Archivo de la etiqueta: Susana Díaz

IU se quedó con las llaves

El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, ha declarado tras devolver en horas 24 la presidenta de la Junta las competencias en materia de adjudicación de viviendas a la Consejería de Fomento -a raíz de la crisis provocada por la corrala Utopía- que la actuación de este Departamento había sido completamente legal al ajustarse al Reglamento de Viviendas Protegidas y a la ley Antidesahucios de Andalucía. Sin embargo, la aplicación de esta última ley está suspendida por el Tribunal Constitucional después de que fuera recurrida por el Gobierno de Rajoy, por lo que IU invoca una norma que a todos los efectos es como si no existiera.

La primera dificultad, por tanto, para tratar de comprender las razones de PSOE e IU en el conflicto político desatado tras el desalojo y posterior reparto de llaves de viviendas protegidas a okupas de la corrala Utopía es ver el marco jurídico en que se produce y cómo lo interpreta cada socio del Gobierno andaluz para justificar su posición y presentarse como  vencedor en la disputa, aunque oficialmente mantengan que no ha habido ni vencedores ni vencidos: cada uno toma la parte del todo que le interesa, amparados en la selva de disposiciones sobre vivienda, suelo y urbanismo aprobadas en la historia reciente de Andalucía.

CORPUS LEGISLATIVO

Podríamos remontarnos a la ley de Medidas para la Vivienda Protegida y Suelo, que data del año 2005. Esta ley modificó tres anteriores, aprobadas entre 1995 y 2002 (incluida la ley de Ordenación Urbanística de Andalucía), pero a su vez fue modificada luego por cuatro leyes y dos decretos-leyes, que versaban, entre otros, sobre urbanismo, comercio interior, viviendas protegidas y suelo y función social de la vivienda.

Con cada nueva norma se introducen artículos nuevos, se deroga parte de los anteriores, se introducen modificaciones, se hace referencia sólo a una parte del corpus legislativo anterior y se sobreentiende que el resto sigue vigente….En esta maraña legal y administrativa, que sólo pueden desentrañar los iniciados en la materia, es fácil que el PSOE y sobre todo IU encuentren un resquicio para avalar sus tesis sobre la ilegalidad o la legalidad de las actuaciones en el caso de la corrala Utopía.

La cuestión clave a dilucidar es cómo funciona o debe funcionar el sistema de adjudicación de viviendas protegidas en Andalucía. En este sentido, creemos que hay que remitirse al decreto 149/2006, de 25 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Viviendas Protegidas de Andalucía, y el decreto 1/2012, de 10 de enero, regulador de los Registros Municipales de Vivienda Protegida, que modifica y amplía el primero.

EL REGISTRO, CLAVE

En síntesis, estas normas establecen que todo andaluz que por sus circunstancias quiera acceder a una vivienda protegida deberá inscribirse en el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida. Estos registros se consideran instrumentos básicos porque permiten conocer el número total de demandantes en cada municipio de Andalucía (y por extensión en toda la región) y el perfil de los solicitantes, para que así, coordinados por la Consejería responsable de la Junta, los ayuntamientos elaboren sus propios planes municipales de vivienda y suelo. Éstos comprobarán los datos de los solicitantes antes de inscribirlos en el Registro, así como la modificación y actualización de los mismos.

Tras los cambios introducidos por el decreto 1/2012, de 10 de enero, el artículo 13 especifica las excepciones a la obligación de adjudicar las viviendas mediante el Registro Municipal de Demandantes, pero siempre respetando los principios de igualdad, transparencia, publicidad (los Registros deberían tener carácter público) y concurrencia. Este artículo es clave porque es al que se agarra IU para justificar su proceder con la corrala Utopía. Estas son las excepciones que refleja:

1) Las actuaciones que tengan como objeto el realojo permanente o transitorio motivado por actuaciones urbanísticas, de rehabilitación o renovación urbana. Sería el caso, por ejemplo, de los implicados en las operaciones de regeneración urbanística de Regiones Devastadas (Nuevo Amate) y Los Pajaritos, en Sevilla. Los desalojados de sus casas por las demoliciones previstas para rehabilitar esos barrios pueden saltarse el Registro Municipal o el orden en el que figuren en el mismo.

