La futura triple mole universitaria que se alzará en la avenida de la Palmera merced al PGOU de Monteseirín

Marcará con su impacto paisajístico el desarrollo hacia el Sur prometido por el nuevo alcalde, Antonio Muñoz, para el centenario de la Gran Exposición Iberoamericana en 2029

El recién elegido alcalde de Sevilla y antiguo delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, ha fijado como objetivo en su discurso de investidura que el año 2029, conmemorativo del centenario de la Gran Exposición Iberoamericana de 1929, suponga el salto de la ciudad a la Sevilla del futuro completando el desarrollo de la ciudad hacia el Sur. Ese desarrollo urbanístico estará marcado y condicionado por las nuevas moles universitarias que, en virtud del PGOU de Monteseirín, él mismo ha venido autorizando. El último ejemplo, la triple mole que se alzará en el solar del número 38 de la avenida de la Palmera, tras la demolición de otra casa señorial.

«Fijemos un horizonte: el centenario de la Exposición Iberoamericana de 1929, que
coincide con el límite que nos hemos marcado en nuestro plan estratégico: el año
2030. Hablemos -dijo el nuevo alcalde, Antonio Muñoz, en su discurso de investidura- de la Sevilla del siglo XXI con la misma capacidad transformadora que le
debemos a la Sevilla del año 29, de los años de la modernidad.

Tomemos aquella Exposición como referente de la modernización real de la ciudad y
establezcamos ese horizonte para completar la transformación que Sevilla necesita.

No se trata de tener otra Exposición Universal. Ese no es nuestro objetivo. Ya la
organizamos, y con nota. Ni de añorar el pasado.

Queremos que 2029 sea el salto a la Sevilla del futuro, la del Siglo XXI, la de la
modernidad y la innovación. Pero apoyándonos sobre nuestras raíces y nuestro
patrimonio.

Asociemos esta conmemoración a un listado de proyectos clave y a una estrategia
completa de rehabilitación y recuperación de nuestro patrimonio.

Así, vamos a aprovechar esta conmemoración para completar el desarrollo de la
ciudad hacia el Sur con el distrito portuario, la transformación de Reina Mercedes y la
Avenida de Las Razas gracias a la colaboración con la Autoridad Portuaria».

Antonio Muñoz, tras su investidura como alcalde

Pues bien, ese desarrollo urbanístico de la ciudad hacia el Sur anunciado por Antonio Muñoz va a estar condicionado por la imagen que en el eje principal hacia ese punto cardinal y entrada a Sevilla desde el mismo, la emblemática avenida de La Palmera, están proyectando y van a proyectar aún más las moles universitarias que, al amparo del PGOU de Monteseirín, el propio alcalde ha ido autorizando durante su etapa como delegado de Hábitat Urbano.

El último ejemplo, por ahora, lo veremos en los próximos años en lo que era la casa señorial con jardín situada en el número 38 de la avenida de la Palmera, tal como muestra la imagen de satélite de Google:

La casa Nuestra Señora de Aránzazu con su amplio jardín (segunda por la izquierda).

La Delegación de Hábitat Urbano, cuyo titular era el nuevo alcalde, Antonio Muñoz, amparándose sin más en el PGOU de Monteseirín y no atendiendo a otras consideraciones urbanísticas puestas de manifiesto por expertos independientes, como vimos en un anterior informe: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/11/asociaciones-conservacionistas-y-profesionales-denuncian-que-el-ayuntamiento-ni-siquiera-ha-cobrado-por-las-plusvalias-urbanisticas-de-las-moles-universitarias-en-la-palmera/

autorizó el derribo de la casa señorial sita en el número 38 de la avenida de La Palmera https://www.manueljesusflorencio.com/2021/11/el-pgou-de-monteseirin-se-cobra-una-nueva-victima-palmera-38-ya-es-solo-un-solar/ , que ha quedado convertida en un solar, tal como muestra la imagen, tratada gráficamente por un estudio de arquitectos para que se aprecie mejor el tamaño en comparación con las casas del entorno:

El solar en que ha quedado convertido la antigua casa señorial con jardín de Palmera 38

Y este mismo estudio de arquitectos ha elaborado, a partir del proyecto desvelado en este blog, una simulación virtual de cómo quedará la triple mole universitaria que se alzará sobre lo que ha quedado convertido en un solar:

Así quedará la triple mole universitaria que se alzará en el número 38 de la avenida de La Palmera

El impacto paisajístico y visual es enorme, como si hubieran trasladado a la Palmera alguno de los bloques de viviendas de la cercana y trasera avenida de la Reina Mercedes.

Cada vez más voces ciudadanas se alzan para pedir al Ayuntamiento que, ahora que aún está a tiempo, paralice este proyecto, el cual fue autorizado justo antes de que se anunciara la moratoria de un año en la concesión de nuevas licencias, pero el Antonio Muñoz delegado de Hábitat Urbano hizo oídos sordos a estas peticiones.

¿Será más proclive a atender el clamor ciudadano el Antonio Muñoz alcalde de Sevilla que ha prometido completar el desarrollo de la ciudad hacia el Sur vinculándolo al centenario de la Gran Exposición Iberoamericana de 1929?

Ese evento supuso una extraordinaria transformación urbanística de primer orden para la ciudad, como mostraba hasta hace tan sólo unos años la señorial avenida de La Palmera, pero mucho nos tememos que su centenario en 2029 suponga todo lo contrario: la adulteración definitiva de esta emblemática vía de entrada por el Sur.

El nuevo alcalde tiene la posibilidad en su mano de, atendiendo al interés general y liberándose de la supuesta atadura del PGOU de Monteseirín, paralizar este proyecto y conservar lo que aún queda de la avenida de la Palmera ampliando además la protección de la parte de la misma que, incomprensiblemente también, quedó en su día fuera de la delimitación.

1 comentario en “La futura triple mole universitaria que se alzará en la avenida de la Palmera merced al PGOU de Monteseirín

  1. Pingback: La nueva residencia de La Palmera 38 acaba en los juzgados | Asociación Foro de Heliópolis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *