El objetivo no debe ser, como dice Pimentel, que desde los barrios se tarde poco en llegar al Centro de Sevilla, sino que sus vecinos no tengan necesidad de ir al Centro

París marca el nuevo rumbo post Covid con su modelo de ‘ciudad de los 15 minutos’

Todo lo que se necesite, desde el trabajo a los equipamientos, debe quedar a un cuarto de hora a pie o en bicicleta

Villalobos sostiene con razón que los pueblos de la provincia están mejor equipados que los barrios de la capital

Gines, con una población similar a la de Los Bermejales, tiene más dotaciones que el moderno barrio construido en paralelo a la Expo

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, ha advertido de un nuevo descenso en el padrón municipal que dejaría a la ciudad con menos de 700.000 habitantes. Ha pedido, entre otros, una revisión del sistema de transporte para que los sevillanos no tarden en llegar desde los barrios al Centro más que desde el Aljarafe. Pimentel no tiene en cuenta que la única revisión del padrón válida es la que se publica por el INE a final de año o principio del siguiente; que Sevilla hace ocho años que perdió los 700.000 habitantes y que el objetivo no debe ser que se tarde menos en llegar desde los barrios al Centro, sino dotar aquéllos con los equipamientos suficientes para que los vecinos no tengan necesidad de ir al Centro, salvo únicamente cuando les apetezca.

Álvaro Pimentel ha advertido de «un nuevo descenso del padrón municipal» que, a 1 de enero de 2021, «sitúa otra vez a la ciudad por debajo de la cifra de 700.000 habitantes». Según el portavoz de Ciudadanos, estos datos «suponen la ruptura de la tendencia al alza registrada el año anterior», en el que, a día 1 de enero de 2020, «Sevilla llegó a alcanzar una cifra superior a la de las 701.000 personas censadas, frente al descenso generalizado que experimentó la ciudad a lo largo de la última década».

Pimentel ha explicado que, según la resolución aprobada por el equipo de gobierno en base al informe expedido por el Servicio de Estadística, «la ciudad inició el año 2021 con un total de 694.492 habitantes empadronados, lo que supone una pérdida de población de 6.863 sevillanos con respecto a los datos del año anterior». En concreto, desde el 1 de enero al 31 de diciembre de 2020 Sevilla registró un total de 31.915 bajas frente a las 25.052 altas.

Un descenso que, fundamentalmente, se vio motivado por «las más de 16.000 personas que, a pesar de estar viviendo una pandemia y en plena declaración del estado de alarma, optaron por cambiar su residencia a cualquier otro municipio en busca de mejores condiciones y ante la falta de oportunidades en nuestra ciudad». A todo ello se suman también «los más de 6.700 fallecimientos registrados, que no llegaron a compensarse con los más de 5.000 nacimientos, los 1.000 extranjeros que regresaron a su lugar de origen y las 110 personas cuyos datos se encontraban duplicados en el padrón», ha indicado.

Álvaro Pimentel, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla

El líder de la formación naranja en el Consistorio hispalense ha mostrado su «preocupación» por que este nuevo descenso de la población pueda suponer una «pérdida de competitividad» de Sevilla frente a la tendencia al alza de otras urbes como Málaga o Zaragoza, que «desde hace años se aproximan cada vez más a los datos de habitantes de nuestra ciudad».

Por ello, ha reclamado al equipo de gobierno del PSOE que «implemente políticas activas en la ciudad para revertir esta situación». En este sentido, ha apostado por «medidas concretas» como «fomentar el acceso a la vivienda, especialmente para los más jóvenes», así como por el desarrollo de «un parque público de viviendas en alquiler». Por otro lado, ha planteado también «la necesidad de aumentar la inversión, a través de la ejecución de todas las partidas incluidas en el presupuesto para 2021, para hacer de Sevilla una ciudad más atractiva para vivir y para invertir».

Junto a ello, Pimentel ha reclamado también «una revisión del actual sistema de transporte público», que «evite que un sevillano tarde más en llegar al centro desde un barrio que desde un municipio del Aljarafe».

EL PADRÓN QUE VALE ES EL DEL BOE

El Padrón Municipal es un registro administrativo donde constan los vecinos del municipio. Su formación, mantenimiento, revisión y custodia corresponde a los respectivos Ayuntamientos, quienes deben remitir al Instituto Nacional de Estadística (INE) las variaciones mensuales que se producen en los datos de sus padrones municipales.

