecológica y Deportes (titular, David Guevara), han polemizado a cuenta de la tala de 200 árboles en la franja de la isla de la Cartuja paralela al cauce vivo del río Guadalquivir, que el primero vinculó a los proyectos de instalación de plantas solares.

Rojas ha mostrado su preocupación por que las plantas fotovoltaicas se hayan proyectado sobre suelos destinados a la creación de un parque metropolitano y ha exigido al Ayuntamiento de Sevilla que reclame a Enel Green Power, su promotora, que vuelva a completar la línea de árboles que durante la Exposición Universal de 1992 señalizaba los aparcamientos habilitados en esta zona.

El gobierno local ha replicado diciendo que los árboles talados no están en el término de Sevilla y que el Ayuntamiento carece de competencias sobre esos terrenos por hallarse los proyectos fotovoltaicos mayoritariamente fuera de los límites de aquél. Sin embargo, tal como vimos en un anterior artículo https://www.manueljesusflorencio.com/2022/05/enel-construira-una-planta-fotovoltaica-junto-al-estadio-de-la-cartuja/

los árboles talados sí están en suelo sevillano, por lo que el gobierno de Antonio Muñoz sería plenamente competente sobre esos terrenos englobados en los 31.808 m2 del término municipal que formarían parte del doble proyecto de energías renovables.

Al margen de la tala de los árboles y de la ubicación de las plantas solares, hay otra cuestión de fondo controvertida: el carácter de esos suelos y la norma o normas a cuyo amparo se han dado los permisos para la construcción del complejo fotovoltaico.

En el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla esos terrenos están calificados como espacios libres destinados a parque metropolitano, por lo que según algunas interpretaciones cualquier cambio de uso tendría que aprobarlo el Consejo Consultivo de Andalucía y, luego, tramitarse una modificación del PGOU.

Otras fuentes consultadas se remiten al artículo 6.4 de la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA), que establece lo siguiente: “Para garantizar el acceso a las fuentes de energía renovable, las instalaciones de producción podrán ocupar espacios libres públicos en virtud del título que corresponda, así como los espacios libres privados y cubiertas de edificios y aparcamientos, públicos y privados, considerándose compatibles con los instrumentos de ordenación urbanística por razón de su uso, ocupación, altura, edificabilidad o distancia a linderos. Lo anterior será de aplicación sin perjuicio del régimen de protección que resulte de aplicación y siempre que no se afecte negativamente al uso público de los terrenos y edificaciones”.

Vista satélite de la isla de la Cartuja, en la que en amarillo a la izquierda se aprecia la banqueta del río

Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Sevilla de la Junta de Andalucía no mencionó la LISTA para justificar la concesión de la autorización administrativa previa para la construcción de las plantas fotovoltaicas (BOP Sevilla de fecha 26 de abril de 2022, página 4 y siguientes), sino otras dieciséis normas.

En cualquier caso, desde algunos sectores se destaca que la LISTA especifica claramente que las fuentes productoras de energías renovables no deberán afectar negativamente el uso público de los terrenos. Aparentemente, la ocupación de la banqueta del río por dos complejos fotovoltaicos afectaría al proyecto de creación de un parque metropolitano.

A la izquierda pueden verse las hileras de árboles delimitadoras de los aparcamientos durante la Expo

Asimismo, el PGOU estipula que “se deberán respetar e integrar, con el mayor nivel posible, los preexistentes elementos naturales o naturalizados singulares”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.