Heliópolis a vista de satélite: pérdida de masa arbórea en los últimos 16 años

El barrio de la Gran Exposición Iberoamericana de 1929 sufre el mismo proceso de eliminación de grandes árboles que el parque de María Luisa

La concentración de ejemplares de gran porte, cada vez entre más claros, se reduce ya al rectángulo central de la mitad Sur

La combinación de imágenes de satélite, fotografías aéreas, información geográfica y modelos de ordenador del programa Google Earth comparados entre los años 2002 y 2018, el más antiguo y el más reciente de los que hay visualizaciones de este tipo, confirman las denuncias vecinales sobre la alarmante pérdida de árboles de gran porte en Heliópolis, ejemplares que han sido una de las señas de identidad de un barrio vinculado a la Gran Exposición Iberoamericana de 1929.

Recientemente, las asociaciones sevillanas Parque Vivo del Guadaíra, Los Andes de Heliópolis y Foro de Heliópolis denunciaron la intención del gobierno local, que preside el socialista Juan Espadas, de cortar una melia casi centenaria y de 14 metros de altura porque estorba para el tránsito por la acera y porque sus raíces han penetrado en el interior de uno de los chalés. Y ello pese a que el dueño del mismo se opone a que eliminen el árbol y sólo pide que se le compense por los daños que le causa.

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/03/denuncia-vecinal-riesgo-de-que-el-ayuntamiento-de-sevilla-corte-arboles-centenarios-porque-estorban-en-las-aceras/

Con motivo de este arboricidio en ciernes, otro que podría unirse a la larga lista de los perpetrados en la ciudad por alcaldes de todo signo político, las asociaciones vecinales hicieron un balance forestal y anotaron que entre 2007 y 2018 se han perdido en Heliópolis 104 árboles de hoja caduca -los de mayor porte- de los 287 que existían en el primero de los años citados. En números redondos ha desaparecido uno de cada tres grandes ejemplares en tan sólo once años.

Para tratar de obtener una visión global y objetiva de la situación de la masa arbórea de Heliópolis he hecho el mismo ejercicio que anteriormente con el parque de María Luisa: buscar vistas de satélite de Google Earth lo más comparables posible entre las mismas, desde el punto de observación hasta la fecha o la estación del año en que fueron tomadas. El resultado de aquel ejercicio para el parque de María Luisa puede verse en el siguiente enlace:

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/fotos-de-satelite-muestran-la-perdida-de-arboleda-del-parque-de-maria-luisa-en-los-ultimos-dieciocho-anos/

En el caso de Heliópolis he podido hallar catorce imágenes de satélite/aéreas que datan de entre 2002 y 2018. He seleccionado la más antigua, correspondiente al 27 de mayo de 2002, y la más reciente, que data del 16 de junio de 2018. Ambas fueron tomadas al final de la primavera, con la Naturaleza todavía en esplendor y con tan sólo veinte días de diferencia en el almanaque, si bien con un lapso real de dieciséis años entre una y otra.

Las condiciones de luz también permiten realizar una buena comparación entre el «antes» (cuanto todavía no existía el parque del Guadaíra, al Sur, ni se había asfaltado la explanada colindante con el campo del Betis, zona verde según el PGOU, pese a lo cual Monteseirín pactó con Lopera regalársela «de facto» al club verdiblanco a cambio de la contrucción de un mini centro cívico para el barrio, en un pelotazo, nunca mejor dicho, de libro para la sociedad anónima deportiva, equivalente a una empresa privada).

Vista satelital del barrio de Heliópolis tomada el 27 de mayo de 2002
La misma vista, el 16 de junio de 2018, dieciséis años después, en la que se aprecia la pérdida de masa arbórea

Entre una imagen y otra puede observarse el siguiente proceso en esos tres lustros:

-Menos arboleda en la avenida Padre García Tejero, que delimita el barrio por el Norte y lo separa de Reina Mercedes.

-De Oeste a Este, se ha perdido la gran masa arbórea de la calle Tenerife y se ha reducido en el tramo Norte de la calle Bolivia.

-Pérdida de grandes copas en la calle Duero.

-Menos mancha verde en la calle Paraguay, especialmente en su tramo Norte, antes de la confluencia con la calle Tajo.

-Menos densidad de copas en la plaza Inmaculado Corazón de María y su entorno.

-También en la calle Uruguay, especialmente en su tramo Norte, antes de su confluencia con la Avenida Padre García Tejero.

-Ya sólo se ven arbolitos en el tramo Este de la calle Ebro, en la zona más próxima al estadio del Betis, al igual que ocurre en la calle paralela, Amazonas.

-No se ven grandes copas en el tramo Oeste de la calle Jamaica.

En líneas generales, los grandes árboles, y entre claros, han quedado reducidos al rectángulo central de la zona meridional del barrio formado por las calles Paraguay y Chile hasta su confluencia con la calle Ebro y quedando dentro las dos plazas, Andes e Inmaculado Corazón de María.

Hecha la constatación objetiva de la pérdida de grandes árboles que databan del año 1929 y teniendo en cuenta que para que alcancen un tamaño como el de la melia que el Ayuntamiento quiere cortar se necesitaría casi un siglo, hay que preguntar públicamente qué piensa hacer el gobierno de Espadas al respecto: si dejar o ayudar a que se pierdan los grandes ejemplares aún supervivientes; plantar en lugar de los desaparecidos otros nuevos que devuelvan al barrio -aunque sea a muy largo plazo- el esplendor vegetal semiperdido y que eran una de las claves de su singularidad; o sembrar naranjitos para que Heliópolis se parezca a cualquier otro barrio de la ciudad.

Recuerde el alcalde la frase de James Freeman Clark, según la cual la diferencia entre un político y un estadista es que el político piensa en las próximas elecciones y el estadista en las próximas generaciones. 

Pero, ¿y si Espadas está pensando en la Junta de Andalucía?

*SÍGAME EN LINKEDIN:

https://www.linkedin.com/in/manuel-jes%C3%BAs-florencio-caro-919b0225/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.