El PSOE de Susana Díaz se desangra por los cuatro costados

BALANCE DE UN LUSTRO

Tras la marcha de Griñán ha perdido más de medio millón de votos y catorce diputados

REPRESENTATIVIDAD

Ya no representa ni a un tercio de los andaluces, cuando tuvo la mitad de los votos (1982)

EXTREMOS

Debacle en el medio rural, donde se deja 219.753 votos, y las grandes urbes, con 155.287 menos

 

El PSOE de Felipe González y Alfonso Guerra, que se identificó a sí mismo con Andalucía al lograr en su año mágico de 1982 la mayoría absolutísima en las primeras elecciones autonómicas andaluzas con más de la mitad de los votos (el 52,60%) y 66 escaños en el Parlamento regional, cayó doce años después hasta los 45 diputados (la época de la “pinza” PP-IU), remontó sucesivamente hasta los 61 en 2004 para, a partir de entonces, iniciar un declive (47 en 2012 con Griñán) que Susana Díaz pudo contener manteniendo la cifra de escaños aun perdiendo votos en 2015 pero que ahora ya se desangra por los cuatro costados. En las elecciones del pasado domingo, 2 de diciembre, ha cosechado los peores resultados de su historia en todos los sentidos tras 36 años en el poder y afronta el riesgo cierto de perderlo frente a la mayoría absoluta que suma el bloque de centro-derecha.

Tras cinco años al frente del partido y del gobierno de la Junta de Andalucía, el balance de Susana Díaz es de 518.680 votos perdidos, catorce diputados menos y una representatividad que cae por debajo del psicológico límite del 30%. Con tan sólo un 27,95% de los votos, el PSOE va camino de representar a una cuarta parte de los andaluces, cuando inició la andadura autonómica mereciendo la confianza de más de la mitad.

La sangría de votos se produce en todo tipo de municipios, y más aún en los situados en los dos extremos. Contrariamente a lo que podría creerse, es la Andalucía profunda, la de los pueblos con menos de 20.000 habitantes asentados en el medio rural en su inmensa mayoría, la que más fe ha perdido en los socialistas. Entre estos 698 municipios del total de 778 existentes en la comunidad, el PSOE ha perdido 219.753 votos desde que está dirigido por Susana Díaz. Dicho de otro modo, el 42,36% de los sufragios que ya no cuenta el Partido Socialista estaban antes en el grupo de municipios menos poblados de la región. Y de esa cantidad, 176.741 se los ha dejado en las elecciones del pasado domingo.

 

La segunda gran sangría electoral socialista se produce en las ocho capitales de provincia más los cuatro municipios con una población superior a los 100.000 habitantes (Jerez, Dos Hermanas, Marbella y Algeciras), en los que en el quinquenio de Susana Díaz ha perdido el PSOE el apoyo de 155.287 votantes, prácticamente un tercio del total. Lo peor para el partido del puño y la rosa es que el desplome se ha agudizado en el último trienio: 95.896 votos menos en este conjunto urbano desde las elecciones de 2015 a las de 2018, que Susana Díaz adelantó con un resultado catastrófico y cometiendo un grave error de cálculo.

 

El partido hasta ahora gobernante ha obtenido una media del 27,95% de votos en el conjunto de Andalucía, pero no la alcanza en ninguno de los doce municipios más poblados de la comunidad. Sólo en su tradicional feudo de Dos Hermanas se aproxima a esos dígitos, con el 27,61%, seguida de Almería (25,32%) y Sevilla capital (25,26%). En el otro extremo se sitúan Cádiz (18,01%), Granada (18,62%) y Córdoba (19,80%). Además, los socialistas no son hegemónicos en siete de las grandes urbes andaluzas: son la tercera fuerza en Cádiz, Granada y Córdoba; y la segunda en Almería, Jaén, Algeciras y Jerez. Mantienen la supremacía en Sevilla, Dos Hermanas, Huelva, Málaga y Marbella.

 

CIUDADES MEDIAS

 

Las menores pérdidas de votos, si contabilizar 58.039 sirve de consuelo, las registra el PSOE en las ciudades medias, las que tienen entre 50.000 y 100.000 habitantes. Son un grupo de dieciséis entre las que están Utrera, Chiclana, Torremolinos, Linares y Roquetas de Mar. En este conjunto, los socialistas sólo son hegemónicas en cinco (un tercio del total), concretamente en Alcalá de Guadaíra, Utrera, La Línea de la Concepción, Linares y Motril. Son cuartos en El Puerto de Santa María, El Ejido y Roquetas de Mar; terceros en Mijas, Estepona, Benalmádena y Torremolinos; y segundos en San Fernando, Chiclana, Fuengirola y Vélez-Málaga.

 

Y un dato muy significativo: sólo superan su media regional del 27,95% en Utrera (33,04% de los votos). La peor proporción la obtienen en El Ejido (15,80%), Roquetas (17,35%) y El Puerto de Santa María (18,40%).

Por último, en el poco más de medio centenar de municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes el PSOE se ha dejado en las dos últimas elecciones, con Susana Díaz al frente, 85.601 votos, que suponen el 16,50% de todos los perdidos en los últimos cinco años. De esta cifra, la inmensa mayoría (76.554) han sido en las elecciones del 2 de diciembre.

 

A este grupo de municipios pertenecen Ayamonte, Moguer, Écija, Camas, Carmona, Barbate, Los Barrios, Cabra, Baena, Puente Genil, Armilla, Ronda, Nerja, Adra, Úbeda, Martos…Los socialistas mantienen la hegemonía en 39 de ellos, la inmensa mayoría, y obtienen los peores resultados en Conil (son la cuarta fuerza política); Rota, Alhaurín de la Torre y Rincón de la Victoria (son la tercera).

En este conjunto de municipios superan su promedio regional en 27 de ellos (casi la mitad del total), por lo que dentro del pésimo resultado general obtenido en el último quinquenio, podrían constituir la base desde la que empezar a recuperar el mucho terreno perdido.

El PSOE, de Griñán a Susana Díaz

-Pierde 518.680 votos

-Cae por debajo del 30% del total (-7,46%, hasta quedarse en el 27,95%)

-Catorce diputados menos

-De los 518.680 sufragios perdidos:

-155.287 (un 29,93% del total) corresponden a las capitales de provincia y ciudades con más de cien mil habitantes.

-58.309 (un 11,18%), a las ciudades con entre 50.000 y 100.000 habitantes.

-85.601 (un 16,50% del total), a los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes.

-219.753 (un 42,36%), a los municipios con menos de 20.000 habitantes.

 

 

Las tres negaciones de Susana Díaz

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, hizo al menos tres significativas negaciones en su comparecencia ante los medios tras la reunión en que la Ejecutiva Regional del PSOE (A) analizó (se supone) los resultados electorales del 2D:

 

1.-”Todo el PSOE debe hacer una reflexión, porque éstas son las primeras del nuevo ciclo electoral y tenemos el papel de impedir que llegue la extrema derecha”. Negó por tanto todo lo que había dicho en la campaña en el sentido de que las elecciones andaluzas no eran la primera vuelta de las generales, unos comicios que ella adelantó justamente para que no coincidieran con los nacionales y para que se desarrollaran “con acento andaluz”. El resultado ha sido como darse un tiro en el pie: adelantar las elecciones para perder 400.000 votos y 14 diputados. ¿Cuál era entonces su conocimiento del estado de opinión de los andaluces?

