Calonge, primer polígono industrial sevillano que será conservado por sus empresarios

CREACIÓN

Constituida la primera entidad urbanística de conservación en asamblea general de las compañías

CONTINUACIÓN

El parque empresarial de El Pino se perfila como el segundo que adoptará una medida similar

MEJORA

El Ayuntamiento ha invertido tres millones de euros en la mejora de los polígonos de la ciudad

Los empresarios del polígono industrial Calonge, reunidos en asamblea general, han acordado el pasado fin de semana la creación de la primera entidad urbanística de conservación de este tipo en la ciudad de Sevilla, en cumplimiento del convenio que la Asociación de Parques Empresariales (APES) firmó con el Ayuntamiento en la primavera de 2017. Tras Calonge, el siguiente polígono en dotarse de una entidad propia de conservación será con casi toda probabilidad el de El Pino.

El Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla, que data del año 2006,  establece el deber de constituir entidades urbanísticas de conservación no sólo en los nuevos desarrollos urbanísticos que en el mismo se prevén, sino también en aquellos otros sectores existentes  donde se han venido concentrando las actividades productivas, como los polígonos industriales y parques empresariales.

Las entidades urbanísticas de conservación se configuran como entidades colaboradoras del Ayuntamiento, de naturaleza administrativa y con personalidad jurídica propia, con el fin de dotar a los espacios públicos que se incluyen en sus respectivos ámbitos de un plus de calidad en el mantenimiento y conservación no sólo para las empresas y trabajadores que allí desarrollan su actividad, sino también  para servir de polo de atracción para la instalación de nuevas compañías.

La puesta en funcionamiento de las entidades urbanísticas de conservación de los polígonos industriales existentes en la ciudad, ya constituidas y las que culminen su tramitación en los próximos meses, está ligada a la reurbanización de estos recintos, para una vez culminadas las obras proceder a su entrega formal a las entidades previamente constituidas mediante la suscripción de un acta administrativa entre el Ayuntamiento y la entidad de conservación de cada ámbito.

La actividad de las entidades urbanísticas de conservación de los polígonos industriales, una vez adopten los acuerdos necesarios, se circunscribirá a aquellas tareas que dentro de su ámbito y de su cometido sean necesarias realizar (limpieza viaria, jardinería, mantenimiento de nomenclátor, etc.) hasta tanto se reurbanicen por el Ayuntamiento de Sevilla los espacios públicos objeto de su conservación, siendo a partir de la entrega de estos espacios reurbanizados cuando desarrollarán en su integridad los cometidos que se recogen en sus estatutos.

MORATORIA

No obstante, el Ayuntamiento de Sevilla conocedor en todo momento de la complejidad que supone la implantación de estas entidades urbanísticas de conservación en zonas consolidadas de la ciudad y teniendo en cuenta la situación de prolongada crisis económica y financiera en general y al objeto de impulsar el funcionamiento de estas entidades, prestando el auxilio necesario, en virtud del convenio firmado con la Asociación de Parques Empresariales de Sevilla, asumirá por un periodo de tres  años la conservación y mantenimiento del pavimento así como de la infraestructura del alumbrado público existente en estos recintos una vez se ejecute la reurbanización de los mismos.

La firma en su día del convenio con la APES y la creación de las entidades urbanísticas de conservación se suman al plan de inversiones programado por el Ayuntamiento y que ha permitido en los últimos ejercicios la ejecución de seis proyectos de pavimentación de viales por un importe de 1,6 millones de euros y abordar otros proyectos de mejora por un valor de 1,5 millones.



 

‘Boom’ sin empleo

Ni con el récord turístico de este verano ni con el nuevo centro comercial en la Cartuja se ha creado empleo en Sevilla

El sector Servicios pierde puestos de trabajo pese a los 2.000 creados en los 60 locales al pie del rascacielos

 

El verano, al contrario de lo ocurrido en el conjunto de España, ha supuesto para Sevilla (meses de julio y agosto) un nuevo incremento turístico (+ 3,6%), con más de medio millón de visitantes que se alojaron en establecimientos reglados (hoteles y apartamentos)  y que hicieron 1.048.350 pernoctaciones. La estadística, como es obvio, no refleja el número de turistas que prefirieron quedarse en pisos turísticos no registrados oficialmente. La estancia media ha sido de 2,08 días, con lo que se superó esa cifra que recuerdo se ponía como meta en el sector hace más de  un cuarto de siglo, tras la celebración de la Exposición Universal de 1992.

La diferencia fundamental es que esa marca se ha conseguido con mucho mayor número de establecimientos que entonces, prácticamente el doble, ya que ahora mismo, y todavía sin materializarse los numerosos proyectos hoteleros anunciados en los últimos meses, tenemos en la ciudad 210 hoteles de todas las categorías, con un total de 21.378 plazas de alojamiento. A esta oferta hay que unir 1.286 apartamentos registrados como turísticos, que añaden 4.635 plazas más. En total, 26.013 plazas, cuya ocupación media en el mes de agosto ha sido del 70,28%.

 

TEMPORADA BAJA

 

Hay que volver a hacer un ejercicio de memoria para recordar los cercanos tiempos en que julio y agosto eran considerados los meses de la temporada baja en Sevilla debido a las elevadas temperaturas estivales y en los que los hoteleros se daban con un canto en los dientes si lograban una tasa de ocupación en torno al 50%. Con tener la mitad del hotel ocupado en los meses del calor ya estaban más que satisfechos.

Sin embargo, de unos años a esta parte, el verano y el calor no han sido óbice para frenar la afluencia de turistas a Sevilla, quizás porque el cambio climático está elevando las temperaturas en todas partes y nuestros visitantes ya están descontando ese efecto en lo que a nuestra ciudad se refiere.

El ‘boom’ turístico del verano se ha reflejado en todos los indicadores: más de dos millones de pasajeros han pasado por el aeropuerto de San Pablo (un espectacular crecimiento de casi el 26% en comparación con el mismo periodo del año anterior); 1.391.124 visitantes por  la catedral (+6,64%) y 1.268.075 por el Real Alcázar (+6,89%).

La previsión es acabar el año con al menos 2,5 millones de turistas. Si con estas cifras el centro aparece repleto de gente en muchas ocasiones, cabe imaginar cómo estará de colapsada una pequeña ciudad como Venecia, con sus limitaciones geográficas, la cual recibe más de 30 millones, razón de la denominada “turismofobia” que allí ha surgido, al igual que en otras urbes europeas.

Recuérdese que el gobierno de Espadas habló de encargar un estudio sobre el impacto del turismo en Sevilla y nuestra capacidad real de acogida de turistas, aunque de momento sigue sin saberse nada al respecto.

 

CENTRO COMERCIAL

 

Apenas instalados oficialmente en el otoño, aunque climatológicamente hemos seguido en el verano hasta ahora por las altas temperaturas, a finales de septiembre se inauguró el complejo comercial situado a los pies del rascacielos de la isla de la Cartuja, originalmente conocido como torre Pelli, por el apellido del arquitecto argentino que lo diseñó..

Aunque los sevillanos se dejan arrastrar fácilmente por cualquier novedad, los datos difundidos sobre la afluencia al centro comercial allende el puente del Cristo de la Expiración son auténticamente espectaculares: 61.000 personas acudieron allí el día de su inauguración (una cantidad equivalente prácticamente a la undécima parte de toda la población de Sevilla capital) y más de 350.000 en la primera semana de funcionamiento, lo que significa una media de 50.000 visitantes diarios.

Si se mantuviera este ritmo, el balance anual sería de 18.250.000 personas, cuando los cálculos iniciales daban una estimación de 8 millones.

Con motivo de la apertura se ofrecieron algunas cifras sobre el rascacielos y su centro comercial, cuyo coste conjunto total para Caixabank, la entidad propietaria tras la absorción de la sevillana Cajasol, ha ascendido a 320 millones de euros.

 

En los edificios Podio, sitos al pie de la torre, se han instalado 60 tiendas de todo tipo, incluidos locales de restauración, que dan empleo a más de 2.000 personas.

 

BALANCE NEGATIVO

 

Con un verano de récord turístico y con un nuevo centro comercial con tales niveles de contratación y de tiendas como la irlandesa Primark, que actúa de locomotora de todo el complejo, habría sido de esperar un estupendo mes de septiembre para el empleo en Sevilla capital. Sin embargo, no ha sido así: el paro volvió a subir, al pasarse de 70.484 desempleados en agosto a 70.732, con un balance de 248 desocupados más y la confirmación de que desde el estallido de la crisis económica en el año 2008 el paro todavía no ha descendido en nuestra ciudad en septiembre, situación que se prolonga ya un decenio.

 

Podría pensarse que ha subido el paro en el resto de sectores económicos, pero no en el de los Servicios, donde se engloban la hostelería, los hoteles y el comercio, actividades “a priori” más beneficiadas por el ‘boom’ turístico y por la inauguración del nuevo complejo comercial en la isla de la Cartuja, con esos 2.000 nuevos empleos en sus 60 tiendas.

 

Pues tampoco. Si en agosto había 50.727 parados en el sector Servicios, en septiembre ya eran 50.862, es decir 125 más, la mitad prácticamente del total de nuevos parados del mes pasado.

 

La conclusión es inquietante: si ni siquiera con la coincidencia de un ‘boom’ turístico y la inauguración de un gran complejo comercial se crea empleo neto en Sevilla en el balance del mes, entonces se demuestra una vez más que nuestro actual modelo económico carece de suficiente fuerza para mantener una mayor tasa de ocupación y que es necesaria una mayor diversificación apostando por otros sectores, pero en lontananza no se divisa alternativa alguna que haga concebir esperanzas de cambio.

Leve repunte del paro en agosto de 2018, que deja 248 desempleados más en Sevilla capital

El número total de personas desocupadas se eleva ahora a 70.732

El colectivo Sin empleo anterior y los Servicios contribuyen al mal resultado general

El paro nunca ha bajado en septiembre en la ciudad desde el estallido de la crisis

En el conjunto de la provincia el desempleo se reduce en tan sólo una centésima

 

El mes de septiembre de 2018 se ha cerrado en Sevilla capital con un leve repunte del número de parados, ya que 248 personas (subida del 0,35%) han engrosado las listas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem), por lo que el número total de parados asciende ahora a 70.732, según los datos oficiales difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que dirige Magdalena Valerio. En contraste, aunque haya sido de forma mínima, el desempleo ha bajado en el conjunto de la provincia, donde tan sólo ocho personas han encontrado ocupación (-0,01%) y ahora hay un total de 196.114 parados.

El mes recién concluido termina en la misma línea negativa de agosto, cuando se quebró una racha de cinco meses consecutivos (desde marzo hasta hasta julio) de caída del desempleo.

Si el mes pasado decíamos que agosto era tradicionalmente malo para los trabajadores en la capital de Andalucía, ya que desde el estallido de la crisis económica en 2008 sólo se había registrado un agosto con caída del paro, septiembre es todavía peor y el de 2018 lo ha vuelto a demostrar: siempre ha subido el desempleo en el mismo periodo comparativo, y este año no ha sido la excepción. Tenemos 248  desempleados más en la ciudad, hasta llegar a un total de 70.732.

La estadística revela que es el tercer septiembre menos malo por lo que a incremento del paro se refiere, por detrás del correspondiente al año 2016 (+ 121) y el de 2013 (+ 149). En otros meses similares el dato ha sido hasta casi diez veces peor, como ocurrió en 2011, cuando se registraron 2.645 desempleados más por estas fechas. También se superaron los dos millares en el año 2012: en concreto 2.150 parados más.

Así pues, los récord turísticos del verano, en un mes de transición al otoño como es septiembre, tampoco han servido en esta ocasión para invertir la tendencia negativa que se viene registrando en los últimos diez años por esta época.

El dato interanual, que mide la evolución entre septiembre de este año y el de 2017, muestra no obstante una recuperación del empleo en el conjunto de estos doce meses, en los que 3.545 sevillanos han salido de las listas del paro (un 4,78%). Sin embargo, esta cifra es peor que la del periodo interanual precedente (de septiembre de 2016 a septiembre de 2017), cuando 5.965 sevillanos hallaron un empleo (caída del 7,44% en el número de parados), lo que vendría a confirmar una desaceleración de nuestra economía en particular y de la economía en general en España, según vienen indicando diversos analistas en los últimos meses.

La evolución  es más positiva cuando se analiza el mandato de Espadas. Desde que éste tomó posesión como alcalde: se ha pasado de los 84.470 parados registrados en Junio de 2015 a los citados 70.732, lo que significa 13.738 menos ( – 16,27%). Dicho de otro modo, en cada mes del mandato de Espadas una media de 352 sevillanos ha encontrado trabajo y ha podido abandonar las listas del antiguo Inem.

Curiosamente, el 0,35% en el incremento del paro en septiembre es el mismo porcentaje en que bajó en julio. Se trata del segundo mes consecutivo en que crece el desempleo en Sevilla capital durante este año 2018, si bien en enero y febrero también subió el número de desempleados en comparación con sus meses precedentes.

DESGLOSE

Por sexos, sólo baja el paro entre los hombres y sube entre las mujeres. En el primer caso se pasa de 29.145 parados en agosto a 29.092 en septiembre (-53). En el caso de las féminas, de las 41.339 paradas de agosto se pasa a 41.640 en septiembre (+301).

Por sectores económicos, el desempleo crece en Agricultura y Construcción y se incrementa en el resto, especialmente en el colectivo de los buscadores de trabajo. La evolución ha sido la siguiente: Agricultura, 1.412 parados (-51); Industria, 3.742 (+14); Construcción, 5.017 (-99); Servicios, 50¡.852 (+125), y colectivo Sin empleo anterior, 9.709 (+259).

