Mitos de la Expo’92

En el aeropuerto y las autovías de Málaga se empleó casi tanto como en la Cartuja para 1992

Las ayudas al carbón del Norte superan en diez veces a todo lo invertido en Sevilla con motivo de la Muestra

 

El XXV aniversario de la Expo’92 se está conmemorando con un exceso de almíbar y discursos oficiales en que se proyecta una imagen triunfalista y luminosa del gran evento y de sus artífices, sin ninguna sombra, ninguna mácula. Nadie puede negar la enorme transformación en urbanismo e infraestructuras que para Sevilla, y más aún para Andalucía, supuso la Muestra Universal, pero ello no puede servir para tratar de extender un manto de silencio sobre los aspectos negativos, que también se produjeron.

Nadie ha querido acordarse del dictamen del Tribunal de Cuentas sobre la Exposición en el que constataba, por ejemplo, el frenesí de las adjudicaciones directas de la Organizadora. Pellón dio a dedo 1.844 contratos por valor equivalente a 258,4 millones de euros, con lo que la quinta parte del dinero gastado por la Sociedad Estatal escapó a cualquier tipo de concurso público. Dragados, el grupo constructor del que él procedía, batió el récord, con 22 adjudicaciones directas. Por su parte, la legión de asesores y consultores percibió más de 52 millones de euros, de los que más de 12 millones fueron mediante contratos a dedo.

De forma absurda, especialmente por la promesa de Olivencia del “balance cero” (que la Expo del 92 no tuviera pérdidas, al contrario que la del 29) se intentó maquillar el sobrecoste  y el déficit del evento, imputando activos por doquier. La Sociedad Estatal presentó unos supuestos beneficios equivalentes a 107,7 millones de euros (entonces no existía el euro, sino la peseta). Cuatro años después, el Tribunal de Cuentas concluyó que en realidad se habían perdido el equivalente a 222,6 millones de euros.

 

CASOS OSCUROS

 

Podríamos recordar, entre tantísimas historias, cómo Participantes en la Muestra se fueron de la Cartuja al final de la misma dejando deudas por valor de 18,5 millones de euros; que lo de los cursos de formación de la Junta de Andalucía viene de lejos, ya que otorgó subvenciones por valor de 1,2 millones de euros a empresarios canadienses para que formaran a 1.200 jóvenes andaluces parados y que fueran contratados en la Expo, pero se largaron con el dinero y todavía hoy siguen en paradero desconocido; que 200.000 pins de la Expo que costaron el equivalente a 721.000 euros jamás se vendieron y acabaron almacenados en sacas de Correos; que el conocido empresario Enrique Sarasola adquirió en la subasta de la Expo material por el equivalente a 450.000 euros, cuando valía 4,2 millones; que la Expo pagó 600.000 euros para los bocadillos de los jubilados que enviaba la Junta de Andalucía a la Cartuja a través del Instituto Andaluz de Servicios Sociales, dependiente entonces de la consejera Carmeli Hermosín, ahora simpatizante de Pedro Sánchez en la guerra interna del PSOE….

Podríamos recordar numerosos casos digamos  tan “oscuros” como los citados, recuerdo que resultaría ahora políticamente incorrecto, aunque tampoco es nuestro propósito, sino simplemente poner un contrapunto a las fanfarrias actuales, porque no todo fue color de rosa entonces, como ahora tratan de hacernos creer. Esa, pues, es la primera desmitificación que hay que hacer: luces, muchísimas, pero también sombras.

 

EL OBJETOR ARZALLUZ

 

Otro de los mitos que hay que contrarrestar es el de que la Expo fue un privilegio único y exclusivo de Sevilla por el que ha habido que pasarle factura en estos veinticinco años en forma de menos inversión pública del Estado y de la Junta, para compensar de esa manera  al resto de regiones y provincias ante el “exceso” de dinero dedicado a la capital hispalense con motivo de la Expo’92.

Así, por ejemplo, tras su elección como presidente del Partido Nacionalista Vasco en enero de 1992, Xabier Arzalluz calificó de “impresentable e imperdonable la inversión de dos billones de pesetas (equivalentes a 12.000 millones de euros) en la Expo de Sevilla, los Juegos Olímpicos de Barcelona y Madrid capital europea de la cultura, cuando lo que España necesita urgentemente en estos momentos son infraestructuras, una red telefónica y un servicio de Correos que funcionen y no grandes y efímeros shows”.

Otros políticos nacionales, y andaluces, han expresado con diferentes palabras la misma idea en este cuarto de siglo de que si Sevilla no ha tenido ya suficiente con la Expo como para atreverse a pedir algo más.

Arzalluz reclamaba infraestructuras en lugar de la Expo como acontecimiento efímero sin reparar en que para el Gobierno que dirigían dos sevillanos y andaluces, Felipe González y Alfonso Guerra, la Exposición, en tanto compromiso asumido por España ante la comunidad internacional, era el pretexto ideal para justificar una operación de muchísima mayor envergadura y que no habría podido acometerse políticamente en circunstancias ordinarias y en un corto lapso de tiempo: tratar justamente de saldar el déficit histórico en infraestructuras (carreteras, aeropuertos, líneas ferroviarias, telecomunicaciones…) que sufrían Sevilla y Andalucía, sin las cuales no podían aspirar a equipararse al resto de España y a salir del subdesarrollo.

REPARTO DEL DINERO

¿Cuánto dinero de esos supuestos 12.000 millones de euros de los que hablaba Arzalluz recaló realmente en Sevilla para el 92? Se han dado muchas y dispares cifras, en función de lo que se imputara o no a la Expo y a  sus preparativos. Por mi parte, recordaré las que de fuentes fiables recopilé todavía en caliente en 1993, al cumplirse un año de la clausura, cuando estaban aún recientes las facturas.

Las inversiones en la isla de la Cartuja ascendieron al equivalente a 1.674.461.793 euros, de los que los países participantes aportaron 600 millones, en su mayor parte en pabellones efimeros que fueron demolidos, no por gusto, sino porque así lo imponía en Reglamento del Buró Internacional de Exposiciones para que no se le dejara un “marrón” al país organizador. Por su parte, las empresas participantes aportaron 300 millones de euros, y el Gobierno de España, a través de la Sociedad Estatal para la Expo u Organizadora, 772.943.637 euros. Estos 773 millones de euros en números redondos fueron los que realmente aportaron de sus bolsillos los contribuyentes españoles.

A esta cifra hay que añadir las inversiones en Sevilla pero fuera de la isla de la Cartuja, como las rondas, los puentes, la ampliación del aeropuerto, la estación de Santa Justa, la modernización de las telecomunicaciones y de la red ferroviaria….y que ascendieron al equivalente a 1.551.959.299 euros. Así pues, los contribuyentes aportaron a Sevilla con motivo de la Muestra  (en la Cartuja y extramuros) un total de 2.324.902.936 euros (2.235 millones en números redondos).

Con el pretexto de la Expo, el Gobierno y la Junta invirtieron además en el conjunto de Andalucía el equivalente a 4.845.892.683 euros en infraestructuras como la línea del AVE, la autovía de la Costa del Sol, la autovía de Andalucía, la ampliación de los aeropuertos de Málaga y Jerez…

 

EL DOBLE QUE EN SEVILLA

 

La conclusión, por tanto, es que en el resto de Andalucía se invirtió el doble que en Sevilla con motivo de la Expo. En el caso de la provincia de Málaga, sólo entre la autovía de la Costa del Sol y la de Málaga a Antequera se invirtieron el equivalente a 616.379.983 euros. A ello habría que añadir la mitad de la inversión de mejora de la línea férrea Sevilla-Costa del Sol, que ascendió a 96.161936 euros (por tanto, la mitad serían 48.080.968 euros) y, sobre todo, la entonces nueva terminal del aeropuerto malagueño con diseño del arquitecto-estrella Ricardo Bofill. Fue bautizada con el nombre del pintor Pablo Ruiz Picasso e inaugurada el 30 de noviembre de 1991.Costó el equivalente a 75.937.879 euros. Esa terminal permitió que Málaga diera un gigantesco salto aeroportuario, al pasar de una capacidad de acogida de menos de 5 millones de viajeros a casi 12 millones.

