El Ayuntamiento de Sevilla rehabilitará el pabellón de Telefónica en la Expo de 1929

LUZ VERDE

La Comisión de Patrimonio ha autorizado el proyecto para este inmueble

sito en el parque de María Luisa

COSTE

El presupuesto básico de licitación es de 226.773 euros y los trabajos durarían unos cinco meses

USOS

Podría volver a sus orígenes y pasar de escuela de jardinería a de formación en telefonía

 

El histórico pabellón de Telefónica en el Parque de María Luisa, que fue proyectado por el arquitecto regionalista Juan Talavera con motivo de la Gran Exposición Iberoamericana de 1929, se unirá a la lista de inmuebles que serán rehabilitados por el gobierno del socialista Juan Espadas tras haber obtenido el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía.

Los trabajos de recuperación del inmueble tendrán un presupuesto base de licitación de 226.773 euros y un plazo de ejecución de cinco meses y consistirán en la construcción de dos rampas para hacer accesible la planta sótano y la galería; la pavimentación de las dependencias perimetrales al patio central interior; el recubrimiento con albero de los espacios exteriores ajardinados delanteros; el revestimiento de pavimentos; la limpieza y reparación de cubiertas; la revisión y adecuación de instalaciones de saneamiento, electricidad, iluminación exterior, fontanería, telecomunicaciones, climatización, ventilación mecánica de la planta sótano y protección contra incendios; la restauración de carpintería de puertas y ventanas y el pintado completo del edificio, tanto interior como exteriormente.

El pabellón, tal como su nombre indica, sirvió tanto de sede de la compañía Telefónica en la Expo del 29 como de edificio de comunicaciones para la misma, y de hecho allí fue donde se establecieron las primeras conexiones telefónicas con países iberoamericanos como Uruguay y Argentina. Arquitectónicamente, Juan Talavera se inspiró en elementos de conventos andaluces, como Santa Paula (para la portada) y San Isidoro del Campo (de cuyo claustro tienen reminiscencias las galerías porticadas).

El edificio se mantuvo con tal uso hasta el decenio de los ochenta del pasado siglo, cuando fue dejado por Telefónica y pasó a manos del Ayuntamiento sevillano, propietario a la postre de todos los inmuebles de la Exposición. Posteriormente fue cedido a la Fundación Forja XXI, que lo convirtió en la Escuela de Jardinería Romero Murube, hasta la quiebra de la misma en el año 2014.

El portavoz del  equipo de Espadas, Antonio Muñoz, declaró tras una de las primeras juntas de gobierno celebradas después de la toma de posesión de aquél como alcalde que el Ayuntamiento recuperaría el edificio con los mismos usos. “Teniendo en cuenta la cercanía del parque de María Luisa, con la variedad de especies que posee, lo más lógico es que las prácticas de los alumnos se desarrollen en él. Será un centro para formar a futuros jardineros. No se utilizará como sede administrativa”.

Sin embargo, el inmueble podría volver a sus orígenes y no continuar como sede de una escuela de jardinería, sino albergar una escuela de formación en telefonía.

Sevilla es la ciudad que más grava a las empresas

IAE

Aunque es la tercera globalmente, su presión fiscal per cápita supera en 23 puntos la media nacional

TASAS

También es la tercera urbe por ingresos en tasas pero en proporción queda por debajo de la media

BALANCE

De seis figuras impositivas, la fiscalidad por habitante es inferior a la media en cuatro

 

Sevilla es una ciudad con una presión fiscal por parte de su Ayuntamiento que podría ser calificada como moderada, con una importante excepción como es el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), según se colige del informe ‘Panorama de la Fiscalidad Local 2018’, elaborado por REAF Asesores Fiscales, el órgano especializado del Consejo General de Economistas de España y constituido por más de 5.500 asesores fiscales pertenecientes a los 70 Colegios de Economistas y de Titulares Mercantiles de nuestro país.

El REAF ha elaborado este informe a partir fundamentalmente de los Presupuestos municipales para el año en curso y para que se tenga en cuenta de cara a la presumible reforma de la financiación local que vienen demandando desde hace tiempo las corporaciones locales  por la necesidad -arguyen- de obtener más ingresos con los que hacer frente a sus políticas públicas y de reducir su excesiva dependencia de otras Administraciones.

 

Aunque el gasto de los ayuntamientos cayó globalmente durante la crisis en un 7,7% (años 2008 a 2017), sus ingresos se incrementaron en un 8,3%, por lo que pasaron de un déficit conjunto del 0,4% en 2011 a un superávit del 0,59% en 2017.

Dado que los tributos locales aportan la mayor parte de los ingresos de los municipios, este informe, con datos de las 50 capitales de provincia más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se basa en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) popularmente conocido como el sello del coche, el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), también conocido como la plusvalía municipal, y, finalmente, en el conjunto de tasas municipales, en las que cada consistorio es un mundo porque tienen libertad para aplicar las que consideren necesarias.

 

COMPARATIVA

 

Del análisis comparativo entre las 52 ciudades para estas seis figuras impositivas se observa que Sevilla está en la mitad de la tabla o por debajo en el IBI (puesto número 29 de 52) y el sello del coche (puesto número 26); aparece en el podio de las tres que más dinero tienen previsto recaudar por el IAE y las tasas municipales (es la tercera nacional en los dos casos); y está en los diez primeros puestos por el dinero que tiene previsto ingresar el Ayuntamiento en el ICIO (sexto puesto) y el IIVTNU (el séptimo lugar).

Ahora bien, en el informe se otorga mayor importancia a la presión fiscal ‘per cápita’ o habitante que a la cantidad global a recaudar, ya que parece lógico que las urbes más pobladas (y Sevilla es ,demográficamente, la cuarta ciudad de España, por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia) acaben recaudando más dinero que el resto.

 

En este sentido la presión fiscal por habitante del Ayuntamiento de Sevilla queda por debajo de la media en cuatro figuras impositivas y por encima en las dos restantes, en concreto en el Impuesto sobre Actividades Económicas y por tanto a las empresas y emprendedores en comparación con el resto de capitales de provincia, tanto de Andalucía como de España.

 

Salvo esta importante excepción, en conjunto la presión fiscal del Ayuntamiento sevillano podría calificarse de moderada, con cuatro impuestos per cápita por debajo de la media nacional, en las siguientes proporciones: el IBI es un 17% más barato que en el resto de capitales españolas; el ICIO, un 25,5%; el IIVTNU, un 42,2%, y las tasas municipales, un 5% más reducidas.

Presión fiscal del Ayuntamiento de Sevilla en 2018

 

Impuesto      Nº entre            Ingresos                    Ingresos                    Media

Capitales       previstos                  per cápita                 nacional

 

IBI                   29                 180.653.542            262,00                       315,2

 

IAE                  3                      43.808.849            63,50                        40,0

 

IVTM              26                     35.010.938            50,80                         47,0

(Sello )

 

ICIO                   6                      8.894.893             12,90                         17,3

 

IIVTNU            7                     27.805.304            40,30                         88,1

 

Tasas             3                   111.444.493           161,60                      170,1

 

Notas: IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles); IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas); IVTM (Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica o sello del coche); ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras); IIVTNU (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana o plusvalía municipal). Fuente: REAF Asesores Fiscales (Consejo General de Economistas de España).

 

 

La transición energética (de Espadas)

Espadas lleva años insistiendo de forma infructuosa en su plan de rehabilitación energética de edificios

El alcalde sevillano está siendo adelantado por otros que aplican novedosas iniciativas en materia de energía

 

Espadas aprovechó su reunión en Madrid con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para hablar no sólo de lo que más ha trascendido, esos 100 millones de euros que se destinarán a la ya conocida mejora y reordenación del sistema de depuración de aguas residuales de Sevilla, sino también de la rehabilitación energética.

Este tema es una de las obsesiones del alcalde desde sus tiempos en que, como senador, lo planteó en la Cámara Alta y en el que se trasluce su doble condición de antiguo viceconsejero de Medio Ambiente y de consejero de Vivienda de la Junta de Andalucía, y también su actual título de presidente de la Red Española de Ciudades sobre la Adaptación al Cambio Climático.

El alcalde hispalense sostiene, con buen criterio, que como España -y Sevilla no es una excepción- dispone de millones de viviendas que, por haber sido construidas en la segunda mitad  del siglo pasado o incluso antes, no cumplen con los requisitos sobre eficiencia energética exigidos por la actual legislación, por lo que la aplicación de un programa para su rehabilitación energética  supondría una gran oportunidad para la creación de empleo en sectores intensivos en mano de obra como la construcción, los instaladores y las empresas dedicadas al aislamiento térmico.

Como en la doctrina económica de Schumacher de que lo pequeño, simple o sencillo es hermoso, Espadas se basa en la elemental ecuación de que el dinero, mayor o menor, invertido en la rehabilitación de viviendas para la reducción del consumo de energía se acaba amortizando y generando beneficios con el ahorro en la factura de la electricidad que se logra a medio y largo plazos.

EN EL DESIERTO

Espadas lleva como seis años predicando en el desierto, porque aunque su discurso es plenamente convincente y a todo el mundo le suena bien, hasta ahora no ha conseguido que alguna Administración haga suya sus ideas y apruebe un plan de rehabilitación energética masiva de viviendas o de edificios de cualquier tipo.

Se ha tenido que limitar al ámbito doméstico y público. Por ejemplo, adhiriéndose al plan de la Consejería de Empleo para mejorar la eficiencia energética de 21 colegios de Sevilla (aislamiento térmico exterior, climatización, renovación de ventanas e instalación de nuevos contadores) hasta el año 2020, con una inversión de 13,6 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aportará el 10%.

El alcalde no dejó pasar la oportunidad de su entrevista con la ministra para volver a la carga y exponerle un plan para la ejecución de una gran inversión pública -esta vez solicitando fondos a la Unión Europea- en materia de rehabilitación de edificios bajo el amparo del Gobierno de España y de la Federación de Municipios u otra organización municipalista como la Red de Ciudades por el Clima, que él preside.

Espadas siempre está buscando un apoyo externo a sus ideas en materia energética, desde la Junta de Andalucía hasta la Unión Europea, sin percatarse de que en el sexenio transcurrido desde que patentó políticamente la idea está siendo adelantado por la izquierda por otros alcaldes con novedosas iniciativas en la materia y sin necesidad de encomendarse a terceros para llevarlas a cabo.

 

ENERGÍA VERDE

 

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid cambió las bases de su concurso de suministro de electricidad al exigir que la energía fuera de origen íntegramente renovable, para garantizar que hubiera cero emisiones de dióxido de carbono (CO2) y nula generación de residuos radiactivos, requisito que excluía de entrada a las grandes compañías eléctricas poseedoras de centrales térmicas y nucleares. Gas Natural, Fenosa, Iberdrola y Endesa presentaron un recurso ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública con el argumento de que se vulneraba el principio de igualdad de oportunidades, pero fue desestimado..

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia certificó que había 76 comercializadoras que sí suministraban energía 100% verde, y el Ayuntamiento madrileño ha acabado adjudicando el nuevo contrato eléctrico, dividido en cuatro lotes y por importe total de 82 millones de euros, a Holaluz y Nexus y ha abierto una senda que están siguiendo otras corporaciones locales como la de Barcelona y que ahora pretende imitar la de Sevilla.

 

EMPRESA PROPIA

 

A Espadas también le están adelantando el cada vez mayor número de ayuntamientos que han decidido crear sus propias comercializadoras públicas de energía eléctrica. Es el caso de Barcelona Energía, creada por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal y que el 1 de diciembre de 2017 superó todos los trámites legales para poder operar en el mercado eléctrico al admitir su inscripción la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Desde el 1 de febrero de 2018, esta empresa municipal gestiona 45 MW de generación pública de energía verde y propia que producen 41 instalaciones fotovoltaicas en edificios propiedad del Consistorio, la planta de valorización energética de San Adrián del Besós y la de aprovechamiento de biogás del vertedero del Garraf. Este conjunto exporta a la red unos 200.000 MWh de energía verde (equivalente al consumo anual de unas 87.000 familias).  Barcelona Energía primero suministrará electricidad a los edificios y equipamientos municipales y, posteriormente, a los ciudadanos interesados.

En este sentido, los ayuntamientos de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Pamplona y Cádiz han lanzado un manifiesto como ‘Ciudades para una transición energética justa y democrática’, en el que repasan todas las actuaciones que están acometiendo en pro de un nuevo modelo energético y que se resumen en la compra de energía certificada 100% renovable, afrontar situaciones de pobreza energética con recursos propios y promoción del autoconsumo (autoproducción renovable), el ahorro y la eficiencia en sus municipios huyendo de las energías fósiles (carbón, gas y petróleo) y la nuclear.

SOSTENIBILIDAD

Y el Ayuntamiento de Madrid acaba de presentar su ‘Hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética’ para conseguir en 2030 la autosuficiencia con electricidad de origen renovable en los 1.600 edificios e instalaciones municipales.

Entre las diversas medidas del plan destaca el aprovechamiento del potencial de la producción de energía fotovoltaica en las azoteas de los edificios municipales: se han contabilizado más de 1,2 millones de m2 de azoteas en 900 edificios evaluados, de los que 735.000 permitirían instalar sistemas de producción fotovoltaica, con una potencia instalada de 75 MWp/año y una cobertura del 61% de la demanda de electricidad prevista en 2030. Para alcanzar el 100% de la demanda habría que instalar paneles fotovoltaicos en espacios públicos, aparcamientos municipales y otros, con una inversión de 140 millones de euros.

El gobierno local madrileño se encontró al llegar al poder hace tres años con tan sólo cinco paneles fotovoltaicos municipales. Este año está instalando 89 para empezar a cumplir su Hoja de Ruta energética. Espadas, por su parte, halló al llegar a la Alcaldía 68 paneles de la era Monteseirín instalados sobre todo en edificios públicos pero de los que sólo funcionaban, por falta de mantenimiento, 19 (el 28%).

Aun así eran casi cuatro veces más que los que se encontró Carmena, pero mientras otros ayuntamientos han acelerado en la carrera de la transición hacia un nuevo modelo energético más renovable, en Sevilla seguimos dando pasos vacilantes a pesar de ser la capital del sol.