2) Familias en riesgo de exclusión social cuando se justifique su carácter de urgencia por los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

3) Adjudicación de viviendas calificadas en programas de alquiler a entidades sin ánimo de lucro para destinarlas al alojamiento de personas sin recursos o en riesgo de exclusión social.

Según el Decreto, estas excepciones deberán ser autorizadas, en cada caso, por la persona titular del correspondiente Registro y comunicadas a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de vivienda.

NÚMERO DE INSCRITOS

Aunque han circulado cifras diversas, los datos más recientes y verosímiles sobre la situación del Registro Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida en Sevilla al estallar la polémica por la corrala Utopía serían los siguientes: 12.352 personas/familias inscritas, de las que 800 necesitarían viviendas sociales de bajo precio y 388 estarían en un riesgo de exclusión social al menos similar al invocado como razón por los okupas de la corrala Utopía para dar la patada en la puerta del inmueble de Ibercaja en la Avenida Juventudes Musicales y ocuparlo ilegalmente durante casi dos años, hasta su desalojo policial por orden judicial y tras fracasar sus recursos ante la Justicia española y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

A raíz del desalojo policial y la acampada ante el Ayuntamiento, se inicia el baile de cifras. La Consejería de Fomento dice que son 22 las familias desalojadas (luego se hablará de 17), anuncia que cuenta con 6 viviendas disponibles para ofrecérselas y exige que el Ayuntamiento aporte 16 de las suyas para solucionar el problema. Ante la negativa del Consistorio a saltarse la lista de demandantes inscritos en el Registro, Fomento publicita la entrega de las llaves de diez viviendas a otros tantos okupas y el alquiler don fondos públicos de 12 viviendas en el mercado libre para los restantes.

LA ORDEN JUDICIAL

Para justificar su actuación, Fomento se ampara en la misma orden judicial de desalojo, en la que la juez obligaría a “proveer lo necesario para atender a los menores y otras personas en riesgo de exclusión social”. Pero el texto del mandato judicial no obliga necesariamente a entregar una vivienda protegida a, ni mucho menos, todos los okupas y en detrimento de las 388 familias también en riesgo de exclusión e inscritas en el Registro, sino, por extensión, a proporcionarles un techo o, como se dice ahora, una solución habitacional. En este sentido, el Ayuntamiento había ofrecido durante las negociaciones con Fomento e Ibercaja desde hostales hasta el albergue municipal, soluciones que fueron rechazadas, quizás porque el objetivo de los okupas fue siempre conseguir la victoria que significaba la obtención de una vivienda, no de un alojamiento.

Y ese triunfo real, e incluso con mayor valor simbólico por el mensaje que transmitía a la opinión pública, es el que les otorgó la Consejería de Fomento con la entrega de llaves de las viviendas tras interpretar de esa forma el mandato judicial pero omitiendo que en el Registro de los 12.351 inscritos había 388 en igual situación que los okupas y con años de espera sin dar la patada a puerta alguna.

RETIRADA DE COMPETENCIAS

Susana Díaz, presuponiendo ilegalidad en la actuación, además de ordenar una investigación interna (de cuyos resultados nada se ha dicho, si es que se emprendió siquiera) reaccionó con un decreto por el que retiró las competencias en adjudicación de viviendas protegidas a la Consejería de Fomento. Hasta tal punto confunde la maraña legal de la Junta en materia de vivienda y urbanismo, que la presidenta invocó una norma y un artículo anticuados (decreto 149/2006, de 25 de julio y su artículo 12), superados por otro más reciente y que parecía ignorar (decreto 1/2012, de 10 de enero, artículo 13). Para justificar su decisión, Susana Díaz declaró: “Quien ocupa ilegalmente una vivienda no puede tener más derechos que quien pacientemente cumple con la ley, aunque a veces lo pase realmente mal”.

Veinticuatro horas después, sin embargo, y tras dos días de frenéticas negociaciones a todos los niveles entre PSOE e IU para evitar que el Gobierno de coalición saltase por los aires, la presidenta firmó otro decreto restituyendo las competencias a Fomento (IU).

