Espadas emula a Monteseirín con el Metro y se arroga la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas

Dice ahora que la Junta de Andalucía (PP-CS) ejecutará la propuesta que el Ayuntamiento puso sobre la mesa

Asimismo, que la segunda propuesta municipal para hacerla viable fue la línea 3 del Metro

No fue el alcalde quien preconizó Palmas Altas para Ciudad de la Justicia, sino la dirección de Abengoa tras Felipe Benjumea

Espadas tampoco dio prioridad al Metro hacia el Sur, sino al tramo Norte entre Pino Montano y el Prado

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, trata ahora de reescribir la historia y de erigirse como el artífice en la sombra de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas y de la prolongación de la línea 3 del Metro hacia el Sur. En realidad, siempre defendió la opción de Los Gordales para sede judicial, por ser la prevista en el PGOU, y concentró sus esfuerzos en que se diera prioridad a la construcción del tramo Norte del suburbano, entre Pino Montano y el Prado de San Sebastián.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía recibió el pasado 23 de febrero de 2021 el informe de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local sobre la adquisición del campus de Palmas Altas para albergar la futura Ciudad de la Justicia de Sevilla por 78 millones de euros (le costó a Abengoa 132 millones). Una vez que se ejecute el proyecto completo (readaptación de los edificios para sede judicial y construcción de nuevos inmuebles y de aparcamientos) en un plazo de cuatro años se estima que la inversión total del Gobierno andaluz en este proyecto ascenderá a 128 millones.

https://www.juntadeandalucia.es/organismos/consejo/sesion/detalle/212193.html

Tras conocer la noticia, el alcalde hispalense, Juan Espadas, declaró que “nada es por casualidad” y que de esta manera ve cumplida la propuesta que él hizo. “Lo agradezco porque significa que no hay muchos ejemplos en el que los ayuntamientos a veces hagamos la propuesta y el diseño de lo que creemos necesario para nuestros ciudadanos y la mejora de las instalaciones, de los equipamientos, las infraestructuras y al final los proyectos se cumplan porque son responsabilidad de otra administración”, afirmó.

Según Espadas, el hecho de que el vicepresidente de la Junta y titular de Justicia, Juan Marín, a los dos meses de iniciar su gestión apostara por este proyecto de la Ciudad de la Justicia “ni se improvisó ni se generó en ese momento”.

Campus de Palmas Altas, sede de Abengoa, comprada por la Junta para la futura Ciudad de la Justicia

“Tengo que agradecer la voluntad política para llevarlo a cabo y además el comprometerse a la financiación del mismo, que requería de un importante presupuesto. Quiero agradecer efectivamente el respaldo a la propuesta que, en su momento, puso encima de la mesa el Ayuntamiento de Sevilla y que al final ha acabado ejecutando este gobierno”, insistió.

Espadas destacó que Sevilla necesita una Ciudad de la Justicia, que “no puede ser una realidad sin la segunda propuesta de este gobierno municipal, como era la Línea 3 del Metro”. “Estoy especialmente contento de ver cómo a veces los sueños se cumplen y los proyectos, aunque a veces son lentos y suponen vicisitudes. Cuando hay verdad, lealtad y cooperación institucional al final se llega. Tendremos claramente un desarrollo en el sur de la ciudad muy importante urbanísticamente, infraestructuras y viviendas, una nueva centralidad”, concluyó.

Así pues, Espadas se ha marcado un Monteseirín. Es decir, al igual que Monteseirín se ha arrogado con la complicidad de un grupo de sus amigos la línea 1 del Metro obviando el papel de Alejandro Rojas-Marcos, tal como vimos en su día: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/01/monteseirin-se-atribuye-ahora-la-linea-1-del-metro-en-detrimento-de-rojas-marcos-y-de-la-junta-de-andalucia/

Espadas no tiene empacho alguno en afirmar que si la Junta va a materializar la Ciudad de la Justicia en la sede de Abengoa en Palmas Altas se debe a una propuesta en tal sentido del Ayuntamiento (que es tanto decir de él mismo) sobre su ubicación, y a otra vinculada a aquélla como sería la construcción de la línea 3 del Metro hasta allí. La realidad no concuerda con las afirmaciones del alcalde, como voy a demostrar a continuación analizando los dos asertos de Espadas y contando de primera mano algunos acontecimientos al respecto.