Por tanto, de cara a la Expo’92, como se decía antaño, la provincia de Málaga se benefició de inversiones en infraestructuras valoradas en 740.398.830 euros, cifra casi equivalente a los 773 millones invertidos por el Gobierno en la isla de la Cartuja. Málaga, a su manera, también tuvo su Expo en el 92.

 

SUBVENCIONES SILENCIADAS

 

Hemos visto que las inversiones estatales en toda Andalucía, Expo y Sevilla incluidas, ascendieron al equivalente a 7.943.739.256 euros (8.000 millones en números redondos), un dinero en infraestructuras que ha beneficiado al conjunto del país y no sólo a nuestra comunidad, como demuestra el AVE (aun así, y pese a tal inversión, Andalucía no alcanzó la media de las infraestructuras del conjunto del Estado).

Pues bien, según un informe de Deloitte, sólo hasta 2010 el Gobierno español había destinado en ayudas a las fábricas automovilísticas, la mayoría de ellas sitas en la mitad Norte, 5.168 millones de euros, la cuarta cifra más grande en el mundo.

En mayo de 2012, el entonces ministro de Industria, Juan Manuel Soria, reveló en el Senado que desde 1990 el Gobierno había concedido por medio de cuatro planes específicos 24.000 millones de euros en ayudas y subvenciones al contaminante carbón de las cuencas hulleras del Norte, a una media de 1.090 millones anuales (y ello sin contar los 2.500 millones de euros en prejubilaciones aceleradas de 15.000 mineros).

Tan sólo las ayudas al carbón, sin las prejubilaciones, triplican lo invertido en Andalucía para el 92 y son diez veces superiores a todo lo que se invirtió en Sevilla por aquel entonces, pero en estos veinticinco años sólo se ha recordado el dinero dedicado a la Expo, como si no hubiera existido nada allende Despeñaperros.

 

La Campana paga 1.900 euros por unos veladores que le dejan 547.000

La tasa que abona al Ayuntamiento es de 173 euros al año por cada uno de sus 11 veladores

Cada velador le genera una facturación anual de unos 50.000 euros

La confitería tiene impuestas dos multas por exceso de veladores y sombrillas sin licencia

 

La rebelión de los dueños de la confitería La Campana contra el Ayuntamiento por la orden de retirada de los veladores que tenía en la vía pública una vez terminada la Semana Santa  ha permitido que la opinión pública conozca el enorme negocio que hay detrás de las terrazas instaladas por los bares y locales sitos en las zonas más turísticas de Sevilla. Más que ciento por uno, los veladores, al menos en el caso de La Campana, rinden casi trescientos.

Durante la sentada organizada hace una semana para impedir inicialmente la retirada de los veladores por técnicos de la Gerencia de Urbanismo, agentes de la Policía Local y operarios del Ayuntamiento, el gerente y copropietario de la confitería La Campana, Borja Hernández, declaró a Radio Sevilla que para su negocio el uso de los (once) veladores en la calle supone unos ingresos de 1.500 euros diarios y que la pérdida de los mismos pone en peligro 40 puestos de trabajo.

Tras la revelación de este dato, se colige que los veladores generan 547.500 euros al año a la confitería, un pingüe negocio si se tiene en cuenta que por ocupar con el permiso del Ayuntamiento el espacio público de todos los sevillanos con esas once mesas y sus correspondientes sillas la empresa abona una tasa anual de tan sólo 1.900 euros.

Así pues, por cada velador paga una media de 173 euros anuales en números redondos, y cada uno de esos veladores le reporta ventas por valor de unos 50.000 euros (concretamente, siempre según la cifra revelada por el gerente y copropietario del negocio, 49.772 euros).

Según fuentes municipales, el establecimiento tenía una terraza con cinco veladores y sólo recientemente los incrementó hasta un total de once. El Ayuntamiento nunca le dio permiso para que instalara sombrillas.

En 2016, el gobierno local impuso a la empresa propietaria de la confitería dos multas coercitivas por vulnerar la Ordenanza Reguladora de las Terrazas de Veladores: una, por exceso de veladores en el angosto acceso por la calle Sierpes hasta la plaza y por la colocación de dos sombrillas; otra, por multiplicar por tres el número de sombrillas (de dos a seis), para lo cual tampoco contaba con autorización municipal.

Item más, algunas sombrillas incluso lucían publicidad de una conocida marca de cervezas, no sevillana precisamente, lo cual habría supuesto otra presunta vía de ingresos añadido para la confitería a cuenta de los veladores.

Pese a estos antecedentes, el portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, ha declarado en relación con este caso que “el fundamental problema con los veladores de Sevilla es garantizar el cumplimiento de la Ordenanza, sancionando a quienes no respetan la norma, algo que este gobierno (por el de Espadas) no tiene como prioridad, dedicándose por el contrario a matar moscas a cañonazos en vez de trabajar en una solución sensata”.

 

ACTITUDES OPUESTAS

La actitud rebelde y provocativa del gerente y copropietario de la confitería ante los agentes de la autoridad el pasado lunes contrastó con la pacífica reacción de los responsables del cercano local de McDonald’s, los cuales también habían vuelto a instalar en la vía pública, una vez acabada la Semana Santa y pese a la prohibición municipal, sus ocho mesas y 32 sillas. Aquéllos, pese a que habían presentado la misma alegación que los empresarios de La Campana contra la decisión del Ayuntamiento, acataron la orden pero no dejaron de señalar el agravio comparativo y la contradicción que habría supuesto que una orden similar no se aplicara también contra la confitería, que hacía ostentación de mantener los veladores, incluso con una sentada de los empleados para obstaculizar la acción de los técnicos, policías y operarios y a riesgo de provocar una alteración del orden público.

Los enviados del Ayuntamiento estuvieron dialogando una hora y media con el gerente y copropietario de La Campana, de forma infructuosa, ya que éste nunca depuso su actitud y hacía alarde de estar dispuesto a que se lo llevaran por la fuerza y aunque fuera sólo a él. Ante el cariz que estaban los acontecimientos y para evitar males mayores, los agentes del Consistorio se retiraron.

Posteriormente, hacia las 16 horas y cuando la presencia de público en las calles era mucho menor, una amplia dotación policial rodeó la confitería y bloqueó las puertas del establecimiento, y se procedió a la retirada de los veladores.
La Ordenanza Municipal estipula que Los veladores están en precario
La Ordenanza Reguladora de las Terrazas de Veladores del Ayuntamiento de Sevilla estipula, entre otros extremos, lo siguiente:

-La implantación de las terrazas de veladores requiere la previa obtención de la licencia municipal en los términos previstos.

-Tendrán en todo caso carácter temporal, limitado a un máximo de doce meses de duración, finalizando en cualquier caso el 31 de Diciembre del año en curso y podrán ser renovables.

-Se concederán siempre en precario y estarán sujetas a las modificaciones que pueda decidir el Ayuntamiento, que se reserva el derecho a dejarlas sin efecto, limitarlas o reducirlas en cualquier momento, si existiesen causas razonadas que así lo aconsejasen.

-La instalación de terrazas en la vía pública es una decisión discrecional del Ayuntamiento, que supone la utilización especial de un espacio público, por lo que su autorización deberá supeditarse a criterios de minimización del uso privado frente al público, debiendo prevalecer en los casos de conflicto la utilización pública de dicho espacio y el interés general del ciudadano.

El Ayuntamiento de Sevilla impugna la Feria de Abril de Madrid

Se opone al registro de la marca madrileña por los promotores de Sevilla Park

Organizaron el sábado un remedo de la Feria en el Palacio de Congresos de la capital

El Ayuntamiento de Sevilla no ha llegado a tiempo de impedir la celebración, en víspera de nuestra Feria, de un remedo de la misma el pasado fin de semana en el Palacio de Congresos de Madrid, pero avanza en esa dirección tras la decisión de impugnar ante la Oficina de Patentes y Marcas el nombre comercial utilizado por sus promotores, la empresa Impulsa Eventos e Instalaciones, la misma que promueve en el puerto hispalense el complejo comercial Sevilla Park.

La empresa madrileña, en línea con lo avanzado por Viva Sevilla, presentó el pasado 7 de marzo la solicitud de inscripción en la Oficina de Patentes y Marcas de la marca comercial “Vive en Madrid la Feria de Abril”.

Al tener conocimiento de esta actuación, y dado que el plazo para oponerse a esta inscripción expira el próximo 13 de mayo, el gobierno de Espadas ha decidido presentar un expediente de oposición ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, “por razones de interés público y en aras de proteger el patrimonio marcario propiedad del  Ayuntamiento frente a posibles usos y comercialización indebida por terceros”.