El secretario de Organización del PSOE (A), Juan Cornejo, defiende la medida tras el pacto alcanzado entre los dos partidos, ya que en su opinión supone el cumplimiento de “la legalidad y la igualdad de oportunidades con la anulación de nueve realojos no justificados”.

SITUACIÓN REVERTIDA

Así pues, según la última versión oficial, de los 22 desalojados, 5 han renunciado a un alojamiento (¿dónde radicaban entonces las razones de urgencia y su riesgo de exclusión?), el de 9 ha sido suspendido (aunque IU sostiene por las redes sociales que sigue buscándoles una solución a cargo de la Junta) y 8 se quedan con las llaves de las casas hasta que los Servicios Sociales del Ayuntamiento ratifiquen su situación y acrediten de forma fehaciente su riesgo de exclusión social.

El Consistorio ha comunicado que no ha recibido ninguna petición oficial de emitir nuevos informes y que de los desalojados de la corrala Utopía sólo dos estaban baremados para una vivienda social, pero en los puestos 100 y 122. De los otros seis no da noticia siquiera.

Por tanto, ocho okupas han conseguido de Fomento una vivienda gracias a su patada en la puerta, sin los previos (que no posteriores) informes sociales que exige la ley y saltándose a 100 excluidos que tenían por delante en el Registro, pese a lo cual Susana Díaz ha devuelto las competencias a la Consejería con la tesis socialista de que se ha restablecido la legalidad.

La agenda del alcalde

Mientras Zoido visita

una pista de petanca

que para colmo no ha

hecho ni el Consistorio

Susana Díaz no deja

de firmar acuerdos

con los grandes

empresarios del Ibex-35


El alcalde debe

reflexionar sobre cuál es

su orden de prioridades

en una ciudad con

90.000 parados, para

administrar su escaso

y se supone que

valioso tiempo

El reciente Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa), realizado por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de la Universidad de Granada poco antes de la designación a dedo por Rajoy de Juan Manuel Moreno Bonilla como nuevo presidente del PP (A) en sustitución de Zoido, demuestra lo acertado del relevo del alcalde de Sevilla como líder de la oposición andaluza, al menos en estos momentos.

El Egopa de febrero equivale al balance de la trayectoria de Zoido al frente del PP andaluz. Cuando el alcalde sevillano tomó el timón del partido hace casi dos años tras la dimisión de Javier Arenas, el PP encadenaba tres victorias consecutivas en Andalucía, la última en las autonómicas de marzo de 2012, en las que obtuvo un 40,66% de los votos, frente al 39,52% del PSOE.

 

AL CABO DE DOS AÑOS

 

Casi dos años después, Zoido deja el PP (A) con un 31,10% de intención de voto (una caída de 9,56 puntos); de nuevo como perdedor frente al PSOE, por cinco puntos de diferencia pese al también retroceso socialista ya con Susana Díaz al mando en su partido y en la Junta (36,70% en intención de voto, un -2,82%); con una mala opinión sobre su gestión por parte de los andaluces (el 69% estima que la labor del PP en la oposición ha sido mala o muy mala) y con un suspenso global en su calificación personal (un 3,6 frente al aprobado raspado de Susana Díaz, con un 5).

Se imponía, pues, el relevo de Zoido, tanto por el PP (A), a fin de encomendarse a otro líder que se centre en la recuperación de la cuota electoral perdida, como por el propio alcalde de Sevilla, que queda liberado por fin de unas tareas orgánicas y de dirección regional para las que no está dotado ni él ha deseado, con lo cual se encuentra ahora con quince meses por delante para dedicar el 100% de su tiempo a gestionar los destinos de Sevilla y que los sevillanos le den, por añadidura, el premio de la reelección.

 

EL SUCESOR VINO EN EL AVE

 

Una vez superado el amargo cáliz de ver cómo, al contrario de lo que él había venido proclamando en todo este tiempo, su sucesor era nombrado en Madrid y venía en el AVE desde Atocha a la estación de Santa Justa tras la decisión de Rajoy de orillar a su candidato y lugarteniente, José Luis Sanz, había un lógico interés en los medios de comunicación por ver cómo organizaría Zoido su agenda y, con ella, qué líneas de actuación proyectaría de cara al futuro.

Pues bien, el primer acto de Zoido como alcalde liberado por el PP (A) para que se dedique única y exclusivamente a Sevilla consistió en inaugurar, según las informaciones de agencia, una nueva zona de petanca en el Parque Amate y la “puesta en valor de las acciones acometidas en este espacio”.

 

RIZANDO EL RIZO

 

Reflejan las crónicas periodísticas que, durante su visita, Zoido detalló que el Ayuntamiento ha aportado tanto los bancos y los adoquines que dividen las pistas de petanca como el albero y la gravilla de esta zona: “Ha aportado todos los materiales necesarios para la construcción de la pista -afirmó el alcalde- y han sido los miembros del club Parque Amate los que se han encargado de hacerla a su gusto”.

Zoido, que explicó que se está tramitando ya un expediente para dotar de iluminación a la zona, consideró que esta pista de petanca demuestra que “en numerosas ocasiones no son necesarios grandes proyectos ni presupuestos elevados para mejorar la calidad de vida de los sevillanos: ha bastado la cesión del material por parte del Ayuntamiento a los vecinos para que éstos puedan disfrutar, gracias a su esfuerzo y trabajo, de la instalación que deseaban para dedicarse al ocio y al deporte”.

El alcalde ha rizado el rizo al inaugurar o visitar una pista de petanca que ni siquiera ha construido el Ayuntamiento, sino los propios vecinos, y en un espacio que tampoco tiene farolas, una tónica ésta de la falta de mobiliario urbano que ya viene siendo habitual en las últimas zonas verdes (parques del Charco de la Pava y del Guadaíra) y/o de esparcimiento ciudadano.

 

ACTOS DE SIETE DIAS

 

Ya aventuramos que la nueva etapa política que se avecinaba se iba a caracterizar por más presencia de Zoido en la calle y en los actos sociales, a la indisimulada búsqueda de la foto, y la agenda oficial del alcalde en la primera semana post Moreno Bonilla como nuevo líder del PP (A) va en esta línea, según reflejan las convocatorias periodísticas de su Gabinete:

-Lunes, 17 de febrero: Zoido visita la nueva pista de petanca del Parque Amate.

-Martes, 18 de febrero: Inauguración de una Jornada sobre la Ordenanza reguladora de obras y actividades; firma en el Ayuntamiento de un convenio de colaboración sobre las enfermedades raras; reunión con la Unión Sevillana del Taxi (el Ayuntamiento subrayó que el acto se convocaba sólo para los medios gráficos), y asistencia a la entrega de un premio periodístico promovido por un editor que trincó más de 8 millones de euros de los ERE, con cargo a la tristemente famosa partida 31L o ‘fondo de reptiles’, tras cartearse con Javier Guerrero, pese a que Zoido y el PP han calificado este caso como el mayor escándalo de corrupción de la historia de Andalucía y exigido insistentemente la devolución de hasta el último céntimo del dinero. A la hora de salir en las fotos, Zoido no hace ascos a ponerse al lado de  los beneficiarios de los ERE que tanto ha denunciado.

-Miércoles, 19 de febrero: Presentación de la nueva maquinaria de Lipasam.

-Jueves, 20 de febrero: Intervención en la entrega de premios de calidad turística; inauguración de unas Jornadas sobre Antonio Machado en la casa-palacio de las Dueñas y asistencia al acto inaugural del 115 aniversario de otro periódico de la ciudad.

-Viernes, 21 de febrero: Presentación de la XXX maratón Ciudad de Sevilla junto a varios atletas.

-Domingo, 23 de febrero: Asistencia en la línea de meta a la llegada de los atletas de la maratón (convocatoria expresamente para reporteros gráficos).

 

SESGO POPULISTA

 

Esta ha sido la agenda oficial de la primera semana de la nueva era de Zoido, impregnada de un significativo sesgo populista, tan de su gusto. Cabe preguntarse en cuántos de estos actos podría haber delegado la asistencia y cuál es el orden de prioridades que se marca el alcalde en una ciudad con 90.000 parados.

Con todos nuestros respetos a los integrantes del club deportivo y al propio Zoido, deberíamos reflexionar sobre si el regidor de la capital de Andalucía debe dedicar su escaso y se supone que valiosísimo tiempo a visitar unas instalaciones autoconstruidas en un parque antes que a diseñar las grandes estrategias de futuro para la ciudad, reunirse con grandes empresarios a fin de captar inversiones para Sevilla, buscar consensos con la oposición para afrontar unidos los retos a que ha de hacer frente la ciudad en un mundo globalizado, etcétera, etcétera.

La nanopolítica, que ya ni siquiera micropolítica, de la populista visita al club de petanca contrasta con el hecho de que en tan sólo unos meses de mandato su hasta ayer rival y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ya se ha entrevistado y firmado acuerdos beneficiosos en materia de inversiones y becas para Andalucía con Emilio Botín (Banco Santander), César Alierta (Telefónica), Isidro Fainé (Caixabank)…. grandes empresarios del Ibex-35.

 

¿Y EL FUTURO?

 

Otro gran contrasta radica en el hecho de que no es Zoido ni su gobierno municipal, sino una asociación privada (por fin se demuestra que la sociedad civil existe) llamada Iniciativa Abierta la que está organizando durante dos meses un ciclo de conferencias, debates y participación ciudadana con el sugestivo título de ‘¿Quién está pensando en la Sevilla de los próximos 20 años?’. La respuesta en pura lógica es que debería ser el alcalde y su equipo, pero no parece que sea así, ya que hasta la presente ignoramos cuál es el modelo de ciudad de Zoido para Sevilla.

Dijo Bismarck que “el político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación”.

Las miras de Zoido no van más allá del corto plazo y de la caza del voto a voto, antes que ser un estadista que piensa allende el horizonte electoral de los cuatro años. Por éso, en su agenda, siempre dará prioridad a visitar una pista de petanca antes que a soñar caminos como en el poema de Machado.

Amnesia

A José Luis Rodríguez Zapatero le empieza a pasar con el ‘Estatut’ de Autonomía de Cataluña lo mismo que a Alejandro Rojas Marcos con el estadio pseudo Olímpico de la Cartuja: todos los partidos votaron en el Ayuntamiento de Sevilla y en la Diputación Provincial a favor del faraónico proyecto, pero a la hora de presentar ante la opinión pública la escandalosa factura, equivalente a la de las Setas, le cargaron el mochuelo exclusivamente a él. Susana Díaz, en plan lanzada al moro muerto, ha despotricado en su puesta de largo en Madrid (en presencia de una amplia claque juntera, expresamente desplazada en AVE y con hotel incluido a la capital del Reino para arropar a la presidenta) contra el ‘error Zapatero’ con el Estatut catalán. Ha recibido loas generales de una clase política que olvida que cuando ella era diputada nacional del PSOE votó dos veces en las Cortes Generales a favor del texto avalado por el ya expresidente, de quien se proclamaba heredera política pero del que ha renegado antes de que el gallo cantara tres veces al alba. Desmemoria histórica.

Preferentes

Una de las primeras medidas de la Junta nada más llegar a la Presidencia Susana Díaz, la misma que, casualidad o coincidencia, hizo en Madrid aquel discurso contra las veleidades de Zapatero con el ‘Estatut’ de Cataluña, fue imponerle una sanción de 455.000 euros a la catalana Caixabank por infracciones muy graves en la comercialización “irregular” de preferentes. El Gobierno andaluz le abrió un expediente tras la denuncia de afectados de Sevilla y de cinco provincias más, por haberles colocado de cualquier manera 617 millones de euros en participaciones en esa ruina financiera. El rasgo diferencial, como dirían los catalanes y que es de justicia señalar, es que de los 47.400 afectados andaluces por este chanchullo ninguno lo ha sido a causa de Caixabank, sino de la sevillana Cajasol, absorbida por aquélla para evitar su quiebra, dados los agujeros de queso emmental que tenía en el balance. El pufo de las preferentes, como el de la torre Pelli, formaba parte de la herencia recibida, pero por aquello de las balanzas fiscales ahora la multa la pagarán en Barcelona.