UBICACIÓN DE LA CIUDAD DE LA JUSTICIA

Antes que nada, para conocer la historia de la Ciudad de la Justicia y cómo los retrasos acumulados se han debido en buena parte a la actuación de Monteseirín en los albores del proyecto remito a la lectura de mi informe ‘Ciudad de la Justicia: 17 años perdidos’: https://www.manueljesusflorencio.com/2018/04/ciudad-de-la-justicia-17-anos-perdidos/

Espadas fue investido alcalde por primera vez el 13 de junio de 2015. Un mes después se reunió con el decano de los jueces, el presidente de la Audiencia, la fiscal jefe y, finalmente, con el entonces consejero de Justicia del Gobierno socialista andaluz, Emilio Llera, a los que expuso su idea de reactivar el proyecto de la Ciudad de la Justicia en Los Gordales (junto a la calle del Infierno de la Feria) pero sin trasladar el recinto ferial al Charco de la Pava como había previsto, en otra de sus megalomanías, Monteseirín. El alcalde lo tenía claro: la primera opción, prevista además en el PGOU (según destacaba), eran Los Gordales.

Reunión del alcalde Espadas con el consejero De Llera y sus respectivos equipos sobre la Ciudad de la Justicia

En la reunión con Emilio De Llera se acordó la creación de una comisión técnica, con participación de miembros del Consistorio y de la Junta, que se reuniría a partir de septiembre con el fin de desbloquear el proyecto.

El 31 de marzo de 2016, el consejero comparece ante una comisión del Parlamento andaluz y declara que el objetivo “sigue siendo” la construcción de la Ciudad de la Justicia en terrenos de Los Gordales tras reactivar el diálogo con el Ayuntamiento y con Espadas de alcalde en sustitución de Zoido, el cual había ideado un proyecto de ampliación en el Prado de San Sebastián que colmataba el espacio existente, tal como vimos en el artículo ‘Las Setas de Zoido’:

https://www.elmundo.es/andalucia/2014/02/02/52ee9373ca4741fb068b456a.html

Emilio De Llera afirma que los técnicos de la comisión mixta Junta-Ayuntamiento “se están reuniendo puntualmente para analizar y resolver los inconvenientes técnicos y jurídicos que pudieran plantearse”.

LA NOTICIA SOBRE PALMAS ALTAS

El 11 de diciembre de 2016, Carlos Pizá y yo publicamos en Viva Sevilla la primera noticia sobre la opción de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas, motivada por la gravísima crisis que ya sufría la propietaria del campus, la multinacional Abengoa. El titular era el siguiente: ‘Palmas Altas, de Abengoa a sede de la Ciudad de la Justicia’. Entre otros aspectos, en la información se decía:

“El proyecto de Ciudad de la Justicia en Sevilla lleva más de diez año empantanado, tanto por falta de dinero como de consenso sobre el lugar más apropiado para su construcción. Se ha propuesto para albergarla suelos de la isla de la Cartuja, Hacienda del Buen Aire, el Puerto, el Prado de San Sebastián y Los Gordales, junto al campo de la Feria. Ahora puede tomar cuerpo una nueva alternativa: el campus de Palmas Altas, todavía sede de la multinacional Abengoa.

A la nueva dirección de la compañía se le ha quedado demasiado grande el campus de Palmas Altas tras la gravísima crisis que ha puesto al borde de la desaparición a la empresa fundada por la familia Benjumea y que ha provocado hasta la fecha el despido de unos 1.100 empleados de los 2.800 que según las estimaciones, dado el oscurantismo habitual de la firma, trabajaban en los edificios de carácter ecológico diseñados por el reputado arquitecto británico Richard Rogers.

Actualmente, Abengoa sólo ocupa dos edificios y parte de otro de sus cinco iniciales y si, como se teme, continúa la reducción de plantilla le sobraría todavía alguno o algunos más. La Universidad Loyola Andalucía, que tiene contrato de permanencia hasta el año 2019 en dos de los siete inmuebles, proyecta trasladar a partir de ese año sus instalaciones al término de Dos Hermanas.

Ante la perspectiva de que en un plazo máximo de tres años el campus se quede prácticamente vacío de no aparecer un comprador o inquilino de la envergadura que tenía la antigua Abengoa, algo muy improbable en el panorama económico de Sevilla, la nueva dirección de la compañía ha pensado en la Administración Pública y baraja como opción ofrecer el campus a la Junta de Andalucía para sede de la futura Ciudad de la Justicia.

La información de diciembre de 2016 sobre el plan de Abengoa de ofrecer Palmas Altas para Ciudad de la Justicia

Hace siete años, el Ayuntamiento reservó 39.000 m2 de suelo en Los Gordales para que la Junta iniciara la  construcción de dos edificios de la futurible Ciudad de la Justicia y que deberían tener 86.188 m2, es decir casi el doble del actual campus de Palmas Altas. En una segunda fase debían construirse otros cuatro inmuebles, hasta completar un conjunto de 221.000 m2. Ha pasado todo este tiempo y allí no se ha puesto ni siquiera la primera piedra. Una edificabilidad similar es la que proyectó alcanzar Zoido en el Prado de San Sebastián recreciendo los edificios actuales de los juzgados e incorporándoles alguno vecino, incluida la construcción de un nuevo inmueble en el solar del antiguo Equipo Quirúrgico, hasta formar un conjunto de seis. La idea no pasó de dibujos sobre el papel.

En el campus de Palmas Altas ya hay erigidos sin necesidad de hacer un fortísimo desembolso inicial, y ésa es la gran ventaja, siete edificios independientes, por lo que están en línea con el número de inmuebles barajados en los proyectos anteriores para la Ciudad de la Justicia (seis), aunque su superficie construida, esos 47.000 m2, está muy lejos de la propugnada hasta la fecha. Ahora bien, tras la crisis económica es probable que se reevalúen las dimensiones de la futurible Ciudad de la Justicia. Asimismo, habría que analizar si el PGOU de Sevilla permite más edificabilidad de la aprovechada en Palmas Altas, donde aún quedaría libre algún gran solar para posibles nuevos edificios y que hasta ahora ha funcionado como gran aparcamiento al aire libre.

La banca sería la principal interesada en que se diera una salida satisfactoria al campus de Palmas Altas, en grave riesgo de quedarse vacío tras una inversión de 132 millones de euros. Las entidades acreedoras ya estuvieron a punto de quedarse con las llaves hace cinco meses, pero en el último minuto decidieron paralizar la ejecución hipotecaria que iba a iniciar un Juzgado Mercantil de Sevilla.

El complejo de siete edificios está aún gravado por una hipoteca de 78,6 millones de euros otorgada en su día por un “pool” bancario, a cuyo frente figuran La Caixa y el banco francés Natixis, que concedieron 15 millones de euros cada uno……”

https://andaluciainformacion.es/andalucia/640609/palmas-altas-de-abengoa-a-sede-de-la-ciudad-de-la-justicia/

Queda claro, pues, que no fue Espadas el que puso sobre la mesa la opción de Palmas Altas para la Ciudad de la Justicia, sino el equipo directivo de Abengoa que sustituyó a Felipe Benjumea al frente de la multinacional, y Carlos Pizá y yo quienes lo revelamos.

LOS GORDALES, ERRE QUE ERRE

Dos días después, el 13 de diciembre de 2016, nuestra compañera María Román sondeó las reacciones a la noticia tanto de la Junta de Andalucía como de los grupos municipales: “Desde la Consejería de Justicia han señalado a esta publicación -escribió- que la opción de Palmas Altas nunca ha estado sobre la mesa, “nunca hemos puesto este extremo sobre la mesa” (sic), remitiendo a unas declaraciones del consejero, Emilio de Llera, que la semana pasada reiteró el compromiso “inquebrantable” del Gobierno andaluz con la construcción de la Ciudad de la Justicia de Sevilla, refiriéndose al proyecto en el terreno de Los Gordales. El Ayuntamiento hispalense, de su lado, tampoco ha querido hacer declaraciones al respecto, entendiendo que este tema compete a la Junta”.

Atención: se le pregunta al Ayuntamiento, que tiene entonces la oportunidad de decir que ha sido quien (como ahora pretende Espadas) ha puesto esa idea sobre la mesa, pero remite a la Junta, la cual, al igual que el Consistorio, sigue apostando por Los Gordales: “la opción de Palmas Altas -afirma de forma taxativa- nunca ha estado sobre la mesa”.

De forma premonitoria, fue el grupo municipal de Ciudadanos -partido político ahora con las competencias en Justicia dentro del Gobierno andaluz- el que consideró que la opción de Palmas Altas no sería mala “si cumple con las características oportunas para poder ser ampliada en un futuro, que dé una solución integral y definitiva al problema de espacio y que tenga en cuenta la movilidad y accesibilidad al recinto”, según señaló su entonces portavoz, Javier Millán.

https://andaluciainformacion.es/sevilla/641154/la-junta-ni-piensa-en-palmas-altas-para-la-ciudad-de-la-justicia/

Casi un año después, el 10 de septiembre de 2017, Espadas concede unas declaraciones a ABC en las que anuncia que nunca estaría más de ocho años como alcalde y cuando se le pregunta por alguno de los proyectos pendientes que pueda destacar, contesta: “La prolongación del tranvía es un proyecto destacable. Para mí otro proyecto muy importante es toda la operación de Puerto Triana y del entorno de la torre, que va a generar mucho empleo, gracias a la inversión de la Caixa y al acuerdo con el Ayuntamiento”. En toda la entrevista no menciona ni una sola vez la Ciudad de la Justicia, que sigue virtualmente en Los Gordales (“tal como marca el PGOU”, había subrayado Espadas nada más llegar a la Alcaldía).

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-juan-espadas-alcalde-sevilla-demasiado-intenso-y-no-estare-mas-8-anos-201709100815_noticia.html

EL ESTADO TUMBA EL PLAN EN LOS GORDALES

Y llegamos a 2018. El 15 de marzo de dicho año, ABC publica la crónica de la comparecencia de la nueva consejera de Justicia, Rosa Aguilar, ante la comisión del Parlamento andaluz, en la que dijo que «Junta y Ayuntamiento hemos trabajado desde el principio en la misma dirección y con un mismo objetivo: sacar adelante el proyecto (de Ciudad de la Justicia en Los Gordales)». Además, insistió en que la Junta está «tan interesada en ponerla en marcha» que ella había mantenido seis reuniones con Espadas que se tradujeron en «una propuesta técnica consensuada» para su implantación en los suelos de Los Gordales y «otra de gestión que permitiría poner a disposición de la Consejería de Justicia los suelos estrictamente necesarios para el proyecto e iniciar su desarrollo material a corto plazo».

Sin embargo, señaló que el desarrollo completo de la unidad consistía en una operación urbanística «muy ambiciosa, que conllevaría el traslado de la Feria de Abril a otra ubicación». La viabilidad de esta opción de desarrollo anticipado de la Ciudad de la Justicia en Los Gordales hacía imprescindible, en cualquier caso, la conformidad de quien es propietaria de la mayoría del suelo, el Estado.

Rosa Aguilar, en su etapa de consejera de Justicia de la Junta de Andalucía

Asimismo, Aguilar dijo que Espadas y ella misma dirigieron una carta al Ministerio de Hacienda «solicitando colaboración para tener una reunión» y a la que el Estado contestó «indicando que el planteamiento de gestión anticipada de los suelos no se entendía factible lo que conllevaría el desarrollo completo de toda la Unidad de Ejecución, con el consiguiente traslado de la Feria, e inversiones millonarias en urbanización y edificación», una opción que Espadas no contemplaba de ninguna manera.

Conclusión: Rosa Aguilar aseguró que se reuniría con las distintas partes para exponer las «dificultades operativas» para acometer el proyecto de la Ciudad de la Justicia de Sevilla en Los Gordales, así como la posibilidad de buscar otras alternativas.

Por tanto, todavía en marzo de 2018 Espadas y la responsable de turno de la Consejería de Justicia seguían empecinados en la opción de Los Gordales para la Ciudad de la Justicia, hasta que el Estado puso unas condiciones tales que obligaron a descartarla.