En cuanto a los grupos de edad, sólo se libran de la subida del paro los correspondientes a personas en edad madura, la franja de los 30 a los 44 años, mientras que en todos los demás crece el número de desocupados, especialmente entre los más jóvenes.

La distribución del número de parados por grupos de edad queda como sigue en el mes de septiembre: menores de 20 años, 1.217 parados (+108); de 20 a 24 años, 3.984 (+181); de 25 a 29 años, 6.564 (+14); de 30 a 34 años, 6.801 (-138); de 35 a 39 años, 7.478 (-93); de 40 a 44 años, 8.638 (-61); de 45 a 49 años, 9.785 (+34); de 50 a 54 años, 10.237 (+42); de 55 a 59 años, 9.189 (+87); mayores de 59 años, 6.839 parados (+74).

EL PARO EN LA PROVINCIA

Al contrario de lo ocurrido en la capital, el paro ha caído en el conjunto de la provincia durante el mes de septiembre, aunque de forma levísima: ocho parados menos. Se ha pasado de los 196.122 desempleados que había en agosto a 196.114, una caída de tan sólo una centésima (-0,01%).

De nuevo son las mujeres las que sufren la peor suerte, ya que entre ellas el desempleo se incrementa en 129 personas, al pasarse de 116.230 a 116.359 desempleadas el mes pasado. Respecto a los varones, el número de desempleados pasa de 79.892 a 79.755 (-137).

Por sectores económicos destaca el significativo descenso en la Agricultura, estropeado por el aún mayor incremento de desempleados en el colectivo Sin empleo anterior. Aun así, el descenso en tres sectores sirve para obtener un balance final con un mínimo descenso del paro. La distribución queda de la siguiente forma: Agricultura, 11.759 parados (-596); Industria, 12.790 (-182); Construcción, 18.211 (-275); Servicios, 131.521 (+381), y colectivo Sin empleo anterior, 21.833 (+664).

La gestión del arbolado

No hace falta contratar una asesoría privada para redactar el Plan Director del Arbolado

La estrategia sobre los árboles ya la dijeron hace años Elías y otros técnicos municipales

La abstención del PP, con el argumento de que “no es el instrumento adecuado para afrontar el problema”, sumada al voto negativo del PSOE sirvió para que el Pleno extraordinario del Ayuntamiento de Sevilla convocado a instancias de Ciudadanos, Participa e IU rechazara la creación de una comisión de investigación sobre la gestión del arbolado de la ciudad tras la frecuente caída de ejemplares en los últimos años, saldada con heridos de diversa gravedad y el fallecimiento de una persona víctima de la caída de una rama en el Alcázar.

Salvado el trance merced a la inestimable colaboración del PP, al que la investigación de la gestión del arbolado durante el mandato de Zoido habría colocado en una situación bastante incómoda, el gobierno de Espadas confirmó que está tramitando el expediente para un Plan Director del Arbolado Urbano.

Según el gobierno local, la redacción del Plan requiere de un asesoramiento externo que obligará a un expediente de contratación, aunque según la versión oficial serán técnicos municipales quienes coordinen los trabajos. El objetivo del Plan es establecer las estrategias para saber cómo mejorar el arbolado existente, qué especies se deben plantar o qué tipo de tratamiento hay que darles.

 

MÁS GASTOS

 

Asesoramiento externo significa gastar más dinero (hemos perdido ya la cuenta de los contratados en este mandato) en consultorías privadas para trabajos que ya están hechos o que pueden hacer los técnicos municipales si no hubieran sido olvidados o arrumbados en un cajón o no estuvieran preteridos en unos Servicios, como el de Parques y Jardines, desmantelados con la coartada de la crisis económica.

¿Pagar a terceros para que nos digan cuáles han de ser la estrategias a seguir para mejorar el arbolado? Se lo voy a decir yo gratis al Ayuntamiento. Bueno, no yo, sino José Elías Bonells, que siendo jefe de sección de Jardinería General y Viaria del Servicio de Parques y Jardines del Consistorio redactó en 2003, con motivo del PGOU que se aprobó en 2006, el documento titulado ‘La gestión moderna del arbolado urbano de las ciudades’, el cual, para más señas, sigue alojado en un servidor del Ayuntamiento y accesible desde el siguiente enlace:

https://www.sevilla.org/servicios/medio-ambiente-parques-jardines/e-articulos-tecnicos/gestion_mod.pdf

Este texto se suma a los diversos informes redactados a lo largo de los años por Elías y otros técnicos municipales sobre nuestros árboles, de forma infructuosa, como demuestran dos casos a modo de botones de muestra. Parques y Jardines se vio obligado a renunciar un área de su estricta competencia como son los árboles existentes en el campo de la Feria porque, contra el criterio de sus especialistas, la Delegación de Fiestas Mayores impuso e impone cuando así lo cree oportuno la poda salvaje de los ejemplares para que así luzca más el alumbrado del Real.

Otrosí, Parques y Jardines llegó a la conclusión de que los plataneros no son una especie adecuada para Sevilla, pese a lo cual los sucesivos gobiernos locales los siguieron sembrando, por ejemplo en la avenida de Holanda, en paralelo a la ciudad deportiva del Betis. ¿Para qué sirven entonces los informes técnicos? ¿Pinta algo Parques y Jardines o sólo pinta para rellenar el organigrama municipal?

 

PROFESIONALIDAD

 

En su texto premonitorio de 2003, Elías nos da una y otra vez la clave de la cuestión: los problemas del arbolado se deben a una gestión incompetente, por falta de profesionales preparados. “¿Es el árbol un peligro?”, se preguntaba. Y respondía: “Muchas personas responderían afirmativamente. Yo puedo decirles que no. Los árboles no son un peligro; lo son en la medida en que los responsables de su vida y mantenimiento no los gestionan correctamente”.

Y continuaba: “¿Cómo podemos evitar muchos de estos casos en los que peligran la vida de las personas, o daños materiales importantes? Los árboles deben ser inspeccionados por profesionales competentes, con las metodologías de arboricultura moderna, evaluando su peligrosidad cuidadosa y sistemáticamente…. Si existen situaciones de peligro, retiremos el árbol o adecuemoslo con podas hasta que la peligrosidad sea eliminada”. Podas sobre las que Elías sentencia: “La mala poda es a menudo el resultado de plantar un árbol incorrecto en el lugar incorrecto”.

 

PABELLÓN DE CHILE

 

De madrugada, durante el fin de semana previo al Pleno municipal sobre el arbolado, un ejemplar se desplomó e hirió de diversa consideración a siete jóvenes que se hallaban junto a la terraza del antiguo pabellón de Chile. Frente al silencio municipal sobre las causas del accidente (los bomberos se apresuraron a cortar el tronco caído en pedazos con una sierra), la plataforma Salva tus Árboles Sevilla difundió una nota acompañada por varias fotos en las que se veía cómo en 2016 el árbol desplomado era un ejemplar sano, con una copa proporcionada. En 2017, sin embargo, fue víctima de una “poda salvaje” que lo dejó mutilado, tras lo cual “el decaimiento del árbol -afirma el comunicado- es evidente, hasta su caída fatal en la que hiere a siete personas”.

 

 

 

A  la vista de las imágenes, tomadas de Google Earth, la plataforma se pregunta: “¿Cómo no se hizo una inspección del ejemplar que aconsejase una intervención, incluyéndolo en la lista de los 2.500 (para talar)? ¿Qué rigor tienen los informes que sustentan las listas de ejemplares sanos y se olvidan de los árboles con riesgo de caída? Porque eso es lo que estamos viendo desde el principio de este verano: tala de árboles sanos y caída de ramas o de árboles enfermos que no se habían evaluado”.

Y prosigue la nota: “Como llevamos meses diciendo, la gestión de Parques y Jardines no está a la altura de las mínimas expectativas: falta total de transparencia, ya que se niegan sistemáticamente documentos que deben estar disponibles para la ciudadanía, como el inventario del arbolado de la ciudad; incumplimiento de la propia normativa municipal en cuanto a la no existencia de informes individualizados para cada ejemplar publicados antes del apeo; irregularidades en la ejecución (normativas de seguridad, titulación de los empleados de las contratas); miles de alcorques que continúan huérfanos tras años de promesas incumplidas, incluyendo cientos de ellos sellados y hormigonados; miles de árboles torturados en alcorques cementados que asfixian sus raíces y estrangulan su tronco, de árboles medio secos, torcidos, mutilados con muñones; árboles recién plantados que no reciben los mínimos cuidados que garanticen su supervivencia…”.

Espadas, como en tantos otros aspectos, heredó de sus antecesores un arbolado en tan lamentable estado que, tras un análisis de urgencia, los técnicos dictaminaron la necesidad de talar 2.500 ejemplares por el elevado riesgo de derrumbe sobre los viandantes. El caso del ejemplar desplomado junto al pabellón de Chile como probable resultado de la poda salvaje a que fue sometido el año pasado, demuestra que la gestión del arbolado no ha mejorado lo suficiente en este mandato y que la solución no consiste en externalizarla, sino en dotar de suficiente presupuesto y de profesionales cualificados el Servicio de Parques y Jardines, como hace 15 años demandaba José Elías.

Quince años, el tiempo que ya llevamos perdido.

Ecologistas en Acción recurre la licencia de obras al centro comercial de Palmas Altas (Lagoh)

NEGATIVA INICIAL

Desvela informes técnicos de la Junta de Andalucía contrarios al centro comercial

CAMBIO

La resolución negativa se cambió tras un informe pedido ex profeso al Ayuntamiento

LA CLAVE

Alega que el uso explícito para gran superficie comercial no figuraba en las normas

 

Ecologistas en Acción ha presentado ante los tribunales una demanda contra la licencia de obras concedida a los promotores del centro comercial de Palmas Altas, recientemente rebautizado como Lagoh, y confía en que se incorpore al recurso interpuesto en diciembre de 2017 ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

 

En la demanda se aportan como pruebas el informe desfavorable emitido inicialmente (noviembre de 2007) por los técnicos de la Delegación de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, los cuales, tras analizar el PGOU de Sevilla, determinaron que el uso pormenorizado para la parcela era el de Servicios Terciarios, “que comprende -puede leerse- las actividades relacionadas al comercio (sic) mediante ventas al menor, en locales independientes  o agrupados y para que en este supuesto no se supere la superficie de 1.750 m2. Por tanto, se concluye que el proyecto para la instalación de Gran Establecimiento Comercial en la parcela ZE-1 no se adecua al planeamiento urbanístico vigente”.

Como consecuencia de este informe técnico, la Comisión Interdepartamental de Medio Ambiente (compuesta por varias consejerías de la Junta) resolvió desfavorablemente la autorización al centro comercial el 31 de enero de 2008.

 

A continuación, según los documentos aportados en la demanda, el delegado provincial de Obras Públicas, Lucrecio Fernández, decidió ignorar el dictamen de sus propios técnicos y solicitó a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, dirigida entonces por Alejandro Martínez (mandato de Monteseirín) que le manifestara el criterio de aplicación del artículo 4.46 de la normativa del Plan General de 1987 (once años atrás) en situaciones similares a la planteada con el proyecto de un gran establecimiento comercial en Palmas Altas.

 

TELEDIRIGIDO

 

Según fuentes de Ecologistas en Acción, la relegación de los técnicos de la Junta y la expresa solicitud de ese criterio invocando un artículo muy concreto de un PGOU no vigente ya presuponía una clara intencionalidad y estaba predeterminando la solución urbanística, sin consideración alguna a la nueva realidad socioeconómica y a los estudios y regulaciones sobre las grandes superficies comerciales y a su ya conocido impacto en el pequeño y mediano comercio de la ciudad.

La Gerencia de Urbanismo, en lo que los verdes consideran un informe “ad hoc”, afirma que ni en los planos de calificación, usos y sistemas del PGOU de 1987, que establecen la ordenación pormenorizada de suelos,  existe “trama gráfica” ni leyenda que identifique o haga referencia al uso de “Gran Superficie Comercial”, por lo que todas las implantaciones de este tipo que se han llevado a cabo en desarrollo del Plan General, como el centro comercial Los Arcos, el centro comercial Alcampo, el Carrefour de Pino Montano… o el centro comercial Nervión Plaza, entre otros, lo han sido sobre suelos con la calificación de uso terciario…. En conclusión “entendemos -dice la respuesta al delegado de Obras Públicas- que en este caso nos encontramos ante una aplicación de la Ordenanza similar a la de los casos citados…..”.

Ya con este documento en su poder, el delegado provincial de la Consejería de Obras Públicas informa favorablemente el proyecto de centro comercial en Palmas Altas, que de esta manera obtiene luz verde de la Comisión Interdepartamental el 28 de marzo de 2008, tan sólo dos meses después de la resolución negativa.

En su demanda, Ecologistas en Acción denuncia la “falsedad” de que el PGOU de 1987 no contemple expresamente la ubicación de las grandes superficies comerciales, ya que a su juicio lo hace y de forma muy expresa y detallada. Y, por otra parte, destaca que la explicación se centre en el suelo urbano, cuando el de Palmas Altas era en el momento de la emisión del informe suelo urbanizable ordenado, donde es el plan de sectorización el que define los usos.