 

Amnesia

A AJosé Luis Rodríguez Zapatero le empieza a pasar con el ‘Estatut’ de Autonomía de Cataluña lo mismo que a Alejandro Rojas Marcos con el estadio pseudo Olímpico de la Cartuja: todos los partidos votaron en el Ayuntamiento de Sevilla y en la Diputación Provincial a favor del faraónico proyecto, pero a la hora de presentar ante la opinión pública la escandalosa factura, equivalente a la de las Setas, le cargaron el mochuelo exclusivamente a él. Susana Díaz, en plan lanzada al moro muerto, ha despotricado en su puesta de largo en Madrid (en presencia de una amplia claque juntera, expresamente desplazada en AVE y con hotel incluido a la capital del Reino para arropar a la presidenta) contra el ‘error Zapatero’ con el Estatut catalán. Ha recibido loas generales de una clase política que olvida que cuando ella era diputada nacional del PSOE votó dos veces en las Cortes Generales a favor del texto avalado por el ya expresidente, de quien se proclamaba heredera política pero del que ha renegado antes de que el gallo cantara tres veces al alba. Desmemoria histórica.

El IRPF

Susana Díaz ha desvelado su declaración de la renta y la de su esposo para someterse a la malsana curiosidad (las cargas del cargo) de sus vecinos de Triana, correligionarios (sí, los mismos que antes la apodaban malévolamente ‘Gusana’ y ahora le rinden pleitesía, hasta la próxima puñalada trapera por la espalda), adversarios y andaluces en general. Aunque me llama la atención que la pareja presidencial tenga tres coches (aparte del oficial de ella) sólo para dos, cada uno es muy libre de coleccionar lo que quiera con su dinero. Más significativo me parece que después de que se haya destacado tanto de su biografía política que había llegado al PSOE desde el Humanismo Cristiano como catequista en su parroquia y que era devota del Rocío (¿de la romería o de la Virgen?) y de la Semana Santa, a la hora de cumplimentar la declaración del IRPF ha puesto la cruz no en la casilla de la Iglesia Católica, sino en la de ‘A fines sociales’, cuando hasta le cabía la opción salomónica de marcar las dos casillas solidarias. A ver cómo se lo explica ahora al cura de su barrio.

Rentas

La presentación de la declaración de la renta de los consejeros de la Junta y sus cónyuges y ‘cónyugas’, todos y todas, sigue dando juego, y no sólo porque uno de cada tres miembros de nuestro Gobiernillo sea rico conforme a sus propios criterios. Sólo hay cuatro consejeros (atención, lobby feminista, que viene una discriminación de, como dicen, género), todas mujeres, menos Jiménez Barrios, que ganan menos que Susana Díaz. Todos los demás, más que la pobre presidenta. Y todos los consejeros sin excepción, independientemente de su profesión, sexo (que no género) o circunscripción, ganan más que sus parejas en el mercado laboral, que éste sí que es duro. Resalta la enorme diferencia salarial existente entre Susana Díaz y Diego Valderas y sus respectivas medias naranjas, que no pasan de mileuristas y gracias. ¿Qué rentas habría percibido Valderas si se hubiera quedado de repartidor de bombonas en su pueblo en vez de dar un salto adelante más aún que el de Mao? Los IRPF de la Junta demuestran que fuera de la política, como decía el otro del PSOE, hace mucho frío.

 

La pobre

Diversos analistas coinciden en señalar que para la Junta de Andalucía rico es todo aquel que gana al año 60.000 euros o más. Por éso ha reducido en el tramo autonómico del IRPF la base imponible, a fin de incrementar el gravamen de las rentas que considera más altas, las cuales han pasado de un mínimo de 80.000 euros a los susodichos 60.000. Fíjense en el pequeño detalle de que el límite que para nuestro Gobiernillo autonómico separa al rico del pobre ha sido establecido con tal milimétrica precisión que no afecta para nada a Susana Díaz. La nueva lideresa andaluza no ha tenido por éso el menor empacho en revelar que, según su declaración de la renta, ha cobrado  58.894,44 euros. ¡Eureka! Por tan sólo 1.105,56 euros, Susana puede seguir manteniendo ese discurso solidario tan grato a los descamisados y desheredados de la fortuna, ya que ella, para envidia de Salvador Sostres, tampoco es rica, conforme a los criterios del Ejecutivo que preside. Así que, en términos fiscales, no falto a la verdad si me refiero a Susana como la pobre presidenta de la Junta.

3-4

Primer Gobierno formado por Susana tras su elección como presidenta. Aunque con la edad cada vez me han ido repateando más los localismos y todo eso de las cuotas territoriales en la Andalucía universal de Juan Ramón, contaminado por el ambiente no me resisto al morbo de escudriñar la cuna o la adscripción geopolítica de los ministrillos andaluces. Como cantaba Jeannette, el mundo me ha hecho así. Veamos. Son sevillanos, con permiso de Triana, la propia presidenta y María Jesús Montero, y pasa por asimilado a Sevilla Emilio Llera. Malagueños o asimilados a la circunscripción costasoleña son José Sánchez Maldonado, María José Sánchez Rubio, Rafael Rodríguez y Luciano Alonso. Resultado: Sevilla, 3 – Málaga, 4. ¿Agravio comparativo? ¡Qué va, todo lo contrario! ¡Es cojonudo! Después de treinta y tantos años soportando la leyenda negra del centralismo sevillano ya podremos, ¡por fin!, empezar a hablar a partir de ahora del centralismo malagueño desde la Junta contra o sobre el resto de Andalucía. Pero ¡qué lista eres (sin doble sentido, ¿eh?, que os conozco), Susana!

 

Victimismo

Zoido evidenció más que nunca su condición de líder interino del PP (A)  en el debate de investidura de Susana Díaz y se las puso a la trianera como le ponían las carambolas a Fernando VII. Casi lo único que le salvaría sería su negativa a entrar en un cuerpo a cuerpo sobre quién pasó más estrecheces en la niñez a la hora de estudiar, por sus orígenes humildes. El alcalde de Sevilla, huérfano de padre desde edad temprana, habría ganado por goleada a la nueva presidenta, pero tuvo la delicadeza de no prestarse al juego del victimismo.

Susana cultivó de forma demagógica la imagen de hija de fontanero que sale adelante en plan “self made woman” a la americana al decir que en su época nadie de su extracción social podía cursar estudios si no era con la ayuda de alguna persona pudiente.

Soy de una generación anterior a la ‘lideresa’ y, aun destruyendo el retrato dickensiano que de sí misma primorosamente cultiva, he de dar testimonio de que casi veinte años antes de que ella llegara al mundo y aun bajo la Dictadura franquista hijos de mineros como era mi caso podíamos estudiar incluso fuera de nuestros municipios con beca del Estado, siempre que hubiéramos superado el preceptivo examen de aptitud. Vamos, que no tuve que recurrir a la protección del latifundista de mi pueblo.

En el internado de la capital, tema que ha inspirado libros como ‘Bajo las ruedas’ (Hermann Hesse) y ‘El infierno y la brisa’ (Vaz de Soto), todos los que cursamos el Bachillerato y luego dimos el salto a la Universidad nos habíamos hecho acreedores a una beca. Allí coincidimos en la condición de becarios los de más humilde cuna: vástagos de campesinos, carpinteros, albañiles, mineros, pescadores…. un muestrario de oficios artesanales y de supervivencia en la posguerra. Paradójicamente, el único sin ayuda oficial  se apellidaba Beca: apareció iniciado el curso, a bordo de un cochazo con chófer y con un traje de película, cual descendiente -según Radio Macuto- de una saga de arroceros de la marisma.

Hasta que en la Complutense no coincidí con los niños de papá madrileños que iban a clase conduciendo sus automóviles y que por tanto eran pudientes conforme a los parámetros  de Susana, la norma en mi mundo desde la preadolescencia a la juventud era estudiar con beca y esforzarse en aprobar para no perderla.

Susana, que nació en los albores de la Democracia, pinta sin embargo su niñez como si aún hubiera sufrido en sus carnes ‘el año del hambre’.

Más que una biografía, se está construyendo una hagiografía.