RECORDATORIO

Por azares del destino, en esos días la consejera, su jefa de gabinete y yo coincidimos en un programa televisivo. Mientras entrevistaban a Rosa Aguilar, su jefa de gabinete, que había sido compañera mía durante años, y yo conversamos en los pasillos sobre la actualidad judicial y, cómo no, salió a colación el sempiterno asunto del bloqueo de la Ciudad de la Justicia. Entonces le cité la posibilidad de Palmas Altas, sobre la que habíamos informado un año y medio antes en Viva Sevilla Carlos Pizá y quien suscribe. Ni lo recordaba ni le constaba que tal opción se hubiera estudiado en la Consejería, por lo que, vivamente interesada, me rogó que le enviara todo lo que se hubiera publicado al respecto.

El 15 de marzo de 2018, al día siguiente de la comparecencia parlamentaria en que Rosa Aguilar ya dio por liquidado el proyecto en Los Gordales tras las dificultades puestas por la Dirección General de Patrimonio, remití por correo electrónico a la jefa de gabinete de la consejera las dos informaciones publicadas en Viva Sevilla sobre la posibilidad de ubicar la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas ante la crítica situación en que seguía Abengoa y su necesidad de hacer caja con la venta de activos, si bien quienes realmente eran los dueños de la compañía y de sus bienes era la banca acreedora.

El 2 de diciembre de 2018 se celebraron las elecciones regionales en Andalucía, que supusieron la pérdida de la Junta para el PSOE(A), con Susana Díaz al frente, por primera vez en la historia de la autonomía. El presidente del nuevo Gobierno de coalición PP-Ciudadanos, Juanma Moreno, tomó posesión de su cargo el 18 de enero de 2019.

Juan Manuel Moreno Bonilla, en su toma de posesión como presidente de la Junta de Andalucía

El 19 de febrero, ABC desveló que el Gobierno  de Susana Díaz había negociado en los meses previos con la banca acreedora la compra del campus de Palmas Altas al precio, en función de los tipos de interés, de entre 63 y 66 millones de euros, cantidad a la que habría que sumar 15 millones en obras de adaptación para los nuevos usos judiciales, con lo que podría resultar un coste total de entre 78 y 81 millones.

Información que concordaba con lo adelantado por nosotros en Viva Sevilla veintiséis meses antes, cuando todavía Espadas estaba anclado en la opción de Los Gordales: “La banca -escribimos- sería la principal interesada en que se diera una salida satisfactoria al campus de Palmas Altas (para la Ciudad de la Justicia), en grave riesgo de quedarse vacío tras una inversión de 132 millones de euros. Las entidades acreedoras ya estuvieron a punto de quedarse con las llaves hace cinco meses, pero en el último minuto decidieron paralizar la ejecución hipotecaria que iba a iniciar un Juzgado Mercantil de Sevilla”.

Al igual que concordaba con las posteriores declaraciones a ABC del viceconsejero de Justicia, Manuel Alejandro Cardenete, el cual  reconoció que el Gobierno anterior «avanzó bastante en una posibilidad real» que era aprovechar las instalaciones del Campus de Palmas Altas, porque la universidad tiene previsto marcharse en septiembre al nuevo campus en Dos Hermanas y porque Abengoa también ha anunciado su salida para este verano.

El tema se iba a abordar días después en una reunión que mantendría el vicepresidente, Juan Marín, con el alcalde de Sevilla «para que todo esto acabe en buen puerto, debido a que es una zona de desarrollo nueva y para que haya nuevos accesos, pues hay pero todavía no lo suficiente». El equipo del viceconsejero se había puesto en contacto con anteriores responsables de Justicia para que le explicaran los detalles del proyecto, que se llevó en total secreto. De hecho, incluso la Junta organizó una visita a la que iba a llevar a algunas personalidades de la Justicia en un autobús a Palmas Altas, pero finalmente lo aplazó para no dar publicidad al proyecto.

Una de las reuniones de Espadas con el vicepresidente de la Junta y consejero de Justicia, Juan Marín

¿Y por qué lo llevaron todo en secreto Rosa Aguilar y el Gobierno de Susana Díaz? Pues por miedo al “lobby” judicial, encastillado en no moverse del Prado de San Sebastián ni a tiros, como había demostrado a lo largo de los años y demostró su reacción en cuanto trascendió la posibilidad de que el nuevo Gobierno “del cambio” hiciera suyo el proyecto. Hubo voces dentro del “lobby” que calificaron Palmas Altas como “allí donde Cristo perdió el mechero”, y de inmediato planteó nuevas opciones para no irse del Prado:

https://www.manueljesusflorencio.com/2019/02/el-distrito-judicial/

Esta fue la intrahistoria unamuniana del cambio del proyecto desde Los Gordales hasta Palmas Altas, una ubicación que no puso sobre la mesa Espadas, diga lo que ahora diga, sino la propia Abengoa, que desvelamos en su día y que luego volvimos a recordar -creo que con algún efecto práctico y sin ánimo de atribuirnos nada, sino de reflejar lo ocurrido- algunos periodistas que nos batíamos el cobre a diario en las trincheras informativas.

LA LÍNEA 3 DEL METRO

Dentro de la red de Metro de Sevilla proyectada inicialmente, la línea 3 debía discurrir entre los barrios de Pino Montano, al Norte, y, al Sur, Los Bermejales, sito este último frente a Palmas Altas, donde los Reyes de España inauguraron el 23 de septiembre de 2009 el campus que constituía la nueva sede de la multinacional Abengoa.

Espadas dice ahora que él puso sobre la mesa la construcción de la línea 3 del Metro hasta la zona Sur (inicialmente, con final en Los Bermejales) con el fin de propiciar la instalación de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas. Recordemos de nuevo que la primera noticia al respecto (plan de Abengoa de ofrecer el campus a la Junta de Andalucía) la publicamos el 11 de diciembre de 2016. Si Espadas hubiera tenido “in mente” realmente la idea de proponer la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas y no en Los Gordales, en paralelo hubiera abogado por dar prioridad al menos al tramo Sur de la línea 3 del Metro, el que desembocaba en Los Bermejales y frente a Palmas Altas. Y, sin embargo, su prioridad fue justo la contraria.

El 14 de febrero de 2017, Espadas mantuvo en Madrid un encuentro con el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, al que planteó un acuerdo entre Gobierno, Junta de Andalucía y Ayuntamiento para avanzar en la construcción del Metro hispalense, concretamente en la Línea 3 y en el tramo entre Pino Montano y Prado de San Sebastián, de modo que se pudiera lograr financiación europea y después abordar la distribución de la restante necesidad presupuestaria.

La propuesta de la ciudad -aseveró el alcalde en declaraciones a los medios de comunicación- es que las obras continúen por ese tramo, “el que mayor demanda potencial de viajeros tiene” y el que tendrá “más rentabilidad económica”, además de ser el único que, de manera inmediata, conectaría una línea con otra. Con una necesidad de inversión de 700 millones de euros, Espadas defendió que se priorizara este tramo, para el que en torno al 50 por ciento de la financiación necesaria podría llegar de Europa, dividiéndose el resto entre las tres administraciones en un porcentaje aún sin estudiar.

Juan Espadas, con Íñigo de la Serna, ministro de Fomento

Queda demostrado, pues, cuál era la propuesta y la prioridad de Espadas para la línea 3 del Metro: el tramo Norte, desde Pino Montano al Prado, nada del tramo Sur pensando en, como dice ahora, los nuevos desarrollos urbanísticos, el centro comercial Lagoh (pese a que la inmobiliaria LAR había anunciado su construcción casi un año antes, en marzo de 2016, con una inversión de 145 millones de euros) y la Ciudad de la Justicia.

El 19 de octubre de 2017, Espadas y el entonces consejero de Fomento de la Junta de Andalucía, Felipe López, acordaron, según una nota oficial difundida por el Ayuntamiento

https://www.sevilla.org/ayuntamiento/alcaldia/comunicacion/noticias/ayuntamiento-y-junta-de-andalucia-proponen-al-gobierno-central-la-firma-de-un-protocolo-de-colaboracion-para-cofinanciar-la-linea-3-de-metro

los términos de un protocolo de colaboración para el impulso conjunto y la confinanciación de la línea 3 de Metro, en el tramo comprendido entre el Prado y Pino Montano, que según los estudios es el que tiene un mayor alcance en cuanto a población y potenciales usuarios, ya que abarcaría los distritos de Macarena y Norte.

“Durante estos años -decía la nota- hemos trabajado en definir una propuesta concreta y viable para que la ampliación del Metro de Sevilla sea una realidad. El presupuesto del tramo que priorizamos es  de más de 718 millones de euros, lo que hace imprescindible que encontremos una fórmula de cofinanciación como la aplicada en otros metros de España o incluso en la línea 1”, explicó el alcalde de Sevilla. “Por este motivo -añadía-, el protocolo de colaboración será remitido esta semana al Ministerio de Fomento con el objetivo de que los tres gobiernos adquieran un compromiso firme por la línea 3 e inicien los trabajos de forma inmediata”.

El 25 de julio de 2018 se reunieron en el Ayuntamiento de Sevilla Juan Espadas, Felipe López y el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Según la nota difundida por la Junta de Andalucía, las tres Administraciones mostraron su compromiso para relanzar la ampliación del metro de Sevilla y cerrar próximamente un acuerdo para la financiación compartida para impulsar la ejecución del tramo de la línea 3 entre la estación de El Prado de San Sebastián y el barrio de Pino Montano.

Reunión de López, Ábalos y Espadas en el Ayuntamiento hispalense con Celis, delegado del Gobierno, de testigo

López puso de relieve la idoneidad de abordar el citado tramo de la línea 3 del Metro por ser “el más rentable social y económicamente, puesto que su previsión de viajeros es de 14 millones anuales, lo que supondría duplicar el actual volumen de usuarios que registra el suburbano, además de conectar con la línea 1 actualmente en servicio a la altura de la parada de El Prado”, y ha añadido que “con este tramo el 40% de la población de Sevilla estaría a menos de 500 metros de una parada de metro, por lo que el compromiso del ministro con el metro es una magnífica noticia para la Sevilla y su entorno metropolitano”.

http://www.juntadeandalucia.es/presidencia/portavoz/infraestructuras/135261/junta/ayuntamiento/ministerio/fomento/ampliacion/linea/metro/sevilla

El 2 de enero de 2019, Espadas concedió una entrevista a la Cadena SER en la que dijo que su prioridad era la ampliación del tranvía y que confiaba en cerrar un acuerdo a tres entre Ayuntamiento, Gobierno de la nación y Junta de Andalucía pese al cambio en la Administración andaluza (tras el pacto PP-CS que llevaría a Juanma Moreno a San Telmo) para el futuro del Metro, en alusión al que venía postulando para financiar el tramo Pino Montano-Prado de San Sebastián y pese a que la Junta de Susana Díaz había negociado en secreto durante los meses anteriores la compra de Palmas Altas para la Ciudad de la Justicia.

Es otra prueba de que Espadas nunca puso el tramo Sur del Metro encima de la mesa para propiciar la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas, sino todo lo contrario: siempre dio prioridad al tramo Norte. Además de carecer de competencias para ello, si la Junta de Andalucía, ya con el Gobierno del cambio PP-CS, revisó la línea 3 para prolongarla hasta Palmas Altas y más allá no fue por una petición del alcalde, sino para convencer definitivamente al recalcitrante sector judicial de que aceptara la mudanza a la futura Ciudad de la Justicia porque dispondría de una línea directa de Metro hasta allí.

https://www.manueljesusflorencio.com/2019/02/palmas-altas-y-metro/

Espadas habla ahora de una nueva centralidad en el Sur, pero en realidad su Ciudad de la Justicia estuvo siempre en Los Gordales (“donde marca el PGOU”); y en su hoja de ruta, la línea 3 del Metro partía del Norte para quedarse en una zona próxima al Centro: el Prado de San Sebastián. El Sur no existió para el alcalde hasta que el nuevo gobierno del cambio en la Junta no apostó definitivamente por la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas, con todo el efecto de arrastre que ello supondrá para el Metro, el Hospital Militar y los nuevos desarrollos urbanísticos en los antiguos cuarteles de la avenida de Jerez.

*SÍGAME EN LINKEDIN:

https://www.linkedin.com/in/manuel-jes%C3%BAs-florencio-caro-919b0225/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *