Espadas pasa de no encajarle subvencionar a Tussam con 60 millones de euros a darle más de 71 millones (90 por la pandemia)

Los sindicatos amenazan con una nueva huelga a finales de septiembre pese a la crítica situación de la empresa municipal

El año pasado perdió casi 39 millones de viajeros (el 47%) por el coronavirus

Cuatro secciones sindicales (CC OO, CGT, CSIF y SITT) de la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam) han convocado esta semana movilizaciones en demanda de incrementos salariales, un plan de jubilaciones parciales y más contrataciones temporales pese a la crítica situación de la compañía por causa del coronavirus, que le provocó la pérdida del 47% de sus viajeros. Amenazan con una huelga en la última semana de septiembre. El alcalde a tiempo parcial, Juan Espadas, que cuando aspiraba a la Alcaldía dijo hace once años que no le encajaba que Tussam recibiera 60 millones de euros en subvenciones municipales, acabó el ejercicio de 2020 inyectándole más de 90 millones desde el Ayuntamiento ( habrían sido 71 millones sin el efecto de la pandemia).

Los sindicatos de Tussam no han dejado de recordar en los últimos meses que a finales de enero de 2020, un mes y medio antes de la aparición oficial de la pandemia del coronavirus, llegaron a un acuerdo con Juan Carlos Cabrera, delegado de Gobernación y Movilidad y presidente del Consejo de Administración de la empresa, para acabar con la, a su juicio, falta de financiación de la misma y satisfacer sus reivindicaciones, entre las cuales figuraba que no se externalizara ni una sola línea más y que se renovaran las contrataciones temporales de personal apuntado en la Bolsa de Trabajo.

En marzo de 2020 irrumpió la pandemia del Covid 19, con unas consecuencias desastrosas para Tussam, que perdió casi 39 millones de viajeros (alrededor del 47% del total) y necesitó de transferencias adicionales del Ayuntamiento para su supervivencia, tal como vimos en su día en el informe correspondiente, línea por línea de autobús: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/01/tussam-perdio-en-2020-el-ano-del-coronavirus-casi-39-millones-de-viajeros/ .

Esta situación crítica modificó los planes económicos que tenía el gobierno de Espadas para la empresa municipal de transportes en el Presupuesto para el año 2020, conforme a las siguientes previsiones:

-Transferencias corrientes: 56.567.680 euros.

-Transferencias de capital: 1.900.000 euros.

-Subvención a títulos de viaje: 12.799.000 euros.

Total: 71.266.680 euros.

Como se recordará, el Consistorio tuvo que echar mano de la hucha del Real Alcázar para sostener no sólo a Tussam sino también a otros Servicios municipales, como hemos venido publicando en sucesivas entregas: https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/el-turismo-patrimonial-salva-a-tussam-a-traves-del-alcazar/

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/06/tussam-que-le-quito-hace-6-meses-17-millones-al-alcazar-por-el-covid-esta-dispuesta-ahora-a-gastar-hasta-24-millones-para-el-tranvia-de-espadas/

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/08/espadas-se-olvida-de-devolver-al-alcazar-el-dinero-que-le-cogio-pese-a-haber-recibido-de-hacienda-183-millones-con-el-mismo-fin-de-compensar-las-perdidas-de-tussam/

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/08/ciudadanos-desvela-un-pacto-con-el-psoe-para-no-devolver-al-alcazar-los-17-millones-que-le-cogio-para-tussam/

Según las últimas informaciones, no bastaron los 17 millones de euros detraídos de la hucha del Alcázar, sino que hubo que añadir casi 3,3 millones más, hasta un total de 20,3 millones de euros suplementarios para la empresa municipal de transportes, que de esta forma habría recibido del Ayuntamiento con cargo al ejercicio del año 2020 algo más de 90 millones de euros. La cantidad podría haber sido todavía superior si la compensación por los diversos bonobuses sociales no se hubiera reducido a la tercera parte a causa de los confinamientos, tal como se muestra en el siguiente cuadro:

Como la plantilla de Tussam no «perdonó» el coronavirus, el gobierno de Espadas, para evitar conflictos mayores conforme a la línea seguida en estos casos por los sucesivos gobiernos de la ciudad, empezó a aplicarle en diciembre de 2020 la subida salarial que el comité de empresa había pactado en enero de dicho año con Juan Carlos Cabrera.

Y es que los sindicatos sostienen que en realidad el Ayuntamiento no gastó de más en la empresa durante la pandemia, sino que se ahorró 7 millones de euros el año pasado «a costa de los trabajadores» al no haber efectuado contrataciones temporales con cargo a la Bolsa de Trabajo y por escatimar medidas de seguridad frente al coronavirus.

No fue exactamente así, ya que según la Memoria de las Cuentas Provisionales de 2021 se pasó de una previsión de gastos en personal de 80.941.870 euros a un gasto real por el mismo concepto de 77.703.020 euros, por lo que el Ayuntamiento se ahorró en ese sentido 3.238.850 euros, tal como aparece en la siguiente tabla:

Al respecto puede leerse en el documento lo siguiente: «Los gastos de personal han disminuido sensiblemente, por el efecto de la adecuación de la oferta a las necesidades actuales, la aplicación del ERTE durante el período de máximo confinamiento (30 de marzo a 10 de mayo), así como por la no celebración de las Fiestas Primaverales».

Manifestación de trabajadores de Tussam camino del Ayuntamiento

Ese ahorro de 3,2 millones de euros no quita que se dejaran de ingresar 30 millones de euros por venta de billetes y que el Ayuntamiento haya tenido que tapar las pérdidas globales del año pasado con más de 20 millones de euros suplementarios, razones más que suficientes para que los sindicatos de Tussam no vuelvan a esgrimir delante de los sevillanos la amenaza de una huelga, máxime cuando todavía estamos sumidos en la quinta ola de la pandemia y habrá que esperar al otoño e invierno, con más vida en espacios cerrados, para comprobar si el virus no muta de nuevo y no surge una sexta ola que vuelva a agravar la situación.

UN POZO SIN FONDO

A finales del año 2010 y cuando era el candidato del PSOE a la Alcaldía en las elecciones municipales de mayo de 2011, que acabó ganando Zoido (PP) por mayoría súper absoluta (20 ediles), Espadas pronunció una conferencia en el club Antares, donde fue presentado por la actual vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera.

En dicho acto, que fue seguido de un turno de preguntas y respuestas, el hoy alcalde a tiempo parcial de Sevilla dijo que no le encajaba que Tussam recibiera una subvención anual del Ayuntamiento superior a los 60 millones de euros para poder mantenerse a flote.

La conferencia de Espadas en el club Antares en octubre de 2010

Un decenio después, Espadas presupuestó (año 2020) 71,2 millones de euros de transferencias municipales para Tussam (11,2 millones más de la cifra de la que se quejaba en su día) y que acabaron siendo más de 90 millones por causa del coronavirus.

Los números reflejan cómo cambian los políticos cuando pasan de la oposición al gobierno: lo que no tenía encaje se acaba encajando al precio que sea.

Total, como siempre paga el contribuyente…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.