Lo que ahora se ha divulgado es la Estadística del Padrón Continuo conforme a los datos de la población residente en España a 1 de enero de cada año, pero la definitiva y oficial será la que verifique el INE tras una revisión que puede prolongarse a lo largo de todo un año y que efectúa para evitar que los ayuntamientos caigan en la tentación de inflar el número de sus vecinos para así conseguir mayores subvenciones del Gobierno central conforme al criterio demográfico.

Por eso, aunque el Ayuntamiento de Sevilla dijera a 1 de enero de 2020 que nuestra ciudad tenía 701.000 personas censadas, luego vino el INE y rebajó la cifra oficial a 691.395 en virtud del Real Decreto 1147/2020, de 15 de diciembre, publicado en el Boletín Oficial del Estado Nº 340, del 30 de diciembre, tal como puede comprobarse en el siguiente enlace:

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-17332

Por tanto, hay que pedirle al señor Pimentel que no se precipite y que espere al dato oficial, que se publicará probablemente a finales de este año o principios del siguiente. Y sí, es probable que Sevilla pierda población, especialmente por el impacto del coronavirus, como la estaba perdiendo el conjunto de España a principios del año en curso (106.146 habitantes menos). Por otra parte, el portavoz naranja debe recordar que Sevilla no ha perdido los 700.000 habitantes este año, ni el pasado ni el otro, sino hace ya bastante tiempo, concretamente a partir de 2013, año en que alcanzó los 700.169, como muestro en el siguiente cuadro evolutivo:

Obviamente, una pérdida de habitantes pondría en peligro la posición de Sevilla en el conjunto de grandes urbes del país, como el portavoz de Ciudadanos ya tuvo ocasión de leer en mis análisis al respecto:

https://www.manueljesusflorencio.com/2020/12/sevilla-cada-vez-mas-amenazada-de-sorpasso-demografico-por-zaragoza/

https://www.manueljesusflorencio.com/2021/01/malaga-le-ha-recortado-a-sevilla-una-diferencia-de-47-985-habitantes-desde-las-visperas-de-la-expo-92/

Para evitar la pérdida de población, el portavoz de la formación naranja ha reclamado también una revisión del sistema de transporte público. Según Pimentel, se trata de evitar que un sevillano tarde más en llegar desde un barrio al Centro que lo que se tarda en llegar desde un municipio del Aljarafe.

LA SEVILLA CENTRÍPETA

Con todos mis respetos para Pimentel, creo que se trata de un enfoque equivocado y que denota la imperante concepción centrípeta de Sevilla, según la cual todo ha de girar alrededor del Centro en vez de crearse áreas de nueva centralidad o, mejor aún, dotar a los barrios de todos los equipamientos básicos para evitar justamente que sus vecinos tengan la necesidad de desplazarse al Centro, y que cuando lo hagan sea por cualquier motivo que no sea el de realizar todo tipo de obligadas gestiones porque en sus barrios no hay donde hacerlas.

Todo en Sevilla gira alrededor del Centro de la ciudad

Esa visión centrípeta que se desprende de las palabras de Pimentel es la misma con la que trata de justificarse por parte del gobierno de Espadas la conversión en rápidas de líneas de Tussam como la 3 y la 1 (llegar lo más rápidamente posible al Centro) a costa de dejar desconectados a vecinos de barrios como el de San Jerónimo, carentes de autosuficiencia en servicios y equipamientos, como la inmensa mayoría de los 108 barrios de la ciudad, y que por eso precisan del cordón umbilical de Tussam para conectarse no sólo con el Centro, sino con el resto de Sevilla: https://www.manueljesusflorencio.com/2021/04/los-indicadores-de-sostenibilidad-de-sevilla-establecieron-que-todos-los-sevillanos-debian-tener-una-parada-de-autobus-a-300-metros/

El presidente de la Diputación Provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, sostiene con razón que gracias a las obras del PER y a otros programas dedicados al medio rural hoy la mayor parte de los municipios de Sevilla, por no decir todos, tienen más y mejores equipamientos que la mayor parte, por no decir también todos, de los barrios de la capital, Dicho de otro modo, que hoy se puede disfrutar de mayor calidad de vida en los pueblos que en la capital de Andalucía.

LOS BERMEJALES VERSUS GINES

Vamos a comprobar la teoría de Villalobos tomando como referencia para un ejemplo comparativo un barrio de clase media sevillano aparentemente bien equipado como es el moderno de Los Bermejales, que empezó a construirse en paralelo a la Expo-92, motivo por el cual se acordó rotular sus calles y plazas con nombres de países europeos participantes en la Muestra Universal o de ciudades del Viejo Continente. Los Bermejales-Elcano tienen, según la estadística municipal, 14.000 habitantes en números redondos, una población similar a, en la provincia, la de Sanlúcar la Mayor (13.943), Pilas (13.974) y Gines (13.420).

Como Gines es el más cercano a Sevilla de los tres citados, veamos qué puede encontrar un vecino de Gines en su pueblo en comparación con un vecino de Los Bermejales en su barrio:

-Hay en Gines una biblioteca municipal, denominada Rocío Ostos Estévez (no hay biblioteca pública en Los Bermejales).

-Un instituto de Educación Secundaria (IES), ‘El Majuelo’ (no en Los Bermejales, donde tampoco se ha materializado aún promesa en tal sentido).

-Piscina municipal (no en LB, ya que la existente no es municipal, sino universitaria, del Sadus, y la Universidad no tiene por qué suplir la falta de inversión del Consistorio).

-Casa de la Cultura, ‘El Tronío’ (no hay en Los Bermejales, donde sigue sin construirse el prometido Centro Cívico, que podría desempeñar tal función).

Barrio sevillano de Los Bermejales

-Espacio multifuncional de encuentro en el edificio Sanatorio, para sede de las asociaciones de Gines (no hay algo similar tampoco en Los Bermejales).

-Campo de fútbol, el estadio ‘Nuevo San José’ (no en Los Bermejales, donde cabe decir lo mismo que de la piscina universitaria: los campos de fútbol de la ciudad deportiva del Betis no tienen por qué suplir la carencia de inversiones del Ayuntamiento en el barrio).

-Pabellón deportivo cubierto (no en Los Bermejales, donde todavía recuerdan la promesa de Zoido de construir uno hasta con pistas de nieve artificial para esquiar y, además, un campo de golf, proyecto éste asumido por Espadas y del que tras seis años de mandato no hay noticia todavía).

‘Noches de luz’, programa de espectáculos gratuitos en el parque municipal de Gines

-Consultorio médico propio (sí en Los Bermejales, pero geográficamente está más bien en Pineda, junto al Hospital Militar).

-Sede de la Policía Local (en Los Bermejales todavía están esperando la prometida comisaría de Policía).

-Cuartel de la Guardia Civil (no en Los Bermejales)

-Tanatorio (no en Los Bermejales, aunque es un equipamiento que tampoco se suele desear).

Tras este repaso a los equipamientos hay que darle la razón al presidente de la Diputación de que los pueblos de la provincia tienen más equipamientos que barrios de Sevilla. Si esto ocurre en Los Bermejales, de los más modernos, ¿qué no ocurrirá en cualquier barrio de los más antiguos? Y si en los municipios del alfoz se encuentran viviendas más baratas y más y mejores equipamientos que en los barrios de Sevilla pues ya tenemos las condiciones objetivas para que la gente se siga yendo de la capital al área metropolitana.

La construcción de viviendas a precio asequible o de alquiler, como preconiza Pimentel, es condición necesaria para evitar el éxodo poblacional, pero no suficiente. Hay, además, que dotar a todos y cada uno de los barrios de equipamientos para convertirlos en autosuficientes al margen del Centro, en línea con el programa de ‘la ciudad de los 15 minutos’ con el que la gaditana de origen Anne Hidalgo ganó las últimas elecciones municipales en París inspirándose en el urbanista Carlos Moreno, del que recomiendo la visión de esta conferencia que dio en un foro de ciudades inteligentes en Santiago de Chile: https://www.youtube.com/watch?v=aAxh5AeqRdA

El modelo de ciudad de los 15 minutos se basa en que todo lo que se necesite (desde el puesto de trabajo a comercios, colegios, etcétera) quede a una distancia máxima que se pueda recorrer a pie o en bicicleta en un cuarto de hora.

Y ésa ha de ser también nuestra aspiración colectiva, ‘Sevilla en 15 minutos’, una ciudad en la que el objetivo no sea que el Centro quede a un cuarto de hora de los barrios mediante líneas rápidas de Tussam sin apenas paradas, sino barrios dotados de los suficientes equipamientos y servicios en un radio que se pudiera recorrer ese lapso de tiempo, para que ninguno de sus vecinos sintiera la necesidad de desplazarse al Centro porque todo lo tendría a mano, como los habitantes de Gines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.