Sevilla se queda al borde de bajar de los 70.000 parados

El número de desempleados se sitúa en 70.133 tras los 1.271 menos de junio

El paro baja en todos los grupos de edad y sectores salvo en la agricultura

 

El mes de junio de 2018 se ha cerrado con 1.271 parados menos en Sevilla capital, donde ahora el número total de desempleados asciende a 70.133, según los datos recogidos en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem) y difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que dirige Magdalena Valeria, la cual se estrena en el cargo con esta su primera estadística mensual.

El de 2018 se ha convertido en el segundo mejor junio de los últimos diez años para el empleo en la capital de Andalucía, ya que sólo en 2009, tras el estallido de la crisis económica (datada oficialmente en septiembre de 2008 con la quiebra de Lehman Brothers) subió el paro (55 personas)  en dicho mes en nuestra ciudad, y desde esa excepción negativa, año tras año ha ofrecido un registro positivo para el empleo. El descenso del número de parados en junio se mantuvo por debajo del millar hasta 2014, y a partir de 2015 las buenas cifras se han más que duplicado: 1.224 parados menos en junio de dicho año; 1.160 en junio de 2016;  1.389 en junio del año pasado y 1.271 en el mes pasado de este 2018.

 Y es que junio es tradicionalmente (junto con abril, julio y diciembre) un buen mes para el empleo en una ciudad turística como Sevilla, al ser un periodo de transición entre el final de la primavera y el inicio de la temporada de verano y porque en los últimos tiempos el calor del inicio del estío en nuestra ciudad, más moderado, ya no supone un freno para la avalancha de turistas, que año tras año baten récord de afluencia en Sevilla, Andalucía y España.

 Nuestra ciudad ha necesitado diecinueve meses para pasar de los algo más de 80.000 personas desocupadas que había en noviembre de 2016 a los algo más de 70.0000 de ahora.

 La reducción del número de parados en junio supone que se convierta en el cuarto  mes consecutivo con caída del desempleo durante el año en curso desde el pasado febrero, cuando el paro afectó a 452 sevillanos más. La mejor racha desde el inicio de la crisis fueron los seis meses de caída del paro comprendidos entre marzo y agosto de 2013. Estos 1.271 parados menos de junio suponen un descenso del 1,80%.

 En cuanto a la tasa interanual, de junio de 2017 a junio de 2018, se ha pasado de 72.642 a 70.133 parados, con una reducción de 2.509 (un 3,5% menos).

Y por lo que se refiere al mandato de Espadas como alcalde, en este trienio se ha pasado de los 84.470 registrados en Sevilla cuando tomó posesión a los citados 70.133. El balance es de 14.337 parados menos (-17%).

SECTORES

La agricultura es la excepción negativa de junio, ya que es el único sector económico en el que sube el desempleo, aunque sea con un leve repunte, dado que todos los demás indicadores han sido positivos para el empleo. A destacar que en el sector Servicios, clave para la ciudad, se ha producido más de la mitad de las incorporaciones al mercado laboral en junio.

La distribución del número de parados por sectores económicos queda como sigue: Agricultura, 1.441 parados (+19); Industria, 3.715 (-92); Construcción, 5.237 (-170); Servicios, 50.215 (-678) y colectivo sin empleo anterior, 9.525 (-350).

 Por sexos, el paro baja tanto entre hombres como mujeres, aunque esta vez algo más en los primeros que en las segundas. El número de varones parados es ahora de 29.257 (662 menos que en mayo), y el de mujeres, de 40.876 (-609).

 Por grupos de edad, la caída del paro beneficia a todos a la vez por primera vez en los últimos tiempos y casi la mitad se produce entre los menores de 29 años. También destaca la reducción de paro en el grupo de 45 a 49 años y el hecho de que ya sólo queda un grupo de edad con más de 10.000 parados, el de quienes tienen entre 50 y 54 años.

La distribución del número de parados por edades queda de la siguiente forma: Menores de 20 años, 1.102 parados (-2); de 20 a 24 años, 3.698 (-335); de 25 a 29 años, 6.491 (-175); de 30 a 34 años, 6.873 (-20); de 35 a 39 años, 7.603 (-123); de 40 a 44 años, 8.624 (-153); de 45 a 49 años, 9.823 (-208); de 50 a 54 años, 10.235 (-112); de 55 a 59 años, 9.000 (-125), y mayores de 59 años, 6.684 (-18).

Licencias de obra por 541 millones de euros en el mandato de Espadas

MEDIA

Cada mes se invierten en Sevilla una media de 13,2 millones de euros

REPUNTE

Tras el bache de 2014 y 2015 se conceden más de mil licencias anuales

DECLARACIONES

Las 2.459 declaraciones responsables se acercan a las 3.653 licencias

 

Los datos estadísticos de la Delegación de Hábitat Urbano indican que Sevilla ha superado el bache sufrido en los años 2014 y 2015, cuando el número de licencias de obra concedidas por el Ayuntamiento no llegó al millar por primera vez en los últimos tiempos. A partir de 2016 se conceden más de mil licencias, lo que unido a las declaraciones responsables ha supuesto que desde la toma de posesión de Espadas como alcalde se han invertido en la ciudad más de 541 millones de euros.

Desde el año 2015, en que toma posesión como alcalde Juan Espadas (aunque en puridad casi la mitad de ese ejercicio se desarrolló todavía con Zoido al frente de los destinos de la ciudad) hasta el pasado mes de mayo, el gobierno local ha concedido 3.653 licencias de obra y admitido 2.459 declaraciones responsables, para un total de 6.112 decisiones administrativas con impacto económico en la ciudad.

Las declaraciones responsables, figura que tiene por objeto agilizar la actividad y liberar de tareas burocráticas tanto a los interesados como al Ayuntamiento, consisten en un documento mediante el que el dueño de un futuro negocio manifiesta por sí mismo o mediante un responsable legal que cumple todos los requisitos urbanísticos y administrativos exigidos en la normativa y que lo puede acreditar documentalmente ante una posible inspección en cualquier momento por los técnicos municipales.

La suma de licencias y declaraciones responsables en los últimos 41 meses ha permitido movilizar en Sevilla una inversión económica por valor de 541.713.933 euros, a una media mensual superior a los 13,2 millones.

Resalta el crecimiento de las declaraciones responsables, que ya suponen el 40% de los permisos para el inicio de una actividad pero que en cantidad de inversión están aún muy lejos de los negocios que requieren de una licencia de obra por su mayor complejidad.

Así, las declaraciones sólo han movilizado 65 millones de euros en números redondos (el 12% del total), mientras que los proyectos para los que se ha pedido licencia de obra han supuesto más de 476 millones de euros (el 88% de la inversión total).

A medida que año tras año se consolida la recuperación económica general se va notando en las estadísticas de la Delegación de Hábitat Urbano. El año pasado fue el mejor del mandato en este sentido, con 1.179 licencias de obra otorgadas y 753 declaraciones responsables.

 

El reverso de la moneda son las licencias denegadas, archivadas o caducadas. En este periodo los técnicos han denegado 208 solicitudes de licencias de obra (equivalen a un 5,69% de las concedidas) y han decretado la caducidad de 257. Por otra parte, se han concedido 720 licencias de ocupación.

Espadas se mete en un jardín

Vincular el depósito de la grúa a dotaciones para Jardines de Hércules es un error político

Lo más sensato a estas alturas del conflicto con los vecinos es trasladarlo a un polígono industrial

 

El anunciado traslado del depósito de vehículos de la grúa municipal desde su ubicación actual a una parcela de 12.322 m2 calificada como SIPS (suelo de interés público y social) y sita en el barrio de Jardines de Hércules (distrito Bellavista-La Palmera) ha provocado una rebelión vecinal (3.500 firmas recogidas en contra) con el apoyo no sólo de todos los grupos de la oposición, sino también del propio partido del alcalde, el PSOE, en la Junta del distrito.

El depósito amenaza con convertirse en el NIMBY del mandato de Espadas, acrónimo de la expresión inglesa ‘Not in my back yard’ (No en mi patio trasero), referida a la reacción que se produce entre colectivos ciudadanos que en abstracto se mostrarían partidarios de que se adoptara cierta medida pero que al saber que afectaría a su entorno próximo la rechazarían por considerarla un riesgo, o al menos una molestia.

Así, más que probablemente si hace unos meses les hubieran preguntado a los vecinos de Jardines de Hércules si les parecería adecuado que el depósito de la grúa siguiera ocupando una zona verde vinculada al parque de Los Príncipes o si aprobarían el traslado fuera de la misma, la mayoría habría aplaudido la decisión de enviarla a otra parte. Obviamente, la opinión no es la misma cuando el destino elegido es una parcela de su barrio, el “patio trasero” o “nimby” estudiado por los sociólogos anglosajones.

CATORCE SITIOS

Según la versión oficial, el Ayuntamiento ha realizado un estudio técnico sobre catorce posibles emplazamientos para el nuevo depósito de la grúa y, finalmente, se decantó por la parcela de Jardines de Hércules por tener el tamaño adecuado y por las buenas conexiones del barrio con el resto de la ciudad, aunque el principal partido de la oposición, el PP, denuncia que lleva reclamando el expediente municipal con el famoso estudio técnico sin éxito pese a la pregonada promesa de transparencia por parte del alcalde.

Este, en una reciente reunión con representantes vecinales, declaró que el proyecto “no es lo que hay hoy en el parque de Los Príncipes: no es -afirmó- ni una chatarrería ni un cementerio de coches abandonados; se trata -añadió- de un aparcamiento vigilado 24 horas por la Policía Local, donde entrarán como máximo unos 50 coches diarios”.

Si nos remitimos a 2007, año previo al estallido de la crisis económica y en el que según la estadística fue cuando se retiró el mayor número de vehículos de la serie histórica, la media entonces fue de 57 coches al día (20.830 aquel año).

 

SUPERFICIE

 

Por tanto, por mera razón de prudencia o margen de seguridad habría que proyectar un depósito con capacidad mínima para 60 vehículos diarios. Si nos atenemos al estudio del Real Automóvil Club de Cataluña sobre las medidas que, con generosidad, debería ocupar una plaza de aparcamiento en función de los modelos de vehículos actuales, ésta debería tener 5 metros de longitud por 2,5 de anchura. En total, 12,5 m2 para cada vehículo. A una media de 60 vehículos retirados diariamente por la grúa se necesitaría un espacio de 750 m2.

Pero en la mayoría de los casos los propietarios no acuden a retirarlos el mismo día en que la grúa se lleva su vehículo, aunque dada la tasa de depósito y guarda que se aplica si transcurren más de 48 horas tienen buenas razones para no demorarse más de ese plazo. Si se considera una estancia media del vehículo durante 48 horas, se necesitarían 1.500 m2 para el depósito. Si es de 72 horas, se precisaría ocupar 2.250 m2. Si fueran cuatro días, los vehículos retirados ocuparían 3.000 m2, y así sucesivamente.

A ese espacio habría que añadir el de los pasillos interiores de circulación y el de las dependencias para la grúa para la Policía Local. Podría pensarse como razonable un área de 5.000 m2, pero si se ha seleccionado una parcela de 12.322 m2, entonces nos estaríamos aproximando a lo que el alcalde dice que no es el proyecto: una chatarrería o un cementerio de coches abandonados en vez de ese simple “aparcamiento vigilado las 24 horas del día”. Por tanto, podríamos concluir que se trata de un proyecto sobredimensionado para una parcela de ese tamaño y que bastaría otra en otra parte un 60% más pequeña para acoger el depósito, salvo que se quiera construir mucho más de lo que dice Espadas.

LA ESTADÍSTICA

En el año 2012 se conoció una estadística de vehículos retirados por la grúa en el curso de un trimestre: un 35% de los coches (1.096 de un total de 3.119) fueron denunciados en el interior del Casco Antiguo; un 16% (491 vehículos), en el distrito Sur, fundamentalmente en el entorno de la ciudad sanitaria Virgen del Rocío; el tercer lugar lo ocupaba, también por el influjo del otro gran hospital de la ciudad, el distrito Macarena, mientras que en Bellavista-La Palmera, el distrito al que pertenece Jardines de Hércules, sólo se retiró el 0,89% del total en tres meses (28 coches). Y entre la Puerta de Jerez como punto de referencia del Casco Antiguo (zona donde más vehículos se retiran) y Jardines de Hércules hay unos 7 kilómetros de distancia. Preguntémonos: ¿no hay una parcela de 5.000 m2 más cercana a partir de la ronda histórica?

Para tratar de sofocar la rebelión, el alcalde les ha dicho ahora a los vecinos que la Delegación de Movilidad se había limitado a hacer “un análisis” sobre los terrenos de Jardines de Hércules pero previo al inicio de los expedientes. O sea, cabe deducir entonces que todavía nos hallaríamos en una fase de mero análisis, pero el Ayuntamiento no la califica como tal hasta que no se produce la protesta de los residentes. Mientras no hubo contestación social el proyecto se divulgó como definitivo y fruto de la selección de entre esos otros trece emplazamientos posibles.

 

DOTACIONES

 

Espadas ha transmitido también que junto al depósito de la grúa se podría analizar otro tipo de iniciativa dotacional para el barrio, un análisis que requeriría de dos o tres meses, pero que si al barrio no le convence, su gobierno abandonaría el proyecto porque habría otros barrios interesados.

El discurso de Espadas comienza a hacer aguas y a perder credibilidad. Si, como afirma, el depósito de la grúa es un simple aparcamiento vigilado en el que no entrarían más de 50 vehículos al día, entonces ¿por qué lo vincula a “otro tipo de iniciativas dotacionales”? Inconscientemente asume que el depósito es una instalación cuanto menos molesta o ruidosa para los vecinos y por ello les ofrece compensaciones en forma de dotaciones para el barrio por aceptarlo.

Item más, transmite la idea de que Jardines de Hércules necesita dotaciones y equipamientos pero que su instalación queda vinculada a la aceptación del depósito de la grúa: si hay depósito, habrá equipamientos; y si no hay depósito, se llevaría éste y los equipamientos a otro barrio que no expresara su rechazo y haciendo allí una inversión de mayor calado. Con este planteamiento tan torpemente expresado da pie a que el PP califique sus palabras como un intento de chantaje al vecindario.

Lo más sensato que dijo el alcalde a los vecinos es lo mismo que ya había preconizado el grupo Participa: la posibilidad de llevarse el depósito de la grúa a una zona industrial y con menor coste. Es mucho mejor opción que la de tener sublevado a un barrio y a toda la oposición alineada con el mismo y en su contra, como se demostró en el último Pleno municipal. Espadas se ha metido literalmente en un jardín y lo más recomendable es salir de allí lo antes posible y con tan sólo algunos rasguños antes que con heridas profundas.

El Consejo de Beltrán Pérez

El alcaldable del PP no ha sabido ampliar con este Consejo la base sociológica de su partido

Resalta el escaso peso de las mujeres, que suponen sólo un  tercio de los miembros

 

El alcaldable del PP; Beltrán Pérez, presentó hace unos días el denominado Consejo de Ciudad o Consejo de Sevilla, compuesto por veintinueve expertos -calificados de independientes- en diversos campos y cuya misión, según el partido de la gaviota (o del charrán, según se interprete) será configurar el modelo de ciudad que el candidato a la Alcaldía va a proponer a los sevillanos “como fruto -indica la formación política- de la conversación constante entre los integrantes de un proyecto que quiere transformar la frustración ciudadana en ilusión y a aquellos (sic) que tienen en sus manos la llave del futuro de Sevilla: nuestros vecinos”.

La creación de un consejo de notables dentro del PP no es algo novedoso. Hace ahora casi diez años, el 25 de octubre de 2008, el entonces presidente del PP(A), Javier Arenas, presentó en Córdoba un Consejo Asesor formado por 32 personas, la mayoría de ellas profesionales independientes. Lo definió como “un laboratorio de ideas” que debía trasladarle la opinión directa de la calle y traducir en iniciativas que poder presentar en el Parlamento andaluz, y también para testar la alternativa popular en la comunidad autónoma. “Le queremos trasladar a la sociedad -dijo Arenas en su discurso- el mensaje de que queremos la alternativa no para intervenir en ella, sino para escucharla”.

 

Obsérvese el evidente paralelismo entre las dos iniciativas separadas por diez años y hasta en la terminología empleada: conversar/escuchar a la sociedad civil para que de ella emanen las ideas para el programa electoral del partido. Es la mejor demostración de que Beltrán Pérez tiene como ejemplo y mentor a Javier Arenas, a la postre el valedor de su candidatura a la Alcaldía.

Hasta el número de miembros (32 en el Consejo de Arenas, 29 en el de Beltrán Pérez) es similar, con la diferencia de que el del ex-ministro lo presidía una persona sin cargo orgánico en el partido, el notario Luis Marín Sicilia (primer vicepresidente del Parlamento andaluz por UCD) y que el del alcaldable lo presidirá una compañera de su bancada en el Ayuntamiento, la edil Mar Sánchez Estrella.

Arenas fue aún más lejos en el tiempo y en la creación de consejos, ya que en el año 2004 fundó un Consejo Asesor sobre I+D compuesto por catorce miembros, entre los que figuró el ex rector de la Hispalense y ex diputado autonómico por Izquierda Unida Juan Ramón Medina Precioso y presidió otro catedrático ex militante de IU, Luis Rull.

 

También hay que remitirse al actual alcalde, Juan Espadas, que aunque no nombró un Consejo Asesor como tal sí mantuvo reuniones sectoriales con todo tipo de personas y reconoció poco antes del inicio de la campaña electoral del año 2015 que para la redacción de su programa, con 377 medidas “para un gobierno participativo, innovador y revolucionario” se había basado en 5.000 ideas aportadas por los ciudadanos; en esa línea,  su “filosofía” sería potenciar la participación de colectivos sociales y profesionales

Así pues, el denominador común de Arenas, Pérez y Espadas es la referencia al diálogo, la conversación y el escuchar a los ciudadanos a través de los notables de que se rodean.

 

LOS “EX”

 

Del Consejo de la Ciudad de Beltrán Pérez se ha querido destacar la naturaleza independiente de sus miembros, aunque hay alguna excepción.

Por ejemplo, Adolfo González, profesor de Historia de América de la Universidad Hispalense, fue durante ocho años diputado del PP en el Congreso de la Carrera de San Jerónimo pero en 2011 dio la espantada cuando se enteró de que lo iban a relegar del cuarto al sexto puesto en la lista electoral y, por tanto, con menos posibilidades de repetir en el escaño.

Otro egresado de la política, o más bien regresado a ella, es Juan Ortega, el exconsejero por el PA de Relaciones Institucionales en la Junta de Andalucía, que trae consigo a este Consejo Asesor de Pérez a su esposa, la poetisa Rosa Díaz. Veremos cómo le resulta a Beltrán este guiño al extinto Partido Andalucista, que en las últimas elecciones municipales apenas cosechó 4.536 votos (el 1,41% de todos los emitidos).

 

DISPARIDAD

Resalta en el Consejo del alcaldable del PP la gran desproporción entre el número de hombres y de mujeres que lo componen, máxime tras el éxito de las masivas movilizaciones femeninas el pasado 8 de marzo y el reciente nombramiento por Pedro Sánchez del Gobierno más feminista de la historia de España, con once mujeres y siete hombres, incluido el presidente.

 

De las veintinueve personas elegidas por Pérez para ayudarle a elaborar el programa electoral para las elecciones municipales de 2019, veinte son hombres (el 69% del total) y tan sólo nueve, mujeres (el 31%). Esta proporción no se aproxima siquiera a la existente en la población de Sevilla capital, formada mayoritariamente por mujeres: 366.759, que suponen el 52,50% del total de habitantes, frente a 331.931 hombres, el 47,50%.

Así pues, la representación femenina en este Consejo de Beltrán Pérez está veintiún puntos por debajo del peso demográfico de la mujer en nuestra ciudad y aunque podría argumentarse que el criterio que ha de primar es la valía personal por encima del sexo, el alcaldable del PP quizás podría haber hallado más féminas para su organismo asesor si se lo hubiera propuesto en firme, en una mayor apuesta por la paridad.

 

PROFESIONALES

El tercer rasgo destacable es que el Consejo está integrado en su inmensa mayoría por profesionales que hasta no hace mucho se calificaban de liberales: cuatro abogados (el 14%), cuatro profesores universitarios (otro 14%), tres médicos (el 10%), tres arquitectos (otro 10%), dos ingenieros (el 7%), tres profesionales vinculados al mundo de la comunicación (10%), dos de las finanzas (7%), tres del mundo de la cultura (10%), un notario, un ex consejero de la Junta de Andalucía, un ex jefe de la Policía, un alto funcionario del Ministerio de Justicia y un miembro de una asociación de afectados por una enfermedad.

Por tanto, el alcaldable del PP se ha rodeado de perfiles que “a priori” encajan con el electorado de su partido, pero no ha ido mucho más allá ni ha hecho guiños a colectivos profesionales y sociales que pudieran significar un deseo de ensanchamiento de la base electoral de la formación política.

Si se observan los resultados de las elecciones municipales en Sevilla capital en los últimos veinte años, el PP se mueve entre doce y quince concejales, insuficientes para poder gobernar en solitario. Sólo rompe ese techo cuando Zoido irrumpe sin complejos en los barrios sociológica y políticamente de izquierdas, que nunca antes se habían atrevido a pisar los líderes locales de su partido, y pide a los vecinos su voto prestado con la promesa de arreglar desde el gobierno de la ciudad los desaguisados, escándalos y despilfarros de Monteseirín. En esa jugada capta como símbolo hasta un frutero de Su Eminencia.