La grafía de la marca solicitada por los promotores de Sevilla Park consiste en un rectángulo alto de color albero sobre el que aparece en letra negra y pequeña la leyenda “Vive en Madrid”, y a un tamaño cinco o seis veces superior “Feria de Abril”. La palabra “de” va insertada en negativo sobre el centro de una peineta roja, y de la ele de la palabra Abril cuelga un sombrero de ala ancha, igualmente de color rojo.

El Ayuntamiento alega que ya en 2004 registró las marcas “Feria de Abril” y “Feria de Abril Sevilla”, y en 2006, “Feria de Abril de Sevilla”, las cuales presentan una denominación casi idéntica al nombre comercial que ahora trata de depositar Impulsa Eventos, “con el consiguiente riesgo -arguye- de confusión en el consumidor”.

“Es fácilmente constatable cómo la Feria de Abril de Sevilla -afirma el Ayuntamiento en su impugnación- conforma una de las grandes manifestaciones de la cultura sevillana íntimamente ligada a su tradición y a la ciudad de Sevilla en sí misma, formando parte de la oferta turística de la ciudad y promocionada como uno de sus grandes atractivos…”. Y añade: “Ello puede producir la tentativa en terceros particulares de depositar en la Oficina Española de Patentes y Marcas una marca o nombre comercial de casi idénticas características, lo cual puede generar un riesgo de confusión del público en el origen empresarial del producto que designa el nombre comercial con el carácter institucional que comportan las marcas de la Feria de Abril del Ayuntamiento de Sevilla”.

CELEBRACIÓN

Hasta la página web del Ayuntamiento de Madrid se ha hecho eco en la víspera de su celebración, el pasado sábado, del evento de los promotores de Sevilla Park, que a la vez gestionan el Palacio de Congresos de la capital, rebautizado por razones comerciales como WiZink Center.

“Madrid tendrá su Feria de Abril a partir de este año gracias a la apuesta del WiZink Center de traer a la capital la auténtica fiesta de la primavera andaluza. Será el día 22 de abril, una semana antes del encendido de la Portada en Sevilla, con horario ininterrumpido desde las 13 horas”, publicaba el Ayuntamiento madrileño.

“La iniciativa, apoyada por instituciones andaluzas, asociaciones, casas regionales, escuelas de baile, locales de ofertas gastronómicas andaluzas y muchos andaluces y amigos de Andalucía, ha tenido respuesta -afirmaba- en el lanzamiento de la Feria de Abril de Madrid, que se celebrará en la pista central del WiZink Center convertida en una caseta de 4.500 metros cuadrados, con su colorido, farolillos, banderas y, desde luego, música, baile y la comida y bebida propia de la feria.

Los visitantes podrán cantar, bailar y disfrutar de los variados platos y tapas propios, como pescaítos fritos, adobos, ensaladilla, jamón, queso… y desde luego tomarse unas cañas, finos y “rebujitos”.  En un gran escenario central actuarán conocidos cantantes y grupos flamencos y en distintas zonas de la caseta también habrá zona de baile, donde realizarán exhibiciones varias escuelas de sevillanas”.

La empresa organizadora, Impulsa Eventos, ofrecía entrada “gratis” a cambio de una consumición más bebida por valor de 5 euros. En su última publicidad decía que como tenía el aforo prácticamente cubierto había abierto unas zonas VIP que incluían mesa, bebida, comida, regalos, entrada preferente… para cuatro personas y al precio de 150 euros.

Sevilla no es diferente

Cinco Madrugadas con pánico colectivo y el mismo discurso oficial de que sabemos actuar ante las avalanchas

El relato de los incidentes de nuestra Madrugada es intercambiable con el de la madrugada del Lunes en Málaga

 

La crónica periodística reflejaba, entre otras cosas, lo siguiente: “Unos decían que habían oído disparos; otros, que habían visto un fogonazo; y había varios que aseguraban que un coche había entrado a toda velocidad en sentido contrario desde la plaza…. La psicosis originada por los rumores de un atentado derivaron en una avalancha imposible de controlar.

La gente salió corriendo “en todas las direcciones”, cuenta un testigo; “a los músicos se les iban cayendo los instrumentos. Otros presentes incluso aseguran que había hasta teléfonos móviles tirados por el suelo y la gente ni se detenía a cogerlos”. Varios niños se perdieron, aunque fueron encontrados al poco tiempo por sus padres. La presencia del helicóptero de la Policía Nacional, que sobrevoló la zona del río más próxima a la calle Carretería para intentar tomar imágenes desde el aire de lo que estaba pasando, contribuyó sin pretenderlo a acrecentar la sensación de que algo estaba pasando.

Familias enteras se refugiaron en los locales de los alrededores que encontraron abiertos a esa hora. “Intentamos convencerlos de que salieran, de que no había ningún atentado, pero no había forma”, relata otro de los agentes que actuaron. “La única forma de lograrlo fue decirle a la banda de música que volviera a tocar para que comprendieran que la procesión continuaba y que todo volvía a la normalidad”. También contribuyó el fuerte despliegue policial que se organizó tras el incidente, con el que trató de dar la sensación de que la situación estaba bajo control.

(…..) Los agentes no han encontrado testimonios coincidentes. Testigos hablan de una reyerta entre al menos dos jóvenes a la que se fueron sumando varias personas más. Alguno afirma que hubo un arma de por medio, aunque reconoce que no llegó a verla….”

 

SIMILITUD

 

Parece la crónica de los incidentes en la Madrugada de 2017 en Sevilla, ¿verdad?, pero no es así, pese al inmenso parecido entre lo acaecido en nuestra ciudad y en esta narración. Corresponde realmente a la pasada madrugada del Lunes Santo en Málaga. Allí, hacia las 2:10 horas ya del Martes Santo, se desató una histeria colectiva que se extendió por las calles del Centro de la capital malagueña a raíz de un confuso incidente o presunta reyerta juvenil (la misma causa, en nuestro caso en las Setas de la Encarnación, que provocó otra Madrugada de pánico en el año 2015) al paso del Cautivo y de la Virgen de la Trinidad y que provocó rápidamente avalanchas humanas.

Tras informar sobre los incidentes acaecidos en Málaga, la Cadena SER  emitió posteriormente unas declaraciones de nuestro alcalde,  bajo el título “Los sevillanos sabemos actuar ante avalanchas”, en clara contraposición al pánico desatado en la otra ciudad del eje andaluz y en las que Espadas salía al paso de las críticas vertidas por los aforamientos con vallas de determinadas vías públicas, como fue el caso de la Hermandad de la Amargura tras su estación de penitencia del Domingo de Ramos.

 

LAS VALLAS

 

La Hermandad emitió un comunicado en el que criticó el “desmedido” dispositivo de seguridad de la ciudad en estos días, que, a su juicio, impidió  que algunas personas pudieran ver los pasos en algunos tramos del recorrido.

En el comunicado, difundido en su web oficial junto a una fotografía de parte de su cortejo en una calle vacía de gente, la Hermandad criticó, “desde el máximo respeto a las fuerzas y cuerpos del orden que velan por nuestra seguridad”, el “desproporcionado dispositivo desplegado en algunos puntos del recorrido de nuestra cofradía”.

Un dispositivo “que impide, a numerosos hermanos, devotos y público en general, acercarse a las Sagradas Imágenes”, señalaba el comunicado, donde se subrayaba que “nuestra corporación es una comunidad de fieles que realiza su estación de penitencia cada Domingo de Ramos para dar público testimonio de fe, siendo éste uno de los fines de la Hermandad”, e indicaba  que “el aforamiento desmedido que vacía calles como Francos, Alcázares o Santa Ángela de la Cruz a nuestro paso, supone una merma en dicho testimonio”.

 

“SABER ESTAR”

 

En sus declaraciones radiofónicas, Espadas aseveró: “Concentramos esos dispositivos en los puntos donde hay mayor presencia de aglomeraciones o cruces entre Hermandades. En definitiva, donde pueda haber problemas. Por eso se justifican determinados aforamientos, en el tema de garantizar evacuaciones y pasos claros ante cualquier situación: una ambulancia que tiene que entrar; una persona que hay que sacar rápidamente…. Son a veces algunas molestias que pueden no comprenderse pero que son absolutamente imprescindibles.

