La Gerencia de Urbanismo de Sevilla devuelve el equivalente a cuatro campos de fútbol en Palmas Altas

TERRENOS

Once parcelas con una superficie conjunta superior a los 31.000 m2

AHORRO

A cambio se libra de urbanizar los suelos, al coste de 23,5 millones de euros

REMANENTE

Se queda con un suelo para vivienda protegida tras el pago previo de 800.000 euros

 

Con su definitiva publicación hace unos días en Boletín Oficial, la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha acabado de cumplir el acuerdo al que llegó hace tres meses y medio con la entidad Metrovacesa Suelo y Promoción para resolver de forma amistosa el diferendo que mantenían desde hace años a cuenta del desarrollo urbanístico de Palmas Altas Sur, cercano  al complejo comercial en construcción del mismo nombre, y exonerarse mutuamente de las obligaciones contraídas en otro convenio que firmaron durante el mandato de Monteseirín.

Como resultado de un procedimiento de licitación pública tramitado mediante “diálogo competitivo”, el 24 de noviembre de 2010 Metrovacesa y la Gerencia de Urbanismo suscribieron un convenio de concertación urbanística vinculado al llamado Plan Impulsa para el ámbito de gestión SUS-DBP-02 “Palmas Altas Sur”, del Plan General de Ordenación Urbana.

El objeto del convenio de concertación era la urbanización de 680.000 m2 de suelo propiedad de Metrovacesa y con una edificabilidad residencial cercana a los 350.000 m2/techo, que habrían permitido la construcción de unas 2.900 viviendas, muchas de ellas de protección oficial. La compañía se comprometió a la urbanización de los terrenos y la Gerencia de Urbanismo a financiar las obras a cambio de la recepción de una serie de parcelas.

Metrovacesa transmitió  al Ayuntamiento el 23 de diciembre de 2011 las fincas comprometidas, que tenían un valor de 23.569.848 euros, importe equivalente al del coste de urbanización. Iniciada ésta, las obras acabaron siendo suspendidas a finales del año 2012. Paralelamente, por parte de la Gerencia de Urbanismo se produjo un retraso en el pago de las certificaciones de obra, que en el momento de mayor deuda llegó a importar 419.511 euros. La última certificación pagada fue, con casi dos años y medio de retraso, el 1 de octubre del año 2012. Así pues, en todos estos años la Gerencia de Urbanismo sólo ha abonado un total de 850.001 euros.

Tampoco se habían iniciado ni contratado las obras de ejecución de los sistemas generales que deberían haber dado acceso al sector. La Gerencia consideraba que Metrovacesa había incumplido el convenio de concertación al no haber realizado por su parte más del 3% de las obras de urbanización tras el conflicto suscitado con la UTE Urbanización Palmas Altas Sur, que no pudo resolver, mediante resolución del contrato, hasta septiembre de 2013.

Al final, Metrovacesa acabó interponiendo varios recursos contra la Gerencia, culpándose ambas partes del incumplimiento del acuerdo que firmaron el 24 de noviembre de 2010 y reclamando la compañía cantidades millonarias en concepto de supuestos daños y perjuicios.

 

DIÁLOGO Y ACUERDO

 

Finalmente, en la primavera de 2017 ambas partes entablaron un diálogo con el fin de resolver amistosamente sus diferencias y terminar con el conflicto por la vía jurídica. Fruto de este nuevo clima, el Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobó el 18 de octubre del año pasado la resolución de mutuo acuerdo del convenio urbanístico de gestión de Palmas Altas Sur, que ahora queda completamente materializado con su publicación en Boletín Oficial.

Así, Urbanismo ha devuelto a Metrovacesa un total de once parcelas, conforme a la siguiente relación:

 

-Cinco de 2.389,50 m2 cada una (total de 11.947,50 m2).

-Dos de 2.094,50 m2 cada una (total de 4.189 m2).

-Dos de 1.634 m2 cada una (total de 3.268 m2).

-Una, de uso terciario, de 6.711,08 m2.

-Una, también de uso terciario, de 5.027,09 m2

 

Así pues, las once parcelas miden 31.142,67 m2, el equivalente en números redondos a la superficie de cuatro campos de fútbol como los del Sevilla FC y el Real Betis Balompié. Estos terrenos tenían reconocidos en el Plan General una edificabilidad conjunta de 72.815 m2.

La Gerencia de Urbanismo, que queda exonerada del pago de los costes de urbanización de los terrenos (evaluado en su día en 23,5 millones de euros), retiene la propiedad de sólo una parcela, destinada a vivienda protegida, con imputación al pago del precio de la misma  de las cantidades abonadas hasta la fecha en cumplimiento del convenio de concertación urbanística ahora resuelto.

Dado que la Gerencia ya abonó 850.000 euros, para completar el precio de esta parcela se compromete a pagar en metálico a Metrovacesa la cantidad de 278.479 euros en un plazo de seis meses a contabilizar a partir del 31 de octubre de 2017 (se cumple en abril de este año).

El acuerdo no supone que ambas partes no tengan que cumplir los deberes inherentes a la ejecución del planeamiento, entre ellos la obligación de urbanizar los terrenos y de soportar las correspondientes cargas y cesiones obligatorias, así como la ejecución de los sistemas generales.

En este sentido, el Ayuntamiento debe aprobar el proyecto de ejecución de los sistemas generales en este ejercicio presupuestario de 2018, de forma que las obras puedan comenzar en el primer semestre de 2019 y con la intención de poder simultanear la obra de los sistemas generales con la de urbanización a los efectos de las concesiones de licencia para las edificaciones que se promuevan en el sector Palmas Altas Sur.

 

Nicolás Salas: murió con las botas puestas

Cuando Nicolás Salas ingresó en el hospital de San Juan de Dios del Aljarafe pocos días antes de su fallecimiento a los 84 años de edad, su principal preocupación no era, según nos contó su hijo homónimo, su ya precario estado de salud, sino que sus familiares comunicaran al periódico que posiblemente no pudiéramos contar con su página semanal, dedicada a la Sevilla de ayer y de hoy, a fin de que nos preparáramos para cubrir ese eventual hueco. Pero ya sabemos que ese hueco nunca se podrá cubrir, por más que a mí me pareciera que Nicolás jamás faltaría a la cita con sus lectores, aunque estuviera al borde de la muerte, tal era su fortaleza, su inmensa voluntad y su apasionada entrega al oficio de periodista.

Por esos rasgos de su fuerte personalidad puedo decir con propiedad que Nicolás Salas, mi director en aquella inolvidable Redacción de ABC de la calle Cardenal Ilundáin, ha muerto  calzado con las botas de periodista hasta el último suspiro.

 

Yo le retaba en cuanto surgía la oportunidad, sabedor  de que mis desafíos le estimulaban en su amor propio profesional y le obligaban a dar lo mejor de sí mismo y a sentirse aún en primera línea de combate, en las trincheras periodísticas. Si me llegaba una noticia sobre un hecho o persona con los que él pudiera establecer algún tipo de vinculación, le llamaba -para él no importaba la hora que fuese-, o le enviaba un correo electrónico, del siguiente tenor:

 

-Oye, ha pasado esto. ¿A que no te atreves a escribir una de tus páginas sobre este tema?

 

Y él casi no me dejaba terminar, sabiendo de antemano el propósito de mi llamada, y respondía:

 

-A tus órdenes, director.

 

¿Director? ¡Pero si yo había sido su aprendiz desde que me acogió primero como alumno en prácticas apenas unos días después de aquella histórica Copa del Rey del Betis de Esnaola y compañía, y luego como auxiliar de Redacción sin haber acabado aún la carrera;  y cuando ya fui titulado, a lo largo de siete años!

Pero él se empeñaba en decírmelo una y otra vez. En el emotivo homenaje que le tributaron en el club empresarial Antares hace poco más de dos años, cuando me acerqué a saludarlo a la mesa presidencial me cogió de las manos y dirigiéndose a los allí presentes expresó:

 

-¿Habéis visto qué cosa más bonita? Yo fui su director en ABC cuando él estaba empezando y al final él se ha convertido en mi director, en Diario de Sevilla y en Viva Sevilla.

 

Para él, que me profesaba un cariño especial, yo representaba como una especie de relevo generacional, como el tomador de su testigo periodístico. Y sólo quien ha asumido responsabilidades como las que él ostentó entre 1977 y 1984 puede comprender en la distancia la magnitud de los retos a que hubo que enfrentarse como director de aquel ABC de Sevilla en que hizo su particular Transición renovando la Redacción en paralelo a aquellos agitados años de los albores de la Democracia, bajo la permanente amenaza del terrorismo, en una etapa que se cerró con el vil asesinato a manos del Grapo del primer presidente de la patronal sevillana, Rafael Padura. Nicolás, amenazado, me confesó que en aquellos tiempos llegó a domir con una pistola encima de la mesilla de noche. Ser director de periódico no era una perita en dulce, sino un puesto de alto riesgo y con más ingratitudes que reconocimientos por parte de quienes le rodeábamos. Y precisamente “Sin rodeos” era el cintillo que él eligió para publicar sus artículos semanales, escritos más con el corazón que con la cabeza y sin importarle quién se pudiera enojar con sus argumentos, directos y al grano. Parece que todavía estoy viendo la luz roja que se encendía por fuera de su despacho cuando se concentraba en su tarea y a su secretaria diciéndome:

 

-El director está ocupado escribiendo su artículo y no se le puede molestar. ¿Es algo urgente?

Qué mejor descripción que aquella, porque Nicolás generalmente estaba ocupado escribiendo o pensando en lo que iba a escribir, así que igualmente muchos años después podía ponerse a afrontar mis desafíos en forma de encargos a cualquier hora, ya fueran las dos o las tres de la madrugada, y yo sabía de antemano que en veinticuatro o cuarenta y ocho horas mi antiguo director me iba a remitir el texto o, mejor aún, la página hasta maquetada, con un escueto saluda de “misión cumplida” y pidiendo nuevas órdenes que cumplir.

 

¡Y esa rapidez y capacidad de trabajo en una persona octogenaria, con más de 60 años de ejercicio profesional, con premios periodísticos en su haber como el Luca de Tena (creo recordar que justamente por un pie de foto inspirado tras un terrible atentado terrorista del que fue víctima una mujer embarazada), con premios literarios como el Ateneo de novela, con decenas de libros publicados y con infinidad de reconocimientos y distinciones!

Yo comparaba en mi fuero interno esa indesmayable capacidad de trabajo de Nicolás Salas con la actitud de miembros de las nuevas hornadas de periodistas, demasiadas veces propensos a buscar cualquier excusa para tratar de justificar la aparente imposibilidad de realizar tal o cual encargo por dificultades supuestamente insuperables.

 

Y recordaba cuando muchos años atrás comentábamos en la Redacción de ABC cómo un medio de la competencia nos había dado un pisotón y él me dijo:

 

-¿Sabes, Florencio, por qué nos han pisado esa noticia? ¡Porque a los nuestros les falta hambre periodística!

 

Ese era uno de los rasgos diferenciales de Nicolás Salas: él, pese a su ingente trayectoria, pese a sus premios y a su edad, pese a estar oficialmente jubilado (que no retirado) desde hacía años nunca dejó de sentir hambre periodística; nunca se sintió satisfecho pese a  todo lo que había escrito y hecho; nunca dejó de trabajar ni de estar al pie de la máquina de escribir o del ordenador; siempre se sintió como si fuera un principiante que tuviera que hacer méritos para consolidarse como periodista; nunca se le cayeron los anillos ante un encargo mío ni me puso pero alguno.

 

Y si yo lo retaba era porque sabía que el periodismo era su vida y le daba vida, y que el día en que no pudiera o dejara de escribir entonces habría que preocuparse seriamente porque la vida perdería sentido para él. Nicolás Salas era un periodista de los viejos tiempos, como esos que vemos en las películas, hecho a sí mismo en la escuela de la calle  y no en las aulas de una Facultad, autodidacto, razón por la cual siempre sintió la necesidad de mejorar su formación cultural y en todos los ámbitos, de ahí su pasión por los libros.

Nicolás convirtió su casa de Colina Blanca, ese privilegiado balcón con maravillosas vistas sobre el Guadalquivir y Sevilla, en una biblioteca-hemeroteca en la que los libros (más de 20.000), las fichas documentales (más de 10.000), las fotos (más de 500.000) y papeles de todo tipo colonizaban el espacio disponible e incluso el no disponible, ¿verdad, Antonia?, en la mejor tradición barroca sevillana del “horror vacui”, el horror al vacío, para santa resignación de sus familiares, que podían encontrarse exponentes de la Galaxia Gutenberg en los sitios más insospechados.

 

Nicolás Salas amaba sus libros, periódicos, fotografías, fichas, revistas, fascículos y todo cuanto había ido reuniendo año tras año tanto como a sus propios hijos y consideraba su biblioteca como un conjunto inseparable y el mejor legado para ellos, confiando en su fuero interno que en el futuro pueda ser un legado -la Biblioteca Nicolás Salas- para Sevilla, a la que se entregó en cuerpo y alma, con más devoción si cabe por el hecho accidental de no haber visto la luz primera a la sombra de la Giralda.

 

Contrariamente a lo que suele decirse e incluso a lo que él ponía en su biografía, Nicolás Salas no era un sevillano de adopción, sino de pasión, y por éso le dolía tanto Sevilla, más si cabe que a los sevillanos nativos. Cada año, generalmente por primavera o Navidad, el periodista le escribía no una carta de amor, sino todo un libro a la ciudad que le acogió y que él sintió tan suya como el que más, aquí donde en términos machadianos nació al amor.

Me he puesto a contar y en su extensa bibliografía de medio centenar de obras en números redondos -¡un libro de media por año de ejercicio profesional!- hay nada menos que unas cuarenta que en el título llevan la palabra Sevilla o el calificativo sevillano, desde aquella casi iniciática “La Feria de Sevilla” (1973), distinguida con el premio que lleva el título de la ciudad a que estaba dedicado, hasta “50 sevillanos del siglo XX” (2012), y seguro que me dejo alguna más por el camino.

 

Al igual que Romero Murube, Nicolás Salas se habrá ido con Sevilla en los labios a esos cielos que él ya se ha ganado mientras que yo he perdido a quien fue mi primer director en las Tres Letras y me guió por la senda del periodismo.

 

Gracias por siempre, Nicolás.

El PP y el Metro

Virginia Pérez se atribuyó el pacto sobre el Metro tras su visita a Madrid, hasta que el PP cambió de estrategia

No son centenares de miles ni 70.000 los excluidos de la otra mitad de la línea 3, sino tan sólo 20.000

 

Apenas conocido el principio de acuerdo en Madrid entre el Ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla de creación de una mesa técnica que estudie la posible construcción del tramo de la línea 3 del Metro Pino Montano-Prado de San Sebastián, valorado en unos 720 millones de euros y que aportarían a partes iguales las tres Administraciones Públicas, el portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez, se ha dedicado a agitar a las asociaciones de vecinos afines a su partido o de barrios que quedarían fuera del radio de influencia de la futura línea del suburbano.

Pérez convocó el día 31 de enero a representantes de asociaciones del Casco Antiguo, San Pablo, San Jerónimo, Triana, Los Bermejales, Bellavista, Palmete…, tras lo cual declaró a los medios de comunicación que el proyecto que sarcásticamente calificó de “medio” Metro acordado en Madrid nace “amputado” porque al llegar sólo hasta el Prado de San Sebastián excluye el tramo que continúa hasta Heliópolis y Los Bermejales.

A juicio de Beltrán Pérez, el pacto por la mitad de la línea 3 deja fuera a cientos de miles de vecinos del ámbito de influencia del Metro, razón por la cual ha propuesto un pacto por la red completa, con prioridad para las líneas 2 y 3.

 

“AMPUTADO”

 

El portavoz del PP insistió en que el acuerdo de Madrid es “un proyecto amputado de la línea 3 del Metro, que excluye a los barrios de Los Bermejales, Jardines de Hércules o Bellavista, es decir 60.000 ó 70.000 vecinos que esperaban que el Metro llegase a su barrio y que, por la decisión del propio alcalde de la ciudad y de la Junta de Andalucía, se queda en el Prado de San Sebastián”.

Estas declaraciones no se ajustan a la realidad y tienen el claro propósito de soliviantar a los vecinos y lanzarlos como arma arrojadiza contra únicamente dos de los protagonistas del acuerdo de Madrid sobre el Metro sevillano, el alcalde Espadas y el consejero López, ambos socialistas, ya que curiosamente, y no parece casualidad, el portavoz del PP se olvida del tercer interviniente en la decisión de que el Metro se quede en el Prado: su correligionario en las filas del PP y ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

Beltrán Pérez habla de que el acuerdo sobre el Metro excluye a, entre otros, el barrio de Bellavista, cuando el proyecto que se redactó sobre la línea 3 termina oficialmente desde siempre en Los Bermejales y nunca estuvo incluida Bellavista. Lo lógico sería que Bellavista sea el destino de la prolongación de esa línea a partir de Los Bermejales, y de hecho se ha hablado de que esa prolongación está en mente o en estudio por la Junta de Andalucía, pero desde que hace años se redactó el proyecto técnico para esa tercera línea de Metro, como no se incluyó Bellavista, no cabe decir con propiedad alguna, como ahora dice Pérez, que el pacto de Madrid excluye a este barrio. Y es que ya estaba excluido o nunca fue incluido. ¿Por qué no reprochó el portavoz popular esa supuesta exclusión cuando años ha se dio a conocer la línea si que llegara a Bellavista?

 

PADRÓN

 

Beltrán Pérez se dedica también a hinchar el número de vecinos afectados por la no ejecución en principio del tramo entre el Prado y Los Bermejales con tal de desgastar políticamente a los gobiernos socialistas de Espadas y de Susana Díaz y olvidándose, de manera significativa, del ministro de Fomento, de su mismo partido.

Obsérvese que el tramo que se deja para una segunda fase es el que discurre entre el Prado de San Sebastián, la Plaza de España, la avenida de la Palmera, Reina Mercedes, Pineda y Los Bermejales. No llega, pese a lo que ahora diga Beltrán Pérez y porque no se incluyeron desde el principio en el proyecto técnico, ni a los Jardines de Hércules ni a Bellavista, a los que de forma intencionada incluye el portavoz popular entre los barrios agraviados.

No son, pues, centenares de miles los vecinos dejados fuera de la línea 3, ni siquiera esos 60.000 ó 70.000 a los que luego se refiere el portavoz del PP citando los barrios más al Sur de Sevilla. Tal como hemos visto, el segundo tramo de la línea 3 del Metro que se deja para una futura fase (Prado de San Sebastián-Los Bermejales) discurre prácticamente entero por el distrito Bellavista-La Palmera. Pues bien, todo el distrito tiene 41.000 habitantes en números redondos: no son ni cientos de miles ni 60.000 ni 70.000, esas cifras que lanza el portavoz del PP. Y como los Jardines de Hércules ni Bellavista estuvieron incluidos nunca en la línea 3, si restamos la población de estos barrios a la de todo el distrito, la no ejecución inicial del segundo tramo de la línea afectaría realmente a unas 20.000 personas, al margen de los usuarios potenciales.

 

INCONGRUENCIA

 

A partir del 1 de febrero, los medios de comunicación sevillanos se fueron haciendo eco prácticamente a diario de la protesta, alimentada por el PP, de distintos barrios contra el acuerdo de Madrid sobre la línea 3 del Metro.