2.- “Algo habremos hecho mal cuando tanta gente se ha quedado en casa. No hemos recuperado la agenda social al ritmo que la gente demandaba y no hemos sabido explicar las dificultades que nos hemos encontrado”. Si durante toda la crisis ha negado que hubiera habido recortes en sanidad, educación, dependencia, etcétera, “al contrario -proclamaba una y otra vez- que con el Gobierno de Rajoy”, entonces no habría habido que recuperar ninguna agenda social porque jamás estuvo perdida. El discurso oficial de la falta de recortes negaba la realidad de los padres pagando hasta los folios en los colegios, el desabastecimiento de centenares de medicinas en las farmacias y las primas a los médicos para que no recetaran o no hicieran analíticas, radiografías u otras pruebas y así ahorrarle gastos a la Junta.

 

3.-”Si eliminamos a la extrema derecha, está claro que en Andalucía ha ganado la izquierda y yo no voy a naturalizar a la derecha”. La izquierda sólo tiene 50 diputados de un Parlamento autonómico con 109 (no llega ni a la mitad) tras perder 684.554 votos y 17 escaños, pero Susana Díaz se niega a reconocer la existencia de 395.978 votantes  -ella, que decía que sería la presidenta de todos los andaluces- que le han dado 12 escaños a Vox, le guste o no le guste. Y como no le gusta la realidad, trata de negarla como el niño que cierra los ojos o el avestruz que mete la cabeza en un hoyo para no ver lo que tiene delante.

Las tres negaciones de Susana demuestran que, al contrario de lo que pregona, no ha entendido el mensaje.

Noviembre de 2018 deja 1.204 parados menos en Sevilla capital

El número total de desempleados asciende ahora a 69.615

Descenso también en la provincia, con 2.613 parados menos y un total de 191.850

 

El mes de noviembre de 2018 ha pasado dejando en Sevilla capital 1.204 parados menos que los que había en octubre, con lo cual ahora el número de desempleados en la capital de Andalucía se queda en 69.615, según los datos de las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) difundidos de manera oficial por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que dirige Magdalena Valerio. La situación también mejora en el conjunto de la provincia, donde se han registrado 2.613 parados menos, hasta un total de 191.850.

El número de desempleados ha evolucionado en Sevilla capital de los 70.819 en octubre a 69.615 en noviembre, lo que significa 1.204 parados menos (-1,70%). Con este resultado se rompe una racha negativa de tres meses consecutivos de subida del paro que se inició en agosto y que ha durado hasta octubre y se vuelve prácticamente al nivel que había en el mes de julio (69.894 desempleados entonces). Se trata además de la tercera mayor caída del paro de este año, tras los 1.486 de abril y los 1.271 de junio.

El dato del paro interanual es todavía mejor, ya que se ha pasado de los 74.169 desempleados existentes en noviembre de 2017 a los 69.615 de noviembre de 2018, lo que supone una caída de 4.554 (-6,14%).

En cuanto al mandato de Espadas, la evolución ha sido de 84.470 parados que había cuando el alcalde tomó posesión de su cargo a la cifra citada del pasado mes, por tanto el balance en este periodo ha sido de 14.855 parados menos (-17,58%).

 

DESGLOSE

 

El desempleo ha caído en noviembre en todos los sectores, especialmente en Servicios y el colectivo Sin empleo anterior, salvo en Agricultura y en Construcción, donde se incrementa levemente. La distribución por sectores económicos queda como sigue: Agricultura, 1.384 parados (+40); Industria, 3.714 (-64); Construcción, 4.959 (+12); Servicios, 50.197 (-679) y colectivo Sin empleo anterior, 9.361 (-513).

El descenso de noviembre beneficia esta vez más a las mujeres que a los hombres, tal como reflejan los siguientes datos: mujeres paradas, 40.975 (676 menos); hombres, 28.640 (528 menos).

Por grupos de edad, baja en todos, con la excepción de un leve repunte entre quienes figuran en el grupo de entre 40 y 44 años y los mayores de 59 años. La relación queda de esta manera: menores de 20 años, 1.006 (-241); de 20 a 24 años, 3.676 (-467); de 25 a 29 años, 6.463 (-101); de 30 a 34 años, 6.588 (-94); de 35 a 39 años, 7.365 (-56); de 40 a 44 años, 8.587 (+3); de 45 a 49 años, 9.738 (-93); de 50 a 54 años, 10.112 (-126); de 55 a 59 años, 9.195 (-38), y mayores de 59 años, 6.885 (+9).

Como se aprecia, ya sólo queda un grupo con más de diez mil parados, el compuesto por aquellos que tienen entre 50 y 54 años.

 

LA PROVINCIA

 

La caída del paro es proporcionalmente mayor todavía en el conjunto de la provincia que en Sevilla capital, ya que se ha pasado de 194.463 desempleados en octubre a 191.850 en noviembre, con un balance de 2.613 parados menos, más de doble que en la capital (-1,34%).

La caída en los Servicios y en el colectivo Sin empleo anterior es la que salva el balance del conjunto de los municipios de la provincia, ya que en todos los demás sectores ha subido el desempleo.

La distribución queda así: Agricultura, 10.963 parados (+545); Industria, 12.861 (+31); Construcción, 18.044 (+74); Servicios, 129.507 (-1.754), y colectivo Sin empleo anterior, 20.475 (-1.509).

Por sexos, el paro desciende tanto entre hombres como entre mujeres. Las féminas desempleadas son ahora 114.502 (-1.715), y los varones, 77.348 (-898).

Vox multiplica por 21 sus votos en Andalucía

MAYOR CRECIMIENTO

Crece proporcionalmente más en las ciudades medianas y en los municipios rurales

CAPITALES

El 41% de sus electores están censados en las grandes urbes de la región

VOTANTES

Más de 61.000 de sus nuevos votantes no proceden de trasvases del PP

 

Vox, la formación calificada de extrema derecha, ha protagonizado en las elecciones andaluzas un crecimiento sin precedentes en el panorama político regional e incluso nacional al haber multiplicado en tan sólo tres años (de las anteriores autonómicas  a éstas) los 18.422 votos que cosechó en las anteriores por 21,5 y logrado 395.978 sufragios (el 10,97% del total) que le otorgan doce escaños en el Parlamento, donde carecía de representación, y la llave de la gobernabilidad en Andalucía, salvo que medie un pacto entre el resto de partidos para privarle de ese factor diferencial.

Durante la campaña electoral se especuló con que la candidatura de Vox restaría votos única y exclusivamente al PP, que se convertiría en el gran perjudicado en su batalla con Ciudadanos por la supremacía del centro-derecha. El PP ha perdido al final 316.410 votos y siete diputados en comparación con las elecciones autonómicas de 2015. Vox ha ganado 377.556 sufragios (el resto ya los tenía), por lo que 61.416 no pueden proceder de ninguna manera del PP, sino ser fruto del trasvase desde otras formaciones políticas, probablemente de desencantados con el PSOE de Susana Díaz.