Sostiene la organización verde que dicho plan no menciona en ningún momento el uso de gran superficie comercial, usos reflejados en la correspondiente ficha del PGOU de 2006 y en la que no se admite, en su opinión, un gran centro comercial

 

El Metrominuto

El historiador Ramón Carande fue el precursor de las caminatas por las calles de Sevilla

El Metrominuto es la demostración de que el Metrocentro de Monteseirín era innecesario

 

El delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, presentó con motivo de la Semana de la Movilidad el denominado Metrominuto, definido en la página web oficial de su Delegación como “una representación esquemática del mapa de tu ciudad en la que se representan (sic) las principales calles y avenidas de Sevilla así como aquellos puntos de centralidad (equipamientos, plazas, parques, centros de barrio) junto con las distancias que los separan expresadas en metros y en minutos. ¿Para qué sirve? Su finalidad es poner en evidencia la proximidad entre lugares reconocibles de la ciudad: si conocemos el tiempo empleado en desplazarnos a pie a un sitio determinado es más fácil elegir este medio que si lo concebimos como un lugar lejano”.

Con el Metrominuto el Ayuntamiento propone un conjunto de itinerarios peatonales con un tiempo real aproximado de recorrido de entre uno y veinte minutos. Dicho de otro modo, el gobierno del socialista Espadas considera que tiene mucho más sentido recorrer a pie itinerarios en los que no se tarde más de veinte minutos (los cálculos se han hecho a partir de una velocidad media caminando de 5 kilómetros a la hora) que utilizar el coche.

“Sotto voce”, o incluso sin el “sotto”, desde la oposición y por parte de algunos cronistas se ha interpretado la iniciativa municipal poco menos que como una tomadura de pelo o un simple sucedáneo ante la falta de nuevas líneas de Metro que lleven hasta el Centro o conecten entre sí otros barrios de la ciudad. El contramensaje difundido desde estos sectores es que como no hay visos en el horizonte, tras casi un decenio de espera, de que se construya ni siquiera la media línea 3 del Metro, Espadas invita a los sevillanos a que vayan de un sitio a otro andando.

 

EL EJEMPLO DE CARANDE

 

Andar es muy saludable, como también de forma genérica recuerda la web de la Delegación de Movilidad, y además Sevilla es la ciudad ideal para hacerlo, como lo demostraba con su ejemplo el insigne catedrático e historiador económico Ramón Carande, recordado por, entre otros, su libro ‘Carlos V y sus banqueros’. Don Ramón defendía la evidencia de que Sevilla era llana como la palma de la mano y por lo tanto idónea para desplazarse a pie de un sitio a otro, costumbre que él practicaba a diario con su particular Metrominuto “in mente” y con su melena blanca al viento cuando no se cubría con una gorra o sombrero.

 

El eminente y andarín historiador se convirtió con sus caminatas en un personaje típico de las calles de Sevilla, un paladín de los caminantes en la Transición, como de los ciclistas era la ucedista Carmen Llopart. A Carande le vinieron tan bien sus caminatas por la ciudad que vivió hasta los 99 años y sólo le faltaron ocho meses para haber cumplido el siglo.

La literatura médica está llena de informes sobre los beneficios de andar al menos veinte minutos diarios. Y lo mejor de todo es que caminar es gratis: no hay que pagar billete alguno de medios de transporte ni repostar gasolina o gasóleo.

La Universidad de Harvard hizo un estudio sobre cien personas que acostumbraban a caminar veinte minutos al día durante cinco días a la semana y comprobó que padecían un 43% menos de resfriados y gripe y que si contraían estas enfermedades se recuperaban luego antes de lo habitual. Por su parte, la Universidad de Exeter concluyó que caminar 15 minutos al día producía un efecto ansiolítico que frenaba la ansiedad por ingerir alimentos azucarados.

Item más, el Hospital del Mar de Barcelona recomendaba andar para reforzar las rodillas y las caderas (las articulaciones más atacadas por la artrosis) así como el cuádriceps, por lo que se reducen los dolores y se retrasa la evolución de esta enfermedad. La lista de los beneficios de un paseo diario es enorme: mejora la salud cardiovascular y el estado físico en general, quema grasas, elimina colesterol, mejora la resistencia, calma la ansiedad….

 

MÁS VISIBILIDAD

 

El Metrominuto con sus itinerarios para caminantes se puede descargar en formato PDF desde las webs de Movilidad y de la Red de Ciudades que Caminan. El Ayuntamiento ha anunciado otras posibilidades, como códigos QR y reparto de folletos y trípticos pero echo de menos iniciativas digamos más visuales como paneles informativos, ahora que se gasta un buen dinero (1,1 millones de euros) en instalar sólo los que indican si los aparcamientos de la ciudad tienen o no plazas libres.

En Estocolmo, por ejemplo, hay paneles exteriores que indican al viandante la distancia que puede recorrer andando en un tiempo dado y en un radio a partir del punto en que se encuentra (marcado como un círculo), una medida que recuerda la famosa isocrona tan publicitada durante la Expo-92. Aquí se limitan a remitirnos a Internet.

El Metrominuto de Cabrera tiene una lectura política y económica en la que el gobierno de Espadas no ha reparado y que supone la desautorización del tranvía que a modo de sucedáneo del Metro (de ahí su denominación de Metrocentro) se sacó de la chistera su antecesor y correligionario Monteseirín en 2007 para conectar la Plaza Nueva con el Prado de San Sebastián.

COMPARACIÓN

Y es que el delegado de Movilidad sólo invita a los sevillanos a que comparen el tiempo que tardan en sus desplazamientos en vehículo privado con el tiempo que tardarían en recorrer esa misma distancia andando, pero ¿qué pasa cuando la comparación se establece no sólo con el coche sino también con el tranvía de Monteseirín?

Según el Metrominuto, entre la Plaza Nueva y la Catedral hay 350 metros que se pueden recorrer en 4 minutos a pie. Luego ofrece una información confusa entre la Catedral y la Puerta de Jerez al intercalar el Alcázar como hito intermedio y dar el doble dato de 250/300 metros y de 3 minutos. No se sabe bien si un dato se refiere al Alcázar y otro a la Puerta de Jerez, es la prolongación del anterior o hay que sumarlos. Y desde la Puerta de Jerez a la estación de autobuses del Prado de San Sebastián/terminal original del tranvía especifica que hay 550 metros que se tarda en recorrer 7 minutos.

En total, conforme al documento el tramo del tranvía desde el Prado hasta la Plaza Nueva que construyó Monteseirín mide 1.200 metros en números redondos (Google Maps le atribuye 1.280 metros, pero también depende de qué punto de la Plaza Nueva se tome como referencia), que se pueden recorrer andando en 14 minutos, luego el “Metrocentro” queda por debajo de los 20 minutos, el tiempo recomendado por el Ayuntamiento para hacer un itinerario a pie antes que en un medio de transporte.

Por decirlo de otra manera, el Metrominuto es la demostración inconsciente de Cabrera y Espadas de que fue innecesario haberse gastado en tiempos de Monteseirín 80 millones de euros en el tranvía entre la Plaza Nueva y el Prado porque esa asequible distancia de 1.200 metros se podía y se puede  recorrer a pie en menos de veinte minutos. Tan innecesario fue que desde entonces los gobiernos locales socialistas no piensan en otra cosa que en gastarse más millones en llevarlo más lejos, a costa de ignorar autobuses, Metro y Cercanías, a ver si así logran justificarlo de una vez ante los sevillanos, que a la postre lo pagan todo con sus impuestos.

Más Metrominuto y menos Metrocentro.

El Ayuntamiento de Sevilla contratará 135 peones para reforzar los Servicios con menos personal

El gobierno local presentó el pasado viernes al comité de empresa del Ayuntamiento un plan de refuerzo, cobertura de vacantes y contratación de peones para mejorar la dotación de los servicios de Mantenimiento, Parques y Jardines, Cementerio y otros donde más se ha notado la carencia de recursos humanos debido a las medidas adoptadas en los años de la crisis económica para la reducción del gasto público y la contención del déficit.

El plan está programado para conseguir la contratación de al menos 135 peones a través de la bolsa de empleo municipal con el fin de cubrir vacantes en las próximas semanas. Para ello incluso se piensa en realizar traslados, promociones internas y movimientos de plazas vacantes, con el objetivo de llegar a los máximos legales permitidos de contratación.

Se espera que las primeras medidas se puedan materializar a lo largo de esta misma semana con la contratación de 24 peones. Posteriormente se quiere realizar la contratación de otros 46. El número restante hasta completar los 135 iniciales se irá incorporando de forma progresiva.

El objetivo de este plan es, según fuentes municipales, dar respuesta a las demandas de la plantilla sobre mejora en servicios como Mantenimiento, cuya situación de precariedad provocó hace unos días protestas y movilizaciones sindicales.

Aparte de estos incrementos de personal, el gobierno prevé en los Presupuestos de la  ciudad para el año próximo un incremento en 30 millones de euros para la implantación de las 35 horas y subidas salariales.

 

“Sensación” de inseguridad

Las protestas vecinales han servido al menos para lograr una mayor y más frecuente coordinación policial

El programa electoral de Espadas incluía (medida número 69) la creación de la Policía de barrio, aún no constituida

 

Más de un millar de indignados vecinos de Pino Montano se echaron a la calle el pasado fin de semana en demanda de mayor seguridad tras diversos delitos sufridos a lo largo de este verano por algunos residentes y que han causado alarma entre el vecindario, un temor que algunos desaprensivos han tratado de incrementar sembrando las redes sociales con mensajes de odio. La preocupación en Pino Montano por la inseguridad se une a la expresada por vecinos de la Macarena y, en la pasada primavera, de Bellavista, distritos tradicionalmente de mayoría socialista.

El gobierno local respondió en primera instancia a esta inquietud vecinal con el argumento de que en realidad no había un problema de inseguridad, sino más bien una “sensación” de inseguridad, y se apoyó de forma genérica y sin descender al detalle en las estadísticas, según las cuales el número de hechos delictivos había disminuido en Sevilla.

Casualidad o coincidencia, en vísperas de la manifestación celebrada en Pino Montano se divulgó la Memoria de la Fiscalía General del Estado correspondiente al año 2017, según la cual en Sevilla y su provincia se incoaron un total de 92.133 diligencias previas, frente a 94.155 del año 2016. Por tanto hubo un descenso del 2,15%.

Los jueces sevillanos dictaron 10.097 sentencias, con predominio de las relativas a seguridad en el tráfico (un total de 3.553), robos (2.396), lesiones (1.305), administración de justicia (767), orden público (554) y tráfico de drogas (238).

 

PERCEPCIONES

Así pues, la Memoria de la Fiscalía General del Estado, cuya titular es la ex fiscal jefe de Sevilla María José Segarra, avala con datos objetivos la tesis de los responsables del orden público, desde Celis como delegado del Gobierno en Andalucía hasta Cabrera como delegado de Seguridad del Ayuntamiento, de que no ha habido un incremento de la delincuencia en Sevilla y que la reacción vecinal se debe más a una “sensación” de inseguridad que a inseguridad propiamente dicha.

Sin embargo, y los políticos parece que todavía no  han acabado de comprenderlo, la realidad no acaba siendo tal como es, sino tal como se percibe, se cree o se siente. En un símil económico, los datos macroeconómicos indican que España ha salido ya de la peor crisis de la historia reciente, provocada por la caída de Lehman Brothers y que con su efecto dominó sumió a nuestro país en una recesión que ha durado un decenio, pero ¿cuál sería la reacción de los más de 70.000 sevillanos de la capital y de los casi 200.000 de la provincia que se encuentran en el paro si se les traslada ese mensaje sobre el final de la crisis y la entrada en la era de la recuperación? ¿Cuál sería la reacción de esos otros sevillanos que tienen un trabajo precario que no les da para llegar a fin de mes y la de esos jóvenes que se vieron condenados a emigrar y que no pueden aún hacer planes de retorno?

Por mucho que los datos macroeconómicos dibujen una España resurgida de la crisis, la percepción/sensación para todos ellos será la contraria, porque se ven inmersos en la misma situación anterior. Mutatis mutandis, por mucho que Celis, Toscano y/o Cabrera se amparen en estadísticas objetivas que reflejan menos hechos delictivos en el conjunto de Sevilla y una delincuencia digamos de tipo menor (delitos contra la seguridad vial, robos, tráfico de drogas…), los barrios más afectados o que han sufrido en las carnes de algunos de sus vecinos hechos violentos como nunca anteriormente seguirán sintiendo, y expresando, sensación de inseguridad, reaccionarán conforme a ese sentimiento y creerán que hay mayor inseguridad.

 

ALUNIZAJES

 

Recordemos que este verano se cometieron quince espectaculares delitos de alunizaje en tan sólo siete días en centros comerciales (desde el Nervión Plaza hasta el Factory del aeropuerto), en acciones de menos de tres minutos que dejaron coches empotrados, persianas metálicas reventadas y cristales por doquier, tras lo cual se supo que había al menos una decena de bandas de aluniceros operando en la ciudad. La Memoria de la Fiscalía General del Estado que se conocerá el año próximo incluirá estos alunizajes entre los miles de robos que se habrán registrado en Sevilla, pero los fríos números no reflejarán el grado de alarma social y la sensación real de inseguridad que provocaron durante el mes de agosto.

Cuando también en la víspera de la manifestación de Pino Montano cae la banda denominada del Tripi, especializada en desvalijar naves industriales de Sevilla y provincias limítrofes, y se conoce que se necesitan veinte camiones de gran tonelaje  para sacar de los almacenes el material que había robado por valor superior al millón de euros no se puede invocar la estadística para tratar de minimizar los problemas o desautorizar las protestas vecinales.

La clase política ha tardado en comprender que debe dar respuesta a esas inquietudes, por muy subjetivas que les parezcan, y cuando lo han hecho le han dado, al menos indirectamente, la razón a los vecinos de Pino Montano y de la Macarena.

 

MESA POLICIAL

Hubo que esperar hasta el día 11 de septiembre para que, según la nota oficial, la Subdelegación del Gobierno y la Delegación de Seguridad del Ayuntamiento acordaran la creación de un dispositivo conjunto de análisis y seguimiento semanal centrado en la seguridad de los barrios de la ciudad que permita una mayor coordinación entre la Policía Nacional y la Local, tanto en la prevención y presencia en las distintas zonas como en la respuesta ante cualquier situación  que se pueda producir.

“En este encuentro -decía el comunicado del Ayuntamiento- se ha evaluado la sensación de inseguridad existente en zonas de la ciudad como Pino Montano o la Macarena que, pese a no corresponderse con los datos de delincuencia, que han experimentado un descenso en este último año y que se encuentran por debajo de la media de la ciudad, sí requieren una respuesta adecuada por parte de las administraciones”.

Ya era hora de reconocerlo oficialmente. Más vale tarde que nunca. Y por eso se crea “un mando profesional de primer nivel, con reuniones semanales de análisis específico de cada uno de los barrios que determinen cómo deben articularse los dispositivos en función de la realidad de las distintas zonas de la ciudad. Desde este mando conjunto se planificarán semanalmente, en función de las denuncias y los datos recabados de los dispositivos, las actuaciones que deben realizar en los días siguientes, de forma que se consiga dar una respuesta más coordinada y reforzada en los distintos barrios de la ciudad”.

 

Gracias a las protestas vecinales se va a lograr que las Policías se reúnan semanalmente y que se coordinen entre ellas bajo un mando profesional, algo que dábamos por supuesto porque parece de sentido común pero que resulta que no se hacía, o al menos con esa frecuencia.

 

EL PROGRAMA

 

La operación policial de cierre y registro del Vacie, donde fue detenida una persona reclamada por la Justicia e identificadas otras 33, también ha sido una tardía respuesta oficial a las inquietudes de los barrios colindantes, donde casi cuatro años después de la llegada de Espadas a la Alcaldía sigue sin desplegarse esa fuerza policial de proximidad prometida por el alcalde en su programa electoral, aunque a su delegado Cabrera le parezca ahora una “propuesta-trampa” (Javier Millán “dixit”). Sería entonces señal de que ni siquiera se leyó el programa  con el que el PSOE, de cuyas listas formó parte, concurrió a las pasadas elecciones municipales.

La medida número 69 de las promesas de Espadas dice lo siguiente: “Reestructuración de la organización de la Policía Local para avanzar en la disponibilidad de la Policía de barrio”.

 

El gobierno local dirá que no ha podido crearla porque por mor de la tasa de reposición cero y la crisis no hay suficiente número de agentes en Sevilla, pero cuando Espadas redactó su programa electoral (2015) ya sabía que desde 2012 no se convocaban ofertas de empleo público, por lo que habrá que recordarle que él mismo dijo que no haría ninguna promesa que no pudiera cumplir.

Tussam reforzará la línea del aeropuerto de San Pablo por el ‘boom’ turístico

HORAS-PUNTA

Circularán cinco autobuses hasta el aeródromo a partir del 17 de septiembre

 

DEMANDA

El aeropuerto prevé un incremento de viajeros en el último trimestre

 

BALANCE

En el primer semestre han usado el bus especial 161.000 pasajeros más

 

El ‘boom’ turístico que vive la ciudad en los últimos años ha tenido su reflejo en un constante incremento de la demanda de la línea especial (EA) de Tussam que conecta con el aeropuerto de San Pablo y que sólo en el primer semestre de este 2018 han utilizado 560.926 viajeros (un 40% más), razón, unida a las previsiones de AENA, por la cual la compañía municipal de transportes va a incrementar el número de autobuses a partir del 17 de septiembre y del próximo año.

Tussam recuperó el servicio al aeropuerto de San Pablo, que hasta entonces prestaba la empresa Los Amarillos, el 1 de mayo de 2012 y ya en enero de 2013 tuvpo que ampliar su recorrido en 5,38 kilómetros más , hasta la estación de Plaza de Armas, con lo que la longitud total ascendió a 30,7 kilómetros. También desde ese momento se amplió la oferta con un vehículo más, para mantener una frecuencia de paso de veinticinco minutos. El servicio empezaba en Plaza de Armas a las 4:30 de la madrugada y terminaba con un último trayecto desde la terminal aeroportuaria a la 1:15 de la madrugada siguiente.

Año tras año las estadísticas reflejan un continuo aumento en el número de usuarios de la línea especial de Tussam al aeropuerto y sólo en el primer semestre de este año se ha registrado un aumento de nada menos que el 40%, con 161.000 viajeros más y un total de 560.926. Dicho de otro modo, en tan sólo medio año la empresa municipal se ha quedado a 87.166 viajeros del número total que transportó en todo 2013, el primer ejercicio completo desde que recuperó la prestación del servicio.

 

Esta continua subida en el número de usuarios obligó a Tussam a incrementar a su vez la oferta en un 35%, y en un 50% en horas-punta, al pasarse de cuatro a seis autobuses en circulación.

 

Dado que, al contrario de lo que ocurre en el conjunto de España, el número de turistas no sólo no ha bajado en Sevilla durante el mes de julio sino que se incrementó y que la dirección del aeropuerto prevé un aumento también de los que accederán por vía aérea a la ciudad durante el próximo trimestre, Tussam va a anticiparse al incremento de la demanda poniendo en servicio a partir del día 17 de septiembre un vehículo adicional.

Este nuevo autobús circulará entre las 11 y las 21 horas aproximadamente, el periodo con mayor flujo de viajeros, con lo que habrá hasta cinco unidades funcionando y con una frecuencia de paso de 14 minutos.

 

Este reforzamiento de la línea se completará con la entrada en servicio en los próximos meses de al menos cuatro de los cinco autobuses de 15 metros de longitud e impulsados por gas natural que Tussam acordó adquirir a principios de verano con una inversión de dos millones de euros.

 

EVOLUCIÓN DEL AUTOBUS AL AEROPUERTO

 

Año        Viajeros        Viajeros/Km        Viajeros/vuelta

 

2013        648.092        1,29            36,21

 

2014        658.485        1,21            36,54

 

2015        710.809        1,30            39,66

2016        769.017        1,40            42,86

El pacto

Espadas pretende que el grupo que rechace su pacto quede retratado ante los sevillanos

Inconscientemente el alcalde reconoce que recauda más con menos impuestos

Espadas ha inaugurado el curso político apremiando a los cuatro grupos políticos municipales, además de al suyo, a que acepten un acuerdo de mínimos sobre su futuro proyecto de Ordenanzas Fiscales y Presupuestos, para así dejar éstos fuera del debate previo a las elecciones municipales, mantener la inversión pública y que la ciudad siga funcionando.

El alcalde, que aunque habla de que las elecciones no deben condicionar los nueve meses de mandato que le quedan, va a elaborar unos Presupuestos pensando en los comicios de mayo y por eso anuncia bajadas de diversos impuestos como el IBI, la plusvalía y el ICIO, con el fin de presentarse ante los sevillanos como el artífice de una rebaja de la presión fiscal que él mismo estima en un 10% como balance de este cuatrienio en la Casa Grande.

Y ¿cómo es posible plantear una reducción de los impuestos a los contribuyentes? Según el alcalde, porque como el Ayuntamiento recauda más dinero y obtiene más ingresos se puede permitir aflojar la presión fiscal a los votantes a nueve meses de la cita con las urnas.

La exigencia del alcalde parece irrechazable. “¿Quién -ha declarado- va a estar en contra de bajarles los impuestos a los ciudadanos?”. El grupo político que se niegue al pacto fiscal propuesto por Espadas quedaría así retratado ante los sevillanos como contrario a que éstos paguen menos y deberá, según el alcalde, explicarse ante la opinión pública.

 

RÉDITO ELECTORAL

 

Una jugada maestra, porque aunque el alcalde diga que su propuesta es políticamente desinteresada, que sólo vela por el interés de los sevillanos para dejar sus necesidades fuera de la campaña electoral y que no quedaría directamente asociada a “la identidad o propiedad de ningún grupo político, incluido el Socialista”, a nadie se le escapa que quien más rédito electoral podría obtener sería él mismo en cuanto padre de la idea.

Curiosamente, el portavoz socialista, Antonio Muñoz, ha tachado posteriormente de “extraña alianza de intereses electorales para tratar de arañar votos de uno y otro lado”  la petición conjunta de Ciudadanos, IU y Participa de un pleno monográfico sobre el estado del arbolado, pero no ha tenido empacho alguno en conminar a continuación a esos mismos grupos a sentarse con el gobierno local para llegar a ese gran acuerdo fiscal para 2019 al que insta el alcalde.

Así pues, según la visión del grupo gobernante, si todos los partidos se reúnen con Espadas y le aceptan su pacto, eso no es electoralismo, pero si tan sólo tres de ellos  acuerdan pedir un debate sobre los árboles que se caen e incluso provocan la muerte de un ciudadano, eso es electoralismo e intento de captar votos.

 

OTROS TIEMPOS

 

Rebobinemos en el tiempo. Espadas dice ahora que quién va a estar en contra de bajarles  los impuestos a los ciudadanos, pero ese no era el discurso oficial en el primer año de su mandato, cuando entre las medidas fiscales para 2016 aprobó, entre otras, subidas del IAE y del IBI a las grandes empresas con el fin de recaudar 8 millones de euros más y tuvo que hacer juegos de prestidigitación política para congelar los efectos del denominado “catastrazo”. En aquel entonces, el Presupuesto municipal se incrementó del orden del 5,5% y el PP estimó en 33 millones de euros el impacto de la mayor presión fiscal del gobierno socialista.

El argumentario de éste era que las Cuentas respondían a las “urgencias” de la ciudad y que sólo mediante la recaudación de impuestos se podían prestar unos servicios municipales de calidad.

Más hemeroteca. En su primer año, Espadas logró la aprobación de los Presupuestos con el voto a favor de Ciudadanos y de IU. En su segundo año, PP en IU votaron en contra, PSOE y Ciudadanos a favor y Participa se abstuvo. En un hecho sin precedentes, las Cuentas salieron adelante gracias al voto de calidad del alcalde, pero a mitad de marzo, retraso que se arrastró durante todo el ejercicio.

Y el año pasado, el Presupuesto fue aprobado a mitad de febrero, otra vez con el voto favorable de PSOE y Ciudadanos, el negativo de Participa e IU y la abstención del PP a condición, como también la previa de Ciudadanos, de una nueva rebaja en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), de forma que supusiera un 8% al final del mandato.

 

DISCURSO SIMILAR

 

Así pues, debido a su minoría de once concejales, Espadas ha tenido que trabajarse el apoyo o la abstención de diversas fuerzas políticas cada año y su discurso ha sido en líneas generales el mismo que ahora, e incluso mucho más acentuado el año pasado: si no se aprueban las Cuentas, Sevilla se paraliza, se frena la inversión, no se aprovecha la recuperación económica, etcétera, etcétera.

La habilidad del alcalde consiste en trasladar la responsabilidad a los otros: no es el gobierno el que fracasa si no logra convencer a la oposición para forjar acuerdos, sino la oposición la responsable de no plegarse a las exigencias del gobierno.

Este planteamiento equivale a pedir cada año un cheque en blanco a la oposición, so pena de presentarla como la responsable de cuanto no se haga en la ciudad. Espadas abunda en este planteamiento cuando exige que se dejen al margen lo que él califica como “instrumentos básicos de funcionamiento de la ciudad”, las Ordenanzas Fiscales y los Presupuestos. “Los ciudadanos -ha afirmado- no pueden estar al albur del debate político o de las próximas contiendas electorales”.

 

DEMOCRACIA

 

Pero, ¿acaso no son el debate político y las elecciones la esencia de la democracia?, ¿acaso no se plasman en las Cuentas públicas los modelos de ciudad de cada grupo político? El gran debate anual es sobre los dineros -Ordenanzas Fiscales y Presupuestos- porque se supone que en función de la ideología y del proyecto de ciudad que tenga cada partido así propondrán a qué han de asignarse los recursos económicos.

 

Por tanto, una cosa es que se logren acuerdos presupuestarios tras la confrontación de ideas y de enmiendas y otra muy distinta que se exija directamente que las Cuentas se dejen al margen del escenario político.

 

Si Espadas ha ido logrando la aprobación de las Cuentas en años anteriores ha sido merced a sus concesiones a Ciudadanos (para su voto favorable) y al PP (para su abstención) en materia tributaria con diversas rebajas o, lo que es lo mismo, ingresando  menos dinero por tasas y tributos.

 

Ahora el alcalde hace de necesidad virtud y forzado por esas concesiones anteriormente pactadas anuncia unas Ordenanzas Fiscales y Presupuestos para el año electoral, por mucho que trate de desvincularlos de las urnas, con nuevas o mayores reducciones de impuestos. Y, atención, asegura que puede hacerlo porque el Ayuntamiento ha recaudado más dinero.

Inconscientemente, Espadas reconoce, contrariamente a los postulados tradicionales de la izquierda, que una menor presión fiscal ha generado mayores ingresos para las arcas municipales (por una mayor actividad y dinamismo económicos), en línea con las teorías del economista liberal Arthur Betz Laffer (remito a mi artículo en esta misma sección titulado ‘La servilleta de Zoido’).

 

Y pensar que hace siete años Espadas sostenía frente a su predecesor que la moderación fiscal era incompatible con la necesidad de conseguir ingresos que tenían los ayuntamientos y que esa política equivalía a “la cuadratura del círculo”.

 

Todos los contribuyentes a los que el alcalde está dispuesto ahora a rebajar la presión fiscal se alegrarán de que por fin él haya logrado cuadrar ese círculo.