Situaciones -añadió- como las que pueden ocurrir cuando alguien se pone nervioso; cualquier problema o altercado que generan ese efecto contagio en que es donde nos dicen a los sevillanos que sabemos actuar, ¿no?, y que tenemos más experiencia quizás que en otros sitios. Pero eso no nos puede permitir relajarnos. Tenemos que colaborar todos y tenemos que mantener la tranquilidad en un momento determinado o la calma, porque al final son muchísimas personas y la gente, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, solas seguramente no podrían conseguir el efecto óptimo que conseguimos cada año”.

Abundando en esta línea, el Viernes Santo, cuando ya habían ocurrido los graves incidentes de la “Madrugá”, el diario ABC  publicaba estas declaraciones, realizadas obviamente con antelación a los sucesos, del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz: “Los sevillanos y miles de visitantes que abarrotan nuestras calles están disfrutando de la Semana Santa con todas las garantías. Un año más, los ciudadanos demuestran que poseen una auténtica maestría para la convivencia en la calle”.

 

DISCURSO OFICIAL

 

La crónica periodística citada al principio sobre los incidentes en la madrugada del Lunes Santo en Málaga sería perfectamente intercambiable con las publicadas por los medios de comunicación sevillanos sobre los incidentes en la Madrugada de Sevilla, quitando los  topónimos locales de una y otra. Malagueños y sevillanos han reaccionado de la misma forma, con pánico colectivo, ante una amenaza incierta que podría poner en peligro su integridad física: carreras y avalanchas.

Por tanto, es absurdo mantener el discurso oficial de que “los sevillanos sabemos actuar ante las avalanchas (y los demás no)”; que tenemos “una auténtica maestría para la convivencia en la calle” y que “sabemos actuar ante cualquier problema o altercado que genera un efecto contagio”.

La prueba de que no somos diferentes y que reaccionamos de forma tan humana como los demás es que justamente en esta Madrugada se ha generado un efecto contagio ante un problema o altercado inesperado y que como consecuencia del mismo un centenar de heridos tuvieron que ser derivados a los hospitales, con una persona en estado grave ingresada inicialmente en la UCI y varias sufriendo fracturas diversas.

El mito de nuestro genuino saber estar y actuar de forma única en medio de la bulla se terminó con los sucesos de la Madrugada del año 2000. Y no podemos reiterar el mensaje triunfalista sobre “el efecto óptimo que conseguimos cada año” cuando, conforme al recuento del presidente del Consejo Superior de Hermandades y Cofradías, Joaquín Sáinz de la Maza, carreras y situaciones  de pánico destrozando cortejos, mobiliario urbano y sillas de la Carrera Oficial se han producido en las Madrugadas de los años 2000, 2005, 2007, 2015 y 2017.

LA MEDIA DEL PÁNICO

En palabras del propio presidente del Consejo, la única diferencia de los sucesos de este año con los anteriores es que antaño no se supo o no hubo tantos afectados como ahora y que no se practicaron detenciones, frente a los ocho detenidos (tres enviados a la cárcel) tras la pasada Madrugada.

Así pues, desde el inicio del siglo XXI llevamos prácticamente un promedio de una Madrugada cada tres con episodios de pánico colectivo provocados  por altercados de diversa índole. Cada tres años una Madrugada de pánico como media significa que la anomalía se ha instalado entre nosotros en un peligroso proceso de convertirse en habitual, ya sea por factores externos o por cambios sociológicos y pérdidas de valores o de la cultura tradicional del “saber estar” en la bulla y en las calles masificadas.

Sólo desde el reconocimiento de esta nueva realidad y sin engañarnos a nosotros mismos repitiendo  frases tópicas ni actuando con un falso triunfalismo podremos tratar de recuperar la esencia perdida de la “Madrugá”.

Amplio eco internacional de los incidentes en la Madrugada sevillana de 2017

Euronews, que surte a medios de 102 países, tituló “Semana Santa de horror en España”

Se destacan los incidentes previos similares en Málaga y el grito “Alá es grande”

Profusión de vídeos con imágenes de las avalanchas en diversas zonas de la ciudad

 

Los incidentes en la Madrugada sevillana de 2017 han tenido una amplia repercusión internacional y han sido recogidos con diversa amplitud e interpretaciones por medios de comunicación y portales digitales de todo el mundo, con inserción de vídeos de hasta casi tres minutos de duración en algunos casos, en que se reflejan imágenes de las avalanchas en el Postigo, la Plaza Virgen de los Reyes, Reyes Católicos, calle Cuna, calle Sierpes, traslado de algún herido en camilla, nazarenos llorando desconsolados y también escenas de policías tratando de tranquilizar a los más afectados y de personas confortando a los afligidos.

Euronews, el canal de noticias europeo las 24 horas del día y que surte de información a medios de comunicación de 102 países de todo el mundo, tituló su información “Holy week horror, in Spain” (Semana Santa de horror, en España), encabezada quizás con uno de los vídeos más llamativos, de 52 segundos de duración, en el que se veía el traslado en camilla de un herido a una ambulancia por parte de la Policía y escenas de pánico grabadas en el Postigo y de nazarenos corriendo a refugiarse en la Catedral y de desbandadas en la Plaza Virgen de los Reyes.

El equivalente a la CNN europea informaba en inglés de que al menos 8 personas habían sido detenidas tras una serie de avalanchas en las procesiones de Semana Santa en España y de que había al menos una docena de heridos después de que estallara el pánico entre los “peregrinos”. También de que los Servicios de Emergencia sevillanos estaban usando las redes sociales para pedir/captar información. “La Policía -añadía- está pidiendo que cualquier persona que tenga imágenes en su teléfono móvil las entregue, con el anonimato garantizado”

Y continuaba: “Los investigadores creen que puede haber habido cuatro diferentes incidentes, lo que provocó el pánico en masa. Hubo un caso similar en el año 2000”. Al igual que otros medios, especialmente anglosajones, destacaba que días antes se había producido un suceso similar en Marbella (realmente ocurrió el Lunes Santo en Málaga capital), y decía al respecto: “Aquí se cree que una pelea provocó un susto terrorista durante las celebraciones”.

El canal europeo hablaba de una “estricta” seguridad en España para la Semana Santa: “Los vehículos pesados han sido prohibidos en los centros urbanos de Madrid, Málaga y Barcelona. Otras ciudades han instalado barreras y bolardos  para evitar que vehículos no autorizados entren en áreas peatonales. Sevilla ha incrementado en un 12% el número de policías de servicio”.

 

LOS “MATONES”

 

Muchas más información y vídeos dedicó en su página web el británico Daily Mail al tema con el título “Estampida en Sevilla causada por matones gritando ‘Alá es grande”. Este medio colgó un vídeo de 2’:20” de los incidentes en la zona del Arco del Postigo extraído de Twitter, además de fotos de AFP y de otras fuentes.

En los subtítulos destacaba los siguientes aspectos:

-Matones gritando “Alá es grande” están detrás de la estampida del Viernes Santo en Sevilla, con 17 personas que acaban en el hospital.

-La Policía ha abierto una investigación sobre los incidentes en Sevilla y ha liberado imágenes en las redes sociales en busca de ayuda del público.

-Ocho personas han sido arrestadas. La Policía ha descartado cualquier vínculo entre los sospechosos y grupos terroristas.

Asimismo, destaca que “los incidentes en Sevilla siguen a un acto similar en Marbella (de nuevo la confusión con Málaga capital), donde se cree que una pelea ha llevado a un susto terrorista durante las celebraciones religiosas”.

EuroWeeklyNews tituló: “Pánico en Sevilla interrumpe las celebraciones de Semana Santa”. Ilustra su información con la foto del nazareno en Reyes Católicos llorando mientras se tapa el rostro sin antifaz con una mano y junto a dos jóvenes asustadas a su lado, con sillitas rotas sobre el asfalto y una bolsa de Sfera. Asimismo, incluye una fotografía de las barras metálicas usadas por los alborotadores para crear conmoción.

La publicación se hace eco de una declaración de las autoridades locales sevillanas según las cuales hubo inicialmente tres avalanchas, las cuales provocaron un “efecto dominó” disparando la histeria y los rumores.