Aunque el 41% de los votantes del partido que lidera el ex juez Francisco Serrano radican en las grandes urbes andaluzas (las ocho capitales de provincia más Jerez, Dos Hermanas, Marbella y Algeciras), su mayor crecimiento se ha registrado en la quincena de municipios del escalón inmediatamente inferior, aquellos que tienen entre 50.000 y 100.000 habitantes, como Alcalá de Guadaíra, La Línea de la Concepción, Mijas, Linares….donde ha crecido en nada menos que un 3.330%, tras ganar en conjunto 59.577 (pasa de 1.844 a 61.241). De hecho, en este grupo es donde obtiene su victoria más sonada, al ser la primera fuerza en El Ejido (29,51% de los votos) y la segunda en Roquetas de Mar (22,55%), ambos en la provincia de Almería. También logra porcentajes superiores a su media regional (10,94%) en todos ellos salvo en Alcalá de Guadaíra (10,08%) y Utrera (10,29%). Son significativos el 14,77% en La Línea de la Concepción y el 14,20% en El Puerto de Santa María.

 

En las capitales y en los municipios más poblados (por encima de los 100.000 habitantes) únicamente baja del 10% en Cádiz (7,11%) y Huelva (9,75%), y se dispara en Algeciras (19,49% del total de los votos en esa población) y, en menor medida, en Almería capital (15,16%), Marbella (13,33%) y Sevilla capital (12,36%).

 

El segundo grupo de municipios donde más crece Vox (en un 2.385%) es el de los que podríamos calificar como rurales, los que tienen menos de 20.000 habitantes, donde se engloba la inmensa mayoría de los andaluces. En este grupo pasa de tener tan sólo 4.400 votos hace tres años a casi 105.000 ahora. Le aportan entre todos ellos más de la cuarta parte de sus sufragios.

 

Asimismo, crece también en los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes, que son medio centenar en números redondos en la región, tales como Lepe, Tomares, San Roque, Montilla, Loja, Antequera, Andújar… En conjunto aportan a Vox casi un 17% de sus sufragios.

 

En veinticinco de ellos (casi la mitad) supera su media regional del 10,97% de votos, especialmente en Níjar (un 25,55%), donde se convierte en segunda fuerza política; Vícar (24,28%), donde es tercero; Adra (19,82%); Los Barrios (16,39%); Alhaurín el Grande (15,43%); Coín (15,14%) y Baza (14,10%).

En resumen, el terremoto político causado por Vox se ha sentido en toda Andalucía, pero especialmente en el litoral desde Almería hasta Cádiz y en el Aljarafe sevillano.

 

 

Los mejores resultados de Vox en los mayores municipios andaluces

(Proporción de voto)

 

Municipio                            %

 

El Ejido                                 29,51

Níjar                                      25,55

Vícar                                     24,28

Roquetas                             22,55

Adra                                      19,82

Algeciras                              19,49

Los Barrios                          16,39

Alhaurín Grande                15,43

Almería                                15,16

Coín                                       15,14

La Línea                                14,77

El Puerto                              14,20

Baza                                      14,10

Mijas                                     13,94

Almuñécar                          13,72

Ronda                                   13,59

Alhaurín Torre                   13,56

Torremolinos                      13,48

Lucena                                  13,36

Tomares                               13,29

Bormujos                             13,28

Armilla                                  13,27

San Fernando                     13,19

 

 

.

 

 

Un jurista sevillano del Tribunal de Justicia Europeo dirá si el Brexit es reversible

MARCHA ATRÁS

Eurodiputados escoceses pidel al Tribunal que avale un

posible arrepentimiento británico

 

ABOGADO GENERAL

Sánchez-Bardona propondrá una solución jurídica al

TJUE el  martes 4 de diciembre

ANTELACIÓN

Su criterio, aunque no sea vinculante, condicionará al

Parlamento británico y al TJUE

El jurista sevillano Manuel Campos Sánchez-Bardona, en calidad de abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, será el encargado de proponer una semana antes de la decisiva votación en el Parlamento británico sobre el Brexit si la salida del Reino Unido de la Unión Europea es reversible en caso de que Londres se arrepintiera y quisiera mantenerse al lado de sus hasta ahora socios europeos.

Un grupo de eurodiputados pertenecientes al Partido Nacional Escocés (SPN) y contrarios a la salida del Reino Unido de la UE (de hecho en Escocia hubo mayoría de votos negativos al Brexit en el referéndum) ha solicitado, y conseguido, que el Tribunal de Justicia de la Unión
Europea (TJUE) aborde por el procedimiento de urgencia la cuestión de si sería viable jurídicamente que Gran Bretaña se mantuviera dentro de la Unión Europea si se arrepintiese en el último minuto, aunque la primera ministra, Theresa May, ya haya firmado las condiciones de salida y le hayan dado el visto bueno los jefes de Estado y/o de Gobierno de los restantes veintisiete países miembros.

Conforme al procedimiento jurídico establecido, un abogado general deberá proponer con absoluta independencia una solución jurídica al Tribunal de Justicia Europeo. El jurista elegido para pronunciarse sobre tan importante cuestión, sin precedentes, es el sevillano Manuel Campos Sánchez-Bordona, el cual deberá emitir su informe el próximo martes, 4 de diciembre, una semana antes de la decisiva votación de ratificación, o no, en el Parlamento británico al acuerdo firmado por Theresa May con el resto de socios de la Unión Europea.

Aunque la solución que proponga Manuel Campos Sánchez-Bordona no es vinculante para el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tendrá suma importancia porque marcará una orientación a los jueces del alto organismo y condicionará en cualquier sentido el debate en el Parlamento británico, previsto para el día 11.

No es lo mismo que los parlamentarios británicos emitan su voto sabiendo que existe la posibilidad de mantenerse dentro de la UE porque el Brexit sería reversible, o todo lo contrario, en función de la interpretación orientativa del abogado general del Tribunal de Justicia Europeo, aunque éste tendrá la última palabra y emitirá su veredicto en el plazo más breve posible de tiempo, dada la urgencia del procedimiento abierto.

Nacido en el año 1950, Manuel Campos Sánchez-Bardona es licenciado en Derecho por las Universidades de Sevilla y Granada (1967-1972) y ha sido fiscal en las Audiencias Territoriales de Palma de Mallorca y Sevilla (1977-1982); magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, de la Audiencia Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (1982-1989); presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (1989-1994); letrado del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (1995-1999); miembro del Consejo de Administración de la Asociación de Consejos de Estado y Jurisdicciones Administrativas Supremas de la Unión Europea (ACA-Europe) (2006-2014); vocal de la Junta Electoral Central (2012-2015) y magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo (1999-2015). Es  abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea desde el 7 de octubre de 2015.

Cuentas verdes

Para cumplir el mandato del PGOU harían falta 41.485 árboles

La mitad de los alcorques que se prometió plantar quedarán vacíos

 

El delegado de Parques y Jardines, David Guevara, anunció a mitad de noviembre el inicio de lo que calificó como “el mayor esfuerzo realizado nunca y un gran precedente para el futuro”, la plantación de un total de 5.100 árboles y 4.567 arbustos hasta el mes de abril de 2019 (casualmente, en la antesala de las próximas elecciones municipales), con una inversión de medio millón de euros.

Guevara recordó a los periodistas allí presentes que la ciudad cuenta actualmente con 200.000 árboles y 9 millones de m2 de zonas verdes. Remito al señor delegado al blog ‘Jardines sin fronteras’, del funcionario municipal jubilado, otrora adjunto a la Jefatura del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento y reconocido experto en la jardinería local, José Elías Bonells. Éste, en una entrada titulada ‘Inventario actualizado de las zonas verdes de la ciudad. Sevilla 2017’, demuestra metro a metro y parque por parque que contamos “con una superficie de zonas verdes, tanto de conservación municipal como privada, de 12.820.586 m2, con una distribución por distritos irregular”.

Así pues, si de entrada el delegado municipal de nuestros parques, jardines, zonas verdes y árboles en general reduce la superficie existente  en un 42,45%, es para alarmarse porque puede indicar desconocimiento, desfase estadístico o, peor aún, que el gobierno se ha olvidado de la existencia de casi 4 millones de m2 de zonas verdes a la hora de su cuidado o de su inclusión en el famoso macrocontrato externalizado y han quedado abandonadas a su suerte.

Habrá que proclamar que esos 4 millones también existen y son de Sevilla, aunque sólo sea a efectos estadísticos. La primera misión del delegado consiste en enterarse de qué tiene exactamente bajo su responsabilidad, ya que en caso contrario empieza a perder el crédito ajeno.

 

EL INVENTARIO DE 2015

 

El 1 de octubre de 2015, si mal no recuerdo, su predecesor y delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, presentó el Inventario elaborado por el Servicio de Parques y Jardines a raíz de que unos meses antes la caída de una rama de gran tamaño causara graves heridas a un viandante que caminaba cerca del hospital Virgen Macarena y saltaran todas las alarmas sobre el verdadero estado de los, durante años, abandonados árboles de nuestra ciudad.

Según dijo entonces Muñoz, se habían contabilizado 178.000 árboles en números redondos. Tres años después, David Guevara dice que hay 200.000, para lo cual tendrían que haberse plantado en este trienio 22.000 ejemplares. No salen las cuentas de ninguna manera porque según dijo el actual delegado, en lo que va de mandato (hasta antes del inicio de la campaña de este otoño) se han sembrado 3.360.

Y ahora volvamos de nuevo a Muñoz, a ver si somos capaces de enterarnos de las matemáticas municipales. El otro delegado declaró entonces que había casi 2.500 árboles (en concreto, 2.477) en nivel 4, o sea que entrañaban un serio riesgo para la seguridad de los transeúntes debido a un estado morfológico o estructural muy grave que podía provocar la caída de ramas y del propio árbol, por lo que requerían una actuación urgente. Traducido a román paladino, cortarlos. Eufemísticamente, apearlos, por más que se hayan escandalizado y sublevado mis amigos ecologistas.

 

TAMBIÉN MUEREN

 

Sin embargo, no soy un purista en tales cuestiones. Aprendí de mis mayores, que eran campesinos de toda la vida y hasta les hablaban con devoción a los árboles por considerarlos nutricios seres vivos, que a ellos también les llega su hora porque -afirmaban- son como las personas: nacen, crecen, dan fruto, envejecen y mueren. Sí, pese a que muchos urbanitas no quieran comprenderlo, los olvidados y maltratados árboles de nuestras calles y jardines también se hacen viejos, enferman y mueren; y se desploman cuando no pueden sostenerse en pie, con riesgo de que hieran o maten a alguien al perder sus ramas o caerse por entero, como desgraciadamente ya ha sucedido en Sevilla. Por eso no critico al gobierno, e incluso no descarto que  se haya quedado corto eliminando esos 2.500 en situación de riesgo 4, porque es probable que haya aún más en tal situación y no hayan sido todavía detectados.

Ahora Guevara ha declarado que tras el controvertido saneamiento realizado por el gobierno de Espadas como consecuencia de la penosa herencia arbórea recibida de Zoido y Monteseirín (éstos cortaron árboles no porque estuvieran podridos, sino para ejecutar, nunca mejor dicho, proyectos urbanísticos, algunos de ellos megalómanos y llevándose por delante además del dinero de los barrios cualquier obstáculo vegetal), ya no queda ningún ejemplar en riesgo 4.

De ello se colige que han sido cortados los 2.477 calificados en tal nivel. Como según Guevara se han plantado 3.360, el balance de Espadas hasta noviembre ha sido de 883 árboles a su favor, por lo que si nos remitimos al Inventario presentado hace tres años por Antonio Muñoz ahora habría 179.000 árboles en números redondos en toda la ciudad y no los 200.000 que dice Guevara.

LOS ALCORQUES

Volvamos a la rueda de prensa de Muñoz en 2015. Dijo entonces que además de los árboles en riesgo de desplome había 9.180 alcorques vacíos, en los cuales se sembrarían otros tantos ejemplares para que todos estuvieran ocupados y que se usarían los árboles para acabar con la falta de sombra en los barrios y en el centro, como ocurría con la deforestada Avenida de la Constitución.

Si había 9.180 alcorques vacíos y el balance de Espadas es de + 883 árboles, ello significa que para que no quede ninguno vacío Guevara debería plantar 8.297 ejemplares, sólo para cumplir la promesa de Muñoz. Pero si nos remitimos al PGOU de 2006, redactado en tiempos del arboricida Monteseirín, el texto estipula que por cada árbol cortado o perdido hay que sembrar cinco más. Una medida debida probablemente a la mala conciencia del exalcalde. Pues en tal caso y para cumplir ese mandato serían necesarios 41.485 árboles nuevos.

¿Y qué nos anuncia Guevara? Su plan consiste en 5.100 árboles y 4.567 arbustos. En total, 9.667. Pero un arbusto no es lo mismo que un árbol, por mucho que traten de convencernos de que son equivalentes. Como dice un jardinero, el árbol es la estructura/arquitectura del parque o jardín; el arbusto, el complemento. No es ya que se vaya a cumplir el mandato del PGOU de 5 x 1 (cinco árboles por cada uno perdido), sino que el 47% de lo que va a sembrarse ni siquiera son árboles, sino arbustos, supongo que más baratos de precio en los viveros, de menor esperanza de vida y que al ser por lo general menos frondosos darán menos sombra. Sombra, el objetivo pretendido en la soleada y calurosa Sevilla, según proclamó Muñoz hace tres años.

 

Que yo sepa, en los parques la mayor parte de los árboles no crecen en alcorques. Estos suelen hacerse en las aceras para los ejemplares que se siembran en calles y avenidas, con el fin de reservarles un mínimo (nunca mejor dicho lo de mínimo) espacio vital. Deduzco que cuando un urbanita como Antonio Muñoz hablaba de 9.180 alcorques vacíos se refería a huecos en las aceras faltos de árboles. En la lista de David Guevara, de sus 5.100 árboles (ojo, arbolitos en comparación con los perdidos o cortados y que tardarán bastantes años en alcanzar su porte) y 4.567 arbustos, en las calles se van a sembrar 3.117 árboles y 517 arbustos. El resto se destinará a parques, colegios y otros.

 

La suma arroja la cifra de 3.634 ejemplares, por lo que según mis cuentas todavía quedarían 4.663 alcorques vacíos en la vía pública, prácticamente la mitad de los que Muñoz prometió llenar de árboles, no de arbustos.

Cuentas verdes

Para cumplir el mandato del PGOU harían falta 41.485 árboles

La mitad de los alcorques que se prometió plantar quedarán vacíos

 

El delegado de Parques y Jardines, David Guevara, anunció a mitad de noviembre el inicio de lo que calificó como “el mayor esfuerzo realizado nunca y un gran precedente para el futuro”, la plantación de un total de 5.100 árboles y 4.567 arbustos hasta el mes de abril de 2019 (casualmente, en la antesala de las próximas elecciones municipales), con una inversión de medio millón de euros.

Guevara recordó a los periodistas allí presentes que la ciudad cuenta actualmente con 200.000 árboles y 9 millones de m2 de zonas verdes. Remito al señor delegado al blog ‘Jardines sin fronteras’, del funcionario municipal jubilado, otrora adjunto a la Jefatura del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento y reconocido experto en la jardinería local, José Elías Bonells. Éste, en una entrada titulada ‘Inventario actualizado de las zonas verdes de la ciudad. Sevilla 2017’, demuestra metro a metro y parque por parque que contamos “con una superficie de zonas verdes, tanto de conservación municipal como privada, de 12.820.586 m2, con una distribución por distritos irregular”.

 

Así pues, si de entrada el delegado municipal de nuestros parques, jardines, zonas verdes y árboles en general reduce la superficie existente  en un 42,45%, es para alarmarse porque puede indicar desconocimiento, desfase estadístico o, peor aún, que el gobierno se ha olvidado de la existencia de casi 4 millones de m2 de zonas verdes a la hora de su cuidado o de su inclusión en el famoso macrocontrato externalizado y han quedado abandonadas a su suerte.

 

Habrá que proclamar que esos 4 millones también existen y son de Sevilla, aunque sólo sea a efectos estadísticos. La primera misión del delegado consiste en enterarse de qué tiene exactamente bajo su responsabilidad, ya que en caso contrario empieza a perder el crédito ajeno.

 

EL INVENTARIO DE 2015

 

El 1 de octubre de 2015, si mal no recuerdo, su predecesor y delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, presentó el Inventario elaborado por el Servicio de Parques y Jardines a raíz de que unos meses antes la caída de una rama de gran tamaño causara graves heridas a un viandante que caminaba cerca del hospital Virgen Macarena y saltaran todas las alarmas sobre el verdadero estado de los, durante años, abandonados árboles de nuestra ciudad.

 

Según dijo entonces Muñoz, se habían contabilizado 178.000 árboles en números redondos. Tres años después, David Guevara dice que hay 200.000, para lo cual tendrían que haberse plantado en este trienio 22.000 ejemplares. No salen las cuentas de ninguna manera porque según dijo el actual delegado, en lo que va de mandato (hasta antes del inicio de la campaña de este otoño) se han sembrado 3.360.

 

Y ahora volvamos de nuevo a Muñoz, a ver si somos capaces de enterarnos de las matemáticas municipales. El otro delegado declaró entonces que había casi 2.500 árboles (en concreto, 2.477) en nivel 4, o sea que entrañaban un serio riesgo para la seguridad de los transeúntes debido a un estado morfológico o estructural muy grave que podía provocar la caída de ramas y del propio árbol, por lo que requerían una actuación urgente. Traducido a román paladino, cortarlos. Eufemísticamente, apearlos, por más que se hayan escandalizado y sublevado mis amigos ecologistas.

 

TAMBIÉN MUEREN

 

Sin embargo, no soy un purista en tales cuestiones. Aprendí de mis mayores, que eran campesinos de toda la vida y hasta les hablaban con devoción a los árboles por considerarlos nutricios seres vivos, que a ellos también les llega su hora porque -afirmaban- son como las personas: nacen, crecen, dan fruto, envejecen y mueren. Sí, pese a que muchos urbanitas no quieran comprenderlo, los olvidados y maltratados árboles de nuestras calles y jardines también se hacen viejos, enferman y mueren; y se desploman cuando no pueden sostenerse en pie, con riesgo de que hieran o maten a alguien al perder sus ramas o caerse por entero, como desgraciadamente ya ha sucedido en Sevilla. Por eso no critico al gobierno, e incluso no descarto que  se haya quedado corto eliminando esos 2.500 en situación de riesgo 4, porque es probable que haya aún más en tal situación y no hayan sido todavía detectados.

 

Ahora Guevara ha declarado que tras el controvertido saneamiento realizado por el gobierno de Espadas como consecuencia de la penosa herencia arbórea recibida de Zoido y Monteseirín (éstos cortaron árboles no porque estuvieran podridos, sino para ejecutar, nunca mejor dicho, proyectos urbanísticos, algunos de ellos megalómanos y llevándose por delante además del dinero de los barrios cualquier obstáculo vegetal), ya no queda ningún ejemplar en riesgo 4.

 

De ello se colige que han sido cortados los 2.477 calificados en tal nivel. Como según Guevara se han plantado 3.360, el balance de Espadas hasta noviembre ha sido de 883 árboles a su favor, por lo que si nos remitimos al Inventario presentado hace tres años por Antonio Muñoz ahora habría 179.000 árboles en números redondos en toda la ciudad y no los 200.000 que dice Guevara.

LOS ALCORQUES

 

Volvamos a la rueda de prensa de Muñoz en 2015. Dijo entonces que además de los árboles en riesgo de desplome había 9.180 alcorques vacíos, en los cuales se sembrarían otros tantos ejemplares para que todos estuvieran ocupados y que se usarían los árboles para acabar con la falta de sombra en los barrios y en el centro, como ocurría con la deforestada Avenida de la Constitución.

 

Si había 9.180 alcorques vacíos y el balance de Espadas es de + 883 árboles, ello significa que para que no quede ninguno vacío Guevara debería plantar 8.297 ejemplares, sólo para cumplir la promesa de Muñoz. Pero si nos remitimos al PGOU de 2006, redactado en tiempos del arboricida Monteseirín, el texto estipula que por cada árbol cortado o perdido hay que sembrar cinco más. Una medida debida probablemente a la mala conciencia del exalcalde. Pues en tal caso y para cumplir ese mandato serían necesarios 41.485 árboles nuevos.

 

¿Y qué nos anuncia Guevara? Su plan consiste en 5.100 árboles y 4.567 arbustos. En total, 9.667. Pero un arbusto no es lo mismo que un árbol, por mucho que traten de convencernos de que son equivalentes. Como dice un jardinero, el árbol es la estructura/arquitectura del parque o jardín; el arbusto, el complemento. No es ya que se vaya a cumplir el mandato del PGOU de 5 x 1 (cinco árboles por cada uno perdido), sino que el 47% de lo que va a sembrarse ni siquiera son árboles, sino arbustos, supongo que más baratos de precio en los viveros, de menor esperanza de vida y que al ser por lo general menos frondosos darán menos sombra. Sombra, el objetivo pretendido en la soleada y calurosa Sevilla, según proclamó Muñoz hace tres años.

 

Que yo sepa, en los parques la mayor parte de los árboles no crecen en alcorques. Estos suelen hacerse en las aceras para los ejemplares que se siembran en calles y avenidas, con el fin de reservarles un mínimo (nunca mejor dicho lo de mínimo) espacio vital. Deduzco que cuando un urbanita como Antonio Muñoz hablaba de 9.180 alcorques vacíos se refería a huecos en las aceras faltos de árboles. En la lista de David Guevara, de sus 5.100 árboles (ojo, arbolitos en comparación con los perdidos o cortados y que tardarán bastantes años en alcanzar su porte) y 4.567 arbustos, en las calles se van a sembrar 3.117 árboles y 517 arbustos. El resto se destinará a parques, colegios y otros.

 

La suma arroja la cifra de 3.634 ejemplares, por lo que según mis cuentas todavía quedarían 4.663 alcorques vacíos en la vía pública, prácticamente la mitad de los que Muñoz prometió llenar de árboles, no de arbustos.

Un corredor verde desde Sevilla a Dos Hermanas por el nuevo cauce del río Guadaíra

CONEXIÓN

Unirá Los Bermejales-Palmas Altas  con la depuradora del Copero a través de Bellavista

LONGITUD

Se habilitarán casi 4,5 Kms. de caminos y se limpiarán más de 40 hectáreas de suelos

ARBOLES

Plantación de 4.404 árboles entre especies autóctonas y al borde de los senderos

 

El del Guadiamar no será el único corredor verde fluvial que tenga la provincia de Sevilla, ya que aunque sea de forma más modesta y a un coste mucho más barato que aquél Emasesa ha licitado la creación de un corredor ecológico entre Sevilla y Dos Hermanas. Se aprovechará para ello el encauzamiento del río Guadaíra y se conectará Los Bermejales-Palmas Altas con la estación depuradora de aguas residuales del Copero a través de la barriada de Bellavista.

El oficialmente denominado “Proyecto para la creación de un corredor ecológico en el encauzamiento del río Guadaíra y adecuación de las conexiones con los núcleos urbanos del entorno. Sevilla y Dos Hermanas” ha sido sacado a concurso público por la Empresa Metropolitana de Aguas (Emasesa) con un presupuesto de licitación de 169.000 euros. El plazo para la presentación de ofertas expira el próximo 7 de diciembre y el de la ejecución es de diez semanas (dos meses y medio) a partir de la firma del acta de replanteo.

El objetivo de Emasesa es la mejora ambiental de este tramo fluvial y acercar los distintos núcleos urbanos de Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra a espacios de alto valor ecológico como son el propio río, las lagunas situadas en su entorno y los parques cercanos. Esto ayudará a mejorar el grado de conocimiento que tiene la ciudadanía sobre los ecosistemas acuáticos y la importancia de su conservación, y potenciará la conexión del área metropolitana basada en una infraestructura verde.

El corredor ecológico se creará en los terrenos de dominio público marítimo-terrestre y en los de titularidad pública  localizados en el entorno del nuevo cauce del Guadaíra. Se prevé la limpieza de basuras y retirada de residuos que se hallan acumulados actualmente en 40,3 hectáreas de terrenos, una superficie equivalente a la de 43 campos de fútbol; la mejora de 4.422 metros de caminos; la plantación de 1.730 árboles en los márgenes de los senderos y la repoblación con 2.674 árboles más de especies autóctonas.

TRES ZONAS DE ACTUACIÓN

Las actuaciones prioritarias se realizarán en tres zonas actualmente separadas entre sí:

1.- Entorno del encauzamiento del río Guadaíra, entre el puente de la carretera de El Copero y el puente de la autovía A4-E5: Las actuaciones necesarias para la adecuación del entorno se localizan en el camino de servicio existente en ambos márgenes del río en dicho tramo así como en los taludes exteriores de la plataforma del camino. Se trata de terrenos de Dominio Público Marítimo Terrestre localizados en el término municipal de Sevilla y, principalmente, en el término municipal de Dos Hermanas.

Además, se realizarán actuaciones en una parcela de 9,16 hectáreas de superficie localizada entre el encauzamiento del río Guadaíra, el Arroyo de las Culebras y la autovía A4-E5 e incluida parcialmente dentro de la zona de servidumbre de protección del dominio público.

Los terrenos incluidos en el término municipal de Sevilla que no pertenecen al dominio público son están clasificados en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla como suelo urbanizable sectorizado y se prevé la creación de un parque urbano denominado “Parque Guadaíra-Cortijo Cuarto”.

La situación de los suelos sitos en el término nazareno es similar: el PGOU municipal los califica de la misma forma que en Sevilla y también se prevé la creación en los mismos de un parque urbano.

2.- Conexión entre el nuevo cauce del río Guadaíra y el barrio de Bellavista: Las actuaciones necesarias se localizan entre la calle Alonso Sánchez de Huelva y el tramo restaurado por la Confederación del Guadalquivir en la margen izquierda del encauzamiento del río.

La conexión se realizará por terrenos del Cortijo de Cuarto cuyo titular es la empresa pública Sevilla Activa SAU.

En el nuevo Plan General se prevé la creación en este área del citado “Parque Guadaíra-Cortijo Cuarto”, así como una zona de uso residencial. También está prevista la creación de una calle o vía de comunicación paralela al encauzamiento del río junto al límite de la zona de servidumbre de protección.

3.-Conexión entre el encauzamiento del río Guadaíra y el barrio de Los Bermejales: Las actuaciones se localizan entre el paso inferior de la línea del ferrocarril del puerto de Sevilla y el tramo restaurado por la Confederación del Guadalquivir en el encauzamiento del Guadaíra, ya que actualmente existe un acceso en buen estado desde Los Bermejales hasta el paso inferior del ferrocarril.

Todas las actuaciones propuestas se localizan en la margen derecha del encauzamiento del río Guadaíra, en el entorno de la EBAP Guadaíra (margen derecha).

La zona de actuación incluye terrenos pertenecientes al dominio público marítimo terrestre situados en el exterior del encauzamiento del río Guadaíra y en la plataforma del camino de servicio de dicho encauzamiento. También se realizarán actuaciones en suelos de tipo urbano sin referencia catastral situados entre la EBAP Guadaíra (margen derecha) y la línea del ferrocarril del Puerto de Sevilla.

La línea roja

El Ayuntamiento no ha anunciado medidas contra los taxistas hasta que éstos reventaron el mitin de Susana Díaz

Cabrera les prometió sin ningún fundamento legal restringir el paso de los VTC al Centro, donde está el negocio

 

Si los taxistas no hubieran cruzado la línea roja al reventar el mitin de Susana Díaz es muy probable que Espadas, calificado por Ciudadanos como mero “comentarista de la actualidad” por su pasiva actitud en este conflicto, no hubiera anunciado la retirada de las licencias a los implicados en los incidentes, ni habría pedido por fin al subdelegado del Gobierno, el sanchista Toscano, que prohíba de una vez esas marchas lentas o “caracoladas” de taxistas que durante días han colapsado la circulación para indignación de, como reconocía el alcalde, los “cabreados sevillanos”, de entre los cuales se dieron vivas a Cabify frente a una concentración de taxistas en el Prado de San Sebastián.

Desde la Unión Sevillana del Taxi se ha dicho que en la actuación de decenas de taxistas ante el teatro de San Juan de Aznalfarache donde se había programado el mitin de la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía “no hubo violencia”. ¿Cómo calificar entonces unos hechos en los que, según recogieron diversas crónicas periodísticas, se bloquearon las puertas del recinto, en cuyo interior había menores y ancianos; se las aporreó, se impidió la entrada y salida de personas; se lanzaron macetas contra las ventanas, que por fortuna resistieron sin romperse, y se vociferó a coro el cántico “te va a votar tu puta madre”?

¿Cómo lo vieron y sintieron los allí presentes? Verónica Pérez, secretaria general de los socialistas sevillanos y candidata en las elecciones andaluzas del próximo domingo, escribió el siguiente mensaje: “Con todo el dolor hemos suspendido el acto con Susana Díaz en San Juan de Aznalfarache ante la actitud violenta de algunos. Somos demócratas y creemos en la libertad y en la palabra como única arma. El 2D los sevillanos responderemos en las urnas votando”.

 

El diputado socialista Antonio Pradas calificó los incidentes como “matonismo” frente a la “pérdida de la razón” y con “amenazas a mujeres y niños”. Y Susana Díaz, que se hallaba en la Casa del Pueblo lista para desplazarse al teatro cuando le comunicaron la suspensión del mitin, destacó que dentro había “gente mayor, abuelos y niños” y que “la seguridad de las personas está por encima de cualquier cosa, para el PSOE y para mí”.

 

COMPETENCIA DE LOS VTC

Sí, los responsables de estos reprobables incidentes que provocaron lo nunca visto en la historia de la Democracia en Andalucía, la forzosa suspensión de un mitin durante una campaña electoral, son los taxistas que participaron en los mismos, pero hay que preguntarse por qué se ha llegado a esta situación y por qué el gremio se siente engañado por el Ayuntamiento de Sevilla, especialmente por el ex director del Instituto del Taxi y delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, con fama de blando con el sector.

Como es sabido, los taxistas ven amenazado su negocio por la irrupción de una competencia al hilo de las nuevas tecnologías (aplicaciones, “smartphones”) con Internet como cauce, una competencia con la que nunca pensaban ni para la que se prepararon mejorando sus servicios y recurriendo a sus mismas armas tecnológicas: los vehículos de alquiler con conductor o de transporte concertado, denominados VTC, y que operan mediante plataformas como Uber y Cabify.

La candidata a la Presidencia de la Junta por Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, a la que han reprochado que no condenara personalmente el boicot de los taxistas a Susana Díaz, repite el tópico de que los VTC están dominados por multinacionales y/o fondos buitre que ni pagan sus impuestos en España. Si se molestara en informarse comprobaría que en la plana mayor de Unauto, la patronal de los VTC, figuran antiguos presidentes o dirigentes de asociaciones de taxistas tan poderosas como las de Madrid y Barcelona que hace unos años se manifestaban también contra lo que calificaban como “intrusismo” de los VTC y que acabaron pasándose con armas y bagajes al bando contrario tras hacerse con decenas, centenares  e incluso miles de licencias para este tipo de vehículos.

Es el caso de José Antonio Parrado (de presidente de la Asociación del Taxi de Madrid a controlador primero de Gesstaxi y luego de Auro New Concept Transport); José María Goñi (secretario general de la Federación del Taxi de Cataluña, donde Radio Taxi Barcelona cambió su objeto social para pasar de prestar servicio a los taxistas al alquiler de coches con conductor) y de José Luis Funes (otro ex dirigente del gremio en Madrid).

El fundador de Cabify, el español Juan de Antonio, es quien insertó en los medios de comunicación la campaña publicitaria ‘Hola Pablo, hola Irene, hola Podemos’, para, frente a críticas como las de Teresa Rodríguez, ponerse a disposición del partido morado, explicarle sus cuentas y aclararle que paga en España el 100% de su actividad económica.

 

El empresario Rosauro Varo, sevillano y por tanto paisano de esos taxistas que colapsan Sevilla con sus “caracoladas”, ha invertido 118 millones de euros en la compra del 56% de Vector Ronda Teleport para hacerse con una parte del nuevo negocio de los coches de alquiler con conductor.  Por mucho que se empeñen los taxistas, acostumbrados al proteccionismo administrativo, no se pueden poner puertas al campo ni gozar de monopolios en una economía de libre mercado basada en la competencia como es la de la Unión Europea.

 

LA PROMESA

 

Pues bien, en su lucha para que las Administraciones Públicas prohíban lo que califican como “intrusismo” de los VTC, los taxistas sevillanos amenazaron con colapsar la ciudad aprovechando la anunciada celebración en la misma del Consejo de Ministros el pasado 26 de octubre. El gremió desconvocó la movilización justo a tiempo para el Gobierno, tras una reunión “in extremis” con el delegado de Movilidad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, el cual subrayó públicamente “el apoyo que desde el gobierno municipal siempre hemos mostrado a la actividad del taxi” e ignoró o despreció a la otra parte (involuntaria) del  conflicto, los VTC, como si el Ayuntamiento no gobernara para ellos también.

Cabrera anunció que atendería una de las principales reivindicaciones del gremio: controlar, por decirlo eufemísticamente (en realidad los taxistas pretendía que se prohibiera o impidiera), el acceso de los VTC al Casco Antiguo, lo que en la práctica equivaldría a hundir su negocio, ya que gran parte de sus clientes son turistas que van a alojarse a los hoteles, la mayoría ubicados en este distrito de la ciudad. El delegado hizo una “sui generis” interpretación jurídica para plegarse a las exigencias de los taxistas: “Hay que distinguir -afirmó- la normativa para el transporte de viajeros de la normativa de tráfico vial. No se puede equiparar la actividad de los VTC, en cuanto a desarrollo por las zonas restringidas, con la del taxi. Vamos a ser muy exigentes en el control de los accesos al Casco Antiguo y en las zonas restringidas”.

Sin embargo, los VTC tienen la misma licencia, en calidad de vehículos de transporte público de viajeros, que los taxis, con la única diferencia de que no pueden circular a la busca de clientes, sino sólo acudir a recogerlos y a transportarlos a su destino cuando aquéllos han solicitado sus servicios previamente a través de una aplicación, plataforma en Internet o similar. Por tanto, tienen el mismo derecho que los taxis a circular hasta el Casco Histórico aun cuando haya zonas declaradas de especial restricción al tráfico, como se ha recordado desde el Ministerio de Fomento y desde su patronal Unauto, la cual amenazó de inmediato con emprender acciones legales contra el Ayuntamiento por haber ordenado a la Policía Local controlar y limitar la libre circulación de sus conductores, algo que no ocurre en otras grandes urbes del país.

La nueva política municipal provocó la alarma de la patronal hotelera, que temerosa de perder los clientes que llegan a los hoteles mediante los VTC exigió una reunión con el delegado de Movilidad. Por su parte, el de Turismo, Antonio Muñoz, se vio obligado a nadar entre dos aguas y declaró que los conductores de VTC podrían acceder al Centro a llevar/recoger clientes de los hoteles pero siempre que fuera por vías alternativas a las reservadas a los taxistas y residentes. Una frase que recordaba a aquella de Henry Ford, el inventor de la cadena de montaje,  de que los clientes de su fábrica de coches podían elegir el color que quisieran siempre que fuera negro.

IGNORANCIA

Finalmente, Cabrera no tuvo más remedio que reconocer que “los VTC, a raíz de la modificación de la ley de Transporte Terrestre, es un servicio público, no una empresa auxiliar como era, y los servicios públicos, porque así lo marcan la ley y (atención) y en nuestras Ordenanzas, en zonas restringidas del Casco Antiguo tiene que permitirse el acceso cuando tengan un punto de destino final dentro de ese Casco Antiguo”.

Conclusión, el delegado no tenía ni idea de lo estipulado en la ley y en las propias Ordenanzas municipales cuando prometió a los taxistas restringir la circulación a los VTC con tal de que desconvocaran su protesta y el Consejo de Ministro se celebrara en Sevilla con total normalidad. Pese a su ignorancia y a encender los ánimos de los taxistas con una promesa sin fundamento legal, sigue en su puesto diciendo, al igual que Espadas, que los taxistas que bloquearon Fibes durante el Sicab y han colapsado el tráfico durante varios días eran una minoría no representativa que lo único que estaba consiguiendo era “cabrear” a los sevillanos, por lo que les instaba al diálogo sin más, hasta que aquéllos cruzaron la línea roja de reventarle el mitin a Susana Díaz. De la apelación al diálogo se ha pasado en horas veinticuatro al anuncio de retirada de licencias.

Decía Beltrán Pérez, el alcaldable del PP, que había que proteger a los taxistas de la ciudad frente a los VTC. Visto lo visto en las últimas semanas, habría que preguntarse si la frase no debería haber sido formulada al revés: proteger a la ciudad de los taxistas. Que le pregunte si no a Susana Díaz.

La ley obliga al Ayuntamiento de Sevilla a inmatricular el convento de Santa Clara al margen de la Archidiócesis

NORMA ANDALUZA

Al estar incluido en el Inventario Municipal el Reglamento de la Junta impone su escrituración

YA ES EL TITULAR

El Consistorio no necesita el plácet del Arzobispado para acreditar su titularidad

DESEQUILIBRIO

La novación de la compraventa no incluye cautela ni plazo sobre el uso del dinero

El Ayuntamiento de Sevilla no necesita firmar una novación del convenio de compraventa del convento de Santa Clara suscrito con la Archidiócesis en 2001 para que ésta lo inmatricule a nombre del Consistorio porque al haber sido inscrito por éste hace siete años en el Inventario Municipal de Bienes la norma andaluza ya le obliga a escriturarlo en el Registro de la Propiedad.

El Consistorio y la Archidiócesis firmaron el 9 de noviembre de 2001 un acuerdo en virtud del cual el primero le compró a la segunda unos 5.195 m2 del antiguo convento de Santa Clara al precio de 349.025.095 pesetas (2.097.638 euros) que se abonaron en certificaciones de la obra de rehabilitación que la Archidiócesis realizó en los sectores 1 y 2 del Palacio Arzobispal. En aquel documento se estipuló que la transmisión de la parte adquirida por el Ayuntamiento se formalizaría en escritura pública en el plazo de dos meses (9 de enero de 2002), punto jamás cumplido.

Por otra parte, el Ayuntamiento se había comprometido en la cláusula sexta del convenio a rehabilitar la totalidad del monasterio. Se trata de un texto controvertido, ya que para el entonces arquitecto municipal y exégeta del convenio por parte del Ayuntamiento, José García Tapial, ello no implicaba obligación añadida con la Archidiócesis, y para ésta y para el actual gobierno de Espadas obligaría al Consistorio a restaurar incluso la parte del convento que se quedó aquélla y que no es de propiedad municipal.

Ahora, el gobierno local, con la tesis de tener que acreditar la titularidad de la parte del convento por la que pagó los 349 millones de pesetas para poder pedir subvenciones a otras Administraciones, se ha comprometido con la Archidiócesis a realizar una novación del contrato de compraventa de 2001. Consistiría en pagarle 3.082.416 euros para liberarse de la supuesta obligación de rehabilitar las dependencias todavía de propiedad eclesiástica a cambio de que la Archidiócesis le otorgue escritura pública de transmisión de lo ya comprado hace 17 años.

INVENTARIO DE BIENES

Expertos en Administración Local consultados sobre el proyecto de novación del convenio de compraventa y la justificación del mismo elaborada por los Servicios Municipales cuestionan la interpretación jurídica realizada por aquéllos y cómo han omitido el incumplimiento del convenio de 2001 por parte de la Archidiócesis, la cual aceptó entonces, sin vincularlo al supuesto deber municipal de restaurar todo el monasterio, la inmatriculación del monumento a favor del Consistorio en un plazo de dos meses que venció en enero de 2002.

Aun así, los Servicios Jurídicos y Urbanísticos del Ayuntamiento reconocen que debido a que una vez concluidos los trabajos de rehabilitación de espacios singulares del convento era necesaria su inscripción en el Inventario de Bienes Municipales para la contratación de servicios (suministro eléctrico y de agua) así como para la puesta en marcha del ascensor, el monumento fue incorporado al Inventario de Bienes el 10 de febrero de 2011. Dicho de otro modo, el Ayuntamiento ya acreditó a partir de entonces ser el titular (dueño) del convento ante la compañía eléctrica, Emasesa y la de ascensores sin necesidad entonces de permiso alguno de la Archidiócesis sobre lo que ya era de su propiedad por haberlo comprado.

Según las fuentes consultadas, es el Ayuntamiento, como titular del bien, y no la Archidiócesis como vendedora del mismo el que debe inmatricular en el Registro de la Propiedad el convento, en línea con lo establecido en el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de régimen local. Item más, el artículo 115 del Reglamento de Bienes de las Entidades Locales de Andalucía (Boja número 31, de 15-02-2006) se refiere a la obligación de inscribir, en los siguientes términos: “Las Entidades Locales deberán inscribir en el Registro de la Propiedad sus bienes inmuebles y derechos reales así como las actuaciones que incidan sobre los mismos, en los términos que prevé la legislación hipotecaria”.

Por tanto, el Ayuntamiento puede y debe inmatricular el convento de Santa Clara como titular del mismo por compraventa a la Archidiócesis conforme al convenio de 2001 y sin necesidad de novación alguna, independientemente de que pudiera reconocer o no la supuesta obligación de restaurarle a aquélla la iglesia del mismo y otras dependencias aún de propiedad eclesiástica. Las fuentes consultadas se preguntan cómo puede sostener jurídicamente entonces el Consistorio que haya invertido 7,6 millones de euros en el convento desde 2001 si no era el titular del mismo.

DESEQUILIBRIO

Por otra parte, advierten un claro desequilibrio en el texto de la novación del convenio en favor de la Archidiócesis, ya que mientras el Ayuntamiento se obliga al pago de 3.082.416 euros a aquélla especificando la cuantía por anualidades e incluso admitiendo que se anote la deuda en el Registro de la Propiedad, no se adopta ningún tipo de plazos ni cautela sobre el uso del dinero y su destino por la Archidiócesis, más allá de una obligación genérica por parte de ésta de rehabilitar la parte del convento de la que aún es propietaria.

Así pues, los pagos del Ayuntamiento no se vinculan a certificaciones de obra que demuestren por parte de la Archidiócesis que los fondos se destinan a la rehabilitación patrimonial ni tampoco se le impone plazo alguno para que la ejecute.