Por lo que veremos posteriormente, es llamativa la página 10 de la edición de El Correo de Andalucía del 2 de febrero, íntegramente dedicada al asunto. En la parte superior podían leerse los siguientes titulares: “Frente común vecinal para exigir la construcción completa de la línea 3. Los Bermejales, Bellavista, Jardines de Hércules, Pedro Salvador y Reina Mercedes piden ampliar el preacuerdo al segundo tramo que va del Prado a estos barrios”. Y en la parte inferior: “Sevilla Este recoge 4.000 firmas en solo cuatro días. Los vecinos han iniciado una campaña de protesta para que se hagan a la vez las líneas 2 y 3 del Metro”.

Esto en la página 10. En la 12 se publicó una entrevista a toda plana con la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, que declaró lo siguiente, según se destaca en un sumario: “Mi visita y la de Beltrán Pérez al Ministerio de Fomento se han reflejado en el pacto por el Metro”.

Atención: se refiere a la entrevista que mantuvo en Madrid con el ministro de Fomento a principios de septiembre de 2017 el portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez.

He aquí la enorme incongruencia del PP sevillano: si Virginia y Beltrán se atribuyen a sí mismos el mérito por el pacto alcanzado sobre el Metro, ¿cómo es que ahora lanzan una campaña contra su propio logro, lo denuestan reduciéndolo a un mero “medio” Metro y se dedican a soliviantar a asociaciones vecinales poniéndolas en su contra?

DIVISIÓN

Si reniegan del pacto por el Metro a ellos supuestamente debido, cabe pensar que en realidad carecieron de la más mínima influencia en su partido y en Madrid para haberlo alcanzado, ya que realmente quienes lo han logrado han sido el alcalde Espadas y el consejero López (si los dos Pérez, Virginia y Beltrán, hubieran sido los artífices tras la visita de este último a Madrid el pasado septiembre, ¿acaso no lo habrían anunciado a bombo y platillo?); o, en su defecto, que ellos ni lograron pacto alguno o en tal supuesto tampoco lograron del ministro su aquiescencia a la construcción completa de la línea 3, pero trataron de apuntarse la reanudación de las obras, aunque sólo fuera hasta el Prado, hasta que por intereses políticos de confrontación con Espadas cambiaron de estrategia y empezaron la campaña del “medio” Metro y a agitar a los vecinos.

El resultado ha sido que como las asociaciones de los barrios beneficiados por el primer tramo de la línea 3 se han movilizado (63 han firmado su apoyo) en favor del acuerdo tripartito, el PP local ha cosechado el dudoso éxito de enfrentar a unos barrios con otros y de dividir a los sevillanos.

 

INVIABLE

¿Quién no apoya la construcción de la red completa de Metro con su ampliación a las líneas 2, 3 y 4? Ese es un objetivo irrenunciable de la ciudad que comparten los sevillanos, por más que trate de monopolizarlo Beltrán Pérez. Lo que no dice el portavoz del PP es que esas nuevas líneas costarían un mínimo de 3.700 millones de euros y que técnicamente sería inviable su construcción simultánea, porque para ello habría que poner patas arriba la ciudad, de Norte a Sur y de Este a Oeste. Si cuando Zoido fue alcalde con mayoría absolutísima durante cuatro años el PP no exigió nada al Ministerio de Fomento, ¿cómo se rasga ahora la vestiduras por que Espadas le arranque al menos el compromiso de estudiar la construcción siquiera del primer tramo de la línea 3, que sólo le supondría al Gobierno de Rajoy la aportación de 240 millones de euros?

Dicho de otro modo: si ya está costando Dios y ayuda que el Gobierno estudie su posible aportación de 240 millones de euros para ese “medio” Metro, como lo califica o descalifica Beltrán Pérez, ¿cómo aportaría el Ministerio 1.233 millones para la construcción simultánea de todas las líneas pendientes? ¿No será mejor empezar construyendo esa medio línea que seguir como hasta ahora, con ninguna más? ¿No será mejor tener la mitad de la línea para poder continuarla después hasta Los Bermejales e incluso hasta Bellavista? ¿No será mejor la política realista, por razones de contención presupuestaria y de mayor demanda potencial de usuarios, del “medio” Metro de Espadas que la política del todo (coste de 3.700 millones de euros) de Beltrán Pérez, que seguiría siendo nada como hasta ahora?

Espadas le ha respondido al portavoz del PP que no tiene inconveniente alguno en firmar un acuerdo sobre la red completa del Metro con tal de que aquél salga en la foto y en tal caso poder decir, como pregonaba Virginia Pérez, que ellos fueron artífices del pacto sobre el suburbano. Es la mejor prueba de que la posible construcción del “medio” Metro hasta el Prado no supone la renuncia a la ejecución completa de la línea 3 ni del resto de líneas pendientes, al contrario de la leyenda negra que, con los vecinos como arietes, trata de alimentar el partido de Beltrán Pérez, el mismo que estuvo cuatro años callado y sin molestar al Gobierno de Madrid durante el mandato de Zoido.

El CaixaForum Sevilla diseñado por Vázquez Consuegra, edificio del año

El edificio del Centro Cultural CaixaForum de la isla de la Cartuja  proyectado por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra ha resultado elegido edificio del año en los premios Building of the Year Award 2018. Convocados por Archdaily, el portal especializado en arquitectura más popular del mundo, estos premios de ámbito internacional cuentan entre otros galardonados con figuras tan relevantes en el panorama de la arquitectura como el británico Norman Foster, el holandés Rem Koolhaas y los americanos Diller Scofidio + Renfro.

A esta convocatoria han concurrido más de 3.000 proyectos, de los cuales se seleccionaron 75 edificios como finalistas. Tras una votación abierta en la que han participado más de 100.000 lectores para elegir aquellos edificios que por su belleza, inteligencia, creatividad o servicio a la comunidad representan la mejor arquitectura del año, CaixaForum Sevilla ha logrado alzarse como uno de los 15 mejores edificios del mundo (el único construido en España), según la plataforma con sede en Nueva York.

 

La organización de los premios ha destacado el hecho de que en ellos se ven representados los valores que consideran su misión como plataforma especializada en arquitectura, brindar inspiración, conocimientos y herramientas a arquitectos de todo el mundo.

 

El nuevo CaixaForum, demuestra cómo hacer visible un edificio subterráneo. Partiendo de un espacio bajo tierra, el del parking de la Torre Sevilla ideada por César Pelli en la Isla de la Cartuja, Vázquez Consuegra y su equipo han construido un inmueble en el que la elegancia de las nuevas salas de exposición convive con la esencia industrial del contenedor, sabiendo aprovechar los huecos existentes para encajar un amplio programa de espacios públicos, restaurante, salas de exposición, almacenes, oficinas y auditorio sin que pasado y presente del edificio se perturben.

La marquesina ideada por Guillermo Vázquez Consuegra es el elemento que anuncia y destaca el acceso al edificio bajo el nivel del suelo. Fabricada en espuma de aluminio, queda más vinculada con los plazos largos de la arquitectura que con la temporalidad de las modas. Esta cubierta curva que cubre y señala es, además, el conducto de la luz natural que ilumina el espacio subterráneo y lo hace, así, más luminoso, menos críptico.

 

La prórroga del Presupuesto de 2017 impediría nuevas inversiones municipales en Sevilla

AFECTADOS

No se podría acometer ninguna porque los Capítulos VI y VII no se podrían prorrogar

NULOS

También se perderían todos los incrementos o nuevas partidas incorporadas al proyecto

CONVENIOS

Tampoco se podrían ejecutar los convenios acordados por el gobierno de Espadas

 

El alcalde Espadas, que ha pasado los últimos días en Iberoamérica atendiendo diversos compromisos internacionales, anunció antes de su partida su intención de convocar para esta semana el Pleno para la aprobación del Presupuesto del Ayuntamiento para el año en curso. Mientras se despeja la incógnita sobre la fecha, el equipo de gobierno ha elaborado la lista de programas y actuaciones que se verían afectados por un hipotético rechazo de la oposición al proyecto de nuevas Cuentas y, en tal caso, por  la forzosa necesidad de prorrogar el Presupuesto del año pasado.

Están programadas las siguientes actuaciones, que quedarían afectadas en caso de no haber Presupuesto:

-Inversiones de la Gerencia de Urbanismo: 21,4 millones de euros. Entre otras medidas:

-3 millones de euros para rehabilitación de patrimonio.

-3,4 millones para  viviendas y accesibilidad.

-5,2 millones de euros para inversiones en distritos.

-1.000.000 euros para mejoras en movilidad.

– Actuaciones afectadas del ICAS: Año Murillo, Casa Bellver y Bienal de Flamenco.

– Actuaciones afectadas del Instituto Municipal de Deportes: Inversiones por valor de 3 millones de euros.

-Inversiones afectadas del Ayuntamiento. Inversión total prevista: 27,4 millones de euros, conforme al desglose de, entre otras, las siguientes magnitudes:

-Inversiones en los distritos: Se han destinado 4,8 millones de euros a obras a través de los distritos.

-Comercio: 950.000 euros para convocatorias destinadas a modernización,eliminación de barreras arquitectónicas, autónomos y jóvenes y mujeres empresarias.

-Mercados de abastos: 850.000 euros para proyectos como las cubiertas del mercado de Triana (ya licitadas) y mejoras previstas en Tiro de Línea y San Jerónimo.

-Parques Empresariales: Se mantiene la estrategia de inversión plurianual en los parques empresariales de la ciudad. En este caso se han presupuestado 1,3 millones de euros, más 500.000 euros que se arrastran del año pasado. Están previstos con estos recursos actuaciones en los siguientes polígonos industriales y parques empresariales de la ciudad: Calle Automoción (Calonge), Calle Nivel (Store), Calle Rafael Beca Mateos (PICA) y Chaparrilla, amén de reparación de los monopostes.

-Nuevo programa instalación de ascensores en edificios : 2 millones de euros

-Colegios: La inversión en colegios prevista en el proyecto de Presupuesto de la ciudad para el año en curso  es de 5,3 millones de euros, a los que hay que sumar 500.000 euro,s que se arrastran de remanentes. En total, por tanto, se podrán alcanzar casi los 6 millones de euros. Se fijan además medidas para climatización de los patios.

 – Movilidad: Se prevé una partida de 1 millón de euros de inversión destinada a  iniciar la línea de transporte público rápido (BTR) de Sevilla Este y el tranvía (pendientes ambas de su tramitación administrativa).

-Parques y Jardines: 1 millón de euros en inversiones en parques yen  mejora  del medio ambiente.

-Modernización e innovación: 4,5 millones de euros para modernización de la administración local y actuaciones en la Gerencia de Urbanismo.

-Transferencias para inversiones en las empresas municipales  Lipasam (limpieza pública)  y Tussam (transporte público): 9 millones de euros en total.

CONVENIOS

La lista de convenios y acuerdos que decaerían en distintas áreas municipales en caso de que no se apruebe el proyecto de Presupuestos y se tengan que prorrogar los vigentes supondría una pérdida de inversión del orden de 3 millones de euros.

 

Aparte de los afectados en Servicios Sociales, especialmente los firmados con entidades que trabajan con personas sin hogar, en el área económica quedarían sin efecto el firmado con la Federación Artesanal de Sevilla, por valor de 60.397 euros; el acordado con la Cámara de Comercio, por 20.000 euros, y con la Fundación Goñi y Rey, cifrado en 40.000 euros.

Tampoco se podrían materializar los convenios con UGT y Comisiones Obreras, de 11.500 euros cada uno, en materia de siniestralidad laboral.

En el área cultural, no podrían materializarse los acuerdos con Circada (60.000 euros), Muestra Internacional de Danza (75.000), Fest (95.000), Monkey Week (50.000), Orquesta Barroca de Sevilla (85.000), Nocturama (50.000), Interestelar (50.000) y Juventudes Musicales (5.000).

Convenios que decaerían en Servicios Sociales

 

Convenio                                Dotación

CONVENIO REALIDADES. PROYECTO DE PERSONAS SIN HOGAR

45.000,00

CENTRO ESPAÑOL DE SOLIDARIDAD “PROYECTO HOMBRE”

120.000,00

ASOCIACIÓN ALCOHÓLICOS REHABILITADOS “ANCLAJE”

20.000,00

HIJAS DE LA CARIDAD DE SAN VICENTE DE PAUL

3.000,00

CONVENIO CON ADHARA (VIH)

62.130,36

FAMSI

40.000,00

CONVENIO CRUZ ROJA

300.000,00

CONVENIO PROYECTO “AMIGO” CÁRITAS DIOCESANAS

150.822,46

CONVENIO RAIS PROYECTO PISOS TUTELADOS (personas sin hogar)

175.000,00

CONVENIO ASOCIACIÓN FAMILIA VICENCIANA

500.000,00

CONVENIO ASAENES UNIDAD DE DIA PARA PERSONAS SIN HOGAR

40.000,00

CONVENIO ACCEM PISOS TRANSICIÓN

62.500,00

CONVENIO FUNDACIÓN HISPALENSE DE TUTELA

40.000,00

CONVENIO OBLATAS

6.000,00

AUXILIARES DIOCESANAS DEL BUEN PASTOR “”VILLA TERESITA””

12.000,00

ASOCIACIÓN SEVILLANA DE ONG (ASONG)

6.500,00

SECRETARIADO GITANO

30.000,00

CONVENIO ATA. PUNTO DE ATENCIÓN A PERSONAS TRANS

26.000,00

Sevilla cierra 2017 con 207 hoteles y 2.616.379 turistas

CONTRASTE

Hay un hotel menos que en el año anterior y 63 plazas más, con un total de 21.738

EN LONTANANZA

Se pidieron 44 licencias para nuevos hoteles, que podrían funcionar a lo largo de 2018

CAÍDA

Se frenó la ocupación en los apartamentos turísticos a partir del mes de marzo

 

No hay prácticamente día en que no se anuncie la conversión de un edificio sevillano en hotel, pero esos anuncios no se han visto reflejados en la estadística del pasado año 2017, que se cerró con un hotel menos en la ciudad, en concreto 207, si bien se compensó en cierto modo con un incremento de 63 plazas hoteleras (+0,29%), hasta un total de 21.738 puestas a disposición de los 2.616.379 turistas que recibió la ciudad.

Salvo sorpresas o cambio drástico del mercado turístico, es muy probable que los anuncios de apertura de nuevos hoteles se materialicen a lo largo de 2018 y del próximo año, conforme al incremento en el número de licencias para usos hoteleros registrado en los dos últimos años. Así, en 2016 se pidieron 28 permisos para nuevos establecimientos, cifra que pasó a 44 (un aumento del 57% en tan sólo un año) en 2017.

Para alimentar a los dos centenares largos de establecimientos existentes y a los que se avecinan será necesario que se incremente, o al menos que se mantenga, el número de turistas que pernoctan en Sevilla y que el año pasado ascendieron a 2.616.379, lo que supuso un 3,21% más.

También se registró un aumento de las pernoctaciones hoteleras: un total de 5.200.196, con un crecimiento del 4,08%.

Según el origen de los turistas, 1.509.033 extranjeros se alojaron en establecimientos hoteleros de la ciudad y generaron 3.260.255 pernoctaciones. En cuanto a los turistas españoles, fueron 1.107.347, que realizaron 1.939.941 pernoctaciones. Por tanto, del total de turistas que recibió Sevilla, el 58% fueron foráneos y el 42%, nacionales.

La estancia media acumulada en establecimientos hoteleros fue de 1,99 días por persona (sigue sin llegarse a la cifra redonda de al menos dos noches de estancia en la ciudad), con un ligerísimo incremento en comparación con el año precedente del 0,02%.

En este sentido, de nuevo se pone de manifiesto la mayor importancia del turismo internacional: los extranjeros permanecieron una media de 2,16 días en Sevilla, frente a apenas 1,75 días de media de los turistas de origen español.

Aun así, el grado de ocupación en los hoteles sevillanos en el conjunto del año (un 61,82%) supera en casi diez puntos la media nacional, que ha sido del 51,95%. En la categoría de 3*oro es donde se alcanza el mayor porcentaje de ocupación local (el 63,75% de las plazas de este tipo de hoteles, y es en el total de las categorías de plata donde la diferencia con la media de España es mayor (un 23,78%).

ESTACIONES

El grado de ocupación de los hoteles demuestra que el otoño se ha convertido en la nueva temporada alta turística en Sevilla y que ha superado a la tradicional de la primavera. Así, los meses con mayor porcentaje de ocupación de los hoteles han sido octubre (con un 86,49) y septiembre (un 85,54), seguidos de los primaverales mayo (83,46) y abril (83,45).

Los meses de menor ocupación hotelera fueron enero (57,15%) y diciembre (61,82 %). Pese a ello, enero ha sido en 2017 el segundo mes con mayor incremento de la ocupación (+ 6,35%), sólo superado por otro mes frío, noviembre (+ 6,42%).

La ocupación descendió ligeramente en los meses de verano, concretamente en junio (-1,12%) y julio (-0,47%), acompañados por un mes turístico por excelencia como abril (-0,30%). Fueron éstos los tres únicos meses del año pasado en que bajó el alojamiento en los hoteles. En los nueve restantes, se incrementó.

En cuanto a los apartamentos turísticos, pese a la percepción existente de la multiplicación de su número en la ciudad, o quizás por eso mismo, su grado de ocupación el año pasado descendió mes tras mes a partir de marzo y tras el ascenso registrado enm enero (+ 3,44%) y febrero (+4,63%).

El peor mes para los apartamentos turísticos fue mayo, con una caída de ocupación del 8,29%, seguido de agosto, con un descenso del 7,08%.

ORIGEN

El principal país emisor de turistas para los hoteles sevillanos el año pasado fue Francia, que aportó 185.814 viajeros, seguido de Estados Unidos, coin 173.961; Italia, con 153.607, y Gran Bretaña, con 133.666. Fueron los únicos países con más de un centenar de millar de turistas a nuestra ciudad.

Ya un poco más lejos en la estadística aparece Alemania, con 90.643 y, atención, China, que se ha convertido en el sexto país emisor de viajeros a Sevilla, conm 61.865 el año pasado, superando a nuestro vecino Portugal, de donde vinieron 59.195.

El negocio hotelero en Sevilla

 

Españoles                           Extranjeros                        Total

 

Viajeros                              1.107.346                            1.509.033                            2.616.379

 

Pernoctaciones                  1.939.941                            3.260.255                            5.200.196

 

Estancia media                     1,75                                        2,16                                       1,99

 

Origen de los turistas alojados

en los hoteles sevillanos

 

Francia                 185.814

EE UU                   173.961

Italia                      153.607

Reino Unido      133.666

Alemania            90.643

China                    61.865

Portugal              59.195

Holanda               56.849

Bélgica                 41.721

Japón                   33.041

Argentina           30.824

Corea Sur            29.027

Brasil                     27.063

Suiza                     26.536

Canadá                 20.621

Australia              17.272

México                16.531

Rusia                     15.961

Irlanda                 14.145

Polonia                10.825

 

 

El ‘retroscopio’

Monteseirín trata de convencernos de que no lo quitó el PSOE sino que él se fue

Espadas tendrá que pagar 45,5 millones por sus facturas pendientes y litigios

(Retroscopio: Una vez que ya sabemos cuál es la situación del paciente se dice lo que se tenía que haber hecho. Alfredo Sánchez Monteseirín)

Para confirmar la operación de blanqueo de la imagen de Monteseirín que hace tiempo emprendieron los sectores y medios más beneficiados por su generosa derrama de fondos públicos durante su mandato para silenciar voces críticas a su gestión, el mismísimo ex-alcalde socialista, cobrándose favores pasados, ha pedido que le hicieran una amplia entrevista en la que incluso plantea que cree llegada la hora de que le pongan una calle en Sevilla. Modesto que es el personaje.

Nos hallamos, pues, ante otro intento más de reescribir la historia reciente de la ciudad, una reescritura que se inicia con el propósito de Monteseirín de convencer a los sevillanos de que él no se presentó a las elecciones municipales de 2011 porque no quiso y no porque el PSOE no lo dejara.  Monteseirín, tal como escribí en su día,  sigue tratando de aparentar que fue él y no Griñán quien decidió su marcha del Ayuntamiento, cuando su estrategia desde su clamorosa derrota (se parapetó tras el denominado ‘sector crítico’, ya que no tuvo el valor de presentarse él mismo) frente a Viera en el congreso socialista de julio de 2008 fue la de una numantina resistencia para evitar que el PSOE lo defenestrara antes de tiempo.

En segundo lugar, para evitar también que cuajara la alternativa interna (Emilio Carrillo) preparada por el partido con la antelación suficiente y dado el derrumbamiento de su figura en las encuestas y el rechazo que generaba en la opinión pública (el 20% de los sevillanos que declaraban conocer al alcalde  lo calificaban directamente con un cero y jamás fue aprobado en una encuesta durante sus 12 años de mandato, sin contar el demoledor resultado para él de la encuesta encargada por el PSOE a Julián Santamaría).

 AMAGO DE DIMISIÓN

 En tercer lugar y una vez emigrado Chaves (su gran valedor, no tanto por estima como por temer que abrir el melón sucesorio en Sevilla en mitad de un mandato equivalía a abrir la veda para que se hiciera lo mismo en la Junta de Andalucía en mitad de una legislatura, como así le acabó ocurriendo a él: Chaves se veía en el espejo de Monteseirín), una vez ido Chaves, decía  amagar con su dimisión a finales de 2009 ante Griñán al comprobar que no gozaba del favor del por entonces nuevo presidente de la Junta y luego también secretario general andaluz , pero con un doble objetivo:

1)      Forzar su ratificación ante la supuesta falta de tiempo (17 meses por entonces) para que el PSOE buscase un candidato alternativo fuera del Ayuntamiento.

2)      En caso contrario, dejar colocado como sucesor  a Celis, el hombre encargado de convertir Sevilla capital en el califato del sector crítico frente a  la Ejecutiva Provincial liderada entonces por Viera y pese a haber contado éste con  el 88,6% de los votos en el previo  congreso provincial socialista.

Monteseirín trató de asaltar el PSOE de Sevilla desde la trinchera de la capital, parapetado en su condición de único alcalde socialista de una capital de provincia y de Sevilla como capital de Andalucía. Trató deliberadamente de dividir el partido al sentirse ‘intocable’ por ser alcalde de Sevilla, desafiando de forma permanente la autoridad del secretario provincial  y confiado en el manto protector de Chaves.

 MANIOBRAS

 Monteseirín siempre jugó manejando los tiempos políticos para que el tiempo acabara jugando a su favor. Contaba con que su amago de dimisión nunca sería aceptada por Griñán a tan sólo año y medio de las elecciones y que ese año y medio le daría margen de maniobra para tratar de ganarse al nuevo presidente de la Junta, por una parte, y de invertir los sondeos contrarios a su persona mediante una intensa campaña mediática (puesta en marcha de Giralda Tv, compra de favores periodísticos a través de Manuel  Marchena y del dinero de la publicidad institucional o de las empresas municipales; buzoneo de publicaciones laudatorias en los barrios…) y de captación de apoyo social.

Así, el entonces  alcalde habría intentado que Griñán hubiera actuado de presentador suyo en una conferencia que iba a pronunciar después de la festividad Reyes. Al no conseguir su propósito de que el presidente de la Junta le hiciera su loa política y  que ésta se interpretara como un aval a su persona, dentro y fuera del partido, pospuso la  conferencia ‘sine die’.

Más ejemplos de la estrategia del alcalde de ganarse apoyos sociales para que fueran valorados en la Presidencia de la Junta: intentó que le otorgaran la medalla de oro del Ateneo (a lo que se ve, siempre tan humilde) como agradecimiento por los favores municipales –ahí se vio que no eran gratuitos- a la entidad de la calle Orfila.

Todas estas maniobras no cuadran con su aserto de que en realidad lo que él quería era dejar la Alcaldía porque consideraba suficientes diez años en total y al final de su tercer mandato habría acumulado doce. Todo lo contrario: él y su círculo de confianza tenían como referentes a alcaldes que casi se habían perpetuado en el Poder, como su correligionario Francisco Vázquez en La Coruña, que fue regidor durante 23 años seguidos, y el andalucista Pedro Pacheco, alcalde de Jerez durante 24.

 LA DEUDA

 Monteseirín trata también de convencernos de que durante sus mandatos no hubo ni ruina ni despilfarro y que así lo certifica el Banco de España. “Estoy harto de poner sobre la mesa una y mil veces -ha afirmado- los datos que demuestran que esa denuncia (de Zoido) es una gran falacia. El propio Espadas -ha añadido- lo ha dicho más de una vez. El Banco de España establece la verdad del Ayuntamiento de Sevilla en 2011, pero se repitió esa gran mentira. El déficit de Sevilla era por entonces de 446 millones de euros….”.

 En puridad el Banco de España atribuye al Ayuntamiento una deuda de 454 millones al finalizar 2010, último año completo de Monteseirín al frente del Ayuntamiento, y de 452 millones en 2011, año a medias con Zoido. Monteseirín omite la deuda con que dejó a las empresas municipales, desde Tussam a Sevilla Global, por lo que la suma de todas ascendía a al menos 646 millones de euros. (Sólo durante su mandato Tussam acumuló 384 millones en pérdidas, cuando Soledad Becerril la había dejado completamente saneada, con el contador a cero). Al año siguiente de su llegada a la Alcaldía (año 2000), el Consistorio debía poco más de 300 millones y él lo dejó con, supuestamente, una deuda de  454 millones.

Y hay que emplear el término supuestamente porque en las estadísticas de Monteseirín no aparecen, por ejemplo, las facturas que dejó de reconocer y por tanto de pagar a Emasesa a partir del año 2003 por el agua consumida y otros conceptos (como la red de radio Secora) y que ahora tiene que pagar Espadas: 11,87 millones de euros. ¿Le imputamos la deuda a Espadas o a él?

CONDENAS JUDICIALES

Ni tampoco aparecieron durante su mandato los pagos que ahora Espadas debe hacer por condenas judiciales debido a la pésima gestión de aquél en conflictos como:

-Mercasevilla con Sando: 14 millones de euros, de los que el gobierno actual ha tenido que provisionar 5,3 millones.

-Por las expropiaciones infravaloradas al Colegio Portaceli: 3,05 millones.

-Con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir a cuenta del Plan de Restauración Hidrológico Forestal:  5,4 millones.

-Por trabajos en barrios degradados y otros: 3 millones.

-Por Palmas Altas Norte (pendiente de cuantificación).

-Por el aparcamiento de Bami: 7,4 millones.

-Por el aparcamiento del Arenal: 521.501 euros

-Por Telvent: 122.448 euros.

-Por Telefónica: 173.043 euros

Todos estos impagos y condenas judiciales derivadas de su época y que ahora recaen en Espadas suman más de 45,5 millones, que habría que añadir a su Debe, al igual que el millón de euros gastados en la vigilancia de la Gavidia, que compró sin saber para qué y dejó abandonada para que ahora Espadas se coma ese “marrón”.

EL QUE VENGA DETRÁS

La estrategia de Monteseirín consistió en suscribir créditos o luego renegociarlos a largo plazo para que fueran otros y no él quien pagara las deudas. Así, tomando como referencia el 31 de diciembre de 2015, fecha de cierre del ejercicio anterior y del último Presupuesto del mandato de Zoido, se comprobó que aún quedaban pendientes de pagar 346,8 millones de euros de dieciséis créditos bancarios suscritos por Monteseirín por un total de 584,6 millones de euros. De esa cifra se colige que Zoido tuvo que hacerse cargo al menos del pago de 237,7 millones de deuda de su antecesor.

La cifra, sin embargo, sería muy superior. En puridad, puede decirse que todos los préstamos que aparecen en la lista general del Ayuntamiento suscritos durante el mandato de Zoido fueron para abonar deudas de Monteseirín, bien para pagar facturas pendientes desde hacía años con los proveedores del Ayuntamiento (56,7 millones pedidos a los bancos con tal propósito), bien por la deuda de Emvisesa por haber asumido en tiempos de Monteseirín el pago de la faraónica obra del nuevo Palacio de Congresos de Fibes (préstamo de 52,5 millones de euros).

 Y a todo esto hay que añadir los 138 millones de euros que estaban destinados a los futuros barrios de la ciudad, aportados por los promotores de los suelos, y que él se gastó en las Setas. Si ahora, una vez superada la crisis, los promotores o sus sucesores se disponen a edificar y exigen que se ejecuten las infraestructuras por las que ya pagaron al Ayuntamiento, ¿quién haría frente al pago, Monteseirín o Espadas? ¿A quién se le imputaría la deuda?

 

El remate de las peregrinas teorías del antiguo alcalde es que el incremento de coste de las Setas no fue un sobrecoste porque se sustituyó un material por otro, siendo el material sustitutivo, la madera, mucho más barato que el metal que se dijo se iba a emplear. Y sostiene Monteseirín que había que hacer algo para dinamizar la zona Norte de la ciudad (las Setas) y que ese algo hiciera de locomotora de su desarrollo.

 Por eso mismo, como la supuesta locomotora no ha funcionado, el gobierno local (Antonio Muñoz dixit) habla de la necesidad de extender el turismo al sector Norte del Casco Antiguo al cabo de siete años más y de 138 millones de euros menos para los futuros desarrollos de
Sevilla.

 

Enero de 2018 deja en Sevilla 671 parados más

El número total de desempleados asciende ahora a 73.350

El desempleo sube en todos los sectores salvo en Construcción y Agricultura

Unicamente se crea empleo entre los menores de 24 años

Los 3.071 parados más en la provincia elevan la cifra al conjunto de municipios a 204.090

 

La tópica “cuesta de enero” también se ha revelado demasiado empinada para la estadística del paro en Sevilla capital, ya que el pasado mes se cerró con un nuevo incremento en el número de desempleados, aunque no tanto como en otros meses similares de años anteriores: 671  desocupados más que colocan la cifra total en 73.350, según los datos oficiales difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez.

Enero ha hecho triste honor a la tradición que lo sitúa como uno de los meses del año en que suele subir el paro en la capital de Andalucía. No obstante, en este 2018 los  671 desempleados más del pasado mes suponen una cifra menos negativa que la de otros enero de años anteriores, con la única y llamativa excepción, digna de estudio, del año 2013 cuando se registró un aumento de “sólo” 93 parados en las listas del Servicio Andaluz de Empleo.

Mucho peores fueron las cifras del resto de años, en que enero fue dejando entre más de 2.000 parados (por ejemplo, años 2012 y 2014) y más de 1.500 (años 2015 y 2016).

Los 671 desempleados más del pasado mes suponen un incremento del 0,92%  en la capital. En el periodo interanual comprendido entre enero de 2017 y enero de 2018, 5.310 sevillanos sevillanos han salido de las listas del paro, ya que hace un año había 78.660  inscritos. Este descenso interanual supone una caída del 6,76%.

En cuanto a los más de dos años y medio transcurridos del mandato de Espadas como alcalde, el balance es de 11.120 sevillanos que han encontrado un trabajo en este tiempo: se ha pasado de 84.470 parados cuando Espadas llegó a la Alcaldía a los citados 73.350  de ahora.

Por sexos, el paro se ha incrementado tanto entre los hombres como entre las mujeres. El número de varones en desempleo pasa de 31.231 a 31.335  (104 más), mientras que el de féminas pasa de 41.448 a 42.015  (567 más).

Por sectores económicos, el paro sólo baja en la Agricultura  y en la Construcción, y sube en todos los demás. La distribución es la siguiente: Agricultura, 1.437 parados (- 7); Industria, 4.038  (+97); Construcción, 5.681 (-47); Servicios, 52.512  (+ 1.265), y colectivo Sin empleo anterior, 9.682 (-637).

Por grupos de edad, se incrementa en todos los segmentos menos entre los más jóvenes (menores de 24 años), prácticamente de forma calcada a lo que ocurrió en enero de 2017, y se supera el dato de los diez  mil desempleados en dos grupos, concretamente los de edad madura (entre 45 y 54 años).

La distribución queda de la siguiente forma: parados menores de 20 años, 919 (-271); de 20 a 24 años, 4.190 (-284); de 25 a 29 años, 6.902 (+254); de 30 a 34 años, 7.265 (+179); de 35 a 39 años, 8.308 (+224); de 40 a 44 años, 9.161 (+204); de 45 a 49 años, 10.219 (+69); de 50 a 54 años, 10.661 (+144); de 55 a 59 años, 9.200 (+98), y parados mayores de 59 años, 6.525 (+54).

 

DATOS DE LA PROVINCIA DE SEVILLA

El desempleo también ha subido en el conjunto de la provincia, al pasarse de los 201.199  parados registrados en diciembre a los 204.090 de enero, lo que significa 2.891 desempleados más, un incremento del 1,43% (frente al 0,92% de Sevilla capital) y una evolución peor que la que se registró en enero del año pasado en comparación con su mes precedente.

Sin embargo, pese a esta subida, el dato interanual provincial refleja un significativo descenso del paro, al pasarse en un año de 218.777 desempleados a los citados 204.090, lo que supone 14.687 menos en el último año y una caída del 6,71%, casi equivalente a la registrada en el mismo periodo para Sevilla capital.

Son las mujeres las más afectadas por este aumento del paro, con 118.287 féminas sin ocupación, una tendencia similar entre los hombres, aunque en menor medida: 85.803 desempleados.

El número de parados queda como sigue, por sectores económicos: Agricultura, 12.540; Industria, 14.419; Construcción, 19.826; Servicios, 136.194  y colectivo Sin empleo anterior, 21.111. 

 

Debate sobre la Gavidia: o economía digital, o equipamiento público

El martes 30 de enero de 2018 fue invitado por el sindicato Comisiones Obreras a participar en el Teatro Duque en el acto titulado ‘La Gavidia a debate. Titularidad pública para las necesidades ciudadanas’, en unión de la decana del Colegio de Arquitectos de Sevilla, Cristina Murillo; Julián Sobrino, profesor de la Universidad Hispalense, y el periodista Carlos Mármol, que formó parte del equipo fundacional de Diario de Sevilla y fue mi subdirector en dicho rotativo.

He aquí un resumen de mi intervención en esta mesa redonda, que inicié tras unas palabras de gratitud a la central sindical por la invitación y un emocionado recuerdo a Alberto Jiménez Becerril y a su esposa, Ascensión García Ortiz, al cumplirse en esa misma fecha el vigésimo aniversario de su vil asesinato a manos de la banda terrorista ETA.

Voy a tirar de hemeroteca para hacer una cronología de los hitos más significativos acaecidos en la reciente historia de la antigua comisaría de la Gavidia porque creo que nos será útil para enmarcar el tema y tener una cierta visión global de cara al posterior coloquio.

Hay que recordar que el edificio fue comprado en diciembre de 2006 por el gobierno local que presidía Monteseirín al Ministerio del Interior por 9,9 millones de euros más la cesión de cinco solares, valorados en 2,3 millones de euros, para la futurible construcción de otras tantas comisarías.

En junio de 2010, la entonces delegada municipal de Hacienda, Nieves Hernández, se felicitaba por haber cuadrado las cuentas del Ayuntamiento al incluir en el Presupuesto la previsión de venta del mercado del Arenal y de la Gavidia, a la que daba una valoración de 12 millones de euros.

Por aquella época, el gobierno de coalición PSOE-IU / Monteseirín-Torrijos sostenía que los suelos de Mercasevilla no se podían adjudicar a la oferta más elevada económicamente porque ello contribuía a la especulación. Pues bien, ¿cómo puede calificarse que elevara en más de un 20% el valor de la Gavidia sobre el precio de compra unos años antes?

El 18 de marzo de 2011, Nieves Hernández, que continuaba de delegada de Hacienda, anunció la redacción de unos nuevos pliegos de condiciones para convocar un nuevo concurso (de lo cual cabía colegir que habría habido al menos un concurso anterior, se supone que declarado desierto) para la enajenación de la Gavidia. Se introducía como novedad la posibilidad de realizar una permuta: el comprador podría destinar la totalidad de la antigua comisaría a superficie comercial siempre que aportara el mismo número de metros cuadrados para equipamientos públicos dentro del Casco Histórico, para la cual habría una doble recalificación: se pasaría a terciario la Gavidia y a suelo de interés público y social (SIPS) el terreno del privado. Se mantenía la tasación de 12 millones de euros de la antigua comisaría.

Declaró por entonces la delegada municipal de Hacienda que al gobierno local le parecía interesante la actividad comercial en la Gavidia y su entorno en tanto que supondría una rehabilitación en el Casco Histórico Norte y generaría puestos de trabajo conforme a la posibilidad anunciada por el alcalde (Monteseirín) de realizar modificaciones puntuales del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Así pues, esta solución de convertir la antigua comisaría en un centro comercial ideada por el gobierno de coalición PSOE-IU / Monteseirín-Torrijos acabaría siendo coincidente con la que posteriormente planteó y tramitó Zoido desde el gobierno municipal del PP y que tan denostada fue por la izquierda cuando ésta ya se hallaba en la oposición. El factor agravante de Zoido fue su intento de construir un aparcamiento rotatorio subterráneo en la cercana Alameda que prestara servicio al futurible centro comercial pese a que el PGOU vetaba este tipo de parkings en el Casco Histórico.

Siguiente hito: Espadas llega a la Alcaldía de Sevilla en junio de 2015 y tan sólo tres meses más tarde, en septiembre, lanza el debate sobre una posible demolición de la Gavidia aludiendo a:

 

1.- Que el edificio había tenido históricamente muy escaso interés (entre los empresarios para su adquisición).

2.- Que tenía unas calidades (arquitectónicas) bastante discutibles.

3.- El coste que para el Ayuntamiento suponía su vigilancia (que no su conservación) para evitar el vandalismo.

Esta idea o globo-sonda atentaba contra la ley del Patrimonio, que obliga a proteger los Bienes de Interés Cultural (y la Gavidia está declarada BIC), y con la misma se trataba de exonerar al Ayuntamiento de su deber legal de conservación del edificio en cuanto su propietario.

Por cierto que en aquel entonces traté de verificar informáticamente a través de la página web municipal si el gobierno local había sometido la antigua comisaría a la obligatoria Inspección Técnica de Edificios (ITE) para conocer su estado de conservación y obrar en consecuencia, pero no tuve éxito alguno en el empeño, por impericia o la falta de información. Hay que recordar que la Ordenanza de la ITE estipula una sanción de 6.000 euros en caso de omisión del deber de pasarla. ¿Podría acreditar el Ayuntamiento que la ha cumplido en el caso de la Gavidia?

Nuestro siguiente hito cronológico es el 27 de noviembre de 2015, fecha de celebración de un Pleno municipal en el que todos los partidos, salvo el PP -se abstuvo-, aprobaron una moción de IU en virtud de la cual el Ayuntamiento desistió de la modificación del PGOU promovida por Zoido para recalificar la Gavidia para centro comercial y decidió mantener la calificación que tenía en el Plan General de 2006 para garantizar así su uso público y social.

Titulares de prensa de entonces: “El Ayuntamiento blinda el uso público y social de la Gavidia”.

Declaraciones tras el Pleno del delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz: “Ahora se abrirá un periodo de reflexión para debatir entre todos el tipo de equipamiento que se quiera llevar allí”.  

Un año más tarde, el alcalde Espadas plantea al Pleno, que se la rechaza, la operación de comprar a la Junta de Andalucía la sede de la Consejería de Gobernación en la Plaza Nueva, que mide 8.838 m2, por los 7.462,59 m2 de la Gavidia (921 menos). Argumenta que así se podrían concentrar los funcionarios dispersos por distintas sedes de la ciudad, algunas de ellas de titularidad privada y por las que se pagaban cerca de 650.000 euros en alquileres.

La primera fase de la operación habría consistido en comprarle a la Junta el 35% de la Consejería (2.934 m2) por 6.080.000 euros, y alquilarle con opción a compra los dos tercios restantes para ir adquiriendo progresivamente la totalidad del inmueble a lo largo de nueve años a un total, conforme a la valoración del m2, de 17.331.428 euros, según mis cálculos. A título comparativo, se habían dado con motivo de la polémica sobre la posible demolición de la Gavidia diversas estimaciones sobre el coste de su restauración, de entre un mínimo de 8,5 millones de euros y un máximo de 10 millones. Dicho de otro modo, por la mitad del coste de la operación de compra de la sede de la Consejería de Gobernación se podría haber rehabilitado la antigua comisaría, pero parece que para aquélla sí había dinero y no para esta última.

Y en nuestro viaje por el tiempo llegamos a diciembre de 2017 e incluso los primeros días de enero de 2018, a las negociaciones PSOE/PP sobre el frustrado pacto para los Presupuestos del Ayuntamiento y que incluyeron un acuerdo de venta de la Gavidia por 10 millones de euros.

Este pacto no nato  habría supuesto el incumplimiento del acuerdo plenario de noviembre de 2015 sobre el mantenimiento del uso público y social del edificio.

Y, por otra parte, si se quisiera vender la Gavidia, ¿cuál debería ser el precio para que la ciudad no perdiera dinero con la operación? Habría que tener en cuenta:

-El precio de adquisición (sin contar el de los solares entregados), que fue de 9,9 millones de euros.

-El coste de la vigilancia durante todos estos años, que ha sido de 1 millón en números redondos.

-El Indice de Precios al Consumo (IPC) acumulado a lo largo de once años y que ha sido del 16,8%, lo cual supondría una repercusión de 1.680.000 euros.

Por tanto, según mi estimación, el de precio de venta debería ser de 12,58 millones de euros.

Llegados a este punto, Espadas ha trasladado a los grupos municipales la existencia de cinco ofertas  por la Gavidia, en su mayor parte para convertirla en hotel/comercio o centro deportivo, y que hay tres opciones:

1.- Vender el edificio

2.- Hacer una concesión

3.- Desarrollarlo desde la titularidad pública

 

En el caso de que se planteara la enajenación de la antigua comisaría, ¿qué uso interesaría no desde la óptica de un empresario privado, que es muy libre de jugarse su dinero conforme a la economía de libre mercado que reconoce nuestra Constitución, sino desde la óptica de la ciudad, como estrategia de ciudad?

¿Para establecer un centro comercial? No. Si ya antes de los actuales desarrollos comerciales en curso o en proyecto Sevilla y su área metropolitana tenían en mayor número de grandes superficies comerciales de Andalucía, hay que unir la construcción del complejo comercial en los edificios Podio de la Torre Pelli; la zona comercial que quería conceder Zoido (y que en parte también empieza reconociendo Espadas) a Altadis; el complejo Sevilla Park en el puerto con el argumento de la integración puerto-ciudad; el centro Palmas Altas, junto a Los Bermejales, que será el mayor de Andalucía, y siguiendo adelante, ya en término de Dos Hermanas, el futurible Megapark.

¿Para convertirla en un hotel? No. Teníamos al acabar noviembre 208 hoteles, no hay día en que no se anuncie la construcción de uno nuevo, y pese a todo el ‘boom’ turístico del año pasado se ha quedado sin ocupar el 35% de la capacidad hotelera de la ciudad:

http://andaluciainformacion.es/m/?a=732058&friendly_url=sevilla&t=big-data-turistico

¿Para un centro deportivo? No. No parece que la ciudad esté falta de gimnasios e infraestructuras donde practicar deporte. Sin ir más lejos, en la antigua Estación de Cádiz Espadas inauguró no hace mucho un complejo deportivo.

Mi planteamiento es que no debemos apostar, como estrategia de ciudad, por un monocultivo económico ni poner todos los huevos en la misma cesta con el riesgo que supondría que estallara la potencial burbuja turística que se estaría formando en Sevilla. ¿Cuántos de nuestros turistas son prestados por crisis en otros países de la Cuenca Mediterránea? Aunque las previsiones de la Organización Mundial de Turismo (OMT) son optimistas para el año actual y siguientes, Egipto, Túnez y Turquía están ofreciendo hoteles de cuatro estrellas con todo incluido al precio de 36 euros la noche y gracias a esta agresiva política comercial ya han recuperado este verano 3,5 millones de turistas que habían perdido.

Si se planteara la enajenación de la Gavidia a un privado, como estrategia de ciudad para la diversificación económica yo apostaría por un uso ligado a la economía digital 4.0 o la instalación de una aceleradora de start-up.

Miren, Ciudadanos ponía de ejemplo a Bilbao, ciudad que tuvo primero claro qué quería hacer y por eso se fue en busca de Digipen, una especie de universidad privada de videojuegos de la que prácticamente todos sus alumnos salen ya colocados por la alta demanda del mercado; y los videojuegos no son una tontería, sino todo lo contrario: mueven más dinero en el mundo que todo el sector del automóvil.

En Madrid, recientemente, el Ayuntamiento, la Comunidad Autónoma y hasta la Fundación Universidad-Empresa acudieron en busca de TechShop, una cadena de centros tecnológicos que tiene 10.000 asociados en todo el mundo y que firmó acuerdos en Francia con Leroy Merlín.

En resumen, se trata de gobiernos que tienen previamente un modelo de ciudad en mente y en función de ese modelo actúan, y no en función del mercado o de los proyectos que les vengan sin selección previa por ellos mismos.

Naturalmente, en la hipotética enajenación de la Gavidia habría que preservar un espacio para la Memoria Democrática e Histórica en homenaje de quienes allí fueron torturados. Como ha dicho una de las personas que han aparecido en el vídeo proyectado antes de este acto,

llama la atención la desmemoria en España sobre nuestro pasado inmediato, al contrario de países como Francia o Italia, donde se pueden encontrar numerosas referencias y espacios dedicados a quienes lucharon contra el nazismo o el fascismo, como en el caso de Turín, al que me referiré más adelante.

 

Si no se enajena la antigua comisaría y se opta por mantener la titularidad pública, ¿qué usos preconizo?

 

Por ejemplo, para la reubicación de todos los funcionarios municipales dispersos por distintas sedes. Sería el equivalente a la frustrada operación de compra de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía pero invirtiendo en la Gavidia el dinero (o más bien la mitad) que la ciudad estaba dispuesta a pagarle al Gobierno autónomo.

 

Una variante de esa posibilidad sería aprovecharla para ampliación de la vecina Consejería de Justicia previa permuta y/o compensación económica con la Junta de Andalucía, terreno y/o dinero que podría dedicar el Ayuntamiento a dotaciones para el Casco Antiguo. Esta variante se parecería, salvando las distancias, a lo que se hizo en Turín con la cárcel de La Nuove, donde se torturó a los demócratas, los antifascistas y los judíos durante la época de Mussolini y la II Guerra Mundial, y que ha sido preservada como museo de la Memoria y en parte alberga dependencias de la Justicia.

(Aportaré más información al final).

Otra posibilidad que me gusta es la propuesta de Participa Sevilla de crear allí un centro polivalente de cuidados porque -dice- la población de mayores de 65 años de Sevilla supone el 16% del total y sólo hay una residencia pública de mayores y grandes dependientes y que no llega a 300 plazas. En realidad, la proporción de mayores de 64 años en nuestra ciudad es del 18,8%, y la del Casco Antiguo, del 19,52%. Es el séptimo distrito con más personas mayores de la ciudad pero, ojo, el primero en menor número de jóvenes: sólo el 15% de su población tiene menos de 18 años, con lo que la proyección indica que en el futuro será el distrito más envejecido, aunque ahora lo sea Triana.

 

http://andaluciainformacion.es/sevilla/732062/uno-de-cada-cuatro-vecinos-de-triana-tiene-mas-de-64-anos/

 

Cuarta posibilidad: una especie de Fab Lab turístico como el que en Lyon han proyectado en la Casa del Chamarier (intendente de finanzas del Obispado), que forma parte del conglomerado en torno a la Catedral de San Juan, pasado el río Saona. Sería el equivalente a nuestro Palacio Arzobispal, sólo que aquí se decidió construir, como no podía ser de otra manera en esta ciudad, un hotel más, el hotel Los Seises, mientras que en Lyon quieren fomentar todas las nuevas tecnologías aplicadas al turismo: la impresión 3D, la realidad aumentada, la robótica, la geolocalización, aplicaciones para móviles….y dar cobijo también allí a start-up como ésta que tenemos en Sevilla, Past View, la que ofrece esas gafas de realidad virtual con las que puedes ver cómo habría sido Itálica en tiempos de los romanos.

 

http://imprimalia3d.com/noticias/2017/01/19/008647/lyon-crear-fab-lab-tur-stico-impresoras-3d-casa-del-chamarier-junto

 

Una variante podría ser una biblioteca especializada en cultura “maker” y centro de fabricación digital como la que en Barcelona se inauguró el pasado viernes, 26 de enero, en una antigua fábrica textil a la que han dado el nombre de la poetisa Montserrat Abelló, en el barrio de Les Corts.

http://imprimalia3d.com/noticias/2018/01/24/009696/barcelona-tendr-una-biblioteca-especializada-cultura-maker

 

Esta es una de las tres que el Ayuntamiento ya ha construido en otros tantos distritos y su objetivo es que cada uno de la ciudad tenga la suya

El Consistorio barcelonés ha invertido en la restauración de la antigua fábrica textil, que mide 3.300 m2 (la mitad de la Gavidia), casi la misma cantidad por la que el nuestro adquirió al Ministerio del Interior la comisaría de la Gavidia: 9,6 millones de euros.

La gran diferencia es que Barcelona sí sabía qué hacer en la antigua nave textil y Sevilla, once años después aún no sabe para qué compró la comisaría de la Gavidia ni qué hacer con ella.

 

Museo del Carcere “Le Nuove” (Museo de la Cárcel “Le Nuove”), Turín

(De mi libro ‘Mi Guía práctica de Turín para ahorrar tiempo y dinero’, amazon 2018)

Se encuentra radicado en esta antigua cárcel de Turín, que fue construida en la segunda mitad del siglo XIX e inaugurada en el reinado de Vittorio Emanuele II. Permaneció en funcionamiento hasta 1986, cuando fue sustituida por otro penal más moderno. En los años veinte del pasado siglo, bajo el régimen fascista imperante en Italia, albergó muchos presos políticos y judíos. Dentro de los muros de la prisión funcionó en la II Guerra Mundial una unidad dirigida por las SS del Ejército nazi alemán, que se encargó de torturar a los presos.

Este museo erigido en la antigua cárcel tiene por objetivo preservar la memoria de aquellos que sufrieron en sus carnes los horrores del nazismo o cayeron en su lucha contra el totalitarismo y la afirmación de una Italia libre y democrática.

Mediante visitas guiadas por voluntarios es posible acceder a las distintas partes del antiguo penal y ver los lugares donde los detenidos fueron confinados, las celdas de castigo y los sistemas de tortura. Dentro de la prisión también hay un búnker antiaéreo excavado hasta los 18 metros de profundidad, hallado accidentalmente en el año 2010 y habilitado tras diversos trabajos de conservación.

La dirección del museo previene a los visitantes de que hay que pasar por pasajes muy angostos y subir numerosas escaleras, por lo que la visita no es recomendable para personas que sufran problemas cardiovasculares o tengan dificultades para caminar, y a quienes realicen la visita, que utilicen un calzado adecuado a las características de este antiguo presidio donde tantos antifascistas acabaron encerrados.

Dirección: Via Paolo Borsellino 3

Teléfono: 00 39 011 76 04 881

Correo electrónico: segreteria@museolenuove.it

Autobús: Líneas 9-55-68

https://www.museolenuove.it/index.php

https://www.youtube.com/watch?v=PbrUh8I48V0

Uno de cada cuatro vecinos de Triana tiene más de 64 años

JUVENTUD

Bellavista-La Palmera tiene la mayor proporción de jóvenes, con un 22,3% de sus vecinos menores de 18 años

MUJER

Continuo incremento del número de mujeres, que ahora superan en 35.110 a los hombres

EXTRANJEROS

La crisis económica reduce el número de foráneos en la capital a poco más de 30.000

 

Sevilla lleva perdiendo población continuamente en los últimos años (la revisión del Padrón a 1 de enero de 2017 la ha dejado con 689.434 habitantes) y la que tiene está envejeciendo de forma progresiva, hasta el punto de que los 130.169 vecinos con más de 64 años de edad suponen un mayor porcentaje de los que tienen menos de 18 años. Asimismo, aumenta el peso de la población femenina y disminuye la de origen foráneo.

En siete de los once distritos municipales la proporción de personas mayores de 64 años supera a la de menores de 18, con la única excepción de Cerro Amate (17,51% de mayores frente a 18,35% de jóvenes), Norte (13,48% frente al 18,29%), Este (11,61% frente a 22,22%) y Bellavista-La Palmera (14,92% de mayores de 64 años frente a un 22,30% de menores de 18).

El distrito en el que la proporción de mayores es la más alta de todos es Triana, donde en números redondos uno de cada cuatro trianeros (el 24,79%) tiene más de 64 años, seguido muy de cerca por su vecino Los Remedios, donde el 23,98% de sus habitantes superan también la citada edad. Así pues, puede decirse con propiedad que la población más envejecida de Sevilla se halla allende la margen derecha del río Guadalquivir. En similar situación de casi un vecino de cada cuatro englobado en la Tercera Edad se encuentran a continuación el distrito Nervión (con el 23,80% de su población), Macarena (con el 23,32%) y San Pablo-Santa Justa (con el 23,10%).

En el lado opuesto, el distrito con mayor proporción de menores de 18 años es Bellavista-La Palmera, rozando el uno de cada cuatro, en concreto un 22,30% de sus vecinos, y donde se nota el barrio de Los Bermejales, formado en los albores de la Exposición Universal de 1992 (sus calles y avenidas se bautizaron con nombres de países participantes en la Muestra y luego con el de ciudades europeas) y con un elevado peso de familias jóvenes. A corta distancia de Bellavista-La Palmera se sitúa el distrito Este, donde un 22,22% de los residentes no han cumplido todavía la mayoría de edad. Ya a cierta distancia se halla en tercer lugar el distrito Sur, con un 18,90% de población juvenil.

 

LA SINGULARIDAD DE LOS REMEDIOS

Entre estos dos grandes grupos, el de mayores de 64 años y por tanto jubilados o a punto de jubilarse, y los menores de 18 años, todavía sin edad legal para incorporarse al mercado laboral, se encuentra la población activa o potencialmente activa, que supone el 63,2% de toda la de Sevilla capital. En esta franja el distrito que lidera la estadística es Norte, con el 68,22% de sus habitantes entre 18 y 64 años de edad. El que menos población con edad laboral tiene es Los Remedios, con un 58,29%, seguido por Nervión, con un 59,49%.

Los Remedios es, además, el distrito menos poblado de Sevilla: sus vecinos sólo suponen el 3,64% del total de los habitantes de la ciudad, seguido proporcionalmente de Bellavista-La Palmera, donde viven el 5,96% de los sevillanos. Por el contrario, el de mayor peso demográfico sigue siendo con diferencia el distrito Este, habitado por el 15% en números redondos de todos los sevillanos, seguido de Cerro-Amate, con el 12,66% del total, y Macarena, con el 10,68%.

El padrón refleja también que cada vez hay más mujeres que hombres en Sevilla. Actualmente, el número de varones es de 327.162 (el 47,45% del total de los habitantes), y el de mujeres, 362.272 (el 52,55%): Hay, pues, 35.110 mujeres más que hombres. En 2010 había 33.814 más. Año tras año ha ido creciendo la diferencia demográfica en favor de las féminas, con la única excepción de 2010, en que se frenó levemente la continua progresión de esa diferencia numérica.

FORÁNEOS

Por otra parte, la crisis económica que estalló en 2008 ha provocado un significativo descenso del número de extranjeros afincados en Sevilla capital, que se han quedado reducidos a 30.343, cifra que supone tan sólo un 4,40% del total de habitantes.

Aunque el municipio con mayor número de extranjeros en términos absolutos es Sevilla capital, son los municipios de la provincia con mayor peso de la agricultura los que proporcionalmente tienen mayor población extranjera: Villamanrique de la Condesa (el 10,35% de sus vecinos son extranjeros), Cantillana (el 6,64%), Aznalcázar (el 6,12%) y Brenes (el 6,07%).

Destaca también San Juan de Aznalfarache, con un 5,98% de sus vecinos de origen foráneo, pero no ya por el peso de la agricultura (todo el término municipal está urbanizado), sino por su proximidad a la capital y por gozar de más facilidad para encontrar vivienda a precio más económico que en la gran urbe colindante.

Edades en los distritos de Sevilla (%)

 

Distrito                      -18 años                    18 a 64                      + 64 años

Casco Antiguo           15,01                         65,45                         19,52

Macarena                  15,13                         61,53                         23,32

Nervión                     16,70                         59,49                         23,80

Cerro-Amate             18,35                         64,12                         17,51

Sur                             18,90                         61,30                         19,78

Triana                         15,21                         59,98                         24,79

Norte                         18,29                         68,22                         13,48

S. Pablo                    15,60                         61,29                         23,10

Este                            22,22                         66,16                         11,61

Bellavista/LP            22,30                         62,77                         14,92

Los Remedios            17,71                         58,29                         23,98

SEVILLA                     17,9                           63,2                           18,8

 

Distritos: porcentaje de población sobre el total

Distrito                      %

Este                            14,91

Cerro-Amate             12,66

Macarena                  10,68

Norte                         10,55

Sur                             10,16

S Pablo/S. Justa          8,69

Casco Antiguo            8,43

Nervión                       7,34

Triana                         6,94

Bellavista/LP              5,96

Los Remedios            3,64