El puerto de Sevilla tiene una deuda a largo plazo de 73,8 millones y arrastra 43,4 millones de euros en pérdidas de anteriores ejercicios

Sus cuentas están lastradas por la obra de la nueva esclusa, cuyo coste superó los 218 millones de euros

El último pago del préstamo pedido al Banco Europeo de Inversiones para financiar la obra está fijado en diciembre de 2034

El puerto de Sevilla ganó 1,4 millones de euros en el ejercicio de 2019, es decir 268.789 euros más que en el ejercicio precedente, según las últimas Cuentas Anuales e Informe de Auditoría conocidos, pero acumula aún 43,4 millones en pérdidas de ejercicios anteriores y su deuda a largo plazo, motivada fundamentalmente por la construcción de la nueva esclusa (inaugurada el 25 de noviembre de 2010), asciende a 73,8 millones de euros.

La nueva esclusa del puerto hispalense habría costado 218.247.664,76 euros, aunque la factura realmente pagada por la Autoridad Portuaria habría ascendido a 155.435.289,7 euros, ya que recibió subvenciones públicas por valor de 62.812.375 euros.

El Consejo de Administración del Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobó el 31 de enero de 2006 una operación de financiación a la Autoridad Portuaria de Sevilla por un importe total de 100.000.000 de euros, con la finalidad de financiar el proyecto de la nueva esclusa, y que decidió suscribir a través de dos contratos de financiación de 50.000.000 de euros cada uno.

Así, el 26 de junio de 2006 se suscribió un primer contrato de financiación entre el Banco Europeo de Inversiones y la Autoridad Portuaria de Sevilla por un importe total de 50.000.000 de euros. Según los términos del acuerdo, el préstamo tenía una duración de 25 años e incluía un periodo máximo de carencia de 4 o 5 años, a elección del prestatario.

Rafael Carmona, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla

En el ejercicio 2007, la Autoridad Portuaria de Sevilla pidió la entrega de 29.000.000 euros con cargo al primer contrato de financiación. La primera disposición de fondos, por valor de 10 millones de euros, se realizó el 12 de enero de 2007; la segunda disposición, por importe de 19 millones de euros, tuvo lugar el 27 de abril de 2007.

El 12 de junio de 2008 se efectuó una nueva disposición de dinero, por un importe en esta ocasión de 21 millones de euros y con cargo al primer contrato de suscripción del préstamo, con lo que se agotaron los primeros 50 millones acordados. En relación con estos importes, la Autoridad Portuaria sevillana optó por un reembolso anual del préstamo y un tipo de interés variable más diferencial fijo (TVDF) y fijo revisable (TFR).

EL SEGUNDO PRÉSTAMO

El 15 de octubre de 2008 tuvo lugar la firma del segundo contrato (Tramo B) con el Banco Europeo de Inversiones, por un importe máximo de 50.000.000 euros, en las siguientes condiciones:

-la duración del citado préstamo será de 25 años, incluyendo un periodo máximo de carencia de 5 años, a elección del prestatario.

-el préstamo sería desembolsado en un plazo máximo de 2 años y el desembolso a solicitar se haría en un máximo de 4 tramos, cada uno de los cuales no podría ser de cuantía inferior a 10 millones de euros.

-el tipo de interés aplicable podría ser, a elección del prestatario, fijo, fijo revisable o variable más diferencial fijo, aplicándose el tipo en vigor al momento de la firma o del desembolso.

-el reembolso del capital se efectuará de manera anual.

Construcción de la nueva esclusa, que contó con financiación europea

Con fecha 12 de diciembre de 2008, la Autoridad Portuaria hispalense pidió la entrega de 15.000.000 euros con cargo al segundo contrato (Tramo B). Durante el ejercicio 2009, la Autoridad Portuaria dispuso de 35.000.000 euros, con lo que agotó los 50 millones de euros suscritos.

La primera entrega de dinero, por importe de 25.000.000 de euros, se produjo el 14 de abril de 2009, y la segunda disposición, por importe de 10.000.000 euros, el 14 de diciembre de 2009, once meses antes de la inauguración de la nueva esclusa.

Los préstamos del BEI se han producido en condiciones muy ventajosas para el puerto sevillano, que ha pagado entre un 0% y un 0,31% de intereses por el dinero recibido y que tendrá de plazo máximo para acabar de pagarlos el 14 de diciembre de 2034.

El siguiente cuadro resume las operaciones realizadas con la entidad financiera europea:

En el año 2019 la Autoridad Portuaria pagó 180.828 euros por los intereses de esta deuda.

OPERACIÓN CON EL ICO

Dado el elevado coste de su programa de obras, la Autoridad Portuaria hubo de recurrir también a otras fuentes de financiación, como el español Instituto de Crédito Oficial (ICO), al que le pidió 53 millones de euros el 17 de diciembre de 2009, once meses antes de la entrada en servicio de la nueva esclusa.

El contrato con el ICO fue suscrito el 29 de marzo de 2010, a pagar en un plazo de 15 años y con un periodo máximo de carencia de tres años, a elegir.

En el ejercicio 2011, la Autoridad Portuaria de Sevilla dispuso de 31.700.000 euros con cargo a dicho contrato de financiación. En relación con este importe se aplica un tipo de interés variable más diferencial fijo.

La nueva esclusa permite el paso de barcos con cuatro veces más TPM que la antigua

El 25 de marzo de 2013, Puertos del Estado comunicó a la Autoridad Portuaria de Sevilla su no conformidad para la disposición del segundo tramo del crédito, por importe de 21.300.000 euros. En este sentido, en los últimos años la Autoridad Portuaria ha tenido que hacer frente a diversos problemas y exigencias de las Administraciones Públicas, por disconformidad, relacionados con las subvenciones y préstamos para su programa de obras.

Con fecha el 6 de diciembre de 2004, la Unión Europea concedió a la Autoridad Portuaria de Sevilla una ayuda con cargo a Fondos de Cohesión en relación con el proyecto de construcción de la nueva esclusa. El presupuesto de inversión aprobado ascendió a 142.755.396 euros, y el importe máximo de la subvención concedida fue de 62.812.375 euros, lo que supuso la subvención del 44% del presupuesto de inversiones aprobado.

Al 31 de diciembre de 2011 las inversiones realizadas y las subvenciones devengadas en relación con la citada subvención por la obra de la nueva esclusa fueron las que muestra el siguiente cuadro:

Dado que el contrato de la obra para la nueva esclusa se firmó el 1 de marzo de 2005 y que el último pago al BEI del préstamo solicitado para financiarla está fijado para el 14 de diciembre de 2034, se necesitarán prácticamente 30 años para cerrar el último capítulo de esta gran obra de ingeniería, sin la cual el puerto de Sevilla habría quedado con un carácter residual.

Téngase en cuenta que la antigua esclusa, con 24,36 metros de manga y 200 de eslora, sólo permitía el paso de barcos de 5.000 TPM (toneladas de peso muerto), mientras que la nueva, con 40 metros de manga y 293 de eslora, permite el paso de buques de hasta 20.000 TPM, con lo que gracias a la misma se multiplica de hecho por cuatro la capacidad del puerto de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.