 

ZONA DE CONFORT

 

Y la falta de ampliación de la base sociológica, por no haber realizado ningún fichaje en ámbitos de la izquierda (recuérdese a Javier Arenas incorporando a antiguas figuras de IU), se nota en demasía en la composición del Consejo de Ciudad de Beltrán Pérez, y desde ese punto de vista puede calificarse como una ocasión perdida. El alcaldable no ha salido de su zona de confort al no reclutar para su causa a personas distintas y distantes ideológicamente a través de las que conectar con los votantes no tradicionales de su partido y sin los cuales no puede aspirar a lograr una mayoría de gobierno. Necesitaba ampliar el espectro con este organismo y no ha transmitido ese mensaje a la opinión pública con la selección de los miembros que lo componen.

Beltrán ha pedido a su flamante Consejo de Sevilla que identifique una oportunidad oculta y no evidente que permita a la capital andaluza “volver a ser la gran ciudad que puede ser, si decide serlo”, pero ha marcado entre sus objetivos el dragado del Guadalquivir tan sólo unos días después de que en unas Jornadas universitarias el presidente de la Autoridad Portuaria ratificara que se trata de un proyecto abandonado y que la apuesta actual del puerto es por la sostenibilidad ambiental del estuario. O sea, que Beltrán pide ideas nuevas para Sevilla mientras él sigue anclado en las viejas.

Espadas dejará a cero el contador de las facturas del Ayuntamiento de Sevilla

LIQUIDACIONES

Saldará las cuentas pendientes del Consistorio y de la Gerencia de Urbanismo

PLAZOS

Rebajará el tiempo de pago a proveedores, que ahora es de 39 días

DEUDA BANCARIA

Al final del ejercicio el endeudamiento se quedará en 312 millones de euros

 

El gobierno local, que preside Juan Espadas, ha convocado un pleno extraordinario  con el fin de, previa consulta y autorización de la Intervención municipal y del Ministerio de Hacienda, poner a cero el contador de las facturas pendientes de pago a los proveedores mediante la utilización de parte del superávit económico y del remanente positivo.

El objetivo de la operación es mejorar aún más la situación de las cuentas municipales, a pesar de que ya cumplen tanto la ratio de endeudamiento como la regla de gasto y el superávit.

El Ayuntamiento cerró el ejercicio pasado con un superávit de 100,6 millones de euros y con un remanente positivo de 33 millones. El gobierno socialista quiere aprovechar esta situación tan favorable para seguir avanzando en lograr los objetivos de estabilidad y de reducción de deudas marcados al inicio del mandato.

Y es que la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera dispone que “en el supuesto de que la liquidación presupuestaria se sitúe en superávit, éste se destinará, en el caso del Estado, Comunidades Autónomas, y Corporaciones Locales, a reducir el nivel de endeudamiento neto siempre con el límite del volumen de endeudamiento si éste fuera inferior al importe del superávit a destinar a la reducción de deuda”.  El superávit debe cotejarse con el remanente de tesorería para gastos generales, que ha de ser positivo, puesto que el superávit no es una fuente de financiación.

De acuerdo con la normativa existente, se va a proceder de la siguiente forma con ese remanente de 33 millones de euros:

 

1.- Reducción de parte de la deuda municipal en 5,7 millones de euros, con lo que al final del ejercicio ésta quedará en 312 millones de euros en números redondos. De la liquidación del Presupuesto municipal del ejercicio de 2016 resultó un superávit de 5.724.869 euros, cantidad que se puede destinar a una amortización de deuda con cargo al ejercicio del año pasado. Además, esta amortización puede ser financiada por el actual remanente de tesorería. Estos 5,7 millones se destinarán al pago de un crédito de La Caixa para el polígono Arte Sacro.

 

2.- Liquidar la cuenta 413 (a la que se asignan las facturas que en principio carecen de partida presupuestaria para su abono) a fecha 31 de diciembre de 2017, para lo que se destinarán 3.525.131 euros, siendo el gasto más importante el correspondiente a recibos de suministro de energía eléctrica, por valor de 3.490.712 euros.

 

3.- Liquidar asimismo la cuenta 413 con las facturas pendientes de pago de la Gerencia de Urbanismo al destinarle 4.066.032 euros (tras tomar  Espadas posesión de la Alcaldía, en el año 2015 el importe de las facturas de esta cuenta ascendía a 9,7 millones de euros). Aquí, los conceptos más importantes que se liquidan son 2.123.693 euros por actuaciones generales de reposición; 486.162 euros por edificios y otras actuaciones y 335.076 euros por inversiones de patrimonio municipal de suelo.

 

Tras estas operaciones, el gobierno espera rebajar el periodo medio de pago a los proveedores del Ayuntamiento, sus organismos y empresas, que ahora es de 39 días como media.

Los 100 millones de superávit municipal

(Ejercicio de 2017)

 

Ente                                                              Superávit/Déficit

 

Ayuntamiento                                           81.207.876,92

Agencia Tributaria                                          907.566,79

Gerencia Urbanismo                                   2.996.030,07

ICAS                                                                 1.574.721,44

IMD                                                                 2.841.040,78

Alcázar                                                           5.994.501,27

Consorcio Turismo                                                  –   486.324,05

La Corchuela                                                       72.200,18

Tussam                                                            8.614.624,89

Lipasam                                                       –  2.628.411,91

Red AVE                                                               -10.224,95

Fundación J. Becerril                                        – 1.090,96

CEMS                                                                    -33.927,36

Copero Solar 1 a 10                                       -436.818,42

TOTAL                                                          100.611.764,69

 

Espadas y Nadal

A Nadal y Espadas, cada uno en su terreno, les acusan de ser meros “pasabolas”

El alcalde tiene una concepción  tenística de la política: evitar los errores no forzados
Pocos días antes de que Rafael Nadal ganase su undécimo torneo de Roland Garros en París e igualara así la hazaña de la australiana Margaret Court como los dos únicos tenistas de la historia en cosechar tal cantidad de trofeos en un mismo Grand Slam (con la diferencia a favor de aquélla de seguir teniendo más grandes torneos que nadie, con 24 en total) , el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid Isidoro López sembró la polémica al decir que le gustaría que el deportista de Manacor “dejase de practicar un tenis soporífero, defensivo, hipermusculado y pasabolas”.

Difícilmente, sin embargo, se pueden ganar 17 torneos del Grand Slam, 32 de categoría Máster 1000, 4 Copas Davis, dos medallas de oro olímpicas, decenas más de torneos de otras categorías (para un total cercano a 80) y ser número uno del mundo durante un acumulado de más de 140 semanas limitándose a pasar la pelota al otro lado de la red y sin tener un amplio dominio del repertorio de golpes tenísticos e incluso habiendo inventado uno propio conocido como el “banana shot”.

A Nadal le preguntaron al respecto en la conferencia de prensa posterior a su triunfo parisino y respondió lo siguiente: “Sinceramente, me río más que me molesto. Y si eres pasabolas, pues eres pasabolas. Al final estamos en un deporte que consiste en eso. Eso es una frase hecha de los niños de 10 años… ¡Este es un pasabolas! Pues bueno… Pues si te ha ganado significa que ha pasado una más que tú, ¿no? Dicho esto, ¿qué es ser pasabolas: una descalificación? ¿Y si uno es un bombardero que sólo saca, también es una descalificación? Pues no, estamos hablando de deporte y al final el objetivo último es alcanzar tu máximo; de la manera que sea, pero dentro de la ética y del buen hacer, ya sea jugando más agresivo o defensivo, al contrataque o haciendo saque-red”.

ANIVERSARIO

Tres días después de la victoria de Nadal en Roland Garros se cumplió el tercer aniversario de la toma de posesión de Espadas como alcalde de Sevilla, un aniversario que generalmente suele conmemorar la oposición por adelantado en cuanto se cumple el de las últimas elecciones municipales (24 de mayo) y que sirvió para que los líderes del resto de grupos municipales criticaran a Espadas con, salvando las distancias, un argumento similar al usado contra el tenista Nadal: un alcalde  -han dicho de él- que no arriesga nada; que no ha hecho ninguna transformación de la ciudad durante su mandato; que ha obrado con el mismo estilo de Zoido de mucho anuncio y pocas realidades; que se ha limitado a gestionar los Presupuestos con las restricciones impuestas por Montoro sobre reducción del déficit público y tasa cero de reposición de personal; que no ha molestado con ninguna reivindicación a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, porque sigue pensando en clave de consejero del Gobierno autónomo que fue y no como el alcalde de Sevilla que es; un alcalde, en fin, carente de modelo de ciudad.

 

Así pues, según la oposición y siguiendo con el símil tenístico, Espadas sería un mero pasabolas de la política que se limita a poner la pelota de forma cómoda al otro lado de la red y a esperar el fallo del contrario más que arriesgar en busca del acierto propio.

 

AUTORRETRATO

El alcalde contribuye a proyectar esa imagen de sí mismo que le confeccionan sus rivales con declaraciones como las que, por ejemplo, realizó recientemente a ABC, al que dijo como resumen de su personalidad y de su “filosofía” política a lo largo de estos tres años de mandato que él “no hace tonterías”.

Cuando le preguntaron con qué virtud política se quedaría entre la valentía y la prudencia, contestó lo siguiente: “Yo, siempre con la prudencia. Creo que en política no debes cometer errores porque los pagan los ciudadanos, pero tomando las mismas decisiones los resultados son siempre los mismos. Yo hablo de ser serio y riguroso; me gusta más. El ciudadano necesita tranquilidad y seguridad jurídica para invertir y en lo que su gobierno va a ir decidiendo en función de los problemas que afronte. No puede tener un gobierno con el que se levante cada mañana a ver qué deciden éstos”.

Y más adelante añadió: “Mi objetivo es no cometer errores, avanzar un poco más lento, pero avanzar (….) La vida en la ciudad no entiende de que en mayo haya elecciones; una obra no se puede hacer más rápida para que la inaugure el alcalde en abril”.

 

ANTÍTESIS

 

Frase esta última que, aun sin citarlo por su nombre, era todo un torpedo contra su antecesor y correligionario Alfredo Sánchez Monteseirín, el cual inauguró las Setas de la Encarnación el 27 de marzo de 2011, dos meses antes de las elecciones municipales del 22 de mayo de aquel año y pese a que aún no estaban concluidas las obras, pero para aparecer en las fotos y en la placa inaugural, una paternidad que a buen seguro no le habría disputado su sucesor, Juan Ignacio Zoido, ante el coste más que cien millonario en euros del icono de su mandato.

Espadas dice que no hace tonterías, en lo que cabe interpretar como referencia a un despilfarro faraónico similar al de las Setas de la Encarnación, pero a mi juicio está en trance de hacer una, cual es la innecesaria, por redundante y deficitaria a largo plazo (117 millones de euros), ampliación del tranvía a un coste inicial de 49 millones que podrían tener mejor destino. Ya que se ha empeñado en cometer este error, lo mínimo exigible es que se aprenda los datos para no quedar aún más en evidencia cuando declara que así el tranvía “será más rentable cuando duplique y pase de 15 a 30 millones de viajeros”. Todavía no se ha enterado de que este medio sólo transportó 3,97 millones de viajeros el año pasado. ¿Dónde están esos 15 millones de pasajeros de los que habla el alcalde y que ya querría Tussam que transportara realmente el tranvía?

Así pues, nonata ampliación del tranvía aparte, el modelo de alcalde que trata de representar Espadas con la no comisión de errores (“tonterías”, dixit) es el opuesto al que en la metáfora tenística sería, en palabras de Nadal, un alcalde “bombardero”, de tratar de destripar la pelota, o sea el Presupuesto, para dejar su huella con transformaciones y obras megalómanas, independientemente de su conveniencia o de su coste económico, como fue Monteseirín: las Setas de la Encarnación (cerca de 140 millones de euros); meter una línea de tranvía por medio de la Avenida (entre 90 y 96 millones de euros) con tan sólo 650 metros de trazado en superficie no redundante con el inferior de la línea 1 del Metro; destrozar el paisaje histórico de Sevilla y arriesgando su título de Patrimonio de la Humanidad al propiciar la construcción de la torre Pelli (178 metros) al borde del Casco Histórico; propiciar que la Universidad Hispalense destrozara los Jardines del Prado de San Sebastián con la construcción de la ilegal biblioteca diseñada por la arquitecta “estrella” Zaha Hadid, y etcétera, etcétera.

 

PRECURSOR

Pero, ¿puede decirse en puridad que Espadas es un “pasabolas” de la política que no asume riesgos con tal de no cometer errores y que por tanto se mantiene sólo a verlas venir?

Ahora que tanto se habla de la jugada maestra de Pedro Sánchez de haberse convertido en presidente del Gobierno con tan sólo 84 parlamentarios en el Grupo Socialista, una minoría tal por la que Susana Díaz, entre otros dirigentes de su partido, lo consideraba imposible, hay que destacar que el precursor en este sentido de Sánchez fue, con tres años de antelación, Juan Espadas.

Recuérdese que Espadas tan sólo tiene 11 de los 31 concejales del Ayuntamiento de Sevilla (el 35% del total), y que pese a ello dirige la ciudad desde hace un trienio sin haber formado previamente un gobierno de coalición con otra fuerza política ni tampoco haber firmado un pacto programático. Es más, también ha logrado sacar adelante los Presupuestos sin que se los tumbe nadie y haciendo concesiones mínimas a unos y a otros o tan genéricas que serían admisibles para la mayoría o su materialización depende de la financiación de otras Administraciones Públicas.

La realidad es que el “a priori” alcalde políticamente más débil, por el número de concejales de su grupo político, en la historia de la Democracia ha tenido el gobierno municipal más placentero que se recuerda, y eso es también una demostración de habilidad e inteligencia políticas.

 

EVOLUCIÓN

 

Aunque aún falta un año en números redondos para las elecciones municipales y, como suele decirse, las encuestas se limitan a ser una mera fotografía de un estado de opinión en un momento dado, por lo que todo es susceptible de cambio e incluso de la noche a la mañana, podemos al menos comprobar a través de los Barómetros de la Fundación Cámara de Comercio y del sondeo realizado por SW Demoscopia para Viva Sevilla cómo ha ido evolucionando la percepción de los sevillanos sobre su ciudad durante el mandato de
Espadas como alcalde:

-Barómetro de Diciembre de 2015: un 13% de los sevillanos estimaba que con Espadas la ciudad iba a peor; un 20,8%, que a mejor, y un 63,4%, que igual.

-Barómetro enero 2017: La percepción empeora. Sube en 3,6 puntos quienes opinan que la ciudad va a peor (16,6%) y baja en 4,5 quienes estiman que va a mejor (16,3%) , mientras se mantiene el de quienes no perciben ningún cambio (63,7%).

-Sondeo Viva Sevilla Junio 2017 (tomamos como referencia la calificación a su gestión): Sigue subiendo la percepción de que la gestión empeora (son ya un 25%), pero también empieza a crecer el número de quienes opinan que es buena (21,6%) y baja en 10 puntos lo que ven la gestión/situación igual o regular (53%).

-Barómetro Enero 2018: Aquí, hace tan sólo seis meses, se produce una inflexión. Empieza a bajar el número de quienes ven Sevilla peor, aunque aún es significativo (21,1%); crece en trece puntos el número de quienes ven la ciudad mejor con Espadas (34,6%) y baja al 39,5% el de quienes la ven igual que con Zoido.

Como balance hasta ahora, desde que Espadas rige los destinos de Sevilla la diferencia entre quienes creen que la ciudad ha empeorado y quienes estiman que ha mejorado es de 13,5 puntos a favor de la visión positiva, casi el doble que al principio de su mandato (entonces 7,8 puntos, también a favor de los segundos). No está mal para un político que dice de sí mismo seguir la estrategia del caracol: “avanzar un poco más lento, pero avanzar”.

 

Dicen los entendidos que el tenis es un juego de porcentajes y que gana el partido aquel que comete menos fallos, una definición muy acorde con la visión de la política por parte de Espadas, para el cual lo importante en la estadística no es el número de aciertos directos, ni los conseguidos con la derecha o con el revés, sino el de los errores no forzados.

Espadas muestra la economía como el mejor balance de su trienio

INVERSIONES

Se han iniciado proyectos privados por valor de 540 millones de euros

BAJA EL PARO

Se ha pasado de 84.470 parados a 71.404, 13.066 menos (-15,74%)

AGENDA SOCIAL

Ayudas contra los cortes de agua y luz para más de 15.000 personas

 

Espadas acaba de cumplir tres años como alcalde de Sevilla, un periodo en el que puede mostrar la reactivación económica de la ciudad, la reducción del paro, el desbloqueo de proyectos, las inversiones en los barrios y el patrimonio histórico y las ayudas sociales como los mejores avales a su gestión, según una recopilación de actuaciones realizada por su equipo y a la que ha tenido acceso Viva Sevilla.

Los datos de este trienio, por su carácter objetivo, hablan por sí solos a juicio del equipo de Espadas, aunque en diversos casos no es fácil discernir en qué proporción son fruto de la gestión de su gobierno o derivados de la traslación al ámbito local de la mejoría general de la situación socioeconómica.

Obviamente, hay vasos comunicantes, y si en estos tres años de mandato se ha pasado de 84.470 parados a 71.404, con una caída del 15,74% y 13.066 ocupados más, algo o mucho habrá tenido que ver el hecho de que desde el Ayuntamiento se han concedido licencias para la construcción de 3.100 viviendas y desbloqueado proyectos privados que han movilizado una inversión de 540 millones de euros.

El gobierno socialista apunta en su haber el desbloqueo de proyectos en el complejo de Torre Sevilla (el CaixaForum y el parque Magallanes), la Hacienda El Rosario, el futuro barrio de Palmas Altas y el centro comercial del mismo nombre, Cisneo Alto, la Fábrica de Vidrio la Trinidad, los suelos de Cruzcampo, la reurbanización y construcción de un supermercado de Mercadona en Plaza de Armas, el solar de la antigua Tysa Ford en la Carretera de Carmona, solares en Sevilla Este para 800 viviendas, las manzanas de la Florida y la Barqueta, la permuta de viviendas sociales por la parcela de Ramón Carande, la nueva residencia de mayores en el Porvenir, la ampliación de Persán y equipamientos en Palmete, nuevos hoteles en la plaza de la Encarnación, Paseo de Colón y antiguo Banco de Andalucía (esquina a la Avenida), la segunda fase del antiguo cuartel de Su Eminencia, el entorno de Santa Justa y la reutilización de Astilleros, entre otros.

Otro dato objetivamente incontestable ha sido la reducción del endeudamiento municipal en más de 93 millones de euros cumpliendo la regla de gasto y el principio de estabilidad presupuestaria.

PATRIMONIO

El gobierno de Espadas se precia de haber destinado más de 4 millones de euros a inversiones en el patrimonio histórico y de tener en tramitación nuevas inversiones por valor de 3 millones más.

En su lista de actuaciones incluye la Casa Fabiola, que tras el verano de 2018 albergará la colección de Mariano Bellver, la Fábrica de Artillería, el antiguo convento de Santa Clara, el Pabellón Real, el Pumarejo y el Centro de Recepción Turística en el Paseo de Colón.

En el patrimonio ecológico el balance incluye 3.500 árboles plantados, el nuevo parque Magallanes al pie del rascacielos de la Cartuja, la recuperación del parque de Torreblanca y las inversiones en el parque de la Ranilla, Juan Antonio Cavestany, parque Amate y el histórico parque de María Luisa.

 

PROGRAMA SOCIAL

 

El alcalde ha afirmado en reiteradas ocasiones que el paro y la exclusión social son sus principales preocupaciones, de ahí que en su balance de gobierno de este trienio su equipo destaque especialmente la agenda social desarrollada, ya que se han destinado 845.000 euros anuales a garantizar que 12.000 personas no hayan sufrido cortes en el suministro de agua, y un millón de euros para que 3.584 no hayan sufrido cortes en el suministro de electricidad. Asimismo, se ha eliminado el IBI a 3.000 familias residentes en viviendas sociales y se ha dotado con 2,3 millones de euros un programa de garantía alimentaria durante el verano, del que se beneficiarán 1.500 menores.

En materia de vivienda, el gobierno socialista destaca que la Oficina Municipal ha atendido en estos tres años a 6.000 personas; que se han adjudicado 593 pisos y que se ha lanzado el programa de ampliación del parque público mediante captación de 200 viviendas vacías de particulares. Asimismo, se ha creado una red de viviendas tuteladas para víctimas de desahucios y se ha incrementado el número de plazas para personas sin hogar.

La acción social se ha extendido al ámbito del transporte al decretarse la gratuidad en Tussam para parados y personas con diversidad funcional, así como para los menores de 12 años, y precios especiales para jóvenes y personas con bajo nivel de renta.

MAS DE 250 MILLONES INVERTIDOS EN LOS BARRIOS
En su balance del trienio, el gobierno de Espadas cuantifica en 250 millones de euros la inversión pública licitada a través de empresas municipales como Emasesa, organismos como la Gerencia de Urbanismo y el Instituto Municipal de Deportes y los Distritos.

Esta inversión se ha canalizado hacia más de 350 proyectos en los barrios y actualmente están en tramitación o ejecución otros 200 proyectos más.

A ello hay que añadir cantidades complementarias obtenidas a través de diversos programas, como los 13 millones de euros para el Plan DUSE de la Unión Europea, 15 millones de euros para eficiencia energética de la Agencia de la Energía y fondos europeos para la Fábrica de Artillería.