Y añade: “El caos de la noche conocida como la “Madrugá”, en la que tiene lugar la procesión más importante de la Semana Santa, comenzó a las 4:10 de la madrugada del Viernes Santo y continuó durante dos horas”. También hace referencia a los incidentes previos similares en Málaga capital (este medio no se confundió con Marbella).

FRANCIA: UN “VIENTO DE PÁNICO”

La edición francesa del conocido portal Huffington Post tituló “Una veintena de heridos en escenas de pánico durante la noche del Jueves Santo al Viernes Santo en Sevilla”. Ilustró su información con un vídeo de 2’:11” en el que aparecen escenas del pánico tomadas en la calle Cuna y la Catedral, con el efecto dramático de que de pronto la cámara se vuelve errática apuntando a todas partes o al suelo o dejándose de ver imágenes. Se ven nazarenas llorando, traslado de lesionados a una ambulancia de la Cruz Roja, el tumulto en Reyes Católicos e imágenes de las barras de hierro usadas por los alborotadores.

El HP destaca que “las famosas celebraciones de la Semana Santa fueron interrumpidas abruptamente en medio de gritos y de empellones”. Y añade: “Era un momento tradicional que se quería religioso y festivo. El viernes 14 de abril, las procesiones del Jueves Santo en Sevilla -donde las celebraciones de la Semana Santa adquieren cada año un significado especial- fueron interrumpidas bruscamente en la Madrugada del Viernes Santo. Y esto en un viento de pánico, como se puede ver en nuestro vídeo”.

 

Según el Huffington Post, para el alcalde de la ciudad se trata de actos de gamberrismo y de vandalismo. Y continúa: ocho personas fueron detenidas, entre ellas una conocida por la Policía, por haber sido objeto de más de una treintena de detenciones. Dieciséis personas fueron hospitalizadas por heridas leves y ataques de pánico. Una está grave, con lesiones cerebrales. Los ocho sospechosos estaban armados con barras de hierro que, obviamente, usaban para crear movimientos de pánico y para hacer ruido”.

 

SUIZA: EL MIEDO, POR TODA LA CIUDAD

 

En Suiza, el portal Les Observateurs titula: “España: movimientos de pánico, provocaciones y “Alá es grande” durante la procesión de Sevilla. 17 personas al hospital”. Ilustra la información con una foto de Euronews de la desbandada por Virgen de los Reyes y con un vídeo de 2’:58” en el que a veces la cámara se mueve de forma errática y aparece el desconcierto y las carreras en el entorno de la Catedral, con diversos subtitulados como “Nuevo pánico en la Semana Santa de Sevilla”. Asimismo, se ven imágenes erráticas (con la cámara al revés) desde balcones de la calle Sierpes, llamamientos a la calma, nazarenos llorando y también aplausos y ánimos para ellos por parte de la gente.

La crónica subraya que “un terrible pánico se apoderó de Sevilla durante las procesiones del Viernes Santo. 17 personas resultaron heridas, una de gravedad. Algunas fueron hospitalizadas por ataques de ansiedad”. Y añade: “Vándalos interrumpieron la procesión religiosa en la ciudad andaluza. Haciendo ruido con objetos metálicos, gesticulando entre los espectadores, los alborotadores han creado el caos. Los movimientos de las multitudes entre los lugares sagrados han provocado un efecto dominó y el miedo se ha extendido por la ciudad. Pánico por temor a un acto terrorista”.
El grito “Alá es grande” centra los comentarios de los lectores
Quienes intervienen con sus comentarios tras leer la información publicada por el suizo Les Observateurs se centran sobre todo en el grito “Alá es grande”, proferido al paso de una procesión por el vendedor ambulante senegalés que, aparentemente ebrio, fue detenido por la Policía sevillana.

Uno de los lectores escribe lo siguiente: “Un grito de Senegal “Alá es grande” y 17 heridos. Por otro lado, millones, centenares de millones de musulmanes que se están muriendo de risa. En el próximo petardo de feria esperamos decenas de muertos. Paralizados los europeos. Atrapados en el pegamento como en un rollo atrapamoscas. Esto no ha hecho más que comenzar y promete.

Otro comenta: “Cuando se piensa que esto está ocurriendo en Sevilla, Andalucía, no se puede dejar de pensar que los mahometanos más radicales quieren reconquistar Andalucía porque, según ellos, tienen ese deber de reconquistar la Andalucía perdida por sus antepasados sarracenos”.

Y otro lector escribe: “La duda ya no está permitida y la gente se pregunta dónde y cuándo será el próximo ataque y quién será la próxima víctima. ¡Gracias a los líderes mundiales por poner a toda Europa en estado de guerra y en miedo extremo!”.

La Avenida

Ciudadanos ha propuesto un concurso internacional de ideas para dotar de sombra a la Avenida y reducir el calor

El catedrático Figueroa ya propuso sembrar una doble hilera de árboles medianos entremezclados con fuentes

 

El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, ha propuesto la convocatoria de un concurso internacional de ideas con el objetivo de reordenar y reforestar la Avenida de la Constitución porque, a su juicio, la falta de sombra y el calor impiden disfrutar de la misma y de su entorno monumental.

Según Millán y su grupo municipal “el estado actual de este espacio público es sensiblemente mejorable, ya que es una avenida dura donde el viandante difícilmente convive junto al tranvía, coches de caballos, bicicletas, carteles publicitarios, desniveles, veladores, vendedores ambulantes, artistas callejeros, patinadores….”.

Este diagnóstico, que compartimos plenamente, no se aleja mucho del que viene repitiendo el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, cuando habla de la colmatación de veladores, con lo que gradualmente se va reconociendo que la supuesta peatonalización de la Avenida realizada en su época por Monteseirín con el falso lema de “la ciudad de las personas” no fue más que el envoltorio pretendidamente ideológico para tratar de llegar a las elecciones municipales de 2007 con el tranvía como sucedáneo del Metro al Centro (trató de instalar esa idea en la mente de los sevillanos al denominarlo justamente así, Metrocentro) para así aliviar también las demandas en tal sentido al Gobierno socialista de la Junta de Andalucía.

PRECEDENTE

¿Hace falta otro concurso de ideas sobre la Avenida? Recuérdese que hace 14 años Monteseirín ya convocó uno en el que fueron premiadas varias ideas, de las que luego jamás volvió a saberse nada. El primer premio fue para el proyecto denominado “Tapiz”, en el que se proponía la instalación de un tapiz rodante peatonal al modo de los existentes en muchos aeropuertos y que habría permitido a los viandantes recorrer la vía pública sin esfuerzo y a una velocidad media de 2,4 kilómetros a la hora. Si se hubiera aplicado la idea, los transeúntes podrían haber llegado hasta la Plaza Nueva mirando y tecleando en el teléfono móvil sin riesgo de estrellarse contra algún obstáculo ni de ser atropellados -era de suponer- por alguno de los elementos móviles que se desplazan por la Avenida, desde el tranvía hasta los patinadores.

Exaequo con la idea anterior se premió otra denominada “Centro histérico” (sic), basada fundamentalmente en el rediseño del entorno de la Avenida. El segundo premio se otorgó de forma conjunta a otros dos proyectos. El denominado “Addaia” proponía la construcción de una especie de tren monorraíl entre la Pasarela y la Plaza Nueva (a la postre fue lo más parecido a lo que se acabó haciendo), con salida cada medio minuto (no cada siete o más, como ahora el tranvía).

Por su parte, el proyecto denominado “Allí ves” propugnaba una radical reordenación de las terminales de transporte y paradas existentes por entonces entre la Puerta de Jerez y la Plaza Nueva. El concurso le costó al Ayuntamiento unos 50.000 euros, coste que se unió al de otros convocados durante los mandatos de Monteseirín: 150.000 euros para el de las Setas de la Encarnación, 10.000 euros para “La piel sensible”….

LA EXPO-92

Como al entonces alcalde sólo le interesaba obtener réditos electorales de la pseudo peatonalización de la Avenida, omitió  por completo en la ejecución de las obras todos los estudios bioclimáticos realizados para la Expo-92, de la que ahora conmemoramos el XXV aniversario, para reducir o combatir el efecto del calor en el recinto y, por extensión, en la ciudad.

Por ejemplo, en una plaza deprimida que se construyó junto a las caracolas de la Sociedad Estatal, ocupadas hoy por la Gerencia de Urbanismo, se ensayaron algunos de los pavimentos que se estudiaron para la isla de la Cartuja con el fin de que funcionaran adecuadamente en condiciones extremas, tanto de día como de noche. Los pavimentos se pensaron para tres grandes tipos de zonas: A) en sombra durante el día y abiertas al cielo durante la noche; B) en sombra diurna y cubiertas durante la noche; y C) zonas abiertas que recibían radiación solar directa durante el día y que quedaban abiertas al cielo por las noches.

Una de las soluciones ensayadas para reducir el calor del suelo y que éste transmitiera frescor fueron losetas porosas bajo las cuales se hizo circular una corriente de agua. Tan sólo diez años después de clausurada la Expo, en 2002 la entonces delegada municipal de Medio Ambiente y presidenta de Emasesa, Evangelina Naranjo, declaró con toda lógica que era inconcebible que en una ciudad como Sevilla no hubiera todavía una red de agua bruta o no potable, para así evitar utilizar el agua potable, mucho más cara, en regar, baldear las calles y extinguir incendios, por lo que anunció que Emasesa aprovecharía los trabajos de mejora de infraestructuras para crear dicha red.

Las tuberías serían de color rojo y contarían con sus correspondientes válvulas y bocas de riego, con pozos y bolsas de agua no potable en, por ejemplo, la Plaza Nueva, aprovechando la cercanía del manto freático existente en Sevilla por el influjo del Guadalquivir.

Con una red de agua bruta  se podría haber realizado un circuito entre la Puerta de Jerez y la Plaza Nueva que hubiera refrigerado un pavimento poroso como el ensayado en la Cartuja para la Expo y que podría haberse colocado al menos en las aceras de la Avenida.

En lugar de aplicar ese conocimiento “made in Sevilla”, Monteseirín colocó en la Avenida grandes y pesadas losas de granito de importación (pero no por ellos menos frágiles, hasta el punto de que ante el elevado número que había rotas Jaime Raynaud amenazó con levantar acta con un notario y exigir a la constructora Azvi la reposición de todas ellas) que, según las frecuentes mediciones que realiza Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Universidad Hispalense, acumulan más de 60 grados de temperatura a las 4 de la tarde.

 

ARBOLES TALADOS

 

Otra decisión desastrosa de Monteseirín con idea de presentar cuanto antes como acabadas las obras que ordenó entre 2006 y 2007 fue la de arrancar el más de un centenar de árboles que había en la Avenida, en buena parte fresnos americanos, los cuales daban sombra a los viandantes y reducían el calor emanado del suelo (hasta diez grados menos, según las mediciones). Los sustituyó por naranjos de la huerta valenciana, de tronco de  grueso calibre y sin apenas copa (para que pudieran resistir el trasplante) y que costaron unos cien mil euros.

 

Acostumbrados a estar en campo abierto y a ser generosamente regados, estos árboles, constreñidos en unos alcorques reducidos, entre instalaciones subterráneas y rodeados del granito que irradia 60 grados en verano, no han desarrollado una copa sustitutiva de la que tenían los árboles originales.

Otro craso error: no tener en cuenta la posición del sol a lo largo del día para plantar la especie de árbol en consecuencia. El ejemplo más evidente lo tenemos en la Puerta de Jerez, donde el sol inclemente descarga sus rayos en la trayectoria Este-Oeste desde la vertical de Los Remedios y Triana, con lo cual deberían haberse plantado árboles frondosos  en paralelo a la Casa Guardiola, para que sus copas proyectaran sombra sobre los bancos y la plaza, pero en lugar de árboles frondosos el gobierno de Monteseirín sembró palmeras, de alto tronco y hoja que apenas dan sombra ni refescan.

 

LOS TOLDOS

 

El desastre climático y ecológico de la Avenida transformada por el antiguo alcalde es tan evidente y ha suscitado con el tiempo tal malestar entre los sevillanos que el gobierno de Zoido pensó como solución uniformadora y probablemente poco estética llenar de toldos de una punta a otra toda la acera situada enfrente de la catedral, bien por debajo, bien por encima de las copas de los naranjos supervivientes, a un coste de entre 230.000 y 300.000 euros.

Mejor que en un concurso del que podrían surgir propuestas tan extravagantes como la de los tapices rodantes aeroportuarios, reservemos el dinero para aplicar una solución de sentido común y al sevillano modo, como la propuesta por nuestro mayor experto en arboleda urbana, el catedrático Enrique Figueroa.

Figueroa ha preconizado la creación de una especie de corredor verde: formar un dosel vegetal mediante la siembra en paralelo de dos hileras de árboles de mediana altura y copas redondeadas (almez, aligustre, tipuana, sófora…) y salpicado de bancos y fuentes con agua.

El colmo de la paradoja sería que en la ciudad del calor tuviéramos que convocar un concurso internacional para que un extranjero nos dijera cómo combatir el calor de la Avenida.

 

El paro en Sevilla capital en marzo de 2017: cuatro meses por debajo de los 80.000

Marzo deja 938 parados menos en la ciudad, hasta un total de 77.604

En el mismo mes de hace tres años había 91.925 desempleados

El único lunar de este marzo ha sido el leve incremento (+ 29) en Agricultura

Notable descenso también en la provincia, con una reducción de 3.273 parados

 

El mes de marzo de 2017 ha dejado 938 parados menos en Sevilla capital, con lo que el número total de desempleados se sitúa ahora en 77.664. Se logra así una racha de cuatro meses consecutivos por debajo de la barrera psicológica de los 80.000 desempleados, según los datos recogidos por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y difundidos por el ministerio del ramo, que dirige la onubense Fátima Báñez.

Tres años son los que median entre marzo de 2014 y marzo de 2017, periodo en que la estadística del paro en Sevilla ha registrado una alentadora evolución desde la peor cifra del desempleo, cuando había 91.925 sevillanos inscritos en las oficinas como demandantes de un trabajo, hasta la actual de 77.664, lograda no sin altibajos a lo largo de este tiempo, con lo que de paso se logra acumular cuatro meses seguidos con menos de 80.000 parados, ese número tan negativamente redondo sobrepasado prácticamente durante los últimos cinco años.

Por tanto, en el último trienio un total de 14.261 sevillanos han abandonado las listas del paro, lo que significa un 15,52% menos.

No obstante, los 77.664 parados de este primer mes de la primavera no mejoran el registro del pasado diciembre de 2016, cuando hubo 77.627. Tampoco esta racha de cuatro meses con menos de 80.000 desempleados es la mejor de los últimos años, ya que a partir precisamente de otro mes de marzo, el de 2013, hubo seis consecutivos de bajada de paro.

Los 938 desempleados menos del mes pasado suponen un descenso del 1,20%. En cuanto a la tasa interanual, es decir de marzo de 2016 a marzo de 2017, ha habido 6.277 parados menos (-7,48%).

Todavía mejor cifra es la registrada durante el tiempo que lleva Espadas de alcalde: 6.800 sevillanos han dejado de estar inactivos forzosos (un 8,06% menos) y han encontrado un trabajo.

Marzo es un mes muy variable en los últimos años, ya que los mismo sube el desempleo de forma significativa que baja. Por ejemplo, se incrementó en 2012 (+993) y 2014 (+245), y se redujo en 2013 (-361), 2014 (-1.156) y 2015 (-1.022).

Dentro de la alegría relativa que supone este descenso, ya que no hay que olvidar nunca el drama de los 77.664 sevillanos en paro (son más que todos los habitantes de Alcalá de Guadaíra), en marzo todos los indicadores han sido favorables salvo uno, el del empleo en la Agricultura, único sector donde se ha incrementado el paro (+29) en lugar de descender.

DISTRIBUCIÓN

Por sexos, al contrario que en la mayoría de los meses en que aunque mejoraba la estadística masculina la femenina iba en sentido contrario, el mes pasado ha habido menos parados tanto entre los hombres como entre las mujeres: los 33.873 varones desempleados son 710 menos que en febrero, y las 43.791 féminas suponen 228 menos.

En cuanto a los sectores económicos, el desempleo baja en todos menos en la Agricultura, donde sube por segundo mes consecutivo y con una cifra muy similar a la de febrero, mientras que el notable descenso en los Servicios es la causa de la buena cifra general del mes, al ser este sector el termómetro de nuestra economía.

La distribución en marzo ha quedado de la siguiente forma: Agricultura, 1.517 parados (+29); Industria, 4.273 (-86); Construcción, 6.260 (-154); Servicios, 54.762 (-674); colectivo Sin empleo anterior, 10.852 (-53).

Por primera vez en mucho tiempo se producen dos circunstancias excepcionales al analizar los datos del paro de marzo: baja en todos los grupos de edad sin excepción y no hay ningún grupo con más de 11.000 desempleados. Hay además cuatro segmentos en los que son más de un centenar las personas que salen de las listas del SAE: menores de 29 años; menores de 39 años; menores de 44 y menores de 54.

Así queda el número de parados por grupos de edad: menores de 20 años, 1.020 parados (-9); entre 20 y 24 años, 4.973 (-88); entre 25 y 29 años, 7.472 (-177); entre 30 y 34 años, 7.846 (-80); entre 35 y 39 años, 9.076 (-157); entre 40 y 44 años, 9.651 parados (-112); entre 45 y 49 años, 10.973 (-96); entre 50 y 54 años, 10.960 (-146); entre 55 y 59 años, 9.466 (-57), y mayores de 59 años, 6.227 desempleados (-16).

Se observa, pues, que el paro afecta sobre todo a quienes se hallan entre los 45 y los 54 años, escoltados tanto por el grupo precedente (entre 40 y 44 años) y el posterior (entre 55 y 59 años).

DATOS DE LA PROVINCIA

El paro también ha bajado de forma significativa en el conjunto de la provincia de Sevilla, al pasarse de 219.210 parados en febrero a 215.937 en marzo, esto es 3.273 menos, y una caída de un 1,50%, mejor en tres décimas que el porcentaje de la capital.

En la provincia todos los indicadores han sido favorables en marzo, sin excepción. Así, el número de hombres parados queda en 93.562, con un descenso de 2.459; y el de mujeres, en 122.375, lo que supone 814 menos.

Por sectores económicos, el desempleo baja en todos, con especial incidencia en los Servicios y también en la Agricultura, al contrario en este caso que en Sevilla capital, donde subió.

La distribución queda de la siguiente forma: Agricultura, 13.867 parados (-636); Industria, 15.001 (-330); Construcción, 21.664 parados (-586); Servicios, 140.764 (-1.652), y colectivo Sin empleo anterior, 24.641 (-69).

Los datos de inversión del Ayuntamiento de Sevilla desmienten al presidente de la CES, Miguel Rus

BALANCE

Los 17,5 millones invertidos por el Ayuntamiento en 2016 es la cifra más alta en cinco años

EJECUCIÓN

El grado de ejecución de la inversión fue del 82%, quince puntos superior a la de 2012

OTROS INDICADORES

La inversión de la Gerencia de Urbanismo y de Emasesa también se ha disparado

 

El presidente de la patronal sevillana (CES), Miguel Rus, hizo una enmienda a la totalidad de la política inversora de las Administraciones Públicas en Sevilla capital durante la reciente asamblea general de la Confederación de Empresarios, pero los datos revelan que al menos en lo que respecta al Ayuntamiento las inversiones reales han crecido desde que Espadas se hizo cargo del gobierno de la ciudad.

Miguel Rus dijo con ironía que daban ganas de pedir también la independencia, como Cataluña, a ver si así nos llegaba al menos parte de una lluvia de millones como la prometida por Rajoy a dicha comunidad autónoma, y acusó a las Administraciones Públicas de no estar a la altura de las circunstancias.

Aunque Rus puede tener razón, y probablemente la tenga, en su queja por la menor inversión en Sevilla del Gobierno central y de la Junta de Andalucía en un escenario, no se olvide tampoco,  de crisis económica y de exigencia de la Unión Europea de reducción de nuestro elevadísimo déficit público, esa generalizada crítica no se ajusta a la realidad respecto del Ayuntamiento, que sí está tratando de revertir la situación desde que Espadas fue elegido alcalde a mediados del año 2015.

Y es que precisamente Espadas era el que, cuando era líder de la oposición municipal, reprochaba continuamente a Zoido que el Ayuntamiento hubiera dejado de ser un motor de estímulo de la economía de la ciudad en general y de los sectores más golpeados por la crisis en particular, como el de la construcción, por ceñirse en exceso a una política de ajuste y de recortes, de ahí que cuando ha llegado al gobierno local ha tratado de significarse justamente por todo lo contrario: impulsar la economía de la ciudad desde el Ayuntamiento, sus organismos autónomos y las empresas municipales.

El análisis de las inversiones comprometidas por el gobierno local y, más importante aún, de su grado real de ejecución demuestra que sólo se ha revertido la caída de las mismas en el año 2016, justo el año en que Espadas pudo materializar sus primeros Presupuestos netos de su mandato, ya que en 2015 heredó el de Zoido una vez elegido alcalde.

 

COMPROMETIDAS Y EJECUTADAS

 

Hace cinco años, en sus primeros Presupuestos no heredados (2012), Zoido anunció unas inversiones de 23,7 millones de euros, pero en la práctica se redujeron a 15,8 millones (un 66,82% de ejecución).

A partir de entonces, las inversiones comprometidas fueron cayendo (8 millones menos en 2013; 3 millones menos respecto del año anterior en 2014) hasta un leve repunte en el año electoral de 2015 (+ 1,8 millones). En resumen, en cuatro años se pasó de 23,7 millones de euros en inversiones comprometidas a 14,3 millones.

Los datos son todavía más reveladores cuando se analiza cuánta de esa inversión municipal comprometida o anunciada se llevó a la práctica realmente. Así, los 23,7 millones de 2012 se quedaron a la hora de la verdad en 15,8 millones (grado de ejecución del 66,82%). El gobierno de Zoido no pasó de ejecutar un máximo del 72,65% (y eso fue en el año 2015) de las inversiones comprometidas.

Entre 2012 y 2015, el anterior gobierno comprometió inversiones en la ciudad por un valor total de 66.220.756 euros, pero realmente sólo ejecutó por valor de 46.366.007 euros, prácticamente 20 millones menos de lo que podría haber hecho, lo que significó un grado de ejecución medio del 70%.

REPUNTE

Estas cifras contrastan con las inversiones del gobierno de Espadas en 2016. Aunque la inversión comprometida fue todavía inferior a la de Zoido en 2012 (21,4 millones de euros frente a 23,7 millones), su grado de ejecución fue, comparativamente, muy superior. Y es que los 23,7 millones de Zoido se redujeron en la práctica a 15,8 millones, mientras que Espadas ejecutó 17,5 millones de los 21,4 millones anunciados: un 81,76% frente al 66,82% de los primeros Presupuestos netos de Zoido y casi doce puntos más que la media de aquél en todo su mandato.

La conclusión, pues, es que con los 17,5 millones de euros invertidos realmente en 2016,  el Ayuntamiento, contrariamente a la impresión dejada por Rus, ha invertido más que nunca en los últimos cinco años para tratar de afianzar, dentro de sus limitaciones en comparación con la magnitud de otras Administraciones (Estado, Junta de Andalucía) la incipiente recuperación económica.

Cambio de signo en la Gerencia de Urbanismo y en Emasesa

La cuantía de las inversiones públicas conforme a los expedientes tramitados en dos potentes brazos ejecutores del Ayuntamiento, como la Gerencia de Urbanismo y Emasesa, demuestra también que se ha producido un salto cuantitativo importante en estas dos entidades.

En 2012, la inversión pública de la Gerencia de Urbanismo fue de tan sólo 1,6 millones de euros. Desde esa mínima cifra se dio un salto espectacular todavía bajo el mandato de Zoido, en 2013, al pasarse a los 15 millones de euros en números redondos, pero luego volvieron a registrarse caídas significativas: 6,1 millones en el año 2014 y 9,5 millones en 2015. El año pasado, con datos estadísticos sólo hasta el mes de septiembre, ya se alcanzaron los 16 millones de euros, 6,5 millones más que en el ejercicio precedente (incremento del 68,42%).

Similar salto se ha producido en la empresa metropolitana de aguas, Emasesa.,us inversiones, según los expedientes realmente tramitados, ascendieron a 10,1 millones en 2012, y se mantuvieron en esa línea los años siguientes (11,4 millones en 2013; 10,6 millones en 2014; 12,7 millones en 2015).

El año pasado, sin embargo, ascendieron a 22 millones de euros, 10 millones má en números redondos que en el ejercicio previo, con un incremento del 73%.

Emvisesa recupera ocho viviendas dejadas Vacías por sus adjudicatarios

La Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa) ha recuperado ya ocho viviendas del parque público cuyos adjudicatarios las habían dejado vacías pero no por ello habían renunciado a su disfrute ni las habían devuelto para que fueran ocupadas por otros sevillanos que se encuentran en la lista de espera. Actualmente hay unas 12.000 personas en números redondos inscritas en el Registro de Demandantes de vivienda del Ayuntamiento de Sevilla.

El 17 de mayo de 2016, la Comisión ejecutiva del Consejo de Administración de Emvisesa aprobó el “Protocolo de actuación para la recuperación de las viviendas vacías cedidas en régimen de arrendamiento, propiedad de Emvisesa, que no son ocupadas como domicilio habitual y permanente por sus inquilinos legales”. Esta figura administrativa permite desde entonces  la adopción de medidas para la recuperación de la posesión de las viviendas en cuestión y su puesta a disposición para programas sociales.

El hecho de no estar ocupando como domicilio habitual y permanente las viviendas que les fueron adjudicadas en régimen de arrendamiento a sus inquilinos supone no sólo un incumplimiento de lo establecido en las cláusulas de los contratos de arrendamiento de la vivienda, en los cuales se establece expresamente que “el arrendatario dedicará la vivienda a domicilio habitual y permanente suyo y de su unidad familiar o de convivencia, sin que bajo ningún concepto pueda destinarla a segunda residencia o cualquier uso que no sea el señalado” , sino también un incumplimiento del artículo 11 del Decreto 149/2006, de 25 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Viviendas Protegidas de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en el que se establece que las viviendas protegidas se destinarán a residencia habitual y permanente de sus destinatarios.

Al quedar acreditado que sus arrendatarios no las ocupan, y por tanto, su necesidad de vivienda ya se encuentra cubierta de otros modos, y siendo una obligación de los poderes públicos garantizar el derecho a la vivienda y que no exista ninguna vivienda pública sin habitar, era necesario articular un mecanismo que permitiera la recuperación de dichas viviendas vacías y sin uso, para poder volver a adjudicarlas de acuerdo con el procedimiento legalmente establecido, y que pudiera así garantizarse su fin social.

Normalmente se abre expediente por denuncia de vecinos, administradores de comunidades o de oficio, bien porque en inspección de técnicos de Emvisesa se hayan detectado indicios de falta de ocupación, o porque desde la Sección de Comunidades así se lo indiquen.

El expediente abierto en cada caso da trámite de audiencia y una serie de comprobaciones que garantizan que antes de tomar cualquier medida quede constatado que efectivamente nadie ocupa  la vivienda de acuerdo al contrato suscrito.

En los diez meses transcurridos desde la aprobación del Protocolo se han abierto cuarenta y seis expedientes a adjudicatarios sospechosos de no utilizar la vivienda asignada en su día por Emvisesa y ya han sido recuperadas ocho viviendas en esta situación.

Desdoble para el centro Comercial de Palmas Altas

REFORMA

La promotora propone la construcción de una carretera de dos carriles similar a la existente

PRESUPUESTO

El coste de la primera fase del proyecto sería de casi un millón de euros

DURACIÓN

El plazo de ejecución sería de cinco meses, con señalizaciones provisionales

 

Lar España, promotora del futuro complejo comercial el Palmas Altas, que sería el más grande de Andalucía, ha propuesto al Ayuntamiento en desdoble del viario local en la prolongación de la avenida de la Raza para aliviar el tráfico que generaría su complejo mercantil. Vecinos y ecologistas habían criticado duramente su previsión inicial de que los clientes potenciales más cercanos acudirán en bicicleta y que un tercio de los afincados en otros distritos llegarán en autobús.

Ahora la promotora propugna que el actual viario que recorre perimetralmente la parcela se duplique mediante la construcción de una calzada de dos carriles, como los que tiene la que ya existe. El “desdoble” de la carretera se realizaría conforme a las siguientes directrices:

-Conservación del arbolado y de la vegetación.

-No invadir el cerramiento que delimita la vía del ferrocarril del puerto.

-Mínima afección a las instalaciones existentes en el acerado que delimitan la vía férrea (centro de transformación, torre área de MT, caseta de riego, cuadros de alumbrado público).

Para ello, el nuevo viario proyectado se realizaría en dirección hacia el acerado que linda con la parcela del futuro centro comercial, de manera que se mantendría tanto éste como la zona verde colindantes con el cerramiento del ferrocarril. También se mantendría la actual calzada de 7 metros de anchura y sólo cambiaría su señalización horizontal, ya que de la calzada con dos sentidos de circulación y con un carril por sentido se proyecta otra de sentido único y con dos carriles.

Asimismo, se propone una mediana de 1,80 metros de anchura coincidiendo con el parterre existente en la calzada colindante con el futuro centro comercial, de manera que se mantenga todo el arbolado existente. La delimitación de la nueva calzada de 7 metros de anchura y compuesta por dos carriles se realizaría mediante bordillos de granito, de similares características a la de los existentes.

La promotora también pretende que se amplíen las intersecciones en las rotondas, de forma que la número uno y la número dos presenten un radio interior de 16,5 metros, arcén interior de un metro y dos carriles de circulación de cuatro metros cada uno.

El desplazamiento de la alineación existente en el desdoble supondría una ocupación de 7,05 metros de la línea de la parcela, hasta un total de 2.330 m2, que se cederían al viario público y como una solución más ventajosa para no tener que modificar la alineación hacia la vía ferroviaria del puerto.

Con este desdoble la promotora confía en que se incremente la capacidad del tráfico y se mejore la conexión con los viarios generales. En cuanto a la rasante, en principio se mantendría la actual, aunque sería precisa la correspondiente comprobación de replanteo durante la ejecución de las obras.

INFRAESTRUCTURAS

El desdoble obligaría a desarrollar nuevas infraestructuras, tales como:

-Nuevas redes de saneamiento de aguas pluviales y fecales.

-Desvío de la canalización de abastecimiento de agua potable de 160 mm de diámetro de PE y que está canalizada bajo el acerado  colindante con el futuro centro comercial.

-Nueva instalación de alumbrado público en la mediana.

-Desvío de canalizaciones de MT mediante prisma de nueve conductos de 200 mm de diámetro, que están canalizadas de la misma forma que el abastecimiento de agua potable.

-Desvío de canalizaciones de telefonía y de gas.

Además, será precisa la demolición de los bordillos y acerados y, con objeto de conectar con el viario existente, también de los firmes y pavimentos de parte de las calzadas y de las zonas verdes actuales.

Debido a que la obra del desdoble del viario y las conexiones con la avenida de la Raza y el Nuevo Acceso al Puerto deben ser compatibles con el futuro planeamiento de Sevilla y en concreto con lo definido en el Plan General como SGV Palmas Altas-Pítamo, la promotora plantea la ampliación en dos fases, “de forma que en ambas se actúe sobre el viario existente y las conexiones, siendo esta ordenación compatible con la estructura y el viario a desarrollar en un futuro por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla”.

De esta frase se deduce que la primera fase sería sufragada, al coste de 947.000 euros,  por la promotora del centro comercial y la segunda, por el Consistorio con cargo a otras unidades de actuación urbanística en la zona de Palmas Altas.

El plazo de ejecución se fija en cinco meses, si bien las obras afectarían a los pavimentos de la urbanización, motivo por el cual se plantea que la terminación de la urbanización (capa de rodadura y señalización horizontal definitiva) no se realice hasta el final de las obras de edificación. Mientras tanto se realizaría una señalización provisional.

DESGLOSE DE PARTIDAS

El presupuesto de ejecución material incluye las siguientes partidas:

-Demoliciones y trabajos previos:  57.246,58 euros.

-Movimientos de tierras: 228.439,49 euros.

-Firmes y pavimentos: 260.291,58 euros.

-Saneamiento: 102.870,31 euros.

-Abastecimiento: 51.843,62 euros

-Electricidad: 43.888,11 euros.

-Alumbrado público: 49.567,91 euros.

-Telefonía: 18.213,54 euros.

-Gas: 23.330,87 euros.

-Señalización: 17.488,78 euros.

-Jardinería: 9.313,57 euros.

-Red de riego: 2.384,35 euros.

-Gestión de residuos: 68.040,30 euros.

-Seguridad y salud: 14.101,60 euros

TOTAL:  947.020,61 euros.